lunes, 31 de octubre de 2022

Reseña Película: Halloween Ends (2022)

ends

Título original: Halloween Ends
Año: 2022
Duración: 111 min.
País: Estados Unidos
Dirección: David Gordon Green
Guión: Paul Brad Logan (basado en los personajes creados por John Carpenter y Debra Hill)
Con: Jamie Lee Curtis, Andi Matichak, James Jude Courtney, Rohan Campbell, Will Patton.
Grado: 6/10
Reseña: Hugo C

globos

Mes aniversario. Listo, vamos guardando los globos, que estamos a fin de mes. Pero aún no, ya que estamos en el posteo 200.

postclock00

200. Anticlimático, ¿verdad? Pues lo mismo les ha parecido a algunos la última entrega del tríptico de David Gordon Green. Y sin embargo…

Reseña con algunos spoilers. El principal: no es una mala película.

A aquellos que se quejan diciendo que Halloween Ends (2022) es un emparedado de jamón, pero sin jamón, los entiendo, créanme que los entiendo. Pero hacía falta un cierre original para esta trilogía. Y si eso significa una película de Michael Myers casi sin Michael Myers, pues venga. Al fin y al cabo, bien podríamos decir que Friday the 13th (1981) es una película de Jason Voorhees casi sin Jason Voorhees. En ese sentido bien puede decirse que Halloween Ends subvierte nuestras expectativas. Si eso es bueno o malo es debatible.

¿Qué esperábamos? En mi caso, yo esperaba más muertes y violencia gratuita –a cargo, obviamente, de Michael (James Jude Courtney)– y finalmente una confrontación final entre Michael y Laurie (Jamie Lee Curtis), en la que seguramente la tipa lanzaría una larga parrafada y al final tal vez muriesen ambos, o uno de ellos, o ninguno.

Screenshot (1539)

Y sin embargo, no sucedió. O al menos, no exactamente. Halloween Ends transcurre en 2019, varios años después de los sucesos de Halloween Kills. Michael se ha retirado –tal vez con un poco de tristeza ya que, con ocho dedos, ya no podrá volver a tocar el piano– y Haddonfield, IL se ha convertido en una caldera de emociones negativas y violencia que reíte de Peyton Place. La gente va por la vida con la mecha muy corta y por el vuelto de unos caramelos te pegan ocho tiros. Eso, si no se suicida el quiosquero.

Según la teoría esbozada en la entrega anterior, Michael ha contaminado al pueblo con su maldad y ahora son todos malos, o más malos, o por lo menos más propensos a que se les salte la térmica por cualquier nimiedad, lo que eventualmente lleva a que un paparulo llamado Corey (Rohan Campbell) termine creyéndose el sucesor de Michael Myers. Y por supuesto que Allyson (Andi Matichak) se enamora de él a primera vista. (Para los que no tienen idea de lo que hablo, Allyson es la nieta de Laurie Strode.)

Screenshot (1533)

Corey no es malo, pero la verdad es que algunos patitos no le nadan en fila, y cuando tiene un encuentro con Michael y éste no lo asesina, las ruedas se le salen al carrito y ya estamos viendo casi otra película, la del tipo que es un asesino pero nadie sabe que lo es. O más o menos, porque Corey ya había sido enjuiciado y absuelto por la muerte de un nenito. En defensa del acusado, hay que subrayar que el nenito era un forro.

Y hay muertes, algunas a cargo de Corey, otras a cargo de Michael, otras a cargo de ambos como hicieran Henry y Otis en Henry: Portrait of a Serial Killer (1989), pero si bien parece que se ha formado una asociación estable sin fines de lucro, no es tan así y ya en los minutos finales el orden se restablece, Michael mata a Corey y Laurie mata a Michael, y a otra cosa. O casi.

Screenshot (1531)

Porque Laurie y la crema y nata del pueblo –o sea, los que quedaron vivos– se llevan el cadáver de Michael al desguace y lo arrojan a una trituradora y lo vemos triturarse y deshacerse sin que la cámara oculte nada y ahora sí, nada de vueltas de tuerca ni cambios ni permutaciones. Fin, y fin final.

O no tan final. Como dato a tener en cuenta, luego de esta película los derechos vuelven a la productora original, y ya hay en vista un Halloween 14, y 15, y etcétera. La que termina con Ends es una de tantas versiones, y la muerte de Michael es tan permanente como la de James Bond lo será luego de un nuevo reboot. Curtis firmó un papel comprometiéndose a no volver a hacer de Laurie ni siquiera para la obrita del kindergarten de su bisnieta, lo que no quita que mañana pongan a alguien más en el personaje. De todos modos, con casi 65 años la señora ya no está para hacer de niñera adolescente.

Screenshot (1536)

¿Me gustó? Lo suficiente como para haberla visto dos veces. Aún así, la trilogía es un catálogo de oportunidades perdidas. Esta tercera entrega, en particular, comete al menos dos errores que a muchos les pueden arruinar el estofado: el primero, que más allá de lo de Corey y el nenito forro, no pasa nada importante durante los primeros 30 ó 40 minutos. Bien podrían haber hecho dos películas en vez de tres, y desperdiciar menos tiempo en tonteras. No pido muertes todo el tiempo, pero sí un poco de miedito. En la primera Halloween (1978) corre muy poca sangre, pero desde el principio hay una atmósfera de miedo que no te deja hasta el final.

El segundo error, o tal vez parte del primero, es que todas las víctimas –menos, tal vez, el padrastro de Corey, que muere por accidente– se merecen morir una y mil veces. No hay una mísera víctima con la que el espectador pueda identificarse, y es así que uno termina hinchando a favor de Corey, o incluso de Michael. Halloween Ends termina siendo más una película de venganza como, por ejemplo, Don't Hang Up (2016), lo que termina jugándole en contra. Así que, si bien no me parece mala, la recomiendo con reservas ya que seguramente no sea lo que se suele buscar en una cinta de este tipo. Es como pedir una pizza y que te traigan una tarta de manzanas, o, en este caso, una película de venganza en vez de una de terror, así que, caveat emptor.

En el blog:

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Black Squaw

00

Trite nos trae esta obra Franco-Belga escrita por Yann (Diente de Oso, Pin-Up) y dibujada por Alain Hentient.

Estados Unidos, años 20, en el corazón de la Prohibición: Bessie Coleman, una joven mestiza de origen cherokee y afroamericana, sueña con ser una aviadora desde la infancia. Pero las escuelas de vuelo son un lujo inalcanzable cuando naces mujer, pobre y negra en la América de la segregación racial y el Ku Klux Klan...

Decidida a salir adelante, Bessie se une al mundo del crimen organizado, las destilerías clandestinas e importaciones ilegales: la època es propicia para todo tipo de contrabando, es dentro del hampa y reclutada por Al Capone en persona que ella ejercerá sus talentos.

Idioma: Español.
Editorial: Dupuis
Año: 2020
Guion: Yann
Dibujo: Alain Hentient
Tradumaquetador: Cornelius (CRG)
Archivos: 2 (Continua)
Formato: CBR.
Tamaño: 82 MB

00212735

Descargar cómics: