lunes, 18 de abril de 2022

Reseña Película: Battle: Los Angeles (2011)

Battle LA

Tïtulo original: Battle Los Angeles
Año: 2011
Director: Jonathan Liebesman
Guión: Christopher Bertolini
Con: Aaron Eckhardt, Ramon Rodriguez, Will Rothhaar, Michelle Rodriguez, Bridget Moynahan, Michael Peña
Duración: 116 min.
Grado: 6/10
Reseña: Hugo C

Continúo finiquitando la pila de reseñas que se me han ido acumulando. Ésta, por ejemplo, está pendiente desde septiembre del año pasado. El que mucho abarca poco aprieta, pero aún así persisto con mis canales de Telegram, el blog de Betina y lo que he dado en llamar "el proyecto B (de Betina)" y por supuesto, las reseñas en el blog de Arsenio. Habiendo dicho esto, también digo: spoilers ahead. Pero, amiguitos, ya pasaron más de 10 años.

Screenshot (461)

Battle Los Angeles (2011) es una película de guerra estadounidense, así que no hace falta ser un científico nuclear para deducir de qué nacionalidad son los buenos. Eso sí, los malos no son nazis, rusos o canadienses, sino que vienen del espacio exterior. La película es como una versión en serio de Mars Attacks! (2005) en la que un grupo menguante de Marines se enfrenta a los alienígenas en las calles de Los Angeles.

Eventualmente se descubre que los alienígenas vienen a por el agua… Ajá, como las multinacionales estadounidenses. Pero ojo, éstos son malos porque son alienígenas. Si tan sólo se llevaran un poquito, solucionarían la cuestión del calentamiento global. Eso sí, que se lleven la que no es potable, que es casi toda. Pero bueno, ¿para qué quieren el agua? Para usarla como combustible para sus naves.

Screenshot (467)

El protagonista es el sargento Michael Nantz (Aaron Eckhardt), que acaba de entregar los papeles de la jubilación, pero, ay, no le caerá esa breva. El pobre tipo ya está cansado (figurativa y literalmente) y no quiere saber más nada pero así son las cosas en Hollywood y termina al mando de un alegre grupete de Marines al que le encargan el rescate de unos civiles que están atrapados en una comisaría, con poco tiempo que perder antes de que se arrojen una o dos ojivas nucleares sobre la ciudad.

Paréntesis: los civiles son cuatro. Una veterinaria, dos pibitos y Michael Peña. Uno entiende que por necesidad del guión había que darles alguna misión a estos tipos, pero… no sé, al menos en teoría hubiese convenido más mandarlos a atacar alguna avanzada de los alienígenas, o a rescatar la colección de revistas de Condorito del museo de nosequé. Todo bien con los veterinarios –un saludo a Paola, que atiende a Flora y Pelu–, pero sacrificar un pelotón para salvar a esa tipa (que además es la que hace de esposa de John Wick, y ya sabemos cómo termina eso) no me parece viable. Y si era por rescatar a Michael Peña, ya se sabe que se va a mandar alguna estupidez y terminará muerto, como es aquí el caso. Ah, pero hay que salvar a los dos nenitos…

Screenshot (470)

O mejor no, que después crecen y se hacen drogadictos, raperos o asesinos seriales. O peor aún, tradumaquetadores. Pero bueno, más allá de los abundantes clichés bélicos, la película entretiene y en cuanto uno se descuida, estamos en el minuto 116 y es hora de poner el siguiente video. Y he aquí lo interesante: a diferencia de otras películas, ésta no nos aburre con flashbacks innecesarios que hacen que la película nos parezca eternals…, digo, eterna. Hay un par de flashbacks al principio, lo mínimo indispensable para que digamos: "Uy, pobre tipo, está por casarse, seguro que se muere". O si no: "Este otro está casado y la mujer está con la panza de ocho meses, no creo que llegue al final"… Y no, no llega.

Ah, me avisan de la producción que no son dos nenitos sino tres, porque Michael Peña también tiene un nenito. La cosa es que sean dos o sean tres, al final Aaron Eckhardt no sólo consigue deshacerse de los nenitos y de la veterinaria sino que descubre cómo ganar la guerra, o casi. Al volver a la base rehúsa embocarse siquiera un sánguche de mortadela, y Michelle Rodriguez se lleva una computadora, pero se olvida de llevar su correspondiente cargador. Da que pensar.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Paul en el norte

000

El quinto cómic de Paul.

Rabagliati muestra a su héroe en plena adolescencia, loco por la música y perdidamente enamorado Verano de 1976. Paul tiene 16 años y sólo sueña con una cosa: una moto Kawasaki KE-100 para escapar de su rutina diaria y de unos padres agobiantes.

Con Marc, un nuevo amigo al que ha conocido en la escuela secundaria, Paul pasará ese periodo difícil de su adolescencia con menos conflictos. Le esperan viajes en autoestop, veladas entre amigos y nuevas experiencias, todo ello con los juegos olímpicos y la música de Peter Frampton de fondo.

Tras casi dieciocho años de vida, la serie de libros de Paul, de Michel Rabagliati, constituye una invitación a descubrir las aventuras de la vida cotidiana a la vez que muestra el ambiente y la atmósfera de su Quebec natal a través de los hitos más destacados de su vida y su país.

Idioma: Español.
Editorial: Astiberri
Año: 2016
Guion: Michel Rabagliati
Dibujo: Michel Rabagliati
Escaneador: xavib (CRG)
Archivos: 1
Formato: CBR.
Tamaño: 67 MB

013014015

Descargar cómic: