martes, 3 de mayo de 2016

Reseña Novela: Muy pronto seré Invencible


NOVELA - MUY PRONTO SERÉ INVENCIBLE

Editorial: Pantheon Books
Fecha de Publicación: 2007
Autor: Austin Grossman
Número de Páginas: 288
Reseña: Ñoño Cool

En el mundo de los comics hay superhéroes geniales, con los que te puedes relacionar, apoyar o sentirte inspirado, gente con habilidades magníficas o que con entrenamiento y trabajo duro han llegado a la cima; pero muchas veces la verdadera gracia del mundillo de los tebeos se encuentra en los villanos, que si bien no es siempre, en más de una ocasión son más interesantes y carismáticos que los mismos héroes.

El tirano espacial con complejo de salvador que es Sinestro siempre ha sido por lejos mucho más complejo y encantador que Hal Jordan; el brillante genio maligno con megalomanía y una cara desfigurada que es el Doctor Doom es por lejos más original y notable que los 4 Fantásticos combinados; y el risueño y grotescamente enfermo mental Joker por lejos supera a Batman en el departamento de carisma y atracción hacia el público.

Muchas veces poseen tal atractivo que terminas por apoyarles a ellos y no al héroe de turno para que triunfen en sus rutinarias maquinaciones de venganza, robo o dominación mundial. No hablo de los 3 ejemplos citados de los comics anteriormente, pero si de un buen trozo de los villanos allá afuera cuando digo  que una de las cosas que más me gusta de la concepción de un villano es que en más de una ocasión sufren los mismos accidentes químicos, radioactivos o tragedias psicológicas que han hecho del héroe un campeón del bien, pero emergen peores por ellos, en ocasiones con las mismas habilidades que su némesis, y en la gran mayoría de los casos comienzan a idear planes grandilocuentes que realmente son intentos equivocados de reganar su humanidad perdida.

Es este axioma que forma y capacita el imaginario de Austin Grossman en su primer libro, donde que se aplica herramientas del novelista a lo que es esencialmente una narrativa del cómic. Los capítulos se alternan entre las perspectivas de un héroe y un villano, contando la historia de un equipo de disfrazados que hacen el bien y el archienemigo que planea acabar con ellos. Y con es simple premisa ya sabes cuál de los capítulos serán los mejores.

Por un lado está el Doctor Imposible, que podría ser el verdadero protagonista de la novela a pesar de compartir la otra mitad del libro con los héroes en los capítulos intercalados. El hombre más inteligente de varios planetas, y con un buen grado de súper-reflejos y súper-fuerza, se viste con un casco rojo, capa y guantes armados y sufre de tendencias megalomaniacas dada su condición mental diagnosticada como “Desorden de Hypercognición Maligna”.

La meta de Imposible es conquistar el mundo, y tiene un hábito de confesar sus planes diabólicos antes de ejecutarlos. Habiendo hace mucho tiempo abandonado su identidad civil, pues solo sabemos que se llamaba Jonathan, sigue decidido a demostrar su brillantez al mundo, pero en secreto lamenta el día en que ganó su extraordinaria fuerza al tocar una fuente de energía radiactiva misteriosa.

Ha construido muchos aparatos del fin del mundo, cada uno más ridículo y rebuscado que el anterior, pero cada vez que se acerca a ganar definitivamente, el superhéroe de turno, usualmente siendo su némesis Fuego Esencial, le arruinan las cosas. Además Imposible está consciente de que siempre monologa, tiene una tendencia a vivir perdiendo y deja sus planes con fallas explotables… ya saben, las típicas cosas de un villano de comics; pero eso no impide que lo siga haciendo.

La otra mitad de la novela está contada desde el punto de la que se opondrá a Imposible: una heroína que recientemente ha sido cibernéticamente mejorada llamada Fatale. Esto luego de que un accidente desastroso de auto en Brasil la dejase en moribunda y accediese que un grupo de científicos la reparasen con un esqueleto de metal, un cerebro digital y transformándola en una enormemente alta versión femenina de Cyborg de DC Comics.

No recuerda nada previo al accidente, pero usa sus poderes para poder hacer el bien, y se une como la miembro más reciente al equipo superheróico más poderoso del momento llamados “Los Nuevos Campeones”, quienes se la pasan discutiendo, y apenas funcionan como entidad unida dada su historia bastante larga como aliados, con batallas, romances y sacrificios en sus filas. Además, no tiene idea de por qué fue elegida para ser miembro, y si realmente se lo merece.


La historia en sí comienza en una pequeña celda de cárcel donde el Doctor Imposible pasa las horas planeando su próxima escapada. Él ya ha tratado de apoderarse del mundo diecisiete veces o más, pero él está seguro de que tiene la oportunidad de victoria asegurada con la desaparición de Fuego Esencial, la versión de la novela de Superman. Y cuando escapa, los héroes deberán ponerle un alto a sus maquinaciones, mientras le culpan de lo que sea que le ha pasado a su compañero caído, cosa que Imposible no hizo, y se siente molesto por no haberlo hecho.

Los capítulos del villano sirven para avanzar la trama y están llenos de grandes momentos de humor, y los de Fatale para enfocarse en cómo funciona el mundo donde se mueve todo, analizando cómo vivirían los héroes de ficción si se les diese un toque más “realista”, y son los que traen la emoción y tensión consigo. La novela juega deliberadamente con el imaginario del cómic y clichés con su lista de cruzados encapotados y malvados villanos, pero al hacerlo a través de pura prosa en lugar de arte secuencial como en un tebeo, el libro logra mucho más.

Podemos ver muchos clichés del género siendo explotados para sacar risas, como cuando el Doctor Imposible (Lex Luthor) debe luchar contra los Campeones: Lobo Negro (la versión de Batman de libro), Damisela (Wonder Woman), Triunfo del Arcoíris (Stargirl), Elfina (Una elfa salida de Narnia, donde varios de sus personajes son superhéroes en este mundo), Feroz (Wolverine) y Mister Místico (Doctor Fate/Zatanna). Esto porque los Campeones se le lanzan de a uno esperando turnos, y él usa sus habilidades para derrotarlos o huir de ellos, comentando la batalla a medida que avanza. Las luchas son ESPECTACULARES, pero no por eso menos parodia del género.

Otras cosas clichés son los videos documentales, las relaciones entre pareja que parecen eternas pero se rompen de la nada, chistes malos lanzados por el héroe, villanos que se hacen buenos, héroes que se hacen malos, versiones de Tierras paralelas, otras dimensiones, planes ridículos, bases ocultas, y un sinfín de cosas que podemos ver en las páginas ilustradas, y se ocupan como guiños al lector o parodias.

Tanto Fatale como Imposible son personajes con los que puedes conectar fácilmente, siendo la primera una chica insegura que no conoce su lugar en el mundo, y el segundo un dictador benevolente que solo quiere que le dejen de hacer bulling por su genio, que viene desde la escuela donde ha sido un tipo tímido y perpetuamente aislado, blanco eterno de burlas y quedarse con la chica por alguna vez en su vida; sufre del síndrome de Genio Malvado, no puede evitar ser un villano y odia a los héroes porque los ve como reflejos de la gente que siempre le causó problemas en juventud y niñez.

De hecho diría yo que los personajes principales y secundarios son los que causan el interés en la trama y no la historia misma, que es bastante predecible como para mantener el suspenso todo el tiempo. Aunque los superhéroes fuera de Fatale a veces resultan pedantes, vacíos y poco relacionables.

“Muy pronto seré invencible” es un libro que sin duda contribuye como una gran adicción al género, para los fans de la Liga de la Justicia o los Vengadores este es una historia de lo más estimulante y una recreación llena de cariño sobre las dinámicas de los superhéroes y la tragedia inevitable del siempre perdedor villano. Grossman toma las raíces del género superheróico que se esconden en el pulp y las utiliza sin miedos, construye personajes claramente basados en otros pero que rápidamente se vuelven su propia entidad, y las peleas que hay en sus páginas son de lujo. Lo único que puedo decir es ¡¿¿Qué diablos esperan para transformar esta novela en una miniserie de comics maldita sea??!!

8.5/10



No hay comentarios. :

Publicar un comentario