jueves, 29 de septiembre de 2022

Reseña Película: Zombie Strippers (2008)

ZS

Título original: Zombie Strippers
Año: 2008
Duración: 94 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Jay Lee
Guión: Jay Lee
Con: Jenna Jameson, Robert Englund, Roxy Saint, Penny Vital, Whitney Anderson, Jennifer Holland, Shamron Moore, Jeannette Sousa, Carmit Levité, Johnny Hawkes, Brad Milne, Zak Kilberg, Jen Alex Gonzalez, Jessica Custodio.
Grado: 3.5/10
Reseña: Hugo C

postclock05

195. Uf. Pensé que tenía esta reseña en la pila de pendientes, pero no, así que vamos desde cero y rapidito. Trato de no hacer demasiadas reseñas sobre pelis de zombis y/o superhéroes, pero de vez en cuando hay que incluir alguna, y más aún estando en el blog de Arsenio, el loco de los zombis. Y sin más, vamos al asunto que hoy nos ocupa.

Screenshot (1464)

Comencemos diciendo que en la historia de las películas de zombis, Zombie Strippers (2008) va a ser, con suerte, una nota al pie, un asterisco y poco más que eso. El argumento intenta ser satírico pero termina siendo una paparruchada, las actuaciones son abismales y ni siquiera hay mucha carne para ver. Sí, ni siquiera eso. Porque uno dice: "Epa, Jenna Jameson" y ve el poster y se relame, pero no, qué sé yo, no se cómo decírtelo, pero lo que muestran durante el grueso de los 94 minutos de esta peli es más parecido a Gollum –a un Gollum que se cae a pedazos– que a una chica Playboy.

Screenshot (1463)

Porque resulta que por una parte hay una epidemia que convierte a la gente en zombis caníbales –y una subtrama con un grupo de militares de liquidación que intenta contener a los zombis–, y por otra, unas desnudistas que hacen lo que pueden para ganarse una moneda en un bolichito de mala muerte en Nebraska regenteado por un tal Ian (Robert Englund). Y sí, ahí está Jenna Jameson y otras tipas más, que no serán candidatas al Oscar pero se dejan ver, al menos hasta que se convierten en zombis.

Screenshot (1461)

Es que uno de los militares de pacotilla termina propasándose con Jenna y le pega un mordiscón, y de ahí en más las cosas se le complican al pobre Ian ya que la plaga zombi se extiende entre el personal y las chicas no sólo dejan de ser atractivas sino que comienzan a almorzarse a los clientes, que casi uno diría que se lo merecen por pagar entrada para ver unos zombis desmadejados más parecidos a la tía Harriet que a Angelina Jolie.

Screenshot (1462)

Y bueno, eso. Ian trata de contener a sus zombis –que a estas alturas dan más asco que otra cosa– y a la vez seguir lucrando para mantener el negocio a flote, pero la situación termina por sobrepasarlo, y… fin. La película tiene algunos momentos que recuerdan a Braindead (1987), esa película de Peter Jackson con los zombis australianos y la cortadora de pasto. Pero con eso no basta. En cuanto al atractivo de las chicas, como digo, al principio están más o menos potables, pero a medida que se les van cayendo las carnes, los músculos, los tendones y demás, la cosa se complica.

Para fanáticos del género y para quienes quieran ver algo un poco distinto.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario