jueves, 7 de enero de 2016

Reseña Película: Star Wars Episode VII The Force Awakens


STAR WARS EPISODE VII: THE FORCE AWAKENS 

Fecha de estreno: 2015
Director: J.J. Abrams
Guionistas: Lawrence Kasdan, J.J. Abrams, Michael Arndt
Productora: Lucasfilm, Bad Robot
Duración: 136 minutos
Reseña: Ñoño Cool

RESEÑA SIN SPOILERS pero se mencionarán cosas que se vieron en los trailers, así lean bajo su propio riesgo

"Star Wars: The Force Awakens" es como todo el mundo en el planeta Tierra sabe, la secuela a película "Return of the Jedi" de 1983, y es un film que nace de un anteriormente polémico suceso que ahora todos nos damos cuenta nunca tuvo razón de ser polémico en primer lugar: La compra de Star Wars por parte de Disney. Mientras yo aplaudí la movida muchos lanzaron el grito al cielo y rezaron para que el dios en el que crean ya sea Krishna, Ala o Yavhe lanzara fuego de las alturas y convirtiera en sal a todos los ejecutivos involucrados en la compra. Pero luego de ver los éxitos tanto en calidad como en cantidad que fueron los comics, shows de tv animados, libros, videojuegos y un largo etc el miedo inicial de esos ñoños se fue esfumando y más y más gente se sumaba a mi lado de la situación y comenzaban a apoyar el cambio… pero no podían aplaudir con ganas como yo lo hice hasta ver el nuevo Episodio VII; y este ya llegó y trajo a Star Wars de vuelta con toda “La Fuerza” demostrando que esta revitalización no fue solo acertada pero también necesaria. No es un producto perfecto ni de broma ya que tiene varias fallas, pero si bastante solido.

La película se sitúa 3 décadas después de la celebración en Endor con la muerte del Emperador, y durante ese tiempo la Galaxia se encuentra en una situación política diferente. Los Rebeldes se han vuelto la Nueva República, y la Primera Orden nacida de las cenizas entre los restos del Imperio se han transformado en el nuevo enemigo de la Galaxia quienes gobiernan abiertamente como practicantes del Lado Oscuro Sith siendo el Supremo Líder Snoke la cabeza y Kylo Ren su brazo derecho; mientras la Resistencia son soldados de la República liderados por la ahora General Leia Organa que luchan por controlar terreno entre los dominios de la Primera Orden como una versión espacial de los Seals o Boinas Verdes de USA, demostrando que ningún mal se queda muerto por mucho tiempo y que la lucha entre la luz y la oscuridad promete ser algo eterno. Este es todo el contexto que entregaré dado que esto lo explicaron en muchas fuentes secundarias y declaraciones de prensa y así evitar entrar en detalles.

Todo comienza refiriéndose precisamente a cómo se encuentra esta galaxia muy, muy lejana, con el icónico texto de letras amarillas deslizándose lentamente por la pantalla sobre un negruzco espacio lleno de estrellas en el fondo mientras suena con toda potencia la clásica melodía principal que el ahora anciano maestro John Williams compuso hace unas 4 décadas atrás para la primera Star Wars conocida ahora como “A New Hope” tal como lo han hecho las 6 entregas pasadas y como debería hacerlo cualquier película de la saga, ya que esta intro es tan parte de SW como los Jedi o las batallas espaciales.

 La apertura te pone expectante, feliz, ansioso y con una sensación de nostalgia y ganas de ver lo que nos trae este fantástico mundo que a muchos de nosotros nos ha traído tantos momentos memorables, con toda la energía para que podamos disfrutar como niños y todo eso. Cosa que en el inicio de las precuelas igual sucedió así que no es algo tan destacable, la cosa es lo que viene después, ya que solo un buen guionista y sobretodo un buen director lograría mantener esa sensación durante todo el film… y Jeffrey Jacob Abrams es uno de estos.

J.J. tenía sobre sus hombros un peso GIGANTE, pues no solo debía atraer nuevas generaciones y complacer al espectador casual, sino que lavar el mal sabor de boca que a muchos les quedaron con las precuelas y además contentar a los fans de las originales al recapturar la esencia de la primera trilogía; necesitaba entender el núcleo y corazón de lo que es SW, la historia, los personajes y estilo narrativo y con la ayuda de la leyenda viva que es Lawrence Kasdan - para la gente que no conozca quien es Kasdan, bueno él es el hombre que escribió el guión de “The Empire Strikes Back” y la mitad de “Return of the Jedi” así como la primera entrega de “Indiana Jones” - lo ha logrado y es por lejos uno de los involucrados en el proyecto que mejor parado ha salido.

Ambos nos plantean desde la primera secuencia y la primera escena la dinámica, estética y temáticas características de Star Wars, y a lo largo de todo el film se repiten ciertos elementos, cosas que reconocerás de inmediato como son los paradigmas, conflictos o ciertos recursos narrativos y lugares comunes. Sabes que estás de vuelta en este universo… aunque tal vez por las repeticiones te das cuenta demasiado que estás de regreso, aunque la mayoría de los momentos poseen una vuelta de tuerca y una diferencia suficiente para quedarse en el terreno del homenaje y no del autoplagio.


Abrams logra presionar siempre donde debe, ya sea la tensión, la emotividad o la camaradería; los recuerdos a momentos nostálgicos golpean de buena manera y bajo una nueva luz que los hace sentirse más nuevos a pesar de ser un refrito, y la comedia es la dueña de este film, esta película tiene mucho humor, y es del mismo estilo que se ve en los films originales, donde las interacciones entre personajes son las que generan las risas.

Las secuencias de acción están magistralmente compuestas, llenas de vigor, adrenalina y unas coreografías de lujo perfectamente ejecutadas, el montaje es cuidadosamente manejado y en ellas es donde J.J. como director más brilla, se nota que Abrams es un capo de la acción; los combate entre sable laser son ASOMBROSAS, IMPRESIONANTES, y los Stormtroopers son más letales en esta vuelta, y están llenos de personalidad, dando momentos intensos o cómicos dependiendo de la situación. Aunque para ser honesto, las batallas en tierra; aire/tierra; aire/aire y luchas entre sables láser son muy superiores a las batallas espaciales, las cuales se sienten bastante más débiles en comparación al resto.

No puedo sino volver a repetir que “Star Wars: The Force Awakens” se siente realmente parte de este universo, desde las naves, las ambientaciones, las criaturas en trajes reales con efectos prácticos, todo se siente tan familiar como nuevo, lo que se traduce en algunas tomas donde vemos Destructores Estelares abandonados mientras pasamos por el frente de ellos con speedsters nuevos, o a C3PO y BB-8 compartiendo brevemente escena (como mostraban los trailers). Tenemos el regreso de geniales personajes secundarios que no son el viejo trío de Han/Luke/Leia que nos tenían prometido sino que muchos otros desfilan por la pantalla, es SW puro y duro.


Otra cosa entre los aspectos positivos está la cinematografía, las tomas del Halcón Milenario viajando en el hiperespacio con la cámara a su lado, una vista en primera persona de alguien pilotando un X-Wing, el Halcón volando muy cerca del agua y las gotas salpicando la superficie, Tie-Fighters volando lentamente contra un enorme sol en el atardecer, o los colores de las hojas de los sables láser brillando en los rostros de los personajes y el ambiente que los rodea. Todas esas tomas son de 10, hermosísimas y que guardaré en un tiempo corto para hacerlos fondos de pantalla.Y se nota mucho que volvimos a un mundo donde la narrativa visual hace el trabajo y se corta diálogo para dejar que las imágenes hablen por sí mismas.

Aunque lejos lo mejor son los personajes nuevos, todos los protagonistas golpean con fuerza y exudan carisma a cada momento. Daisy Ridley como Rey lo hace fantástico y puede ser la mejor protagonista femenina de una película en el 2015; fiera pero siempre curiosa, con mucha confianza pero llena de duda, inocente pero con los conocimientos necesarios para defenderse, y no es la señorita perfección ni de broma ya que durante toda la película muestra sus defectos y como tiene que compensarlos, comete errores pero los supera, se lleva los momentos más escalofriantes así como los más potentes del film; y siempre lo que dice y hace tiene un aire genuino enorme, por eso me encantó. Es una figura femenina que me encantaría que mi futura hija así como mi sobrinita pequeña siguiesen como ejemplo.

Su co-protagonista es John Boyega como Finn quien interpreta (como muestran los trailers) a un Stormtrooper que posee una conciencia, está lleno de miedo y abandona la Primera Orden para escapar. Sinceramente le tenía 0 fe a su personaje, pensé que sería el eslabón más débil, pero para mi sorpresa es alguien que me sacó varias risas y que era mucha diversión en pantalla, además de alguien con el que la audiencia se puede identificar fácilmente.

Oscar Isaac como Poe Dameron es otro acierto y un gran alivio cómico. Su personalidad podría ser mejor definida como Han Solo + Starlord; no tiene mucho tiempo en pantalla pero cuando aparece se roba todas sus escenas y pareciese como que lleva muuucho tiempo haciendo lo que hace. Es arriesgado, arrogante, audaz, y un piloto de primera, incluso diría que supera a los otros grandes pilotos de las 2 pasadas trilogías en habilidad. Y su relación con BB-8 es de lujo, es de amistad profunda y camaradería. De hecho BB-8 es uno de los mejores actores y con más carisma en el film a pesar de ser una pelota mecánica, él tiene momentazos y sus intercambios con Poe y Finn son muy creíbles y sinceros; no es una copia de R2-D2 como yo me temía sino que su propia entidad.

 Maz Kanata por otro lado es un personaje que me resultó muy MUY molesto, era un intento desesperado de ser la nueva versión de un clásico de la saga que no revelaré pero que se hará clarísimo cuando la veas en acción, el CGI ocupado en ella fue pésimo y era solo una máquina de exposición que no se callaba y cada palabra que soltaba era nada más que para avanzar la trama, Maz no es un personaje real, es un recurso narrativo con forma antropomórfica. Sinceramente no fue de mi agrado.

Por el lado de los villanos tenemos a 4 nuevas presencias, Hux, Phasma, el Supremo Líder Snoke y Kylo Ren. Domhnall Gleeson como el General Hux es un fascista fanático que cree profundamente en su causa y cuya actuación a veces se pasa de exagerada y puede molestar a más de uno pero a mí me gustó; Gwendoline Christie y su Capitana Phasma tuvo tan poca presencia en pantalla que no puedo ni juzgarla como personaje; Snoke es otra criatura compuesta con muy mal CGI pero su actitud y presencia brilla y su mera mirada aterroriza. Y luego está Kylo Ren.

Adam Driver como Ren resultó ser todo lo contrario a lo que esperaba, en una manera positiva. No es una máquina de matar sino que una persona con conflictos y demonios propios, rápido a la ira; pero aún así inquietante, frío, cruel y muy petulante; sus escenas son algunas de las más interesantes de la película y sin dar spoilers… Kylo es más que un tipo en una máscara, es alguien dañado y con un sentido de tragedia en él. Me gustó el desarrollo que le dieron, pero el camino por el que se fueron con él en cuanto a su personalidad y forma de actuar hará que muchos lo amen y otros lo odien con pasión. Yo estoy en el primer grupo.


Y en el caso de los viejos favoritos, Han y Chewie regresan y tienen un generoso tiempo de pantalla y al verlos tenía una sonrisa de oreja a oreja dado lo increíble que se sentía verlos rondar la Galaxia otra vez. Harrison Ford ha sido acusado de actuar en piloto automático por un cheque en las películas en las que ha salido en los últimos 5 años – es cosa de ver Indiana Jones 4 – pero aquí no es Ford quien está en pantalla, sino que derechamente Han Solo. Él y Peter Mayhew como Chewbacca dar nueva vida a la historia tan pronto como aparecen en la pantalla. Solo está un poco más cansado y canoso, pero es el mismo contrabandista bajo la superficie. Sus interacciones con Finn generan un montón de diversión, especialmente cuando improvisan los planes de ataque. Y las bromas entre Han y Chewie son oro puro, se nota mucho su lazo de amistad inquebrantable.

Carrie Fisher como la General Leia tiene escenas con Han que son cortas, dulces y concisas, ella nunca fue una gran actriz para empezar pero aquí se nota que hace años no sale en una película, dado que se siente ligeramente oxidada a la hora de entregar sus diálogos, pero nunca tanto para ser un distractor, lo hace correcto y eso es todo; lo que sí es innegable, es que tenerla de regreso es magnífico. Anthony Daniels brevemente aparece como C-3PO y… bueno, es tal como en las originales, aunque no sé si eso sea positivo o negativo. Y seamos sinceros, el Halcón Milenario es un personaje en sí mismo. Tan pronto como aparece en la pantalla por primera vez, es un momento fantástico y es como ver a un viejo amigo de nuevo. La primera escena del Halcón es una de las mejores escenas de la película entera.

John Williams regresa componiendo la música y es muy sólida, nada memorable como la “Marcha Imperial” por ejemplo pero sirve perfectamente para entregar un sentido de calma en las escenas emocionales y aumentar el golpe adrenalínico en las de acción.

En los aspectos más negativos de la película es el poco riesgo que toma, puedes adivinar todo lo que pasará en ella y los giros argumentales son muy predecibles, juegan a la segura y muy “by the book” en cuanto al ritmo y composición de escenas. Eso y que si bien en el inicio dije que esta película homenajea mucho a las 3 originales, para muchos podría parecer un autoplagio descarado pues repiten prácticamente los componentes básicos; nunca para llamarlo un remake de Episodio IV ni nada por el estilo, pero las similitudes están ahí y son muy notorias. No me molestaron realmente eso si… excepto por una que sucede en el clímax de la película, esa si me puso de los nervios por cómo se ejecutó de manera tan poco creativa todo eso dejando un sabor a refrito enorme.

Otro problema es la falta de construcción políticas en este mundo. George Lucas siempre fue bueno para darle tanto contexto a sus historias como sea humanamente posible, sobrepasándose en las precuelas claro, pero su punto clave era el contexto. Este film es la comprobación algo dolorosa de lo que muchos profundamente desilusionados fan de Star Wars ya sabían: que sacar a Lucas de la ecuación era justo lo que esta franquicia necesitaba, y es doloroso porque él fue y será el hombre y mente maestra que nos trajo SW en primer lugar y verle partir por necesario que fuese deja cierto nivel de vacío. Después de servir como la “fuerza” impulsora detrás de dos trilogías completas, spin-off y siendo la voz omnipresente en cuanto a qué era canon en los comics, libros y más, Lucas dijo que estaba cansado y listo para su semi-retiro y dio un paso atrás permitiendo un resurgimiento de la franquicia… PERO ahora que Lucas está fuera de la ecuación su ausencia se nota en cuanto a contexto dentro de la trama.

Con su retiro del timón puedes ver cuál era la contribución de Kasdan en “El Imperio Contraataca” y el “Retorno del Jedi”: Los personajes, los momentos cómicos entre ellos, los tonos oscuros, así como el elemento mítico y mágico de la Fuerza. Kasdan prima por mucho las interacciones entre cada miembro del cast y por eso deja el sub-texto político reducido en 3 líneas entre 2 escenas que explican que pasa entre la República, Primera Orden y la Resistencia. Yo sé cómo funciona esto – como expliqué en los primeros párrafos – pero más que nada por cosas que se dijeron en la prensa y entrevistas y no porque la película lo explique de buena manera.


Se dejo ver como una película en la que se suponía que el contexto ya era conocido, donde ya sabíamos todo lo que los personajes, pero eso no era cierto. Se nota que aquí pasó algo y nos lo perdimos, y que a diferencia de “A New Hope” donde si bien pertenecía a una trilogía era totalmente auto-conclusiva, esta película se deja ver mucho como parte de un puzle más grande. Se supone que será el comienzo de una nueva historia, sin embargo, se sentía como que nos perdimos un pedazo. Pero bueno, son 30 años que tuvieron que llenar y eso es una tarea enorme, y si mis quejas son de que se parece mucho a las viejas películas y que los personajes son tan interesantes que el contexto tiene poco espacio para desarrollarse. Creo que me gusta quejarme de eso, ya que son reparos que demuestran lo mucho que hemos avanzado en la franquicia.

Una queja que he escuchado es que no responde todas las preguntas y deja cosas en el aire… La gente quiere que en 1 sola película se resuelvan todas las dudas y problemas cuando es el principio de una trilogía… ¿En serio? ¿Cuál sería el chiste entonces? Las sagas como Juegos del Hambre, Harry Potter, El Señor de los Anillos, y las mismas SW siempre dejan cosas abiertas para que se exploren en los films siguientes… si te dan todas las respuestas como si fueras un infante siendo alimentado por una cuchara con papilla sería muy aburrido, mejor dejar cosas en el aire para poder tomarlos de manera posterior.

La gran mayoría de los que la vieron la aman (90% según diversos sitios dedicados al cine) y esto despierta al crítico de internet de hoy en esta era tan rápida lanzar juicios, y que por ver algo popular de inmediato buscará todos los defectos posibles y dirá que odia el producto, y para realmente ama a una película popular, lo lanzan rápidamente en una categoría: Fanboy. No tenemos permiso para estar entusiasmados con una película, no se permite que seamos inspirados por una experiencia. No se permite a la creatividad ser alimentada. Estoy convencido de que si “A New Hope” saliese hoy en día, todas las personas se quejarían del tipo raro de con la respiración rara y el casco de bacinica en la cabeza. Si no te gusta la película, eso está bien. Pero si quieres que la gente acepte que no te gusta, sería prudente aceptar que otros son perfectamente capaces de amarla.

Es una de las películas más divertidas del año, muy bien dirigida, con efectos prácticos de lujo que no son fáciles de crear, con mejores actuaciones que la trilogía original, y personajes que te atrapan; no sé donde la pondría en el ranking de los 7 Episodios, es muy temprano para decirlo, y como es parte de una trilogía puede que al estrenarse las 3 “The Force Awakens” se vuelva mucho mejor o mucho peor, por ahora no tengo claro qué lugar ocuparía; pero puedo decir que la película es general es buena, buenísima. No la mejor, ni mucho menos perfecta. Pero si muy sólida. Me hizo sentir como un niño otra vez. Lo mejor por lejos son los personajes, me encantó Finn, ame a Rey y su química en pantalla es fantástica, lo mismo sus relaciones con BB-8, ¡Poe Dameron es el mejor maldito piloto de la galaxia! Han Solo y Chewie son los dueños del film. Tiene problemas pero es una excelente entrada en la saga y un gran regreso, J.J. Abrams logró crear una experiencia de lujo… la saga está de vuelta, no me queda nada más que decir pero… CHEWIE, WE'RE HOME! 

8/10 

Descarga:         Banda Sonora de Star Wars Episode VII The Force Awakens



No hay comentarios. :

Publicar un comentario