domingo, 11 de julio de 2021

Reseña Película: Black Widow (2021)

widow

Título original: Black Widow
Año: 2021
Duración: 133 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Cate Shortland
Con: Scarlett Johansson, Florence Pugh, Rachel Weisz, David Harbour, Ray Winstone
Grado: C-
Reseña: Hugo C

A lo mejor se me escapa algún spoiler. Muy posiblemente. Sí, casi seguro.

Suponiendo que la Internet dure hasta entonces –y no haya sido reemplazada por otra cosa, por ejemplo, Skynet–, comienzo con una aclaración para quien lea esta reseña en el año 2081: Black Widow (2021) era una película que hubiera debido ocupar las salas cinematográficas en 2020, pero como las salas se cerraron a causa de la pandemia, terminó exhibiéndose recién en 2021, no sólo en las salas que han sobrevivido a la crisis sino en streaming –un procedimiento que ha dejado en el pasado las recaudaciones multimillonarias de los blockbusters de turno–, así que si bien los créditos finales dicen que Black Widow es de 2021, en realidad debe leerse 2020. ¿Para esto nos hicieron esperar un año?

Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil, y esta película, por razones internas y por razones que la exceden, es, discutiblemente, el eslabón más débil de la cadena de películas del MCU que comenzó con Iron Man (2008).

Screenshot (646)

Por razones internas entiéndanse los defectos del guión, que no es horrible pero sí un poco flojo y dependiente de los lugares comunes que ha ido acumulando el MCU a través de los años. Todo lo demás –dirección, efectos especiales, actuación– está bien, es correcto, a tono con el resto del MCU, pero, dentro de lo que es el MCU, es un telefilme, una película muy menor que existe más que nada para hacer un injerto de continuidad y poner a Yelena Belova en el tablero, similar a lo que se hizo en Captain Marvel (2019) con su protagonista epónima.

La película se sostiene como entretenimiento gracias a la fórmula heredada de sus antecesoras: cada tantos minutos una pelea, cada tantas escenas una explosión. La protagonista va a comprar un refresco y la atacan tres ninjas, va a polvearse la nariz y se encuentra un ninja en el retrete. El retrete explota. Y así.

Cuando hablo de razones que exceden a la película me refiero a la oleada de contenido "progre" que  ha invadido los medios y en especial medida los cómics, el cine y la TV y que nos está dando joyitas como una Ana Bolena negra en la BBC o una lista cada vez más larga de cómics ilegibles. En mi caso, al menos el problema no es tanto el contenido per se –aunque no me gusta demasiado el manoseo a los personajes que uno ha amado durante décadas– sino que el afán por la declamación hace que se descuide la parte artística del asunto –que en el caso de los cómics, por ejemplo,  se deje de escribir bien y de dibujar bien– y sólo cuente el panfleto como tal.

Screenshot (645)

A pesar de lo que digan tanto fans como detractores, la película no es tan progre ni tan panfletaria como pudo haber sido. Lamentablemente, este sinsentido de progresismo que nos agobia nos ha dejado hipersensibilizados y una película con más protagonistas femeninas que Desperate Housewives ha provocado una reacción excesivamente negativa, en especial gracias a los comentarios de voceros progres que dicen cosas como que "esta película pone a los hombres en su lugar" y sandeces semejantes. No es un panfleto, es una película de espías ambientada en el MCU, y punto.

Pero… no es ni por lejos la mejor película de espías del MCU, y si bien no se trata de una película explícitamente panfletaria, está teñida por las tendencias androfóbicas que hoy están tan de moda: sus personajes masculinos son olvidables, patéticos o payasescos, lo que no le hace ningún favor a la protagonista. Eso sí, se trata de personajes insertados para esta película: los demás, los que conocemos, sólo se mencionan al pasar, como para recordarnos que Black Widow es parte del MCU.

En cuanto a lo de "discutiblemente"… No sé si esta película es la peor, peor del MCU. Hay unas cuantas contendientes para ese título: The Incredible Hulk (2008), Iron Man 2 (2010), Thor (2011)… y por supuesto, la ya mencionada Captain Marvel. (Cada uno tiene su listita… Seguramente habrá quien incluya a una o las dos de Ant-Man, que casualmente son mis dos películas favoritas del MCU. Para gustos, colores.) De todos modos, con el MCU sucede algo similar a lo que pasa con las películas de James Bond: la "peor" dentro de la serie es mejor que la mayoría de las películas fuera de ella. En este caso, Black Widow era la despedida de Scarlett Johansson y uno esperaba algo mejor, o que le compensara por el hecho de que el personaje ya no estuviese en futuras películas, así que posiblemente nada nos hubiese venido bien de todos modos.

Screenshot (644)

Hablando de James Bond, hay una escena en la que Natasha mira una película en su laptop. La película es Moonraker (1979), una de las dos o tres entradas más flojas en la serie –lo que es una perfecta metáfora para esta película con un argumento exiguo y mal hilvanado, con alguna que otra referencia a diálogos de películas anteriores y personajes que no están en la película. Y, cada tanto, una escena de acción espectacular pero sin sentido alguno, como para que no nos demos cuenta de que se trata de una película vacía, sin alma.

Lo que la salva de ser una película horrible es el hecho de que Black Widow sea un personaje popular que ya hemos visto en las otras películas. Por eso genera la percepción de que lo que vemos es más interesante de lo que realmente es y uno, si tiene suerte, empatiza un poco con Natasha. No por lo que nos muestra esta película, sino por los recuerdos que tenemos del personaje en las películas que la antecedieron. Si hubiera sido alguien con menos antecedentes, como por ejemplo, Carol Danvers... puf.

Aún así, está bien. Es una película de relleno, que no está en la lista de las 10 películas esenciales del MCU y que se hizo para contentar a los fans que querían una película solista de Black Widow. Eso sí, llega con años de retraso, ya que hubiera debido salir en algún momento entre Captain America: Civil War (2015) y Avengers: Infinity War (2018). Pero no fue así.

Screenshot (649)

Y fue una oportunidad desperdiciada, ya que tranquilamente se pudieron haber hecho no una sino tres películas de Black Widow entre 2010 y 2018, tres buenas películas de espionaje ambientadas en el MCU. Y lo mismo corre para Nick Fury, el superespía.

Pero bueno, ya está. Es lo que hay.

Así que ya vamos redondeando, con una sinopsis ajustada: un grupo de hombres malos les lava el cerebro a unas tiernas niñitas y hace que maten y se porten mal. Malos, hombres, malos. Las niñitas en el fondo son buenas, así que si matan y mutilan no es su culpa, es de los hombres malos, tanto es así que basta con hacerlas respirar un humito rojo para que se les deslave el cerebrito y se porten bien. Los hombres no, no se vuelven buenos, ellos son muy malos. Malos, hombres, malos.

Black Widow toma prestados elementos de la saga de Bourne y de Captain America: The Winter Soldier (2014), pero lo hace sin razonar demsiado. Y como dije más arriba, no es una película con un discurso explícitamente panfletario. Su objetivo es introducir personajes nuevos y complacer a los fans. Nadie en la película dice: "¡Chuy, qué malos son los hombres!" pero la idea está ahí, y se nota en todas sus costuras. Lo que es una pena, ya que me hubiera gustado ver una película en la que se realzara la figura de Natasha –que es una mujer valerosa y autosuficiente, que no necesita que venga un hombre (u otra mujer) y la rescate, sino que se las arregla solita para salir de cualquier atolladero–, y no esta gansada atómica que terminó siendo Black Widow.

Screenshot (652)

Y repito que se trata de una película que está bien, relativamente bien, que entretiene si uno deja el cerebro en el guardarropas y no la piensa demasiado, pero bueno, podría estar mucho, pero mucho mejor, ya que no sólo se trata de un producto inferior con un argumento increíblemente insípido, sino que la ruta que escogieron para hacer que las mujeres de la película luzcan bien ha sido rebajar el papel de los hombres o simplemente quitarlos de en medio.

Será por eso que no está el cameo de RDJ tan anticipado, y no hay un mísero flashback con Jeremy Renner en Budapest. Es que los hombres en esta película son recaderos, payasos o villanos. Es más, todos los guardias –que por supuesto, son rápidamente derrotados– son hombres. No hay ni una mujer entre todos ellos. Curioso, ¿verdad? Especialmente habiendo tantas Viudas Negras disponibles que hubieran podido haberse hecho cargo de la seguridad…

Screenshot (648)

Por otra parte, lo que han hecho con Taskmaster no tiene perdón. Para mí, es análogo a lo que hicieron los otros –los que no son el MCU– con Deadpool en esa película de Wolverine cuyo título ya ni recuerdo... Este muñeco soso y aburrido es totalmente distinto de su contraparte de los cómics –y sin quererlo refuerza el mito de que las mujeres carecen de sentido del humor. Sí, sí, porque Taskmaster es… ¿¡Olga Kurylenko!?

En fin.

Como he dicho más arriba, se trata de una película de espías. Ni por lejos es tan buena como Winter Soldier, pero tiene sus momentos. No muchos. En parte funciona como coda o ampliación de Civil War –y está bien, pero el que uno ya sepa hacia dónde se encamina todo tiñe a la película de un aura de tristeza que recarga aún más las tintas en una historia que es de por sí bastante triste.

Screenshot (740)

Sospecho que a lo largo del camino se han eliminado diálogos y personajes. Esta película carece de la chispa y el humor de entregas anteriores. ¿Serán así las películas del MCU de aquí en más? En este caso, Black Widow me recuerda los primeros números del cómic de la Justice League de Giffen y DeMatteis. No por la falta de humor, sino por la sensación de vacio, de que faltan personajes.

Una sensación a la que nos tendremos que ir acostumbrando.

Addenda de agosto de 2021

Le entré a la peli de Black Widow queriendo que me cayera bien, ya que soy fan del MCU, el personaje me cae bien y además era su despedida, pero luego de haberla visto una o dos veces para la reseña ya no puedo verla más, al menos por un tiempo. Me hierve la sangre cada vez que veo al señor que hace de Taskmaster, sabiendo que después la película nos quiere hacer creer que ese señor luego se convierte magicamente en una chica Bond, y la película se me hace inviable con sólo pensar en los sapos tremendos que quieren que uno se trague. No me importa lo bonita que se vea la explosión o lo bien coreografiada que esté pelea del momento, sino la bóñiga de guión. Seguro, mi gata Flora ha visto la peli conmigo y le gustan las lucecitas y los ruidos, pero yo no soy mi gata. A ella le gusta el hígado crudo y a mí no.

¿Cuántos guardias y prisioneros se cargan Natasha y Yelena para sacar al barbudo imbécil de prisión? Mejor dicho, ¿queda alguien con vida en esa prisión? Ni les importa. Claro, pobres, están programadas... ¿Ah, no? ¿Cómo que no están programadas? Ups.

La película es entretenida en una primera vista, pero al verla por segunda (o tercera, o cuarta) vez, sólo lo es si uno elige no ver lo que para mí es imposible de obviar. Por ejemplo, yo me acuerdo de que Black Widow no tiene superpoderes, y por lo tanto si contamos la cantidad de veces que la tipa debiera haber muerto a causa de golpes, caídas y traumatismos varios, la cosa no cierra. Y cuando digo "sapos" no me refiero al feminismo de rigor, que esta película lo tiene, como es actualmente obligatorio en el MCU, sino a que, por ejemplo, en nombre de ese feminismo se la haga inimputable a Iron Maiden. O sea, las chicas fueron programadas por el señor malo, pobeshitas, vaya y pase hasta ahí, pero Iron Maiden fue instrumental en ese lavado de cerebro y ella no estaba programada ni mucho menos. Aún así, al final del asunto, Natasha le da un apretón de manos y chau, nos vemos, cuidate, si no sos hombre es obvio que no sos responsable, la seguimos por WhatsApp.

Screenshot (738)

Y así hay mil cosas más que me hacen ruido.

Por consiguiente, con el transcurso de los días mi opinión de la película no mejoró sino que empeoró conforme me fueron cayendo algunas fichas. Una pena, ya que ahora que Scarlett Johansson le está haciendo juicio a Disney, ya hay cero posibilidades de que retome el papel, aunque más no fuese en un flashback.

Esta reseña ha sido previamente publicada en el blog La espada salvaje de Betina.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.

Star Trek: Tripulación

Star-Trek-Crew-1-001
Los almirantes Luisplissken y Mastergel para la Mansión del CRG y Gisicom presentan una miniserie muy especial sobre la primera “Numero Uno”.

Star Trek: Crew es una miniserie de cómics precuela de Star Trek: The Original Series publicada por IDW Publishing en 2009 . La serie fue escrita e ilustrada por John Byrne .

La serie sirve como una biografía para el personaje de Número Uno , mostrando su carrera en la Flota Estelar antes de servir como primer oficial de Christopher Pike en el USS Enterprise . El primer número se ve a “Number One” como cadete, a medida que avanza la serie, se mueve a través de varios puestos hasta que finalmente se desempeña como teniente junto a la joven Pike en la Enterprise bajo el mando del capitán Robert April .

Ocho años antes del episodio piloto/precuela “La Jaula”, la joven que se convertiría en la "oficial más experimentada" de la nave Enterprise era una humilde cadete asignada al viaje de inauguración de una nave estelar que no estaba en servicio. Pero esa supuesta misión intrascendente puede ser la más peligrosa de su vida.

Idioma: Español.
Editorial: IDW
Año: 1996
Guion: John Byrne
Dibujo: John Byrne
Tradumaquetadores: Luisplissken y Mastergel  (CRG) (GSC)
Archivos: 5 de 5
Formato: CBR

Star-Trek-Crew-2-001Crew-3-001Crew-4-001Crew-5-001

Descarga: