sábado, 30 de abril de 2022

Reseña Película: The Great Escape (1963)

14206931_max

Tïtulo original: The Great Escape
Año: 1963
Director: John Sturges
Guión: James Clavell, W. R. Burnett, basado en el libro de Paul Brickhill
Con: Steve McQueen, James Garner, Richard Attenborough, Charles Bronson, James Donald, Donald Pleasence, James Coburn, Hannes Messemer, David McCallum, Gordon Jackson, John Leyton, Angus Lennie, Nigel Stock, Robert Graf.
Duración: 172 min.
Grado: 9/10
Reseña: Hugo C

Tercera película de guerra que reseño este mes. Resulta que cuando estaba escribiendo la reseña de Dunkirk (2017), que para muchos es más una película de supervivencia que de combate, me puse a pensar: ¿qué otra peli de guerra hay que no se trate de batallas y ataques, etcétera? Y la primera que me saltó a la mente fue The Great Escape (1963).

Antes que nada: si aún no viste esta película, ¿qué estás haciendo leyendo esto? Buscala ya y echale una mirada. No lo digo por los posible spoilers, sino porque es una película imperdible. Tiene drama, suspenso, acción, un elenco de lujo y está basada en hechos reales. Sin embargo, es posible que alguna de las cosas que voy a comentar le haga saltar la térmica a más de un purista. Stay tuned

Screenshot (515)

Los nazis, que a estas alturas de la conflagración ya están hartos de los intentos de fuga de algunos prisioneros aliados –que no sólo les causan molestias sino que distraen a sus hombres–, deciden juntar a todos los escapistas en un mismo campo de prisioneros, el Stalag Luft III, a cargo de la Luftwaffe. Como dice el comandante Von Luger (Hannes Messemer), se trata de "poner todos los huevos podridos en una misma canasta".

Lo que es básicamente el mismo error que cometían los villanos de turno al encerrar a los del Equipo A en una caseta llena de hierros y explosivos y una o dos camionetas viejas. Después de todo, se trata de escapistas veteranos: al comenzar la película se nos dice que Hilts tiene 17 intentos de escape, y más adelante se muestra que Danny comienza su túnel número 17. Sin embargo, la idea aquí es tenerlos bien cortitos y que se dediquen a leer, cultivar la tierra o jugar al cricket. Por supuesto que esta gente no se queda quieta y comienza a preparar la fuga más grande de la historia…

Screenshot (519)

Si uno mira el poster de la película, parece que los tipos se hubiesen escapado a la bartola, como quien sale de la cancha luego de un partido. No es así, amigos: se trata de un escape a través de un túnel. Además, la preparación incluye la confección de ropas, falsificación de documentos y otras labores de inteligencia, entre ellas, cómo cavar los túneles sin que los nazis se den cuenta hasta que sea demasiado tarde.

Y se trata de un escape multitudinario: el Gran X (Richard Attenborough), que es quien coordina todo el asunto, quiere sacar al menos a 250 prisioneros de una sola vez. Cada uno de ellos con papeles falsos, ropita de civil, una cartilla con los horarios de los trenes y unas pocas provisiones para el viaje.

Screenshot (526)

Para evitar contratiempos, deciden excavar no uno sino tres túneles, a los que llaman Tom, Dick y Harry (el equivalente angloparlante de Fulano, Mengano y Zutano). Con contadas excepciones, cada personaje tiene una función: Hendley (James Garner) es el encargado de conseguir lo necesario, por más difícil que sea, Danny (Charles Bronson) y Willie (John Leyton) son los excavadores, Sedgwick (James Coburn) es el que fabrica los implementos, Blythe (Donald Pleasence) es el falsificador de documentos, y la lista sigue.

Hay una carta fuera de la baraja, y es Virgil Hilts (Steve McQueen), un piloto americano que persiste en sus intentos de fuga, lo que hace que la seguridad del campo se estreche y perjudique a los que intenta el escape en masse. Eventualmente Hilts decide colaborar con los conjurados y les consigue información vital para el escape.

Screenshot (527)

La película cuenta los preparativos y las peripecias que preceden a la fuga principal, y luego va siguiendo a los personajes y nos muestra cómo terminó la cosa para ellos, es decir, si les fue bien o mal. Lo interesante es cómo se toma el tiempo suficiente para mostrarnos cómo es cada uno sin ralentizar el ritmo de la película. A veces basta con una imagen o con un par de líneas de diálogo. El elenco, como ya he dicho, es un lujazo, y está compuesto mayormente de actores británicos. Mayormente.

Y aquí vamos con las cosas que pueden molestar a algunos. Amiguito centennial, si aún no has visto la película, te recomiendo ir a verla antes de seguir leyendo. No se trata de spoilers, sino de un par de datitos que te pueden desilusionar un poco, como cuando te enteraste de que Papá Noel era el tío Evaristo.

Screenshot (518)

Primero, si bien al menos dos de los personajes principales son norteamericanos (Handley y Hilts), los norteamericanos no tuvieron parte en la fuga real. El campo de prisioneros estaba ocupado casi en su totalidad por personal de la RAF. No necesariamente todos eran británicos: Danny es polaco, Sedgwick es australiano, y también hay al menos un canadiense. Pero los norteamericanos tienen un protagonismo en esta película que no se condice con la realidad. Incluso Danny y Sedgwick son interpretados por sendos actores norteamericanos.

Segundo, al menos un personaje es en realidad una amalgama de tres o más personajes reales: Virgil Hilts nunca existió, y está hecho a partir de los pilotos David Jones, John Dortch Lewis y Bill Ash, si es que no de alguno más. Tercero, hay secuencias enteras que son pura imaginación: la más conocida es la de Steve McQueen y la moto que salta el alambrado. No sólo el personaje nunca existió, sino que tampoco sucedió lo de la moto.

Screenshot (524)

En resumen, hay que tomar lo que muestra la película con un grano de sal, como se suele decir. Lo importante es que, en general, haciendo un poquito la vista gorda ante las varias licencias artísticas puede decirse que sí, la fuga sucedió, aunque no fue tan, tan así. Las actuaciones son buenas, el ritmo no decae y las casi tres horas que dura The Great Escape terminarán resultando una provechosa e indolora inversión de tu tiempo.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Ghost Sweeper Mikami Gokuraku Daisakusen!!

1

Otro manga que nos trae Trite.

El desarrollo excesivo y la aglomeración en Japón han obligado a muchos de sus espíritus y fantasmas autóctonos a perder sus hogares. Debido a los problemas causados por los espíritus sin hogar, se creó una nueva profesión, los Ghost Sweepers (GS).

Exorcistas privados de alquiler; sólo sirven al mejor postor para sobrevivir en el despiadado mundo empresarial. Entre ellos, se dice que la compañía Mikami GS, dirigida por Reiko Mikami y sus dos ayudantes, el adolescente Tadao Yokoshima y la chica fantasma Okinu, es la mejor.

La premisa del manga es de escenario a escenario, con muchas tramas que entrelazan la cultura japonesa clásica y las realidades actuales, con referencias ocasionales a las influencias occidentales. Entre estas tramas hay algunos arcos argumentales más largos en los que se introducen nuevos personajes y se desarrollan los ya existentes.

No hay una línea argumental continua, por lo que las tramas están impulsadas por los personajes y sirven para desarrollarlos gradualmente, especialmente a los protagonistas.

Idioma: Español.
Editorial: Shogakukan
Año: 1991
Guion: Takasjo Shiina
Dibujo: Takashi Shiina
Tradumaquetadores: Ninkyou no fansub
Archivos: 41
Formato: CBR.
Tamaño: 1,88 GB

2345678910111213141516171819202122a2224252627282930313233343536373839

Descargar cómics: