miércoles, 18 de mayo de 2016

Reseña Comic: Punk Rock Jesus


PUNK ROCK JESUS

Editorial: Vertigo Comics
Fecha de Publicación: 2012 - 2013
Guionista: Sean Murphy
Dibujante: Sean Murphy
Reseña: Ñoño Cool

“¡A veces desearía ser Jesucristo
y que esto fuese la segunda venida
y así podría enviarlos a todos al infierno!”

En mis lecturas comiqueras el dibujante Sean Murphy ha tendido a aparecer esporádicamente, ya sea en Hellblazer, The Wake o American Vampire, pero esta es la primera vez que también me he topado con su nombre en la sección del guionista anunciando que este sería su primer trabajo como artista completo en esta propiedad perteneciente a la línea Vertigo. Y vaya que sorpresa me llevé en estos 6 números con su calidad argumentativa, pues podría decir sin miedo a equivocarme que a pesar de ser un gran dibujante, como guionista posiblemente tenga aún más talento.

La cosa va más o menos así: en un futuro no tan lejano se anuncia el reality show más controversial en la historia de la televisión de la mano del productor Rick Slate, un magnate comunicativo despiadado y sin escrúpulos, que tiene como foco centrarse en la vida de Chris y seguirle sin perder detalle. ¿Nada muy polémico hasta ahí, verdad? Pues bueno, lo que pasa es que Chris es un clon de Jesucristo creado por la doctora Sarah Epstein a partir de ADN extraído del Santo Sudario de Turín luego de restaurarlo.

Como era de esperar, las reacciones se sintieron fuerte y claro a lo largo de todo el planeta Tierra con un espectro tan variado como numeroso de respuestas ante la situación, y por lo mismo la popularidad del show y su protagonista crece más y más transformándole en un verdadero “Jesucristo Superestrella”.

Entre los fanáticos religiosos y cristianos comunes se genera un cisma que contiene dos lados, uno apoyando a este Chris como la segunda venida del Hijo de Dios y se debe adorar y seguir; el segundo bando totalmente opuesto ve en él un asqueroso farsante que es una herejía andante, un hombre blasfemia. Los políticos también muestran emociones y reacciones encontradas a la hora de sopesar las consecuencias de un programa a la “Truman Show” con Jesucristo reencarnado de protagonista en un continuo seguimiento 24/7 donde no existiría su privacidad. Por último los científicos y toda la comunidad investigativa debaten si es moralmente correcto dar pie al experimento, o si es mejor dejar que siga su curso y usarlo para así tener más evidencia contra la religión tradicional.

¿Y qué pasa con Chris en todo esto? Bueno, el clon de Jesucristo el hijo de Dios Todopoderoso se vuelve ateo nada más, y lidera un grupo de música punk para poder difundir un mensaje antirreligioso a lo largo del planeta, una cosa pequeña realmente. Esa movida no hace sino enturbiar aún más las aguas de lo que estaban, y tanto su vida como la de la gente por la que se preocupa se encuentran en un grave peligro gracias a esto; por lo que la única manera de sentirse más a salvo es contar con la protección del guardaespaldas irlandés Thomas McKael, ex miembro de la IRA quien solo quiere encontrar la redención

Esto es un panorama complejo para un autor a la hora de abordarlo para desarrollar algo de calidad, y muchos fallarían entregando un desastre que solo quiera causar shock al lector y que diga en su cabeza “¡ooh, no puedo creer que lo hizo! ¡Mira lo subversivo que es!; pero Murphy sabe cómo hacer una sátira inteligente del mundo actual tocando una buena cantidad de temas a criticar de una manera muy ingeniosa.


La idea para este comic le vino a Sean cuando leyó artículos sobre clonación y se preguntó quién será el primer candidato a someterse al proyecto si este estuviese a cargo de USA, y luego de meditar sobre la obsesión religiosa que tiene el país sobre cualquier imaginería católica en especial Jesús, la respuesta vino a su mente sin demasiado preámbulo por lo obvia.

Y dado que la sociedad de Norteamérica así como gran parte del mundo occidental está tan obsesionada con los reality shows, incluir ese elemento era el segundo paso en una cadena de pasos lógicos a tomar en cuenta ya que este Jesús 2.0 se movería en nuestro contexto global actual, donde la gente está casi hipnotizada por los programas de farándula, concursos de talento y más cosas de esa índole donde la intimidad ajena es acosada hasta la no existencia por la constante exposición mediática. Por esto, el programa que sigue a Chris se conoce simplemente como “J2”  se asemeja en formato muchísimo al Show de Truman con Jim Carrey en el protagónico

Con esta premisa se ahonda temas que llaman al debate en muchos frentes, como es el fanatismo religioso y el daño que puede hacer la fe, el creacionismo como doctrina opuesta a la teoría de la evolución de Darwin, la sociedad que rápidamente se deshumaniza más y más viendo a la gente como números, estadísticas o un anónimo tras un computador; la utopía poco realista que buscan los movimientos anti-sistema, las nuevas posturas de la ciencia corrompida en sus propósitos, el cambio climático, y un largo etc que pretende examinar minuciosamente la sociedad contemporánea occidental. Lo mejor de todo es que no presenta las cosas desde un solo punto de vista, sino que crea varios para que se contrapongan e interactúen intelectual y moralmente.

El guardaespaldas irlandés se presenta como un tipo tan duro como si John Wayne, Sylvester Stallone y Bruce Willis se hubiesen fundido en un solo ser; pero es quien aporta la visión emocional a la mezcla al vivir con remordimientos por todos a quienes mató en la guerra y solo quiere salvar su alma, transformándose en el único creyente puro que no tiene sus motivaciones para apoyar cualquier bando manchadas por X motivo.


Es una lectura que premia a las relecturas dado que encuentras más y más elementos transformándose en una cosa verdaderamente inteligente mientras más lo lees. Gracias al gran balance entre todo el argumento crítico, las subtramas interesantes y caracterización y evolución de personajes Murphy brilla como guionista y dota a su obra de una intensidad absorbente, ritmo trepidante, una narrativa que te hace cómplice y logra entusiasmarte para que disfrutes tanto como él mismo al hacer el comic.

En cuanto al dibujo, Murphy decidió utilizar el blanco y negro para ensalzar el tono herético e impío de su obra, darle más fuerza a su sátira y que los elementos de sub-cultura y contracultura florezcan en ella, como es el punk. El trazo es detallado pero con un aire experimental a lo largo de las páginas (¿qué trato de decir con “experimental” aquí? No sé, sonaba bonito solamente) y cada viñeta no se rige por lo que se consideraría narrativa visual común y corriente.

Creo que con esta obra Murphy se me terminó haciendo un autor del que espero muchas más cosas en el futuro, ojalá no solo visuales dándole cuerpo a los pensamientos de otros sino que también detrás del guión del tebeo del que esté encargado. Para mí este comic toma hartos riesgos, es transgresor, inteligente y se lee en una pasada por lo fascinante; es un producto rico en contenido que todo fan del comic que no sea sensible cuando se trastocan temas religiosos de maneras que puedan parecerle ofensivas, debería leer.

10/10 

Enlace Externo:  Punk Rock Jesus Online (en inglés)
(*no ha sido tradumaquetado por completo)




No hay comentarios. :

Publicar un comentario