miércoles, 30 de marzo de 2016

Reseña Libro: Trilogía de Darth Bane - Parte 1


TRILOGÍA DE DARTH BANE PARTE 1 - CAMINO DE DESTRUCCIÓN

Editorial: Del Rey
Fecha de Publicación: 2006
Autor: Drew Karpyshyn
Status actual: NO CANON
Reseña: Ñoño Cool

"La Paz es una mentira, solo hay pasión

A través de la pasión, gano fuerza

Con la fuerza, gano poder

Con el poder, gano victoria

A través de la Victoria, mis cadenas se rompen.

La Fuerza me hará libre."

- Código de los Sith.

  Desde un inicio les diré que este no es un libro para narrarte un camino nuevo, sino que para iluminarnos sobre cómo la Regla de Dos llegó a ser en el mundo de los sith y quien fue quien lo instauró. Algunos me dirán ¿entonces cuál es el interés de contar algo que sabemos cómo termina? La respuesta es simple ¿Para qué estudiamos personajes como Genghis Khan, Adolf Hitler, Tokugawa, Julio César, Barba Roja, Alejando Magno y un gran etc si sabemos que el mundo sigue girando sin ellos? Pues porque estos hombres dejaron su huella en la configuración de la Europa antigua, Grecia, Asia, Roma, la Edad Media, el Japón Feudal y más, conocemos su final pero fueron sus acciones las que hasta el día de hoy marcan de una u otra forma nuestro planeta.

Y en el caso de los sith, Darth Bane y el cómo instauró su nuevo régimen es literalmente lo que marca un antes y un después no solo en cómo funcionará el Lado Oscuro por un milenio, sino que la configuración galáctica como un todo. Es junto con Darth Revan la figura histórica más influyente en toda la historia de los señores oscuros de este mundo ficticio, que importa si sabemos que logra su objetivo, lo interesantes es conocer el camino que tuvo que pasar para transformarse en la leyenda que es hoy en día. Así que las razones para hablar de él existen... ¿pero la ejecución lo acompaña?

Comenzamos más o menos 1000 años antes de que Luke Skywalker tome el sable láser de su padre por medio de Obi-Wan “Ben” Kenobi en Una Nueva Esperanza y nos pone justo en medio de la llamada Edad Oscura de la República, la Galaxia está siendo despedazada por un conflicto que se extiende por años ya conocida como “la Guerra de los más aptos” entre el Imperio Sith y su Hermandad de la Oscuridad contra el Ejército de la Luz Jedi que protege a los republicanos; cuyo centro se da en el planeta Ruusan, ya que quien gane definitivamente ahí se hará con el control de todos los demás sistemas conocidos.

Dessel es un minero de cortosis que vive casi como un esclavo en su extremadamente agotador trabajo, y para encontrar una salida de esto se encuentra enfrentado con las fuerzas de la Antigua República, por esto termina enrolándose en las filas del ejército de los Sith y enfrascado n una sangrienta guerra que parece no tener fin contra los Jedi que funcionan como protectores republicanos.

Gracias a su conexión con el Lado Oscuro de la Fuerza pasa de ser un simple soldado a un aprendiz en la academia sith, y es aquí donde recibirá el nombre por el cuál será conocido por los siglos: BANE. Comparado con el resto de los discípulos se destaca mucho dada su brutalidad, astucia y un dominio excepcional con la Fuerza; lo que atrae la atención de acólitos más poderosos que él, entre ellos una ex jedi caída que busca manipularle para conseguir sus propias metas; mientras sus mismos maestros y jefes le ven como una promesa de un futuro mucho más gigantesco.

Las cabezas de este enfrentamiento titánico en ambos bandos son personajes que podrán ser sus aliados en un momento y enemigos en otro, y lo que me gusta de estos dos lados es que tanto combate los ha llenado de conflictos a ambos y ningún parece estar realmente respetando a cabalidad las cosas por las que juran regirse moralmente.


Por el lado de los sith tenemos a los más manipuladores, poderosos y con gran presencia de toda la Hermandad como Lord Kaan, Lord Qordis y Lord Kopecz, quienes desconfían y se odian el uno al otro, pero les une su odio por los protectores del lado luminoso y creen que el sombrío será más fuerte si hay tantos sith como se pueda ya que su fortaleza está en los números; cosa que Bane desprecia. Los señores oscuros viven luchando entre ellos, y los sentimientos comunes entre su clase como la ira, frustración, envidia, miedo, desconfianza, ambición, hambre de poder y más será lo que haga que se hayan estancado en su desarrollo, todos quieren igualdad de trato y de habilidad, sin embargo cada uno secretamente quiere liderar de una u otra forma, esto finaliza por perjudicar la cordura de Lord Kaan, Comandante en Jefe de todos y conspiraciones internas para derrocarle.

Y por el bando de los Jedi está el General Hoth, un hombre curtido por la lucha, que se balancea entre la luz y oscuro dado los años de batalla que ha presenciado, posee una voluntad inquebrantable pero aún así no puede ver una forma de ganar ventaja en el conflicto, y le acompaña Lord Valenthyne Farfalla, un Jedi muy extravagante y peculiar que será su segundo al cargo a pesar de que no se lleven particularmente bien, ya que uno es fiero y rudo mientras que el otro es tan delicado y fino como se pueda. Cuando un bloqueo planetario que tiene a ambos bandos atrapados en Ruusan sin que ninguno pueda recibir refuerzos causando enormes pérdidas para los dos conjuntos, sus diferencias se harán demasiado presentes y los jedi cada vez más perderán su paciencia, esperanza y confianza entre ellos, incluso pensando que toda la pelea por este planeta es nada más que una banalidad sin sentido. Los problemas entre estos seres tan poderosos y tan vulnerables al mismo tiempo es un gran acierto en el conjunto general ya que provee a “Darth Bane” de un gran valor de entretención que no te permitirá dejarlo de lado hasta terminar de leerlo completo.

Bane aprecia la totalidad de este conflicto y cuando llega a ser un maestro se da cuenta de los errores en las maneras de los sith, por esto se sumirá en sus tradiciones más secretas, rechazará todo lo que sabe e intentará emerger como el único ser de poder absoluto entre miles de otros sith que conforman la Hermandad de la Oscuridad a quienes deberá traicionar, manipular y finalmente asesinar para poder traer un nuevo status quo en el Lado Oscuro y desde la sangre y cenizas de la antigua orden, dar vida a una nueva era.

Él cree que los Sith son más fuertes individualmente, no en grupo, pues el Lado Oscuro así se fragmenta, y si ninguno puede llegar a su máximo potencial para que el grupo sea gobernado democráticamente, esto trunca el progreso de cualquier señor oscuro, el poder no está en los números sino en literalmente en el poder de un individuo. Bane prefiere usar manipulación, engaño y traición a luchas más directas como las que ha venido mostrando la guerra sin fin.

Para ponerle un alto a esto, estudia las enseñanzas de los holocrones dejados por Darth Revan y Exar Kun en el Templo de los Ancianos en Lehon y desarrolla la famosa Regla de Dos, desde ahora quiere que solo hayan 2 Sith en toda la Galaxia al mismo tiempo: Un Maestro Sith y un aprendiz, uno ejerce el poder absoluto y el otro lo desea; de esa forma siempre habrá un lord con sus capacidades al máximo de su potencial gobernando todo desde las sombras y cuando caiga débil su discípulo deberá matarle, tomar su lugar y entrenar un nuevo acólito.

Bane como protagonista comienza de antihéroe y luego cae totalmente a la villanía, y seguir su viaje es a mi gusto interesante, sus manipulaciones que juegan en contra de las del resto, como se hace más fuerte, como engaña y oculta sus habilidades es realmente atrayente. Y claro, explorar el mundo de los sith antes de que la Regla de 2 fuese instaurada, sus academias tal como las de los Jedi en estructura pero muy diferente en cuanto a métodos; además la Jedi caída que acompaña a Bane como su interés romántico/principal enemiga y su relación de falso amor para ganar la confianza del otro y usarlo en su favor es lejos lo mejor del libro.

El autor es Drew Karpyshyn, el hombre detrás de The Old Republic y Mass Effect, y los libros que saca son siempre relacionados con sus videojuegos, por lo mismo la narrativa fluye de manera bastante rápida y sin descanso dejando un producto bastante entretenido que se deja leer de buena manera, pero también es la mayor debilidad de nuestra obra. A pesar de que KOTOR pasa miles de años antes de Darth Bane, este en muchas situaciones parece solo una colección de momentos y escenas de KOTOR dejando una sensación grande de dejà vu y puedes encontrar paralelos demasiado obvios.


Además el verdadero cuerpo de la información se puede encontrar en el comic “Los Jedi contra los Sith” del 2001 escrito por Darko Macan e ilustrado por Ramón F. Bachs que entre todo lo que cuenta amplía mucho más de lo mostrado aquí, haciendo que la originalidad del conjunto publicado en el 2006 se sienta seriamente herida.

Otro punto negativo es que la prosa no está tan trabajada como digamos la de James Luceno y otros autores que trabajan escribiendo en el mundo de Star Wars, y por eso luce a veces como escrita a las prisas, ya que en el último tercio es como si alguien haya metido el pie en el acelerador y todo sucediera a gran velocidad; más que nada parece como hecha solo para que se diga que se escribió algo sobre el personaje.

Esto hace al libro bastante prescindible si has leído ese comic, que ocupa a una gran figura en el lore de Star Wars pero que a diferencia de Darth Plagueis de James Luceno, jamás toma ventaja de usar los momentos comunes para construir algo original y sacar todo el potencial del protagonista. Creo que realmente era necesario hablar de Bane pero al menos en esta primera entrega de la trilogía seguida por “REGLA DE DOS” y “DINASTÍA MALIGNA” no fue hecho un trabajo realmente dedicado a explorarle y si una entrega para cumplir.

Ahora, no puedo juzgar la trilogía completa hasta leer los otros dos libros, pero creo que este no es un libro orientado hacia los que tenemos un gran conocimiento o al menos un entendimiento más amplio de la franquicia a través de las películas, series animadas, libros, novelas, comics y videojuegos, sino que apunta bastante a los lectores más novatos que busquen un punto de partida en el mundo de SW.

Y si no han leído el comic o jugado KOTOR creo que muchos de los problemas desaparecen de la obra, y esto puede ayudar bastante a que un recién iniciado pueda disfrutar muchísimo más de “Darth Bane” y sus comienzos, aprender cómo la Regla de Dos fue cimentada y duró mil años hasta que Darth Sidious, el Emperador Palpatine comenzó a hacer de las suyas. . Sinceramente digo si ya son versados en SW dejen esto pasar; si no lo son y quieren conocer más, pues este es un inicio bastante aceptable para navegar en la franquicia.

7/10

Libro:    Darth Bane   Camino de Destrucción (PDF)



No hay comentarios. :

Publicar un comentario