viernes, 3 de diciembre de 2021

Reseña Película: Don't Hang Up (2016)

DHU

Título original: Don't Hang Up
Año: 2016
Duración: 83 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Damien Macé, Alexis Wajsbrot
Guión: Joe Johnson
Con: Gregg Sulkin, Garrett Clayton, Bella Dayne
Grado: C+
Reseña: Hugo C

Esta reseña puede contener SPOILERS.

El primer spoiler es que no se trata de una película de terror, a menos que uno se identifique con las víctimas, y no, no hay manera de que tal cosa suceda. Es, también, a la manera de los cuentos de hadas de antaño, una historia con una advertencia: en este caso, sobre la conveniencia de andar con juicio y mesura por la red de redes y evitar andar haciendo bromas pesadas a personas que no nos han hecho nada. Pero bueno, vamos a usar el rótulo oficial y decir que se trata de otra película de terror –que no–, en este caso una de ésas hechas por 2 pesos y con un reparto de desconocidos, pero que se merece al menos una mirada y ya les iré contando por qué.

Screenshot (41)

Amigo lector, si alguna vez te has indignado con alguno de esos bromistas o pranksters cuyas "hazañas" telefónicas pueden verse en las redes sociales, y has pensado algo así como: "Estos idiotas viven porque el aire es gratis", ésta es tu película. Digamos que Don't Hang Up (2016) es a los pranksters lo que Death Wish (1974) es a los asaltantes. Y así como en Death Wish era difícil no ponerse del lado de Charles Bronson, en Don't Hung Up es imposible no empatizar con Mr. Lee.

Screenshot (49)

La película nos muestra a un puñado de imbéciles que no tienen otro propósito en la vida que dedicarse a hacer bromas telefónicas bastante pesadas y luego postearlas en las redes. Uf, unos vivos bárbaros. Se llaman Sam, Brady, PrankMonkey69 y Jeff. Ya en los primeros minutos se nos muestra a estos miserables aterrorizando a una pobre mujer, haciéndole creer que hay intrusos a punto de meterse en su cuarto y que han tomado a su hijita de rehén. Obviamente, esto va a tener relación con lo que sigue, aunque aún no se nos muestra de qué manera.

Screenshot (34)

Corte al presente, meses más tarde, y vemos que dos de los infrahumanos persisten en sus bromas de mal gusto. Trascartón nos ponen un par de escenas para intentar que los veamos como seres humanos normales y no como los monstruos que en realidad son. Uno de ellos tiene problemas con su novia, y cuando el otro se inmiscuye, el primero reclama privacidad, algo que ellos les niegan sistemáticamente a las víctimas de sus bromas, a las que, por ejemplo, les dicen que su pareja ha muerto en un accidente y cosas así. Otra escena nos los muestra llamando a un vecino para azuzarlo contra el mismísimo Jeff, que trabaja como repartidor de pizza. El vecino sale con un bate de béisbol y los imbéciles se ríen de su amigo, que al menos tiene un empleo. De nuevo, unos vivos bárbaros. Y sin códigos.

Screenshot (56)

Así es que estos subnormales viven en su nube de pedos, no haciendo otra cosa que molestar a la gente decente, cuando una voz en el teléfono les asegura que hasta aquí llegó la cosa. Al principio no le dan mucha importancia, pero paulatinamente se va revelando que el tipo, que se hace llamar Mr. Lee, sabe todo acerca de ellos y controla remotamente la conexión de teléfono de la casa, cámaras, luces y demás con una laptop de segunda mano de la afamada marca Panasonic.

Screenshot (35)

No solamente eso, sino que les muestra cómo mata a PrankMonkey69, sofocándolo con una bolsa. (A estas alturas comienzo a sospechar que PrankMonkey69 no es el nombre real del occiso.) Es una grabación del día anterior, pero con eso consigue que los dos imbéciles le presten su atención. Lo que es importante ya que Mr. Lee ha capturado a los padres de Brady y dice que va a matarlos a menos que ellos le tejan un pulóver. O algo así.

Screenshot (46)

Trascartón, llaman a la puerta. Es la novia de Sam, que trabaja para la misma pizzería que Jeff y se llama Peyton. Peyton viene a entregar una pizza que nadie ha pedido, y aunque los dos tirifilos niegan todo, ella no les cree ya que sabe con qué clase de abominaciones trata. Entretanto, el espectador sagaz cae en la cuenta de que todos los hogares norteamericanos tienen un bate de béisbol, al menos en las películas.

Screenshot (58)

Hablando de películas, Don't Hang Up no es un thriller psicológico ni nada por el estilo. Tampoco es una sátira a la sociedad de consumo o lo que sea. Es lo que uno llamaría una película de retribución, de ésas en las que los malvados se meten con alguien débil y sumiso, pero que resulta ser el cuñado de Jean-Claude Van Damme o la sobrinita de Schwarzenegger. La diferencia aquí es que vemos todo desde el lado de los criminales. Y no hay manera de que te generen un ápice de empatía, de tan insufribles que son. ¿Así que quisiste asaltar a Steven Seagal? Jodete.

Screenshot (42)

Hay víctimas inocentes, sí, pero mayormente son las que se cobran los cuatro tarados. En cuanto a la novia de Sam, tampoco resulta demasiado querible, y aún menos cuando nos enteramos de que le ha estado metiendo los cuernos a su novio con su mejor amigo. (Es decir, con el mejor amigo de su novio, no con el mejor amigo de ella.) Eso sí, hay que reconocer que no ha tomado parte en las llamadas.

Screenshot (44)

La acción se centra en Sam y Brady, ya que Mr. Lee se carga a PrankMonkey69 al principio y al poco rato hace lo propio con Jeff. Lo de Mr. Lee es más bien algo al estilo de las viejas películas de Chuck Norris ("violaron a su novia y mataron a su mejor amigo, y ahora… ¡BUSCA VENGANZA!") mezclado con el ensañamiento de Liam Neeson en Taken (2009). Epa, ¿cómo va a tomar justicia por mano propia?, dirá alguno. Bueno, la justicia por mano propia le ha dado de comer a Hollywood durante décadas.

Screenshot (54)

Reconozcamos que Mr. Lee no tiene todos los caramelos en el frasco, pero poca gente los tendría luego de que un par de descerebrados le destruyese la vida. Piensen, por ejemplo, en Frank Castle perdiendo a su familia a manos de la mafia y luego me cuentan.

Obviamente, en la vida real uno cuenta hasta 10, o hasta 1000, pero acá estamos en una fantasía de retribución y bancamos a Mr. Lee hasta el final de la película. Luego, en el mundo real, si vamos a comprar tutucas y el quiosquero nos da mal el vuelto, no lo asesinamos, sino que amablemente le hacemos notar su error. (Esta metáfora ya la he utilizado en otra reseña, pero sigue siendo válida.)

Screenshot (55)

El final es muy satisfactorio, y no se los cuento por si les interesa ver la película, pero basta con decir que no defrauda en lo más mínimo. Los que la terminan sacando barata son los padres de Sam, al menos si no contamos el hecho de que cuando regresen de su viaje van a encontrar la casa hecha un tiradero y perdida de manchas de sangre. Y la aventura continúa: hay una escenita en medio de los créditos, al mejor estilo MCU, con la implicación de que la cosa no se termina aquí. En resumen, Don't Hang Up es una peliculita de menos de 90 minutos hecha con unas pocas monedas, con una biena edición, efectos pasables y actuaciones casi decentes.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

A Skeleton Story...

Trite nos trae esta obra de la editorial italiana GG Studio.

Will Musil, Birmania, Scarlett, Jack, John hace tiempo que dejaron de ser inquilinos del mundo viviente. Will busca su propia redención en el reino de los muertos como investigador al servicio de la Vieja Dama

Se le presenta una gran oportunidad cuando dos invitados indeseados cruzan la frontera entre los dos mundos: una niña y su gato.

Idioma: Español.
Editorial: GG Studio
Año: 2010
Guion: Alessandro Rak
Dibujo: Alessandro Rak, Andrea Scoppetta
Tradumaquetadores: Adei,Kiko_Scout y kurapika (CRG-EK-KMQS-L9D-LLSW)
Archivos: 6
Formato: CBR..
Tamaño: 88 MB

0203040506skel01_pg03_xandreskel01_pg04_xandreskel01_pg05_xandre

Descargar cómics: