jueves, 2 de diciembre de 2021

Reseña Película: Sorority Row (2009)

sorority_row_ver4

Título original: Sorority Row
Año: 2009
Duración: 101 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Stewart Hendler
Guión: Josh Stolberg, Pete Goldfinger
Con: Briana Evigan, Rumer Willis, Jamie Chung, Margo Harshman, Matt Lanter, Carrie Fisher
Grado: C
Reseña: Hugo C

Advertencia: esta reseña puede contener spoilers.

He aquí una película adocenada.

Y a su manera, disfrutable.

Y descartable.

Sorority Row (2009) es la remake de una película llamada The House on Sorority Row (1982). Caveat: no he visto la original y he preferido ver la remake por sí misma, sin la influencia de la original, ni siquiera he pasado por Wikipedia o IMDb, aunque sí, luego de haber visto esta película, chusmeé el tomatómetro y según parece, la de 1982 no resultó nominada al Oscar ni mucho menos. Pero bueno.

Screenshot (23)

El argumento, en una frase: un puñado de señoritas con poca ropa son perseguidas y sistemáticamente asesinadas por un sujeto deleznable que sabe lo que hicieron el verano pasado. También muere algún que otro señorito y no tanto, pero en todo caso con más ropa que las señoritas. Hay un pelado cincuentón al que le clavan un objeto contundente en la cabeza, pero no aparece en el afiche. Como siempre, la carne vende, la alopecia no.

Screenshot (59)

Convengamos en que no se trata de una película muy original. Es la remake de una película que ya de por sí era uno de los tantos clones de Halloween (1978), como la mayoría de las películas de la era dorada del slasher, lista que incluye pero no se limita a The Burning (1982), Friday the 13th (1981), Maniac (1980), Prom Night (1980), Silent Night, Deadly Night (1984), Sleepaway Camp (1983) y tantas otras. Es decir que lo que estamos viendo es la copia de una copia.

Screenshot (28)

Lo que no quiere decir que se trate de una película que no se pueda ver, al menos una vez, para ver al asesino en acción y brindarle nuestro apoyo, ya que las protagonistas son unas universitarias bastante insoportables y sólo un ser con sangre de horchata podrá resistir la tentación de ponerse del otro lado del mostrador. De todos modos, el título de "película con las víctimas más odiosas" lo sigue manteniendo The Final Destination (2009).

Screenshot (33)

La cosa es así: las universitarias, que viven todas juntitas en la residencia de la fraternidad Theta Pi, le gastan una broma a un flaco, filmándolo en secreto y haciéndole creer que acaba de envenenar a su novia Megan, que se hace pasar por muerta mientras sus amigas lo convencen de que lo mejor será deshacerse del cadáver tirándolo dentro de un aljibe. Con lo que no contaban las niñas era con que el tipo le clavara una llave cruz entre las tetas a Megan para facilitar las cosas y desmonetizarles el video en YouTube.

Screenshot (16)

Así que ahora que la fulana está muerta de verdad, la tiran al aljibe y aquí no ha pasado nada. Las tipas terminan el año lectivo, les dan un diplomita en una emotiva ceremonia, pero hete aquí que en eso una de ellas ve a la muerta y se asusta. ¡Qué tuto! Ah, no, es la hermana menor de la muerta, que sólo se parece a la finada en lo blanco del ojo, pero no importa. (De todos modos, recomendación: visitar al optometrista cuanto antes y pedir unas cuantas dioptrías más.)

Screenshot (25)

Y de ahí en más comienzan a amontonarse los cadáveres, sin que lleguemos a enterarnos de cuál es su color favorito, o su signo del zodíaco o cualquier otra cosa que haga que tengamos interés en que sigan con vida por unos minutos más. Ah, sí, hay una tipa que usa anteojos (aunque eventualmente se los quita), una es rubia teñida, otra es rubia natural y mala y otra es oriental. La "chica final" tiene cara de buena, o al menos, de sufrida. Claro, con amigas como éstas…

Screenshot (22)

Pobre Margo Harshman: no solamente su personaje tiene un apodo horrible –en serio, ¿"Chugs"?– y en esta película es la primera de las conjuradas que muere, sino que en NCIS la dejaron paralítica y en Even Stevens tuvo que trabajar con Shia Labeouf. Yo, en su lugar, cambiaría de agente.

Screenshot (17)

La señora Carrie Fisher aparece durante un total de cuatro minutos y su tiempo en pantalla puede repartirse así:
- 5 segundos al comienzo de la película, en que la vemos en la cocina sirviéndose un vaso de vino.
- 90 segundos en una escena con las señoritas con poca ropa, en la que les regala unas pulseras para el reuma.
- 30 segundos en otra escena con las tres o cuatro señoritas sobrevivientes hasta el momento, en la que les dice que llamen a la policía mientras ella se encarga del asesino.
- 20 segundos en su escena final en la que el asesino la quita de en medio sin demasiado trabajo. Ups, son menos de cuatro minutos.

Al final se revela quién es el asesino, pero no, no es él, es otro. ¿Quién lo hubiera pensado?

Screenshot (29)

Y eso es todo, amigos. No esperen demasiada originalidad y menos aún actuaciones deslumbrantes, aunque, eso sí, al menos hay un mínimo de respeto por el espectador y si bien de vez en cuando los guionistas tratan de hacernos creer que la hermanita es la asesina, al final se trata de un señor, no como en cierta película marveliana en la que al final el tipo se quita la careta y es Olga Kurylenko.

Screenshot (30)

Y el final, tan original… Oh, miren, parece que el tipo no murió. ¿Será él? ¡Ostras, Pedrín! Si alguien tiene dudas sobre si su cuñado es un extraterrestre del planeta Melmac, hágale ver esta peli y si el tipo se sorprende con el final, ya saben. (Y si el cuñado se ha zampado al gato de la familia, aún más claro.) ¿Qué más les puedo decir? Ah, sí, un poco de trivia: Briana Evigan es la hija de Greg Evigan, el del camión y el monito. Y Rumer Willis es la hija de Schwarzenegger.

(Jeje, era para ver si estaban prestando atención.)

Screenshot (31)

El objeto que usa el asesino es una joya del bricolage, una suerte de llave cruz compuesta de tres o cuatro armas blancas con distintas funcionalidades, algo así como una navaja del ejército suizo para asesinos seriales. Jason tiene su machete, Leatherface su motosierra, Michael Myers su cuchillo… ¿Alguien se animará a hacer una película con un asesino que mate a sus víctimas con medio litro de yogur descremado?

Screenshot (27)

Umberto Eco escribió alguna vez que al ser humano le causa placer la iteración, la familiaridad, que termina siendo la base del juego, de lo lúdico. Justamente por eso, tal vez, algunos de nosotros disfrutemos este tipo de películas tan previsibles. Con todo, son películas de un uso: usar y tirar. Con esa salvedad, la recomiendo. Sorority Row es una mala película, no me vengan con que se trata de una sátira, ni con que la protagonista tiene tuberculepra mental. Está bien desde lo técnico y en lo actoral zafa –hasta ahí–, pero su punto más débil es el guión, que es una copia carbón de incontables otras películas mejores y peores que ésta. Aún así, da para verla una (y sólo una) vez, como el matarratos que es.

Bonus track

La mejor escena de la película: dos de las sobrevivientes huyen del asesino, y al correr la cortina de la ducha, ven a su amiga, que lleva varios meses muerta. Una de ellas se espanta y grita:
- ¡Oh, Dios mío! ¡Es Megan! ¡Oh, Dios mío!
La otra, más calmada, sólo atina a decir:
- Se ve horrible…

Screenshot (19)

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

El testamento del Capitan Crown

Trite nos trae esta obra Franco-Belga de los autores Tristan Roulot (Arale) y Patrick Hénaff

Siglo XVII, en algún lugar de la costa venezolana. El capitán Alexander Crown está muerto, asesinado en su camarote. En su testamento, le confió a Red, a su segundo, la tarea de reunir a sus cinco hijos, que se hallan dispersos por el Caribe.

Les espera un gran tesoro, pero la misión es delicada: son incontrolables, peligrosos y se odian entre sí... tanto como odiaron a ese padre que arruinó sus vidas.

Idioma: Español.
Editorial: Soleil
Año: 2011
Guion: Tristan Roulot
Dibujo: Patrick Hénaff
Tradumaquetadores: dieguzo y MikeToday (CRG)
Archivos: 2
Formato: CBR.
Tamaño: 169 MB

001005006007

Descargar cómics: