jueves, 7 de abril de 2016

Reseña Comic: Block 109


BLOCK 109

Editorial: Akileos
Fecha de Publicación: 2009
Guionista: Vincent Brugeas
Dibujante: Ronan Toulhoat
Reseña: Ñoño Cool

Hablemos de la Ucronía. Es un sub-género literario que consiste en tomar elementos históricos, cambiarlos a cómo ocurrieron en la realidad que conocemos y construir y desarrollar una trama que transcurre en ese pasado imaginario. Así como utopía es lo que no existe en ningún lugar, ucronía es lo que no existe en ningún tiempo.

Construyes un pasado que nunca existió tomando en cuenta cómo sería el mundo si cierto evento histórico clave para nuestra línea temporal hubiese sido alterado. Para esto debes pensar en cada una de las consecuencias que nacieron del punto a transformar y hacer una reconstrucción lógica de cómo los supuestos acontecimientos no sucedidos, pero que habrían podido suceder, hubieran reformado nuestra realidad.

Entre las ucronías más recurrentes tenemos mundos donde los dinosaurios no se hubiesen extinguido, nazis ganando la Segunda Guerra, Jesucristo jamás naciendo en Roma, Confederados ganando la Guerra Civil, la Peste Negra acabando con la Europa cristiana, y el mundo que queda se lo disputan los musulmanes y los chinos, Colón no descubre América, Augusto Pinochet salvando a Salvador Allende del Golpe Militar chileno, México ganándole a los Estados Unidos y conservando Texas, USA jamás desarrolla la bomba atómica, etc.

En el cine encontramos muchos ejemplos del género con películas como "C.S.A." de Kevin Willmott, en la que un documental de la BBC sobre la esclavitud en los Estados Confederados de América, nos muestra como el Sur gana la batalla y la esclavitud perdura hasta nuestros días. Otro ejemplo más reciente podría ser la película de Quentin Tarantino “Malditos Bastardos” con Brad Pitt en el rol principal, donde un comando de judíos ayudados por el astuto coronel nazi Hans Landa asesinan a Adolf Hitler.

Por el lado de los comics los fans reconocerán los llamados What If? En Marvel y los Elseworlds en DC, donde más que la historia real, lo que se reformula es la historia de esos universos ficticios. Si es que siguen mis reseñas (habrán algunos por ahí... ¿digo, no?) estarán más que familiarizados con la veta ucrónica de DC.

La literatura es el lugar en el que el género prolifera a mayor cantidad, tenemos “Al Oeste del Edén” de Harry Harrison donde humanos y dinosaurios conviven al mismo tiempo, los libros “El Libro del Mensajero” y “El Conquistador” ambos exploran el planeta si es que el descubrimiento del Nuevo Mundo fuese revertido, en vez de ser los españoles quienes descubren América, son los pueblos indígenas quienes cruzan el Atlántico en enormes embarcaciones y conquistan España o llegan al Japón. O incluso añadiendo viajes en el tiempo como “La Sombra de Fuego” donde el Teniente Bello luego de perderse en su avioneta llega al pasado en medio de la guerra entre Chile vs Perú/Bolivia donde al contrario de la realidad, la alianza de países va ganando la batalla.

“El Hombre en el Castillo” de Philip K. Dick que nos plantea un mundo donde el Eje derrota a los aliados, lo mismo intentan novelas como "Doble destino", "El cuerno de caza", "Hitler victorioso", "Patria de Robert Harris", "En presencia de mis enemigos", "El filo de la hierba" y muuuuchos más. Esto porque la temática de la IIGM es la que más da que hablar, porque es el evento que incluso hasta hoy en día está más grabado a fuego en la memoria colectiva de la humanidad.


Nuestro comic a tratar el día de hoy también toca este punto y lo tuerce a su gusto, pero lo bueno es que no sigue las mismas pautas de tantos otros autores. No se va al extremo que Norman Spinrad hizo en “El sueño de hierro”, donde nos muestra a un Hitler que en vez de liderar los nazis emigra a Estados Unidos y termina transformándose en un escritor de ciencia ficción; no, aquí se sigue el lado militarizado del asunto, pero que le entrega una vuelta de tuerca al asesinar a Adolf y sustituirle por un líder con unos ideales muy, pero muy distintos.

Block 109 es una novela gráfica en que la guerra no ha parado desde 1939, lo que ha dejado a la humanidad al borde de la aniquilación, donde los Nazis desarrollaron primero la bomba atómica y barrieron con Estados Unidos y Gran Bretaña con esa arma, y está en conflicto permanente y parejo contra Rusia.

Ya es 1953, Alemania está hirviendo con dramas políticos internos, y el último líder del Tercer Reich llamado Zytek, planea resucitar un proyecto muerto de investigación para crear la fórmula del súper-soldado que fue cerrado luego de su fracaso, para utilizarlo como carta definitiva para acabar con sus enemigos eslavos. Esto porque la fórmula es un mortal virus ahora, capaz de transformar a quienes son contagiados en una especie de zombies.

Mientras busca la manera de vencer a su enemigo externo, deberá luchar también a los internos, pues dentro de su gobierno se encuentra con una durísima oposición por parte de un colega que planea derrocarle junto a otros conspiradores. El problema será cuando todo parezca indicar que no le interesan ni los rusos ni los nazis en sus puertas y sus intenciones finales van mucho más allá de esos enemigos inmediatos.

Por su parte Steiner, es un antiguo oficial Nazi que participó en el equipo que desarrolló ese virus, y ha sido enviado al frente más peligroso de todo el conflicto armado, donde existe la mayor tasa de muertes y peligrosidad solo para que el secreto se vaya con él a la tumba. El problema es que se niega a morir y sobrevive a pesar de todas las posibilidades en su contra, pues lo mueve el deseo de detener los planes de Zytek y vengarse de todos sus ex mandamases; Steiner es el único que podría ponerle un alto al reloj del Día del Juicio.


Los personajes son medianamente interesantes y la historia distópica es bastante buena. Los zombies infectados, la hostilidad continúa y la escases de esperanza, todo funciona como piezas de un puzzle para mostrarnos un mundo moribundo, sumido por la guerra y totalmente autodestructivo. Y el planteamiento que posee al final con el eliminar la raza humana y reemplazarla por los “aptos y puros de raza” por un motivo u otro es repetido, pero al menos aquí funciona de gran manera.

Otro punto a destacar es el toque de modernidad en todo el conjunto, con corporaciones sujetando económicamente el continente, armaduras y maquinarias muy avanzadas como trajes de combate tipo mechas. Los alemanes desarrollan tecnologías que jamás se han asociado con ellos en este mundo, pero aún así eso no impide que estén en una guerra fría con Rusia durante muchos años.

El dibujo es simple y crudo, todo está presentado en un blanco y negro que juega con las luces y sombras y diseños de personajes variados y llenos de detalles, en veces muy puntuales se ocupan los colores, pero es el rojo el que predomina para resaltar la sangre o la iconografía nazi. Sinceramente el dibujo acompaña y a veces supera al guión.

Block 109 es un comic que merece un vistazo, y ya cuenta con 3 otras obras que suceden y se desenvuelven en ese mismo mundo. Se lee rápido, disfrutas bastante, la ejecución del final puede ser algo abrupta y simple, pero el mundo que se construye es lo suficientemente interesante para suplir esa falencia. Recomendable.

7.5/10 

Post:   Block 109



No hay comentarios. :

Publicar un comentario