lunes, 2 de septiembre de 2019

Reseña Película: Capitana Marvel (2019)

Reseña Película: Capitana Marvel (2019)
Año: Marzo, 2019
Director: Anna Boden
Guión: Anna Boden, Ryan Fleck, Geneva Robertson-Dworet, Jac Schaeffer
Protagonistas: Brie Larson, Samuel L. Jackson, Jude Law
Basada en: Carol Danvers/Miss Marvel de Roy Thomas
Reseña: Rash
Corrector: Mena

Dejando de lado todo el brillo y el color que nos muestran en la película sobre Carol Danvers, hagamos el esfuerzo de ver más allá de todo ese espectáculo, y enfoquémonos en algunas partes de la película y en algunas posibles interpretaciones que podemos sacar de ellas.

LAS CAÍDAS
Una de las escenas que parecieran repetirse constantemente en la película, es aquella que nos muestra a Carol, con diferentes edades en cada vistazo, cayéndose —en la playa, en la atracción de una feria, durante su entrenamiento en la Fuerza Aérea...—. Con esto, lo que se busca es decirnos que ella es alguien capaz de caer, de ser derrotada.

Sea tanto por el hecho de haber sido una niña intrépida —en un pequeño flashback donde nos muestran un poco a su padre, quien la regaña por hacer cosas de niños—, o cuando nos muestran su entrenamiento en la Fuerza Aérea y de cómo sus compañeros se burlaban de ella por no cumplir con la cuota física que les exigían. Cosa que también podría tomárselo bajo un contexto en el que una mujer intentaba ingresar dentro de una profesión que, por ese entonces, presentaba una gran mayoría de hombres en sus filas.

Pero, sobre todo, estas dificultades que nos muestran al verla caer y siendo dejada de lado —por los hombres, si se quiere—. Utilizando como medio algunas escenas fuertes de su pasado, busca en cierta forma su reivindicación como alguien que resiste todo eso y sale adelante. Una idea que tanto la directora como los guionistas usan para repasar a fondo su pasado, sumando una de los conceptos, creo yo, más fuerte de los comics: que Carol Danvers no puede ser derrotada por las adversidades que hayan ocurrido en su vida.

Concepto que parecería ser una constante en su larga trayectoria en Marvel Comics, sea en colecciones propias como en su participación en títulos de otros personajes o equipos de superhéroes. Destacándose su etapa como Vengadora, durante algunos años de los 80’; y luego como una súper heroína espacial en las páginas de los X-Men.

Y es que a lo largo de sus cincuenta años como personaje, Carol Danvers, adoptaría variadas identidades: La primera de ellas sería la de Miss Marvel; luego Binaria, durante su tiempo con los X-Men; otra, por su regreso a los Vengadores, como Warbird; y finalmente Capitana Marvel.
De todas ellas aprendería —por las buenas y por las malas— algo que la definirían tal y cómo es, forjándose una identidad precavida y luchadora; cosa que no veríamos del todo en la versión cinematográfica encarnada por Brie Larson y que hubiéramos deseado mucho sacar de la hora y media que dura la película.

Y aunque no pudieran haber sido adaptados su embarazo por Inmortus (Avengers Especial #200) o su etapa de alcoholismo que la llegaría a ser desacredita como Vengadora (Avengers Vol.2, 1998), hubiera sido bueno que pudiera haberse visto, para hacerla más humana y no tan todo poderosa, un hecho trágico en su historia como del haberse topado con Rogue en su pasado, quien la dejaría sin poderes y tan aturdida que no sabría por mucho tiempo quien era ella misma. Les recomiendo, para entender mejor aquel encuentro y sus consecuencias, el capitulo “A Rogue’s Tale” de la serie animada noventera de los X-Men.

fotonoticia_20190131150750_640

FLASHBACKS Y CONSTRUCCIÓN DE LA MEMORIA DE CAROL

Como había dicho anteriormente, el paso de los años en las páginas de los comics, así como de diferentes guionistas a su cargo; han hecho que Carol adoptase diferentes identidades como momentos crueles e infelices en su extensa carrera como superheroína. Pero nada comparado, y traumatizante, como su miedo constante de no saber quién es en verdad. De hecho, muchos de esos deslices surgirían como el efecto secundario de algún enfrentamiento anterior contra algún que otro villano. Por ejemplo, el que vivió con Rogue. Tan fuerte que fuera capaz de despertar sus más profundas inseguridades así como de hacerla dudar hasta de sus propias acciones e incluso de sí misma y de quién se supone que es en verdad. Razón por la que debería de forjarse —con sangre, sudor y lágrimas— una actitud guerrera ante las adversidades que pudieran traerle la vida.
Cosa que en los comics no pareciera determinar que mantuviera un ceño fruncido en su rostro. ¿Por qué espantar a la gente con un mal humor tan pesado?

Eso se debe a que falto ver en la película todo aquel peregrinaje que el héroe debe transitar —de infeliz a súper, como en Capitán América—. No es cosa de solo tener súper poderes y listo: sin dejar de lado algo muy importante, lograr que el espectador simpatice con ese ascenso a la categoría de héroe.

Porque algo que nos quiere dejar en claro Capitana Marvel, sea por la fuerza de sus poderes cósmicos o de sus mensajes feministas es que ella no es una Miss Universo la cual tenga que andar ganándose la simpatía de todo el mundo. Si no, más bien, que ella es una guerrera con la fuerza y el valor suficientes para enfrentarse a cualquiera que quiera interponérsele. Sea un Kree; un adulto masculino terrestre o Nick Fury.

Pero volviendo a los flashbacks, en la película se nos muestra claramente cómo ella irá armando pieza por pieza su pasado. Uno que fuera robado por el efecto de la explosión que le diese sus poderes. Algo que los Kree tomarían como ventaja para poder controlarla y mantenerla por algún tiempo a raya, hasta saber cómo usar en su provecho el poder que habita dentro de ella.
Una búsqueda por conocer su verdad: si es Vers o aquella nueva persona que encuentra en los archivos del proyecto Pagasus. Guerrera Kree o una víctima más del terrorismo llevado a cabo por estos en la galaxia.

LOS KREE, UN IMPERIO DE GUERREROS MACHO-PECHO-PELUDOS 

Con este título no busco ahondar mucho dentro de la idea, aunque no del todo errónea, como en un posible análisis en cuanto al argumento de la cinta, en la que da protagonismo a Carol Danvers solo por llevar una lucha entre géneros de la que ella saldría victoriosa por el hecho de ser una protagonista femenina empoderada, dejando de lado, como un instrumento insulso, sus súper poderes.

En mi opinión, con la intención de aclarar algunas cosas, veo necesario redirigir aquella opresión de un solo individuo —Kree o terrano— hacia algo más grande: el Imperio Kree. Porque como mujer, y lo mencione al hablar de los flashbacks, si bien recibió burlas de hombres — ridiculizada, subestimada, etc.—, nada se comparó a lo que vivió con aquella civilización extraterrestre.
Desde licuar sus recuerdos hasta colocar un dispositivo que le impidiera usar su verdadero potencial al cien por ciento. Hasta llegado, claramente, el momento en que pudo desatar todos sus poderes y dejó en ruinas la armada enviada a la atmósfera terrestre.

Pero la relevancia del Imperio en la película no queda hasta ahí. Porque en cierta forma serían la llave que haría click dentro una valiente piloto Danvers, la que sin tener la mas mínima idea de lo que pasaría, destruiría el motor de velocidad luz, recibiendo a cambio —si quieren, pueden verlo como una recompensa— los poderes que la harían Capitana Marvel. Y como toda superpotencia militar y tecnonologica espacial, los Kree no se permitirían dejarla en la tierra, ya que serían otros los que aprovecharan sus potenciales. Y es por ello que la Inteligencia Suprema vería conveniente llevársela. Como botín de guerra.

De esa forma cometerían un error, la de habérsela llevado, convencidos de poder convertirla en uno de ellos. Y por más trasferencia de sangre Kree que le hubieran hecho, ella seguiría siendo, aunque muy dentro de su mente, la persona que era antes de toparse con ellos. Y algo más descuidado todavía fue la de entrenarla en técnicas de combate, armamento y demás chiches.

¿Acaso nunca vieron posible que algún día se despertaría eso que permanecía dormido dentro de su cabeza? No, porque aunque hayan creído resolver el tema de los cabos sueltos —llevándose a Carol mientras permaneciera inconsciente—, nunca supieron de la participación de los Skrull en el asunto. Además, de que desconocían la tecnología con la cual contaban estos para ver en los recuerdos de las personas. Despertando cosas en Carol que los Kree nunca descuidarían para poder seguir manteniéndola a raya.

Dicho todo eso, pareciera que estuviéramos refiriéndonos al Imperio Kree como si fuese aquella pareja tóxica que nunca quisiéramos tener.



Ya lo dije todo.

Aquellas fueron algunas cuestiones que vi necesarias compartir con ustedes. Ojalá les haya hecho reconsiderar ciertas partes, o formularse alguna propia, acerca del argumento que adapta la cinta. Y en el caso de querer compartirme sus ideas, o decirme que me fui de línea en algunas partes, déjenmelas en los comentarios.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

No hay comentarios. :

Publicar un comentario