jueves, 25 de febrero de 2016

Reseña Comic: EMPIRE


EMPIRE

Editorial: Gorilla Comics (#1-#2) luego DC Comics (#3-#6)
Fecha de Publicación: Mayo y Septiembre, 2000 (Gorilla)/ Septiembre, 2003 - Febrero 2004 (DC Comics)
Guionista: Mark Waid
Dibujante: Barry Kitson
Entintador: Jean Dean Pascoe
Reseña: Ñoño Cool

La historia de Mark Waid sobre un villano que tiene el mundo en sus manos es una de esas obras que casi me atrevería a llamar perfectas. Cuando leí Kingdom Come y lo ame sabía que debería terminar de leer la trilogía espiritual de Mark Waid que analiza el concepto del heroísmo, así que tome en mis manos Irredeemable y Empire. Y debo decir que después de su Magnus Opus para DC, creo que este es probablemente su segundo mejor tebeo mejor hecho.

Me lo leí de una sentada porque me fue imposible dejar de hacerlo, comencé a darle una hojeada a la 1 AM de la mañana y a pesar de que quería dormirme no pude parar, es demasiado bueno. Empire cuenta la historia de un mundo donde los villanos ganaron la lucha entre el bien y el mal; Golgoth es un déspota muy parecido al Doctor Doom en diseño y personalidad que ha logrado dominar el mundo y está acallando los fuegos finales de la resistencia y así culminar su plan para ganar el control completo de la Tierra con la ayuda de su amplia gama de “ministros”, quienes son nada más que otros villanos menores todos sádicos y algunos muy trastornados que trabajan bajo su mando. Con la victoria en sus manos, es la hostilidad y la corrupción en sus propias filas lo que le está causando más problemas pues sus cercanos son mentirosos, traidores y canallas, y Golgoth deberá decidir en quién confiar y quién matar si quiere mantener el control total de todo lo que ha luchado tan duro para conseguir.

La historia de la publicación de este tebeo es peculiar, porque los dos primeros números fueron lanzados originalmente bajo la efímera línea editorial Gorila Comics que era una rama de Image Comics en los 2000. Y cuando Gorila Comics terminó por quebrar por las pocas ventas y muchos de sus comics pasaron a ser publicado por otras empresas para poder ayudar a que tuvieran un cierre como se merecían, el resto de Empire fue publicado por DC Comics en el año 2003.

La idea de Waid le vino cuando él se dio cuenta lo lejos que había llegado como profesional del mundo del comic, fue el día de su cumpleaños número 29, y sopesando sus logros cayó en la cuenta de que ya había logrado cada cosa que se había propuesto en su vida, y realizado cada uno de sus sueños de infancia y adultez. Esto no solo le trajo mucha alegría sino que también una sensación de terror enorme que lo llevó a reflexionar sobre el futuro desconocido que se le venía por delante “Lo tengo todo ¿Y ahora qué?”. Después de pensar bastante sobre esto, extrapoló la idea y se dijo “Qué tal si un supervillano hubiese logrado todas sus ambiciones de conquista mundial ¿qué viene después para él?”.


Es esta situación la que construye el concepto general de Empire; donde Golgoth, es tal como el Doctor Doom: un dictador brillante que jamás se quita su terrorífica armadura, es dueño de una arrogancia infinita y no deja que nadie le cuestione bajo pena de muerte; pero a diferencia de cualquier villano de comic, este si logra derrotar y matar a cada superhéroe existente que se puso en su camino, doblegar a cada ejército de las superpotencias mundiales, y así dominar con puño de hierro a cada nación civilizada en la Tierra.

En los comics normales, dígase el mainstream superheróico de DC y Marvel, los villanos muy rara vez triunfan contra sus rivales, y si lo hacen es meramente temporal ya que los buenos se reagrupan, idean un plan y les meten una paliza; o por último si ganan será una victoria pírrica. Diablos, si hasta cuando el héroe derechamente pierde se queda con la victoria moral. Las únicas victorias mayormente permanentes son cuando el villano mata a un ser querido o algo así, pero jamás se sobreponen totalmente. Los villanos en los comics clásicos siempre ganan la batalla pero pierden la guerra.

No en Empire, aquí el mayor tirano con superpoderes ha barrido con todos y de forma permanente. Aquí tenemos muy presente la idea de que el mal perfectamente puede triunfar al final, pues Golgoth gobierna absoluto, y ha matado a todos los enemigos que se le pudiesen oponer; las victorias morales no significan nada para él porque puede torcer su significado y hacer ver a los mártires como terroristas; y solo dos pequeños bloques de resistencia se le oponen en toda la Tierra, pero están seguros de que jamás le ganaran dado su masiva superioridad armamentistíca y tecnológica y solo demoran lo inevitable: caer bajo el dominio de poder y terror de Golgoth. No hay escape de sus garras, la esperanza ya no existe ya que siempre está dos pasos delante del resto.

La manera en cómo se construyen las conexiones humanas tiene un tinte muy oscuro e intrincado, ninguno sabe realmente en quien confiar o para quien realmente trabaja y la traición puede venir de quien menos lo esperas. Golgoth es por lejos el personaje más complejo en el montón, un ser monstruosamente cruel, déspota, autoritario a un nivel ridículo y con tintes de arrogancia, ya que a pesar de comandar el ejército más grande y poderoso del planeta, es él quien hace la mayor parte de las matanzas por sí mismo, y disfruta asesinando soldados rebeldes que buscan libertad, jamás se lanza en monólogos cansinos e innecesarios, sino que su personaje se desarrolla en gran parte a través de diálogos escuetos y mucha narrativa visual. Pero lo que lo hace diferenciarse es que aún queda humanidad en él a pesar de todo, lo que está representado en la relación que tiene con su hija.

La idea de un supervillano con una hija es única, le entrega al malvado un corazón y a veces incluso te identificas con sus decisiones a pesar de ser un sociópata, lo que hace que te sientas menos presionado si te cae bien el malvado protagonista, ya que la trata como una verdadera princesa y la puerta de su cuarto es a la única a la que se digna a tocar y pedir permiso para entrar en todo el planeta; esto porque amaba mucho a su madre y cuando ella murió en extrañas circunstancias solo la pequeña niña le quedó.


Golgoth es una amenaza, pero sin nadie que le presente resistencia, no tiene enemigos reales y sus problemas y tensiones solo vienen desde el círculo de gente en la que ha depositado algo de confianza para manejar su tiránico gobierno. Estos son el cast de secundarios, el gabinete político y militar del dictador, y está compuesto por muchos perversos, torcidos, sádicos y dañados individuos con mucho talento para lo que hacen. Cada personaje se siente importante, e interesante ya sea por sus personalidades o habilidades, que les vuelve fascinantes; muchos son leales a él, otros tienen sus propias motivaciones contrapuestas, y la única forma de mantenerles en control es a través de la Eucaristía, una droga que triplica sus capacidades físicas y mentales pero que es MUY adictiva, y solo Golgoth puede producirla.

La historia avanza rápido, y es interesante de principio a final, el ritmo es fantástico pasando de conversaciones profundas a acción y brutalidad, es todo un laberinto que se va construyendo y no quieres encontrar la salida hasta explorar cada uno de los caminos que este posee. El diálogo está maestramente guionizado al nivel que recuerda los mejores tiempos de Alan Moore, en especial cuando Golgoth habla con Endymon.

 El capítulo que se centra en Golgoth y Endymion es FANTÁSTICO y por lejos mi preferido, ya que se toma un descanso de la trama principal para desarrollar la relación entre estas versiones de Doctor Doom y Superman después de que el villano derrotase a la Liga de Endymion, el último superhumano que le opuso resistencia. Todos creyeron que él murió en esa batalla, pero el tirano le ha mantenido prisionero conectado a una máquina permanente de tortura que le saca la sangre que transforma en la droga Eucaristía. Es un número lleno de desesperanza, y la conversación entre ellos muestra como Golgoth subió al poder mientras vemos lo impotente que un hombre que puede mover planetas se encuentra ahora; si este fuera cualquier otro comic el héroe hubiera encontrado una forma de liberarse ya sea usando su fuerza o engañando al villano, pero aquí es imposible, no importa cuanta presión y manipulación psicológica utilice en su contra, el dictador no se quiebra y le demuestra que no hay oportunidad de escape ni ahora ni nunca. Por esto la única salida que tiene Endymion para evitar la locura y probar la libertad es su propia mente donde imagina una y mil veces las formas de cómo ganaría mientras es torturado segundo a segundo por las máquinas.

Este es un mundo donde los superhéroes han fallado, donde tus metas te han consumido y la percepción de la realidad se ha destrozado poco a poco, como vemos en el caso de Endymion quien aún mantiene la esperanza de salvar al mundo aun cuando sabe que es imposible pues incluso en sus sueños no puede imaginar un futuro más brillante, por eso simplemente se limita a recordar batallas pasadas y como podría haber vencido. Este Superman derrotado no puede hacer nada sino odiar tanto a su enemigo que termina llorando de desesperación.


Hay una tragedia al final de la historia, pero hace a Golgoth más frío que nunca. Si en el cómic típico termina con el héroe caminando en la puesta del sol con más esperanza en la condición humana, o la vida en general, aquí termina con el villano caminando hacia el atardecer, con más amargura en su corazón de lo que hizo en el comienzo de la historia, con el alma destrozada, cosa que solo le ha vuelto más duro y más cruel.

El dibujo es fantástico, lleno de tantos detalles en los fondos y ambientaciones, que hacen que todo se sienta vivo, variado y distintivo. El diseño de Golgoth captura su crueldad y le entrega una presencia terrible cada vez que aparece en las viñetas gracias a su lenguaje corporal y expresiones faciales. Y la composición de paneles es otra cosa que le entrega mucho dinamismo y energía a la trama.

Empire es una lectura de lujo, con una historia, personajes, diálogos y temáticas fantásticas, giros argumentales potentes y un dibujo bastante destacable, volviéndole un producto fenomenal. Lo recomiendo de pies juntos como se dice, al igual que su secuela Empire Uprising, y háganlo lo más pronto posible, no saben de lo que se pierden.

10/10 

Post:    EMPIRE





No hay comentarios. :

Publicar un comentario