lunes, 12 de julio de 2021

Reseña Serie: Hunter temporada 1

71bHcfL8aUL._SL1259_

Título original: Hunter season 1
Año: 1984-85
País: Estados Unidos
Cadena original: NBC
Con: Fred Dryer, Stepfanie Kramer, John Amos.
Reseña: Hugo C

Hunter era parte de la trifecta de "Domingos Alegres" de mi adolescencia tardía que Canal 13 de Buenos Aires ponía en el aire en los años 80 y que yo seguía religiosamente. La grilla consistía de MacGyver a las 20, Hunter a las 21 y Tato Bores a la 22.

Sin embargo, antes de estar en Canal 13 esta serie pasó por Canal 11 (hoy Telefé), en horario central, los lunes a las 21 con el título de El Cazador. ¡Niños! ¡Hasta mi gata Flora sabe que los nombres no se traducen!

(Respirando hondo.)

En fin. Tras una o dos (o tres) temporadas, pasó a Canal 13 con su título original.

Screenshot (642)

Un poquitín de contexto para los millennials: eran mediados de los 80, los años de Reagan, la mano dura y la justicia por mano propia. Películas como Invasion USA (1985), Lethal Weapon (1987) o Rambo II (1987) llenaban las salas cinematográficas. Se trataba de películas en las que un héroe violento y/o conflictuado se enfrentaba a decenas de enemigos caricaturescos, por lo general una mezcla de psicópatas, criminales y terroristas.

Si bien Charles Bronson venía vengándose anónimamente desde 1974, los 80 –y principios de los 90– fueron la edad de oro de Chuck Norris, Stallone, Schwarzenegger y sus sucedáneos, que no sucesores: Van Damme, Seagal, Lundgren y Brandon Lee. Incluso actores más "serios" se animaron al género, y fue en esta década que Bruce Willis pasó de comediante a héroe de acción con Die Hard (1988) y otro comediante llamado Eddie Murphy se abriera paso a tiros en Beverly Hills Cop (1984) y sus secuelas. Pero antes que Rambo o John McClane hubo un Harry el Sucio, quien desde 1971 mantenía una franquicia creada a base de cargarse psicópatas, terroristas y policías corruptos.

Rick Hunter es la versión para TV de Harry el Sucio, modelado sobre el Clint Eastwood de Sudden Impact (1984). Un poco más simpático y distendido, y con una compañera que, a diferencia de la de Harry en The Enforcer (1976), llega viva a los créditos finales. Pero no nos engañemos: en esta primera temporada, muy, pero muy pocos villanos van a la cárcel. La mayoría termina viendo crecer las margaritas desde abajo.

Screenshot (627)

Hunter es un producto de la factoría de Stephen J. Cannell, el creador de, entre otras series, The A-Team, Riptide, Renegade y The Rockford Files. El protagonista es el sargento Rick Hunter, interpretado por el ex futbolista Fred Dryer, que tiene un registro limitadísimo pero aquí tampoco se trata de hacer Shakespeare, así que no desentona demasiado. Su compañera es la sargento Dee Dee McCall, interpretada por la bella Stepfanie Kramer. (Antes de que alguien me corrija: esta actriz se llamaba Stephanie pero se cambió el nombre a Stepfanie. Cosa de ella. Continuemos.)

Algunas cositas de esta primera temporada:

- Hunter se lleva pésimamente con su primer capitán (Cain), mal con el segundo (Dolan). Aunque no lo parezca aún, es una mejora.

- Un gag recurrente son los autos que le entregan a Hunter. Por lo común se trata de un Dodge Monaco rescatado del desguace, ya que saben que de todos modos va a terminar destrozado. Dee Dee no tiene ese problema: en todos los episodios maneja el mismo Dodge Daytona rojo.

- En la mitad de los episodios la pobre Dee Dee termina como rehén. También se disfraza, como Baretta o Hannibal Smith, pero por uno u otro motivo casi siempre el disfraz termina causando que la tomen de rehén.

Screenshot (641)

La serie duró siete temporadas y ésta es la reseña de la primera. Como suele suceder, ésta es una temporada en la que los zapallos se van acomodando en el carro. Los productores prueban cosas, algunas quedan, otras no. Por ejemplo: si bien en un principio se copia la relación poco amistosa de Harry con sus superiores, conforme van pasando los episodios este antagonismo se suaviza hasta convertirse en neutral. Asimismo, al principio se trató de darle una frasecita o catchphrase: "It works for me" ("Funciona para mí"), pero a mitad de la temporada se la terminó por descartar, al igual que toda la cuestión del parentesco mafioso del protagonista.

Ah, sí, porque Rick Hunter viene de una familia de mafiosos, de la cual él es la oveja blanca. En los primeros episodios, Hunter compraba un cucurucho de maní y el manisero le preguntaba: "¿Usted no es el hijo del mafioso Tuttifrutti?" O aparecía algún primo o sobrino que le dejaba los saludos de la familia Pastafrola. Tras esta primera temporada todo esto dejó de mencionarse.

Screenshot (631)

Los episodios de esta temporada suelen tener criminales violentos e irredimibles, a los que Hunter tiene que matar como si se tratara de perros rabiosos, o que lo fuerzan a una situación en la que no le queda más remedio que matarlos para salvar a una o más víctimas inocentes. (No podía faltar la situación arquetípica de las serie y películas de la época: el protagonista entra a un 7-11 a comprar un yogur y mientras decide si llevar el de fresa o el de vainilla, un par de criminales decide atracar la tienda.) Hunter es juez, jurado y ejecutor aunque sin los discursos habituales a los que suele recurrir incluso Harry Callahan.

También hay las cosas típicas de las series de Cannell: autos que vuelan acrobáticamente por los aires, autos que explotan gratuitamente tras el menor golpecito, y muchas, muchas balas en todas direcciones. Pero, a diferencia de lo que sucede en Riptide y The A-Team, en Hunter las balas matan.

Screenshot (634)

¿La recomiendo? Y, sí, así como recomiendo las demás producciones de Cannell que mencioné más arriba, en su mayoría series a las que el paso del tiempo ha convertido en parodias de ellas mismas pero que aún nos permiten pasar un buen rato. Eso sí, son series que funcionan en base a una fórmula reiterativa, así que no sé si da para verse la temporada de un tirón. Así que Hunter es para verla sin pensar demasiado, como un producto barato y adocenado pero que es hijo de su tiempo y tiene sentido en el contexto de cómo era el mundo y cómo éramos nosotros hace 35 años.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Black Hammer: Reborn

09
Regresa Black Hammer y regresan Floyd Wayne y W.D. de Outsiders a traducirlos. Uno de los mejores comics de Dark Horse entra en una nueva era.

¡Jeff Lemire! La saga de superhéroes ganadora del premio Eisner regresa en esta serie en curso que se reanuda veinte años después con la artista de la nueva serie Caitlin Yarsky. Ahora, veinte años después, Lucy y el mundo han seguido adelante. Lucy, que vive en los suburbios de Spiral City, está casada y tiene hijos. Pero no todo es feliz. Su matrimonio se está desmoronando, su trabajo ha llegado a un callejón sin salida y, por misteriosas razones, no ha recogido el martillo en años. Pero, a medida que su vida doméstica comienza a desmoronarse, los secretos de los últimos veinte años y las razones por las que Lucy realmente dejó de ser Black Hammer, comienzan a resurgir, amenazando a su familia y la paz que ha tratado de encontrar para sí misma. ¡Un nuevo capítulo en la serie Black Hammer ganadora del premio Eisner!

Editorial: Dark Horse
Año: 2021
Guion: Jeff Lemire
Dibujo: Caitlin Yarsky
Traducen, corrigen y maquetan: Floyd Wayne y W.D.
Archivos: 1 (Actualizable)
Formato: CBR.

010011
Descarga: