miércoles, 16 de marzo de 2016

Reseña Comics: Spiderman - Nuevos Vengadores


SPIDERMAN: NUEVOS VENGADORES

Editorial: Marvel Comics
Fecha de publicación: Junio a Septiembre de 2005.
Autor: John Michael Straczynski.
Arte: Mike Deodato Jr. - Joe Pimentel - Mike Milla.
Reseña: El Buen Ñoño Wise

Hola de nuevo. Otra vez arrojo mis letras en este intento de reseñar una especie de orden de lectura marvelita de la última década, para complementar quizá los órdenes de la página que son tan impresionantes en su calidad y prolijidad que pueden terminar impactando y hasta pasmando a más de alguno. Por supuesto, es una gran pretensión el querer sumarse a tamaño carro de la victoria, pero de corazón espero que estas reseñas sirvan para orientar en vez de sumar peso a la agenda comiquera de ustedes, los lectores, artífices y causantes de que todo esto sea posible. Vamos allá con un pequeño “previously, on las reseñas de Ñoño Wise…”

Repasemos en qué vamos: iniciamos la marcha con la reseña de “Vengadores Desunidos”. A esto seguimos con los dos primeros arcos argumentales de Astonishing X-Men llamados “El don” y “Peligroso”. Entre medio sugerimos lecturas complementarias como los primeros 14 números del volumen 5 de Capitán América a cargo de Ed Brubaker, y también recomendamos incluir un punto de inflexión que prácticamente todas las colecciones respetaron: la partida de Nick Fury como cabeza de S.H.I.E.L.D. en “Secret War”. Luego de eso, vinieron las reseñas de los dos primeros arcos de Nuevos Vengadores, llamados “Fuga” y “El Vigía”. Finalmente, también pensé que sería una buena idea incluir cuatro números del Amazing Spiderman de Straczynski, en un arco llamado “A flor de piel”. Y con eso tenemos ya una película bien formada: cinco reseñas y unas pocas lecturas complementarias. Así, a lo que nos convoca.

Si leímos el arco “A flor de piel” de Spidey (spoiler alert) ya sabremos que Peter y Mary Jane perdieron su apartamento a causa de las tristes e indignas acciones de Charlie Weiderman. Igualmente, y al final del relato, nos enterábamos además que la casa de tía May también era quemada casi hasta los cimientos. Cerrábamos la historia con los Parker sin techo sobre sus cabezas.

Aquí toma el testimonio este nuevo arco, que comprende 6 números -desde el #519 hasta el #524- y que inicia con un Peter que afortunadamente y como ya sabemos es miembro de “Los Nuevos Vengadores”. Debido a esto es que, entremedio de lamentos y declaraciones truchas a bomberos, aparece una limusina en el lugar de los hechos. Desde ella sale el actualmente vilipendiado y tristemente célebre Tony Stark (por un momento estuve a punto de escribir Cuajináis XD), a ofrecer su ayuda y no sólo eso. Además viene a brindar una propuesta oportuna para los Parker y sabrosa para nosotros los lectores: que toda la familia del cabeza de red se mude a la torre Vengadores. Esto por sí solo es historia, ya que presenciaremos muchas primeras veces. Mary Jane y Tony Stark se ven por primera vez, tía May conoce al Capi y le habla de Ben, etc. Está demás decir que la propuesta es aceptada.


                                                 Logan y las pelirrojas. Algo tenía que decir de MJ.

Luego de esto, y fiel a mi estilo de no decir casi nada del conflicto puntual del arco reseñado, sólo diré que los problemas vienen causados por Hydra. Aquí viene el punto bajo del arco, en una historia que si bien es amenizada a punta de un autor que logra jocosos momentos y bromas listillas con un personaje que conoce muy bien a estas alturas, no logra repuntar en términos de argumento. Me limitaré a decir que los antagonistas de turno aparentan refritos, con un plan que exuda silver age por todos los poros y que no termina de cuajar en este momento más moderno y místico del arácnido. No necesariamente un argumento tiene que ser original para destacar si la trama le ayuda… pero aquí la trama es pasable y el argumento tan poco original que la próxima semana cumple 40 años o algo así. Y el autor lo sabe y lo reconoce dentro del mismo comic, pero eso sólo alivia en menor grado su tufillo a poco trabajo y prisa por buscar un trance momentáneo.

¿Y entonces, por qué reseñar algo así de mediocre? Por la sub-trama familiar, así de simple. Es verdad que mi nota será baja, porque no debemos olvidar que este es un tebeo superheroico, y el eje del autor debiera ser la actividad propia del héroe que guioniza. Se le perdona por varias razones, a saber: porque a pesar de todo los 6 números se dejan leer, porque el dibujo de Deodato Jr. es bueno (y la coloración es impecable y vistosa), y porque se entiende plenamente que es un arco de paso. Venimos de “A flor de piel” con eventos importantes, y una vez terminado este arco entenderemos para dónde va la cosa, que no es otro destino que un arco bastante más importante en cuanto a la relevancia de los hitos para Spiderman y para Peter Parker por igual: “Spiderman: El otro”.

Por esas razones se le perdona, es cierto. Pero se hace digno de reseña básicamente por lo ocurrido tras bambalinas, con las máscaras fuera. Ahí Straczynski se luce dramatizando momentos increíbles, con una tía May profundizada de manera extraordinaria y una relación Mary Jane/Peter tan verosímil y realista que llega a dar gusto cuando la “acción” heroica termina y viene el momento de presenciar lo que ocurre en la Torre de los Vengadores cuando los uniformes se van a la lavadora. En ese sentido, el primer número del arco es el más potente, y de ahí la cosa va de más a menos, pero sin naufragar. Vale la pena leer lo que ocurre, comiendo y tragando sin saborear mucho los enfrentamientos con los villanos de turno para poder deleitarse con detenimiento en lo que pasa cuando por ejemplo un paparazzo saca una foto a Mary Jane entrando de noche a la Torre Vengadores. Su salida es excelente, pero crea una deliciosa tensión en las relaciones interpersonales. Es inevitable empatizar con MJ, por nombrar otro ejemplo, cuando la guapa pelirroja le comenta a Peter que por fin se siente parte de un mundo que de vez en cuando ha golpeado la puerta, pero que conoce sólo por fuera. Sin embargo, ahora ambas mujeres Parker están ahí, en el centro de la acción. Casi como ese gusto de por fin conocer dónde trabaja nuestra pareja y saludar a sus compañeros de labores, sólo que aumentado por mil. Espectacular detalle que al autor no se le escapa, y que -al contrario- se esfuerza en profundizar. Igualmente, la relación entre Steve y Peter comienza a tomar forma, con él primero apadrinando de alguna manera al héroe más “novato” en la formación, y haciéndole un guiño a Brubaker poniendo sobre el tapete un recuerdo de Bucky. Algo que denota preocupación, coordinación y buena onda. Bien ahí.


                                                  Ugh… ahora ya sé en qué pensar para abstraerme…

Si les gusta Spiderman, y si les ha gustado lo que han leído de Nuevos Vengadores, este es un arco que merece ser leído. Como diría el buen Ñoño Lost, no es para tirar cohetes, pero se puede digerir y tiene chips de chocolate en la forma de las ya mencionadas sub-tramas familiares, momentos íntimos de pareja y otros detalles agradables que aportan bastante sustancia a este arco, a esta colección y a lo que va de macro-novela Marvel en las seis reseñas que han salido de momento. Vale la pena. Y si me equivoco rotundamente y se les hiciera muy insufrible, siempre  nos queda el consuelo de que son sólo 6 números. Eso y que el destino que nos aguarda es al menos un poco mejor.

6,8/10




No hay comentarios. :

Publicar un comentario