lunes, 5 de agosto de 2019

Reseña Cómic: Afterlife with Archie

Afterlife With Archie
Editorial: Archie Comics
Año: 2013
Guion: Roberto Aguirre-Sacasa
Dibujo: Francesco Francavilla
Reseña: The Master Jack91
Corrector: Mena

Archie es unas de las franquicias más longevas de la cultura pop y, de una u otra forma, aún vigente:
Autorenovándose y adaptándose continuamente, el título ha garantizado una audiencia estable al mismo tiempo que ha sabido experimentar con sus personajes a través de nuevos enfoques y narrativas, incluso tratándose de Archie, serie pensada para un público casual y hasta cierto punto poco exigente.

Algo muy esencial en toda franquicia son sus personajes: estos son en esencia el sello distintivo de cualquier “historia”, generando una referencia basada en los egos —personalidades— de los personajes; por lo que deben de ser respetados o, al menos, mantener una pequeña parte de su esencia.

En esta ocasión nos presenta una perspectiva diferente del universo de Archie, convirtiendo su pasivo e inocente mundo en un apocalipsis zombie: Es necesario entender que el género zombie es unos de los más explotados actualmente en la cultura pop, lo que significa que muchas de las historias relacionadas con esta temática son consideradas hoy de culto como El Amanecer de los Muertos, Zombie Party, o 28 Días. Aunque también hay algunas que simplemente son experimentos olvidables como Zombie War, Guerra Mundial Z y otras semejantes.

Como todo género o categoría, este depende principalmente del argumento y la ejecución de la historia. Es indispensable que un guión zombie cuente con un buen balance argumental y un indispensable desarrollo de los personajes, de modo que cree un referente y, a la vez, se diferencie de otras obras de similar temática.

Archie, sin duda, está bien trabajada en cuanto a argumento y desarrollo de personajes, contando con un gran trabajo de arte gráfico.

Tal vez muchos piensen que el único atractivo de Archie sea los personajes y lo cierto es que es una verdad a medias ya que este cómic por sí solo cumple como una historia de zombie, estableciendo un inicio o origen de la infección (algo que muy pocas historias de este género suelen realizar), dejando muy en claro la naturaleza del evento mismo; pero a la vez marcando una sutil diferencia al mostrar, a modo de testimonio, la experiencia de algunos de los personajes en situaciones realmente complicadas, conservando de forma casi intacta las principales características ya establecidas de ellos. Esto habla muy bien de los escritores ya que demuestra el respeto que tienen hacia la franquicia, manejando increíblemente los conflictos internos que presentan varios personajes que asumen a su propia manera este brusco cambio en su vida, resaltando el logrado ambiente de supervivencia inherente en todo apocalipsis zombie.

La calidad artística presente en este cómic —como comentamos un poco antes— está a la par con la calidad de su guión, debido a que realiza una excelente “traducción” de los momentos y situaciones difíciles que los personajes experimentan a lo largo de la historia, este no es un dato menor ya que tanto las expresiones de los personajes, como los fondos, crean en el lector un interés genuino por la historia. En este sentido, el diseño de los personajes es excelente manteniendo sus características principales, lo que los fácilmente reconocibles.

Pero es la paleta de colores el mayor atractivo del apartado gráfico del cómic: si bien el diseño de los personajes y fondos es trabajado de manera excelente, es el juego de colores oscuros y tonos rojizos los que transmite sin complicaciones escenas de frustración, culpa, ansiedad, confusión y miedo, junto con adaptar a su manera los conflictos sentimentales que guardan en su interior estos personajes.

Es sin lugar a dudas un excepcional trabajo gráfico artístico, que se transforma en una buena experiencia para el lector.

Esta nueva línea editorial de Archie Comic, nombrada Archie Horror, demuestra que están dispuestos a contar buenas historias de horror, involucrando a estos personajes clásicamente conocidos por sus aventuras “inocentes” en momentos de verdadera tensión, generando interés en el lector por el desarrollo tanto de la historia como de los personajes y haciendo que esto sea (hasta cierto punto) casi impredecible.

Si bien es cierto que es imposible no notar las diversas referencias a los clásicos del género, lo que resta unos cuantos puntos en cuanto a originalidad y aporte a este tipo de historias; está de más decir que esta historia de Archie cumple con las expectativas de los seguidores del género zombie.
Tal vez para algunos apasionados por el género zombie esta no sea la mejor historia en un amplio catálogo con mejores conceptos y argumentos, pero eso no quita que Afterlife Archie sea una propuesta interesante, con un origen claro y bien argumentado, contando con los conflictos tanto internos como externos que estos personajes tienen que afrontar para poder sobrevivir en un mundo para el cual estos no estaban plenamente preparados.

Calificación: 8,5

En el blog:
Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña o crítica para el blog?

Los cosacos de Hitler

https://1.bp.blogspot.com/-1sv-SftdTDI/XTiXd7KPYrI/AAAAAAAAF2c/lBWH4w9iOAo2x2YlYsRnnN2-jfVGzJ4QACLcBGAs/s1600/004.jpg

Trite nos trae este cómic Franco-Belga de los autores Valérie Lemaire y Olivier Neuray.

Mayo, 1945: Lienz, Austria.

Edward y Nicolas, soldados británicos, son destinados a la vigilancia de los prisioneros alemanes. ¿Alemanes? No tan seguro...

Aliados de Hitler, condenados al odio y a la muerte por Stalin, los últimos herederos de la nación cosaca han puesto su destino en manos de los vencedores, alimentando la esperanza de encontrar refugio en Occidente.

¿Escucharán los británicos sus plegarias?

Eso es no contar con la implacable máquina de guerra estalinista...


Idioma: Español.
Editorial: Casterman
Año: 2013
Guion: Valérie Lemaire
Dibujo: Olivier Neuray
Tradumaquetador: WillyG (CRG)
Archivos: 2
Formato: CBR.
Tamaño: 186 MB

002003004005

Descargar cómics: