lunes, 16 de agosto de 2021

Reseña Manga: El gourmet solitario

page_1

Título original: 孤独のグルメ
Editorial: Astiberri
Año: 2010
Guion: Masayuki Kusumi
Dibujo: Jiro Taniguchi
Grado: B-
Reseña: Hugo C

Importante SPOILER a continuación.

Este manga trata acerca de un tipo que come y evalúa la calidad de lo que come. (Es importante que haga esta aclaración pór si algún despistado piensa que se trata de otra cosa.)
- Ah, le dicen el Gourmet pero en realidad es un temible asesino a sueldo.
- No.
- Es un hombre común pero un día descubre un terrible secreto y lo persiguen para matarlo.
- Tampoco.
- ¿Se enamora de la camarera que le trae la comida?
- Menos.
- ¿Se atraganta con el carozo de una aceituna? ¿Encuentra un pelo en la sopa? ¿Lo envenenan?
- Nada de eso.
- ¿Y qué hace entonces?
- Come.
- ¿Y qué más?
- Dice si está rico o no.

Podría resumirse el episodio básico de Kodoku no Gourmet con la siguiente secuencia:
1. El protagonista tiene hambre en medio de su jornada laboral y busca dónde comer un bocado.
2. Entra a un bar, restaurante, fonda, parripollo o casa de comidas.
3. Lee el menú, pide algo. Suspenso: ¿tendrán el plato que pidió? (A veces no.)
4. Le traen lo que pidió. (U otra cosa. Véase el punto anterior.)
5. Lo come. Mentalmente va calificando la comida: si las porciones son abundantes, si tienen mucho o poco aderezo, si están bien o mal cocidas, si son platos baratos o caros, etcétera. O sea, lo que uno suele hacer cuando ingiere algún alimento.
6. Paga, sale a la calle y piensa: "Esta vez he comido demasiado".
Repítase esta secuencia, con algunas alteraciones, diecinueve (19) veces.

Y eso es todo.

page_43

Con esto no quiero decir que se trate de un mal manga. A mí me entretuvo, aunque, para ser honesto, tengo que decir que también me entretienen esos videos de YouTube en los que alguien toma un autito Matchbox al que le faltan tres rueditas y el techo y lo pisó una aplanadora hace 80 años y con paciencia infinita le quita el óxido, lo endereza y lo pinta y queda más o menos bien.

Aquí tal vez venga a cuento aclarar la diferencia entre un gourmet y un gourmand. Un gourmet es alguien que generalmente come comidas sencillas o comunes pero de buena calidad. O sea que el tipo te come un trozo de pan con queso, pero prefiere que se trate de un buen pan y un buen queso. Además, come sin apuro, no traga sino que saborea y disfruta lo que come. El gourmand, en cambio, es el que va al restaurante y pide platos exóticos, como anguila del Tibet con dulce de piligandreja tricolor, o compota de elefante feteado a los cuatro quesos.

page_65

En Kodoku no Gourmet no hay exotismos. El protagonista es un viajante que busca saciar su hambre con comida común pero bien hecha. Trata de no comer cualquier cosa y combina los platos con cuidado. Es abstemio, así que cuanto mucho acompaña a veces su comida con una latita de té helado, o simplemente agua. No va a lugares caros, sino a los lugares donde come la gente común: empleados, obreros, amas de casa.

A pesar de la estructura reiterativa, el guión de Kusumi logra la suficiente variedad interna en las historias como para que uno no se aburra. El dibujo de Taniguchi no me deslumbró ni hizo que me desmayase de la emoción pero es competente y cumple, dentro de los estrechos confines que le permite la historia de un tipo anónimo que entra y sale de un establecimiento de comidas. Porque es eso, nada más. El tipo a veces recuerda alguna cosita de su pasado, a veces piensa en el negocio que acaba de hacer. A veces camina, a veces va en su auto. Ah, sí, una vez lo vemos comer dentro de un tren. No importa, aquí la estrella es la comida.

page_12

Y no por obvio resulta un detalle menor el que este manga haya sido escrito y dibujado para el mercado japonés. Los diversos alimentos que en él aparecen le parecerán exóticos al lector español, colombiano o uruguayo, pero para el lector japonés son algo de lo más común. Una de sus muchas posibles transposiciones sería, por ejemplo, un comisionista que entra a un parripollo y pide un cuarto –pechuga, no pata-muslo– acompañado de una guarnición de puré, agua mineral y un flan de postre. La pechuga está seca, el puré está rico, tanto que nuestro héroe se decide a pedir una porción extra. Al final del episodio se aleja por la calle mientras piensa, entre eructos de baja intensidad: "Me parece que fue demasiado puré".

Así sería este manga, traducido a nuestra idiosincrasia y redibujado para incluir los diversos platos locales. Pero no, en Kodoku no Gourmet no hay tapas españolas, refuerzos uruguayos o choripanes argentinos, sino los platos de la intraducible cocina japonesa.

En el blog:

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Kurosawa. El samurai caído

Trite nos trae esta obra del autor Victor Santos.

LA BIOGRAFÍA DE UNO DE LOS CINEASTAS MÁS IMPORTANTES DEL SÉPTIMO ARTE.

Victor Santos, gran fan del trabajo del artista nipón, repasa la vida y la obra del director que acercó Oriente a Occidente.

La introducción perfecta al universo del autor de Los siete samuráis, Ran y Dersu Uzala, uno de los grandes nombres del cine del siglo XX.

Idioma: Español.
Editorial: 2020
Año: Norma
Guion: Victor Santos
Dibujo: Victor Santos
Escaneador: jbabylon5 (CRG)
Archivos: 1
Formato: CBR.
Tamaño: 75 MB

kurosawa-019kurosawa-020kurosawa-021

Descargar cómic: