martes, 5 de octubre de 2021

Reseña Cómic: The Death of Doctor Strange #1

DoDS1

Título Original: The Death of Doctor Strange #1
Editorial: Marvel
Año: 2021
Guion: Jed McKay
Dibujo: Lee Garbett
Color: Antonio Fabela
Grado: C+
Reseña: Hugo C

globos

La siguiente reseña puede contener SPOILERS.

Siguiendo con las reseñas de este mes en el que cumplo un año en HTAL –de ahí los globos, por si alguien recién nos sintoniza–, hoy paso revista a otro primer número de una serie. The Death of Doctor Strange es una miniserie que cumple con lo prometido: antes de llegar a la última página de este primer número, Stephen Strange es asesinado por un misterioso villano. Uno lee el cómic y se acuerda de Dallas, la serie de TV de los años 80 en la que alguien le disparaba a J.R. Ewing y los tabloides especulaban con la identidad del atacante, y se acuerda de lo que hicieron con Gamora en Avengers: Endgame (2019), y se acuerda de cuando Wally West desapareció de la JLA y fue reemplazado por otro. Bueno, más o menos lo mismo, o lo parece hasta ahora.

page_17d

Esto se veía venir ya que había sido anunciado por Marvel hace ya un tiempo, pero no por anunciado deja de ser (relativamente) impactante. Sin duda tienen sus motivos para barrer con el personaje, y voy a repasar algunos de ellos y ver cuáles aplican y cuáles no.

Lo primero que uno piensa, en el corriente estado de cosas, es que Marvel se deshace del Hechicero Supremo por tratarse de uno de los últimos personajes tóxicamente masculinos (es decir, masculinos sin más) que quedan en la Casa de las Ideas. Claro, lo matan y luego lo reemplazan con algún muñequito LGBTQ de alguna minoría racial. Pues no, por más atractiva que a algunos nos suene esa teoría, no es así la cosa. A pesar de que en el primer número se especula sobre quién sucederá a Strange, no se trata sino de lo que la crítica especializada ha dado en llamar un soft reboot, o sea, un reinicio, pero sin demasiadas ganas.

page_15b

Porque quien muere es el Dr. Strange actual, y es reemplazado por una versión anterior, es decir, un Dr. Strange que no ha pasado por muchos de los acontecimientos por los que ha pasado "nuestro" Dr. Strange, y por lo tanto es más inexperto y vulnerable.

Desde el punto de vista creativo, nunca está de más sacudir el avispero. El Stephen Strange de hoy era demasiado poderoso y corría el riesgo de convertirse en una Mary Sue: incluso había recuperado el pleno uso de sus manos y vuelto a ejercer como cirujano. No podés estar en la procesión y tocando la campana, Esteban.

page_28n

Ahora, este Dr. Strange no sólo ha retrocedido varios casilleros sino que tiene que restaurar el orden, ya que su muerte ha dejado al planeta temporalmente sin defensas contra ataques místicos y los héroes "comunes" o con poderes menores que los suyos hacen lo que pueden –que no es mucho– para resistir los embates de villanos místicos de viejo y nuevo cuño. Una buena oportunidad creativa para la Casa de las Ideas, que ya veremos cómo se desarrolla en los siguientes números.

En los hechos, se trata de recuperar al Doctor Strange de los años 60, y de paso, dar un golpe de efecto. Lamentablemente, ya no nos conmocionamos tanto como cuando DC nos trajo la muerte de Superman, hace ya casi 30 años.

page_5

Pero aún así, la muerte de un personaje de este calibre suele traer un beneficio económico considerable y esta miniserie tiene, en principio, asegurada una (relativa) buena venta, al menos en sus primeros números. Y hete aquí otro de los motivos, tal vez el principal. Marvel, al igual que DC y otras compañías, está pasando una larga temporada de vacas flacas y en el último año ha tenido que reducir la cantidad de títulos publicados y reducir personal, así que con estas cosas buscan juntar alguna moneda.

Pero justamente debido a esa crisis económica –de cuyas causas, si quieren, hablaremos otro día–, las firmas que otrora eran garantía de calidad han ido abandonando la editorial en busca de pastos más verdes. Elvis has left the building. ¿Quiénes quedan? Entre otros, los que firman este número.

page_19m

La portada está a cargo de Kaare Andrews, que sí, es un nombre conocido, pero su involucramiento termina en la portada. El arte interior está a cargo de Lee Garbett, que cumple pero no emociona, y el guión es de Jed McKay, que por momentos tiene la sutileza de un elefante en un bazar pero el suyo es un trabajo sucio y lo hace con el suficiente oficio como para que el cómic sea legible, si no disfrutable. Los personajes dicen lo que uno espera que digan, y nada más. Era inevitable, por ejemplo, que Mordo se quejase de que otro hubiese matado a Strange, y no él. Era previsible que justamente en este día Strange tocase el tema de su muerte en la clase de la Academia. Este tipo de obviedades llena las páginas de este primer número, pero no lo condena a ser un completo desastre. Ya veremos cómo sigue la historia.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Juego de Tronos - Choque de Reyes (A Clash of Kings) Vol. 2

Gracias a Fito y Mastergel de El Rincon de Nippur y Gisicom, les traemos el segundo volumen de la serie Choque de Reyes (A Clash of Kings).

Vuelve al mundo de la serie de fantasía épica de George R. R. Martin, Canción de hielo y fuego. Tras la adaptación de Juego de Tronos, número 1 en ventas del New York Times, el volumen 2 de Choque de Reyes nos lleva a un mundo atenazado por una brutal guerra civil.

En medio de las crecientes tensiones, Sansa Stark sufre bajo la mano cada vez más sádica del rey Joffrey, Jon Nieve viaja al Puño de los Primeros Hombres y Bran descubre que sus sueños son predicciones del futuro...

Idioma: Español.
Editorial: Dynamite
Año: 2020
Guion: George R. R. Martin (obra original), Landry Q. Walker
Dibujo: Mel Rubi
Tradumaquetadores: Fito y Mastergel (El Rincon de Nippur-Gisicom)
Archivos: 12 (Sigue...)
Formato: CBR.
Tamaño: 295 MB

002003004005006007008009011012013

Descargar cómics: