jueves, 3 de marzo de 2016

Reseña Película: DEADPOOL


DEADPOOL - PELÍCULA 

Fecha de estreno:  12 de Febrero, 2016
Director: Tim Miller
Guionistas: Rhett Reese, Paul Wernick
Productora: 20th Century Fox
Duración: 108 minutos
Reseña: Ñoño Cool

Quién pensaría que un personaje con menos de 30 años de vida en los comics, y nacido como nada más que una broma tendría su película en solitario antes que Wonder Woman, Flash, Namor, y muchos otros nacidos casi 40 años antes que él y mucho más icónicos en el panorama comiquero… pero en un mundo donde un mapache y un árbol que habla hicieron lo mismo, aquí estamos. Deadpool ya tuvo su película en solitario, la he visto y vengo a opinar sobre ella.

El “mercenario bocazas” nació en una de las peores épocas para el mundo del tebeo: los 90’s. Héroes ultramusculados con armas más grandes que su cuerpo y con trajes llenos de bolsillos poblaban las páginas, historias vacías y sin sentido eran pan de cada día, y los mutantes saturaban feamente el mercado. Sumándole que fue creado por uno de los peores creadores salidos de esa misma pésima época, y como una simple parodia de Deathstroke, el antihéroe de DC, es un caso muy particular que Wade se volviese tan popular como terminó siendo.

Gracias al editor de Marvel por ese entonces, se decidió extender la broma y nombrar a Deadpool como Wade Wilson, para que su parecido con Slade Wilson fuese más allá de rasgos de su diseño, y ocupación de mercenario. Pero ese no es el único plagio que lo compone, pues también es la mezcla de 2 de los personajes más populares de la Casa de las Ideas en ese entonces: Spiderman y Wolverine.

De Peter sacó el color rojo de su traje, los ojos de la máscara y su característica forma de hablar sin parar lanzando chistes que el arácnido ocupaba para distraer a sus enemigos; y de Logan tomó varios poderes, entre ellos su factor curativo y el estar ligado al departamento canadiense Arma X como otro de sus súper soldados.

Su popularidad se volvió explosiva, ya que el personaje se arriesgaba a hacer cosas que otros no podían hacer, ya que rompía con lo políticamente correcto, haciendo cosas sexistas, racistas, brutalmente violentas o despreciables. Burlándose de cosas como la muerte de Gwen Stacy, atentados musulmanes, y teniendo una conducta a la que inmoral le queda chico como denominación, usa su humor referencial, tópico y absurdo para hacer mofa de todo y de todos. Además, está loco como una cabra, tiene triple personalidad, vive alucinando, y es dueño de un humor muy negro.


Así que tienes un anti-héroe que puede ser hilarantemente rompe esquemas, o una maldita molestia en el trasero si no se sabe usar y está ahí nada más que estorbando y cansando al lector y/o espectador; y aunque parezca fácil el hacer lo primero, es una fina línea que muchos cruzan cayendo en la segunda categoría cuando lo guionizan. Por esto estaba preocupado de cómo sería su película, en qué parte del espectro caería.

Mis dudas se fueron disipando cuando vi la dedicación de Ryan Reynolds y su equipo al crear una de las campañas publicitarias más originales, atrevidas, inteligentes, imaginativas y sin duda efectiva de… tal vez, siempre en la historia del cine. Digan lo que quieran del film, sus trailers, spots, teasers, promos del día de Australia, lucha contra el cáncer de próstata, muchas fotos promocionales, los 12 día de Deadpool, etc levó a que la película consiguiese 135 millones de dólares en su semana de apertura, superando toda expectativa y a toda primer semana de cualquier otra película en solitario de un héroe de comics.

Una vez visto el film, tengo que decir que ES LA MEJOR PELÍCULA QUE HE VISTO EN MI MISERABLE, TRISTE Y SOLITARIA VIDA, WADE ES TAN GRACIOSO, TIERNO, Y HUELE A….. ¿¿Qué estás haciendo??

- Escribiendo la opinión correcta sobre mi película, ya es hora de que haya un reseñador con verdadera clase en este blog.

- No estoy acostumbrado a que me interrumpan en mis reseñas… pero me temía esto. Algo que se me olvidó mencionar, es que Deadpool está siempre consiente que es un personaje ficticio y en qué medio se encuentra, ya sea comic, película animada, live action, videojuego… o una reseña, aparentemente. Rompe la 4ta pared y habla con sus lectores, espectadores y así.

- Soy tan irreverente, irrepetible, insuperable y todo lo que comience con I. Todos me aman… ahora, escribe sobre lo maravilloso y súper sexy que soy.

- Si… tan innovador como Spider-Gwen y único y especial como Harley Quinn. Howard el Pato ya rompía la 4ta pared cuando estabas en pañales y lo mismo la She Hulk de Byrne, diablos no eres ni siquiera la primera parodia superherórica ¿Recuerdas a la Garrapata? Ahora ¿No tienes una convención de comics que apestar con cosplays? ¿Puedes dejarme escribir esta cosa tranquilo?

- No eres divertido… anda, escribe tu basura. De todos modos cuando la suban al blog ese bastardo que te pone “horrible” en la clasificación de las estrellitas en cada reseña te estará esperando.

Ugh… como sea. ¿En qué iba? Ah, si… la película. El film llega enmarcado del contexto en que los comics son parte patente de la cultura popular, y las adaptaciones al cine son la regla y ya no más la excepción, siendo el tipo de películas más populares que existen actualmente. Por eso, era la ocasión perfecta para que Wade diese su salto al cine.

Aunque no es la primera vez que esto pasa… su aparición original en la pantalla grande fue en X-Men Origins: Wolverine interpretado por el mismo Ryan Reynolds, pero la versión plasmada era completamente alterada con respecto a la versión del comic, y estúpidamente malgastada. Con este film, se podría decir que 20th Century Fox, el estudio que retiene los derechos de los 4 Fantásticos y todos los mutantes, se ha enmendado, aprendió su lección y esta vez hizo lo correcto.

Este es un film que estuvo 9 años en proceso de filmarse, siempre bañado en dudas sobre si funcionaría o no, pero luego de que se filtrase misteriosamente una filmación de prueba con una escena de un par de minutos donde la esencia del personaje se encontraba a raudales, el internet se prendió en llamas y todos exigían que la hiciesen de verdad por el enorme potencial que tenía si se adaptaba como debía.

Ayudado con la presencia de Ryan Reynolds que durante esos 9 años fue el principal motor para que el film viese la luz del día dado su fanatismo gigantesco por Deadpool, Fox aprovechó su status de superestrella de Hollywood y dio luz verde al proyecto. Se les sumaron el director Tim Miller, y los guionistas de Zombieland Paul Wernick y Rhett Reese, y la cosa estaba lista para ponerse en marcha.

Estaban tan comprometidos en hacerlo de la manera correcta esta vez, que incluso corrieron un enorme riesgo comercial (que terminó en un exitazo en taquilla a nivel mundial) al darle una clasificación “R” que significa que no podrían verla los niños, principal público que va a ver los films de superhéroes.

- ¡Oh si! ¡La primera película de comics clasificación R baby! ¡Chúpate esa Wolverine!

-  ¿Te olvidas de Sin City, 300, Kingsman, Ichi the Killer, Old Boy, o V de Venganza?

- Ok, la primera película de superhéroes clasificación R… baby

- Kick Ass 1 y 2, Watchmen, Darkman, la trilogía de Blade, Spawn, The Crow, Punisher, Dredd, Constantine, ….

- Sinceramente no eres divertido. Con razón sigues escribiendo cosas para un blog de comics en vez de conseguir novia. Pero bueno, eso significa que has practicado mucho con tus manos, lo vas a necesitar… imbécil.

- ¡Podrías largarte y dejarme hablar de la película en paz! ¡Incluso me gustó el maldito film y quiero escribir cosas buenas sobre este en la reseña!

- Mientras no sea una review taaan mala y parcializada como la que les hiciste a las películas de Star Wars. Digo, ¿leíste los comentarios de esos post? Había una legión de ñoños ardidos llorando por las calles… todo por lo poco profesional que eres… tu madre debe estar avergonzada de ti, solo escribes para un blog de comics y ni eso haces bien.

- ¿Ah sí? Pues tu papá es Rob Liefeld

- Yo… yo no te insulté tan feo… 

- Perdón Wade… no quise… es que me hiciste enojar…

- Me voy al rincón… termina tu reseña… ya no me verás el rostro.

- Espera… espera…

- ¿Quieres ver el trasero de Wolverine?


- ¡Ahhhhgh mis ojos! ¡Vuelve aquí degenerado! ¡Te voy a meter una chimichanga por donde no sale el sol!

(Turuturu tuturutu turuturu tuturutu Experimentamos problemas técnicos tututuru tuturu tururururururuuuuu tututuru ruru…)


Como sea…. La película de Deadpool cumple absolutamente todo lo que se propuso, redimir al personaje después de su indignante aparición con la boca cocida en el film en solitario de Wolverine, y ser un film totalmente cómplice con el público que es fan del género superheróico, que sigue todos los nuevos estrenos en cartelera, conocen todos los detalles tras bambalinas y tiene sus quejas y alabanzas con muchas decisiones que se hacen sobre esta clase de cine.

Puedes ver la película sin saber nada, pero no se disfruta ni un décimo si es que conoces a Deadpool y las historias de los X-Men, tienes en cuenta que la línea temporal y continuidad en las películas prácticamente no existe, que el Profesor X ha tenido dos actores diferentes interpretándolo (Patrick Stewart y James McAvoy) al mismo tiempo; que la película de Deadpool se hizo con tan poco presupuesto que no pudieron costear más que dos X-Mens de baja categoría, que Ryan Reynolds tiene fama de nunca haber sido muy buen actor y es por su apariencia que se gana muchos roles, que interpretó a Hal Jordan el Linterna Verde en una versión casi odiada unánimemente por lo mala; o que tanto Wolverine como Hugh Jackman son amados por el público, pero X-Men Origins: Wolverine es basura cinemática y la aparición del Deadpool con la boca cosida es asqueroso; que los superhéroes aterrizan de cierta manera, que debe haber un cameo de Stan Lee en las películas de Marvel, y un laaaaargo etc. Esto porque cada cosa mencionada es tocada y foco de burlas en una o más ocasiones.

Básicamente Deadpool es una película muy consciente de que es una película, y que llegó en el momento perfecto, ya que en el cine actual está lleno de superhéroes, universos cinematográficos, reboots, remakes, secuelas a no acabar, y más. Gracias a eso entrega una mirada autocrítica hacia el género pero sin irse demasiado profundo, y solo aprovechando los problemas para hacer humor y contar chistes, que golpean uno tras otro.

La secuencia de créditos de apertura es una de las mejores intros jamás hechas en una peli de comics, me tuvo con la sonrisa en el rostro en todo momento. Y la versión usada para la pantalla grande es la que Joe Kelly nos trajo en el comic, un Deadpool que suelta chistes sin callarse para sacarnos carcajadas, pero que también es un hombre dañado por dentro y por fuera, torturado y que experimentó con su cuerpo los peores límites de la crueldad humana.

Miller y los guionistas encontraron el equilibrio entre estos dos aspectos y la trama se mueve con el humor sin filtro y los momentos dramáticos contados en flashbacks que nos muestran su origen y su relación con su novia Vanessa; alternándose con el presente. Y es esta estructura donde tengo mi problema, ya que a veces su ritmo se ve empantanado por el cambio de tiempo presente al pasado y le costara arrancar a full a la cinta. Lo bueno es que hasta la última gota de la esencia de Deadpool está plasmada en pantalla.

La trama central es una historia de amor, real y sincero que me compré desde el primer minuto. Vanessa es tan demencial y calentona como Wade, son perfectos el uno para el otro. Deadpool no es más que una película romántica con mucho humor ácido, referencias a la cultura pop, palos hacia Warner y DC Comics, el MCU de Marvel y la misma Fox; así como mucha violencia gráfica… ya saben, lo típico de un film de San Valentín.


Ryan Reynolds es por lejos la mejor parte del film, pues no solo hizo la película posible en marketing y producción, sino que como protagonista se luce. Lleno de simpatía, sentido del humor, con el que empatizas rápidamente a pesar de ser un muy mal tipo, y que no importa si lleva la máscara, la piel deforme con el maquillaje o a rostro descubierto, ES DEADPOOL a lo largo de todo el metraje, teniendo gran química con todo el elenco, en especial el X-Men metálico ruso y bonachón, y Weasel. Desde lo enfermo y demente hasta en lo bizarramente adorable, Reynolds lo clava.

- ¡Sabía que me encuentras adorable!

- No tú otra vez…

- ¡Me amabas en secreto!… si quieres demostrarme tu amor, serían $500 dólares la hora, $300 extra si quieres algo extraño, y otros $400 por si hay animales hechos de globo incluidos.

- Como te detesto… si no fueras inmortal te intentaría decapitar en estos momentos, o ensartarte una barra de acero de tu colon a la garganta, como si fueses un puerco asado.

- No es necesario el odio cariño, soy tu amigable vecino Deadpool, no la editorial Ovnipress, guarda tus quejas para esos imbéciles chupap**** que no conocen el mercado en el que se mueven (me pregunto si bajarán esta reseña porque tiene Marvel escrito en alguna parte). No hay para qué sobre reaccionar como pequeño chico enojón de 5 años solo por un par de comentarios, digo ¿Eres Ñoño Cool o Dross?

- Siempre tengo gente tras mis talones reclamando que eliminen la sección de reseñas de How to Arsenio Lupin en la página de Facebook porque solo quieren descargar comics y no leer opiniones, y con tus continuas interrupciones solo haces que tengan más argumentos a su favor.

- Sonríe ojitos negros ¿te apetece una chimichanga con extra queso? Eso siempre me alegra luego de que me pasan cosas malas, usualmente involucrando mi trasero… deberían llamarme Dick Grayson.

- ¡¡¿¿¿¿Podrías largarte ya????!!

- ¡Temporada de conejos! ¡Temporada de patos! Puedo seguir así todo el día…

- Déjame terminar esta reseña por favor… a estas alturas posiblemente sea la última.

- Lo haré solo porque lo pides amablemente. Recuerda ponerle demasiadas comas y puntos innecesarios, repetir adjetivos, dar vueltas en lo mismo y aportar poco. Ya sabes… tu estilo de escritura. Adiosito, y un besito en la nariz.

- ¡Yo no… yo… yo… al diablo, los demás secundarios están geniales, destacándose la misma Morena Baccarin como Vanessa, T.J. Miller como el hilarante Weasel, y Colossus (quien se luce en su lucha contra Angel Dust). Ajax como villano principal por su parte jamás pasó de ser un antagonista plano, cliché y muy desaprovechado, cumplió con lo suyo, pero viendo lo que se hizo con el resto del cast, pudo haber sido mucho más.


El film se burla de muchos clichés y cae intencionalmente en otros para poder funcionar como parodia tanto en cosas como la trama romántica, como en la simpleza de la narrativa. No solo tiene cameo de Stan Lee, sino que hasta de Rob Liefeld mismo; la secuencia post-créditos en magnífica y nos entrega una genial promesa.

Y claro, es sin duda la adaptación más fiel de un personaje de comics a la pantalla grande. Creo que los lectores del personaje van a gozar con la película, y por ahora esta se posiciona como la mejor película pijamera del 2016 (de todos modos es la primera que sale) y no creo que sea destronada tan fácil en cuanto a calidad.

Al final solo nos queda dar gracias a Ryan Reynolds por su enorme esfuerzo en todo este proyecto y creer en el personaje cuando todos creían que era una causa perdida redimirlo en el cine. Espero con ansias la continuación de la franquicia y ver hacia donde irán la próxima vez, ojalá mezclándole con X-Force espero. Por ahora, no queda nada más que hacer que poner un video de las Golden Girls para ver a Bea Arthur comiendo chimichangas.

7/10

- ¿Solo un cochino 7? ¡Se merece un 10!

- ¿Es que no me dejarás tranquilo ni al final de la reseña?

- No hasta que le des un 10

- ¿Qué tal 8/10?

- Un 10 o no hay trato…

- 9/10 y una cubeta con alitas de pollo

- ¡Hecho!

Ok… entonces, como iba diciendo: “Por ahora, no queda nada más que hacer que poner un video de las Golden Girls para ver a Bea Arthur comiendo chimichangas”.

9/10




No hay comentarios. :

Publicar un comentario