domingo, 14 de noviembre de 2021

Reseña Película: The Hunt (2020)

hunt_ver2

Título original: The Hunt
Año: 2020
Duración: 90 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Craig Zobel
Guión: Nick Cuse, Damon Lindelof
Con: Betty Gilpin, Ethan Suplee, Wayne Duvall, Amy Madigan, Emma Roberts, Hilary Swank
Grado: C
Reseña: Hugo C

Algo que suele ser común en las películas de eliminación –aquellas en las que tenemos a un grupo de personajes que sabemos que van a morir pero no en qué orden– es que los actores sean desconocidos, para que sea más difícil adivinar quién va a palmarla y quién no. En The Hunt (2020), por el contrario, cualquier actor o actriz que sea mínimamente reconocible tiene todos los números para el sorteo de la bala que lo/la matará dentro de los próximos cinco minutos de película. Miren los nombres de más arriba y vean si reconocen a alguien. ¿Ése no era el que hacía de…? La palma. ¡Uia, la chica de la comedia ésa con el tipo de SNL y la tipa de Friends…? La palma también. ¿Ésa no es la vieja que…? También la palma.

Screenshot (1135)

A ver quién queda. ¿Betty quién? Listo, tenemos una protagonista. O al menos a alguien que puede sobrevivir un ratito más que Emma Roberts o el hermano bobo de Earl. (Paréntesis: seguramente todos los que hemos visto esta peli nos ensartamos creyendo que Roberts iba a ser la protagonista de la película, o al menos una coprotagonista, ya que el suyo es uno de los pocos personajes que muestra alguna emoción. Pero no ha sido así, qué le vamos a hacer.)

Screenshot (1143)

Por supuesto que sólo con ser (casi) desconocido no alcanza. En esta película también encontramos actores a los que no los conocen ni sus hijitos y también estiran los soquetes a un par de minutos de decir "la mesa está servida". Pero bueno, ¿de qué va la cosa? De un grupete de ricachones que se pone a cazar a otro grupete, en este caso compuesto por rednecks, podcasters, tradumaquetadores y youtubers. Pero hete aquí que uno de ellos ha estado en la guerra del Golfo, o de Vietnam, o de algo, y además de youtubear sabe defenderse.

Screenshot (1146)

Si The Hunt hubiese sido filmada en los años 90, seguramente la hubiese protagonizado Steven Seagal, o Jean-Claude Van Damme –que, si vamos al caso, hizo algo muy parecido en Hard Target (1995)–; de haberse filmado hace unos cinco años, la hubiese protagonizado Jason Statham. Hoy tenemos a Betty Gilpin, que tiene menos carisma que Gargamel. En fin.

Screenshot (1145)

En serio, Crystal –que así se llama la tipa– se pasa la película repartiendo antipatía a cuatro manos. Ya sé que es una cacería humana en Europa del Este y no una reunión de Tupperware, pero, qué sé yo, en toda la peli la tipa sólo le sonríe a un tipo –dos segundos antes de volarle la cabeza. Y además, no la conoce nadie, aunque hay que reconocer que el que no la conozca ni el director de la película le juega a favor, ya que hace todo un poco –un poquititín– más creíble. Gilpin tiene el physique du rol para hacer de una veterana del ejército, y si no me creen, vean cualquier película o serie en la que aparezca alguna mujer militar que no sea Michelle Rodriguez, y verán que suele tratarse de actrices flacuchas y con cara de estar pisando excremento de perro. (Y, sí, no todas las mujeres que están en el ejército tienen más músculos que Stallone y un novio que es pelado y corre con autos tuneados.)

Screenshot (1138)

Por supuesto que la historia tiene más agujeros que cráteres tiene la luna, pero, en caso de que a alguien le interese, Hilary Swank explica todo en un largo monólogo en los minutos finales de la película. Lo peor, (o lo mejor, según se lo mire) es que la heroína está demasiado por encima de todas las cosas, se las sabe todas, como si fuera Steven Seagal en una película de… bueno, de Steven Seagal. De todos modos, en su momento no cuestionábamos a Seagal ni a Chuck Norris o Van Damme cuando liquidaban ochocientos enemigos con tres patadas y derrotaban a villanos con tres doctorados en Harvard y un coeficiente intelectual de cuatro dígitos, así que me parecería injusto hacerlo con la protagonista de esta película.

Screenshot (1147)

Creo que la comparación con Steven Seagal se sostiene. Posiblemente Betty Gilpin tenga más rango actoral, pero en esta película no lo demuestra. Por otro lado, The Hunt entretiene a pesar de la falta de carisma de Gilpin, o tal vez a causa de ella. No funcionaría con alguien como Stallone, Schwarzenegger o incluso Statham, ya que el actor terminaría fagocitándose al personaje y además entrarían a aplicarse las reglas de las películas de tal o cual actor: Rambo muere en el libro, pero no en la película. McClane sale vivo del Nakatomi Plaza. Brad Pitt no muere comido por los zombis. Aquí, la protagonista es sólo una ficha en el tablero y eso te permite ponerte en su lugar con más facilidad. Además, nadie te garantiza que ella sobreviva para cuando comiencen los créditos finales.

Screenshot (1148)

Así que… tenemos, por un lado, un intento interesante de crear una heroína femenina a lo Rambo –o, siendo más específicos, a lo Casey Ryback–, que funciona a medias, porque la hacen demasiado infalible, demasiado indestructible, demasiado inconmovible. Tanto Ripley como Sarah Connor, por citar los ejemplos más clásicos, son seres humanos metidos en una situación imposible. Lloran, se desesperan, se equivocan, y no por eso son menos impresionantes, sino todo lo contrario. No es el caso con la heroína de The Hunt: no busquen emociones en esta película, amigos. Sin embargo, mal que mal, la historia mantiene el interés del espectador a fuerza de golpes de efecto, que en general resultan bastante logrados. Incluso te puede llegar a parecer una obra maestra del suspenso… si nunca has visto una película de Steven Seagal. (No me refiero a las que han ido "directo al video", sino a las de su primera época.)

Screenshot (1137)

The Hunt es una película de acción y venganza de los 90 con un gender flip, es decir que en vez de un protagonista y un villano tenemos una protagonista y una villana. ¿Funciona? La respuesta la dejo en manos del espectador. A mí me entretuvo sin apasionarme demasiado, y hay que decir que el gore la hace más amena: en esta película le clavan un taco aguja en el ojo a un personaje, le pisan la cabeza a otro con un Mercedes Benz, a otro lo vuelan en pedazos con una granada de mano que le ponen en los pantalones, a otro le clavan un cuchillo de caza en el medio de la cabezota, y así, como quien no quiere la cosa, se te pasan los 90 minutos. En síntesis, se trata de una película para ver por cable a las 2 de la mañana, cuando todo lo que hay en los demás canales son infomercials en los que algún mercachifle te intenta vender cosas absurdas que no funcionan y nadie necesita. 

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

El color del espacio exterior (Isekai no Shikisai)

Trite nos trae este manga del autor Gou Tanabe (El Morador de las Tinieblas) que adapta el relato homónimo escrito por H.P. Lovecraft.

El relato nos llega a través de un joven ingeniero encargado de realizar una serie de estudios del terreno en el que se tiene previsto construir un embalse. En uno de los reconocimientos que hace del lugar encuentra una zona extrañamente árida a la que los lugareños evitan.

El lugar, conocido como el "yermo maldito", es un páramo desolado en el que la vegetación no crece y el suelo presenta una rara tonalidad grisácea. Intrigado por la mortecina apariencia del lugar, el joven pregunta a un anciano del lugar, de nombre Ammi Pierce.

Idioma: Español.
Editorial: Enterbrain
Año: 2015
Guion: Gou Tanabe (Adaptación del relato "El color del espacio exterior" de H.P. Lovecraft)
Dibujo: Gou Tanabe
Tradumaquetador: hideky kurai (Kuroi Works)
Archivos: 1
Formato: CBR.
Tamaño: 83 MB

006011012

Descargar cómic: