jueves, 31 de marzo de 2016

Reseña Libro: Trilogía de Darth Bane Parte 2


TRILOGÍA DE DARTH BANE PARTE 2 - REGLA DE DOS

Editorial: Del Rey
Fecha de Publicación: 2008
Autor: Drew Karpyshyn
Status actual: NO CANON
Reseña: Ñoño Cool

"Cuando tu poder eclipse al mío seré desechable. Esta es la Regla de Dos: un Maestro y un aprendiz. Uno para encarnar el poder del Lado Oscuro y decidir qué hacer con él, el otro para ansiarlo. Cuando estés lista para reclamar el manto de Señor Oscuro, debes hacerlo eliminándome.”
―Darth Bane a Darth Zannah

En “Camino de Destrucción”, Drew Karpyshyn nos entregó una reversión oscura del “viaje del héroe” con un hombre joven que pasó de la inocencia a la maldad. Ese hombre era Darth Bane, un genio retorcido cuya voluntad de hierro, feroz ambición, y conexión y poder en el lado oscuro de la Fuerza le hizo un líder natural entre los Sith, hasta que abraza radicalmente una sabiduría totalmente olvidada, y lo lleva a destruir su propia orden y crear una nueva de sus cenizas. Como el último sobreviviente Sith, Darth Bane promulgó una nueva e irrompible directiva: la Regla de Dos. "Dos deberán existir; ni uno más ni uno menos. Uno encarna el poder, y el otro debe desearlo”

Ahora Darth Bane está listo para poner su política en acción, y él cree que ha encontrado el elemento clave que hará que su triunfo completo: una estudiante para entrenar en los caminos del Lado Oscuro. A pesar de que es joven, Zannah posee un vínculo instintivo al lado oscuro que rivaliza con el de Bane… y tal vez le supera en más de una forma. Con su guía, ella se convertirá en esencial en su búsqueda para destruir a los Jedi y dominar la galaxia. Pero hay alguien que está decidido a acabar Darth Bane; un padawan del Maestro Jedi Lord Hoth, que murió a manos de Bane en la última Gran Guerra Sith llamado Johun Othone. Aunque el resto de los Jedi se burlan de él, la creencia de que hay supervivientes Sith reptando por ahí es inquebrantable, y por esto buscará la ayuda de Farfala y otro grupo para pararle los pies al monstruoso Señor Oscuro.

Regla de Dos puede ser una de las novelas de Star Wars más violentas y sangrientas de todo el grueso publicado hasta ahora. Contar una historia centrada en un Lord Sith y su aprendiz, naturalmente, requiere una cierta cantidad de gore, pero hay algunas escenas que pueden sorprender a los lectores que quieren leer algo más del estilo de Luke Skywalker y sus aventuras más “para toda la familia”, pues aquí no se alejan de las cosas más brutales.

En el primer libro vimos la transición de Bane desde un minero a un Lord Sith, y en este segundo volumen a pesar de seguir su nombre en el título, nuestra protagonista es Zannah y nos concentramos en su transición de huérfana desesperada por compañía y apegada a sus conexiones emocionales, hasta una aprendiz de los sith. Está llena de dudas y sentimientos comunes en una niña y luego adolescente de su edad, pero se obliga a ella misma a hundirse en la oscuridad.


Zannah es una devota de las enseñanzas de su maestro Bane, pero eso no significa que lo sea de Bane en sí mismo, por eso muchas veces nos sorprenderá con manipulaciones y engaños hacia su mentor dejando ver su lado más cruel y egoísta; y asimismo era enfrentada al amor y conexión que tiene con una figura de su niñez, su primo Darovit dejando entrever su aún presente ternura y cariño, aunque lo niegue eternamente. Como reaccione ante el chico y pueda jugar con la mente de su maestro probará si realmente es apta para ser una acólito del Reverso Tenebroso.

Bane por su parte ahora juega un rol más de mentor que de alguien con una posición más activa en el argumento, cada una de sus apariciones no son más que simplemente cosas que debían suceder para que encajaran con la continuidad de los comics y videojuegos; como el tema de los orbaliskos, nada más que cosas muy inconsecuentes para la trama general.

El concepto del orbalisko por si solo fue genial, una criatura parásitaria que se pegan a un huésped adecuado en el que alimentarse, una vez unidos a un huésped, se multiplicaban y crecían comiéndose la conexión con la Fuerza de su víctima, envolviendo y asfixiando a la víctima en cosa de horas. Cada orbalisko era inmune a los sables de luz y prácticamente indestructibles frente a cualquier arma, y si intentabas cortar tu carne para sacártelos, esta se curaba automáticamente pues los parásitos te daban un factor curativo ridículamente poderoso para seguir alimentándose de tu fuerza vital. Sin embargo, cuando sabías como prevenir que cubriesen tus pies, cara y manos con guantes, zapatos y cascos especiales, podrías crear una armadura de orbaliskos.

Ellos seguirían dándote un dolor indecible en todo el cuerpo mientras siguieran ahí, y son virtualmente imposibles de arrancar, pero te daban la capacidad de ser inmune a todos los ataques enemigos y el dolor que causaban hacía a la víctima sith tener más y más rabia, por eso su poder se veía grandiosamente aumentado. La única debilidad de los orbaliskos y por ende, tu armadura, son los relámpagos de la Fuerza, pero solo los más potentes. Estos podrían matarles, y eso haría que soltaran toxinas muy poderosas que matarían a cualquier huésped...


El problema es que en la novela nos muestran a Bane obteniéndolos y luego perdiéndolos, y nada más; y su búsqueda de conocimiento para crear su famoso Holocrón pudo haber sido resumido bastante, Bane es más que nada un sabio hombre que tiene ataques de rabia y destruye a todas las víctimas a su paso. Lo bueno es que a pesar de mostrarse como alguien extremadamente hambriento de poder, vemos que tiene la paciencia necesaria para poder construir un legado Sith a muy largo plazo y eso le añade interés como personaje.

Darovit es uno de los secundarios más tristes y miserables en toda la historia de SW. Un niño que quiso reconstruir su vida en Ruusan sin hacer daño a nadie, sino que sanándolos con sus habilidades; hasta que los Jedi llegaron a su vida y la hicieron pedazos, luego se une a los sith pero no sirve para nada, es manipulado, pierde extremidades, traicionado por quien creía confiar, dejado para morir, intenta hacer las cosas bien pero su vida solo se pone peor y peor, y su destino final es de lo más horrendo. Su personalidad por ende era amargada y cínica, pero dado todo lo que vivió se me hizo fácil conectar con él, a pesar de que además le tuve mucha lástima.

Johun Othone es quien cierra el equipo de personajes importantes para la trama. Es tu típico Jedi a la Obi-Wan en Amenaza Fantasma y no se destaca demasiado en nada, solo es un novato con una cruzada que seguirá sin descanso. Lo que es para la risa es que nadie le crea que hay sith todavía dando vuelta y que no todos murieron en la Bomba del Pensamiento de Kaan, porque bueno ¿no deberían checar esa posibilidad? Se nota que entre los líderes de ls Jedi desde tiempos inmemoriales habían tarados que tomaban malas decisiones.

Esta novela es una buena adición a los mitos de SW, pero se lee casi como si fuese una serie de comics vueltos libro o una serie de campañas de un juego para PC más que otra cosa en cuanto a composición narrativa, pues no hay una trama unificada y cada capítulo tiene su propio argumento, conflicto y resolución; por lo que a veces parece estar experimentando una cut-scene de un videojuego en vez de algo que veríamos en una novela.

Por su parte, el final es espectacular, es predecible porque sabes que habrá otro libro siguiendo a este, pero aún así resulta totalmente atrapante y brillantemente planteado. La pelea entre Zannah y Bane contra 5 de los más letales y peligrosos Jedis en la galaxia me recordó a un MMO de Star Wars, pues sus diferentes habilidades con la Fuerza para detener y dañar al enemigo, manipular el flujo de la batalla, movimientos con el sable láser que cambian dependiendo de si luchas en grupo o solitario, etc es muy parecido a algo salido de las mecánicas y el árbol de habilidades que cada personaje pueda ir mejorando a medida que sube niveles. Creo que este final, la variedad de capacidades y recursos en el combate y como todo está narrado, vuelve la lucha algo simplemente fantástico.

El libro es una lectura muy fácil y entretenida, todo fluye de gran manera y que permite entender la dinámica de Darth Sidious, Darth Maul, Darth Tyranus, Darth Vader y otros mucho mejor. Tal vez la prosa no está configurada para ser una novela sino que comics o un juego, y por ello tiene sus tropiezos en el camino en caracterización y narrativa, pero nuevamente creo que es una lectura recomendada para los más novatos en el mundo de SW, o incluso para los versados que quieran conocer más sobre el mundo de los Sith.

7/10




No hay comentarios. :

Publicar un comentario