miércoles, 15 de junio de 2016

Reseña Serie de Televisión: IZombie Segunda Temporada


IZOMBIE - SEGUNDA TEMPORADA

Fecha de emisión: 6 de Octubre, 2015 - 12 de Abril, 2016
Episodios: 13
Creadores: Rob Thomas, Dian Ruggiero-Wright
Cadena televisiva: The CW
Reseña: Ñoño Cool

Hace unas semanas terminó la nueva temporada de una de las series que fueron una sorpresa para mí en lo que al panorama comiquero televisivo se refiere. Mientras dejé de ver Agents of Shield luego de la mitad de la segunda temporada esperando a que mejorase como todos me decían, de dejar de ver Arrow por caer más en los mismos clichés, seguía esperando cada capítulo nuevo de IZombie.

Podrá no estar al nivel de Daredevil para Netflix (y muy pocas cosas lo están) pero al menos jamás perdí el interés y mantenía su estándar de calidad, de tanto en tanto superándose a sí misma y sorprendiéndome con algunas de las decisiones que se tomaban a medida que llegábamos a los capítulos finales.

Nuevamente Diane Ruggiero y Rob Thomas toman los elementos más básicos del comic del mismo nombre para expandir el mundo aquí expuesto pues ESTA NO ES UNA ADAPTACIÓN FIEL, sino que algo que comparte tantos rasgos como tú los tienes de tu tátara tío-abuelo, comparten el nombre y una que otra similitud, pero son dos bestias diferentes. Y a pesar de que el comic es a mi gusto bastante bueno, creo que la serie se ha parado en sus propios pies y le supera en calidad, crucifíquenme si quieren, pero eso es lo que pienso.

IZombie mantiene ese tono alegre y optimista en cuanto a la condición zombie, pero esta vez se adentra mucho más que en la temporada pasada sobre los problemas que trae, ser un no-muerto puede ser tan simple como tener diabetes en cuanto a el drama que puede causar si lo cuidas bien, pero puede ser peor que la peste negra en nivel extinción si es que lo dejas demasiado libre, es algo que fácilmente puede ser una maldición.

Vemos más sangre, gente muriendo y siendo devorada por zombies, cuotas de violencia y gore, pero todo encuadernado en un estilo neo-noir que prima los cuestionamientos morales por sobre el espectáculo fácil. Incluso con su tono más relajado puede plantear dramas existenciales mientras hace gran balance con comedia, horror y el género policiaco.


Es un show ingenioso, con gran sentido del humor, referencias contemporáneas, consiente de sí mismo como programa de tv que toca un cliché tan gastado como son los zombies, por lo que saca partido de eso, posee diálogo inteligente y se enfoca en las relaciones de los personajes protagonistas y secundarios como su núcleo, pero que también posee en esta ocasión una trama más interesante que la vez pasada.

Olivia Moore, la hambrienta zombie que trabaja en la morgue para obtener cerebros y ayudar a resolver casos de asesinato junto a al detective Clive Babineaux usando las personalidades y recuerdos de las víctimas que absorbe con cada mordisco mientras su jefe Ravi busca una cura para ella se mantiene como el mejor elemento dentro del cast y el corazón del show. Rose McIver sigue con el enorme reto sobre sus hombros de interpretar a la zombie, así como a 13 otras Liv Moore que tienen que adoptar los rasgos mentales distintivos de a quien devora mientras mantiene también el estilo global de su personaje, cosa que no debe ser fácil.

Ella nos hace realmente creer que se mueve por una gran gama de personalidades que se pegan a ella, y que es algo que debemos aceptar como natural en vez de forzado. El show permanece mostrando el lado más humano de esta no-muerta, la mantiene como alguien que debe luchar contra los impulsos de un nuevo cerebro para mantenerse como ella misma mental y moralmente; su interpretación se transcribe en la pantalla como alguien muy relacionable y cercana.

Ahora ha superado la auto-aislación pero lidia con el terror a infectar a la gente con solo tocarla de mala manera, no poder tener intimidad romántica y sexual con quien no sea zombie, además de mantener en secreto su verdadero yo y siempre mostrar una careta al mundo; por esto ve su capacidad para resolver casos la única motivación en su no-vida para seguir adelante, ahora es el trabajo lo que la mueve.

Malcom como Clive cumple pero no destaca, siendo nuevamente el punto más bajo del show a pesar de la sub-trama romántica que se le entrega; pero el resto de actores secundarios son bastante correctos en sus respectivos roles, como Rahul por ejemplo, quien en el papel Ravi se ha cimentado como mi personaje favorito dado su carisma infeccioso y humor geek que va justo con mi estilo creando una buena dinámica con quien se le aparezca.

Y si Ravi es mi preferido y Liv el corazón del show, Mayor es quien ha recibido mayor evolución de su personaje. Pasando de ser ese galán de comedia romántica irrealmente perfecto, a un cazador de zombies que no tenía reparos en matarlos para proteger a los niños de la calle, a un zombie el mismo y experimentar los problemas que ellos tienen y así entenderlos; ser nuevamente la pareja de Liv esta vez como Zombie, y finalmente a ser curado de su zombidismo y ser forzado a matar no-muertos nuevamente, pero con su fibra moral descubierta prefiere salvarles en vez de ejecutarlos.

Todo lo que le sucede es creíble, y sin darte cuenta le apoyas en cada cosa que haga, no quieres que ni a él ni a los que protege les ocurra algún daño, y más que nada eso se debe a su bondad inherente, es un chico bueno en toda regla, un boy scout más… aunque a veces no lo sepa, o tenga que tomar decisiones difíciles que pongan su ética en cuestionamiento.

La relación entre Ravi y Liv, así como la de Ravi y Mayor se ponen a prueba más de una vez pero gracias a como se juegan las cartas por la gente a cargo de los guiones, creo que se han vuelto de mis amistades favoritas en shows basados en comics. Creo que lo único más débil en este aspecto sería el romance entre Olivia y Mayor, ya que se siente bastante cliché en su ejecución en algunas ocasiones.


Los villanos por su parte son los mismos de la vez pasada, pero nos enfocamos mucho más en Max y su empresa, y entendemos lo profundamente egoísta y hambriento de dinero que es, pero además un calculador y muy inteligente adversario lleno de recursos, y con su humor particular y relajo casi extremo en la situación que se le presente hace de él un villano no solo a tener en cuenta, sino que alguien que disfrutas ver en escena, y aún más recibir su merecido. Su hija es básicamente igual a él, pero juega con su sexualidad para manipular a Mayor.

Mr. Boss por su parte igual tiene un rol relativamente mayor, pero igual de plano como jefe criminal del bajo mundo; pero para compensarlo hay un giro en cuanto cómo se trata a Blaine de un antagonista a un potencial aliado, aunque nunca se pierde la desconfianza en él, y este sigue haciendo de las suyas para ganarse dicha desconfianza.

El cast completo muestra mucho talento, el mundo cada vez se siente más expansivo, y el guión balancea los tonos y distintas tramas tal como es de esperar ya de esta serie. Incluso se las ingenian para mantenerse sorteando el formato en el que están encasilladlos y que puede ser el principal motivo para asustar a los espectadores más acostumbrados a una trama continúa: el estilo procedimental.

Tal como CSI, NCIS, o Law & Order viven del caso de la semana, y más de uno puede cansarse rápidamente cuando le toma el ritmo, pero como Doctor House o Castle que también se ceñían a dicho esquema, puede llamar la atención con la atracción que causan los personajes hacia el espectador, la dinámica entre sus personalidades que se sienten genuinas, y claro está, la macro-historia que ocupa también una buena porción de los capítulos para ir hilando los conflictos haciéndola verdaderamente una semi-procedimental puesto que tiene continuidad entre cada episodio.

Eso no significa casos aburridos, pues aquí las víctimas aquí no son solo los cadáveres anónimos que mueven la trama y deben buscarles justicia; sino que cada muerto juega un rol esencial en el caso que dispara, pues Liv absorbe su vida y rasgos mentales. Por esto se sienten como individuos con historias únicas, talentos y temperamentos a ser tomados en cuenta en vez de solo gente en la morgue, existe una preocupación única por las víctimas.

Además gracias a las idiosincrasias particulares de cada uno, Liv va aprendiendo lecciones de vida pequeñas o grandes dependiendo del ser, y así tener técnicas de cómo afrontar su futuro… o incluso pasa lo contrario, la personalidad de la víctima es tan dañina que puede arruinar sus avances, forzarla a cometer un error que desencadene muchos problemas o arriesgar su cuello y el de los demás. Así que como en la temporada pasada, los muertos importan MUCHO para afectar casi todos los factores en la dinámica de cómo irá el episodio, a diferencia de todos los demás procedimentales del género policiaco.

Finalmente otro aspecto que suma al éxito de la calidad, es que todo se mantiene en movimiento evolucionando y en varias ocasiones de forma imprevisible, en especial cercano al final y el final mismo. Digo, realmente no tengo ni la más mínima idea de cómo mantendrán la estructura en la que todo descansa luego de lo que vi al final del show… y hacer eso recién en la segunda temporada es tomar riesgos. Sinceramente no tengo idea que pasará después de ese capítulo season finale.

iZombie tuvo una nueva temporada que mejoro no demasiado por sobre la primera, pero dado el nivel de base no es para quejarse, se movió rápidamente sin temor al cambio, jugando con las fortalezas que posee en la forma del carisma sus personajes, con un tono alegre y ligero que no tiene miedo de ir a lo serio e incluso caer en el género del horror, toques emocionales y conceptos expansivos, un buen nivel en casi todos los aspectos y que con la mirada fresca que ofrece a un género cansado como son los zombies. No importa que sea tan diametralmente diferente al comic en el que se basa, pues es un producto sólido y promete sorpresas a futuro, y se ha ganado más atención de la que recibe.

8.2/10

Post:   IZombie (comic)



No hay comentarios. :

Publicar un comentario