domingo, 14 de junio de 2015

Los Libros de Stephen King


Actualización 04/08/2015: Tatto Cucu actualiza el post con un enlace extra en Mega con 90 PDF de Libros de Stephen King.

El primer aporte de Ñoño Wise al blog, los Libros del famoso autor Stephen King.

“El Resplandor”, “Cujo”, “Carrie”, “Cementerio de Animales”, “It”… Sin duda conocemos algunos de estos títulos, y quizá todos ellos.

La popularidad de Stephen King no es menor. Mucha gente que sólo ha tomado un libro para detener la puerta conoce igualmente su nombre, o al menos le suena un poco. Muy probablemente eso sea porque su llamativo apellido sale por ahí en carátula y créditos de esas películas de terror tan extrañas que descubrimos en la infancia, especialmente algunas que marcaron época cuando un director de cine que sabía más o menos qué hacer decidió llevar esas historias al celuloide. Brian De Palma, Stanley Kubrick y otros.

Así, puede que nuestra idea de Stephen King esté más cerca de un guionista de terror con una fórmula exitosa que de un escritor realmente talentoso. Si a eso le sumamos su éxito económico resultante a dicha popularidad, pues el estereotipo se refuerza. Y quizá por eso hay muchos que consideran que Stephen King, el maestro del terror, es más bien una especie de Arjona de la literatura fantástica, cuya proporción talento/éxito no es justa.

Nada que ver.

Basta dejar un poco atrás lo que el cine ha presentado de él y tomar uno de sus libros para empezar a sumergirse en su particular estilo, en sus descripciones de personajes y situaciones, en su construcción de situaciones dramáticas y por sobretodo en su creatividad desbocada y al mismo tiempo bajo control que da a luz novelas y cuentos mágicos, sobrecogedores, aterradores y brillantes. Muy probablemente el maestro King no sea TODO lo que dicen de él, ya que hay seguidores fanáticos y esa misma palabra describe un juicio subjetivo que deja poco lugar a un análisis justo. Sin embargo, Stephen King es popular debido a lo bueno que es, y no por otra razón anexa a sus habilidades narrativas.

Sí. Aunque cueste creerlo, a veces las masas no se equivocan. Por eso mismo, es menester que nuestro blog reúna algunas de sus obras más conocidas y las presente aquí para que todos disfrutemos de ellas y armemos nuestro propio juicio. Vale la pena invertir tiempo aquí, y luego comentarlas con otros que también hayan entrado a este universo único, delicioso y cautivador.

Nota final: ¿Quieren leer “La Torre Oscura”? Esperen un poco, que pronto vendrán reseñas de Ñoño Wise de los libros más conectados a esta macrosaga en un excelente orden de lectura. Intenten no leerla de los libros 1 al 7 si realmente desean la experiencia completa.


***

Cuando Bill se pone de pie, toda la clase lo mira. Es alto y tiene cierta presencia. Hablando con cuidado, sin tartamudear (hace más de cinco años que no tartamudea), dice:

-No comprendo esto en absoluto. No comprendo nada de todo esto. ¿Es forzoso que un cuento deba ser socioalgo? Política... y cultura... historia... ¿no son ingredientes naturales de cualquier relato, si está bien contado? Es decir... -Mira en derredor, ve ojos hostiles y comprende que lo consideran una especie de ataque. Tal vez lo sea. Están pensando que quizá tengan a un sexista mercader de la muerte entre ellos-. Es decir... ¿ustedes no pueden permitir que un cuento sea, simplemente, un cuento?

Nadie responde. El silencio sale como el hilo de una rueca. Bill sigue allí, de pie, pasando la vista de un par de ojos indiferentes al otro. La muchacha cetrina lanza bocanadas de humo y apaga los cigarrillos en un cenicero que ha traído en su mochila. Por fin, el instructor dice suavemente, como si hablara con un niño en medio de un berrinche inexplicable:

-¿Te parece que William Faulkner no hacía otra cosa que contar cuentos? ¿Te parece que a Shakespeare sólo le interesaba hacer dinero? Vamos, Bill, dinos qué opinas.

Después de una larga pausa en la que estudia la pregunta, Bill contesta:
-Opino que eso está bastante cerca de la verdad.
-Creo -dice el instructor, jugando con su bolígrafo y sonriendo a Bill con los ojos entrecerrados- que aún tienes mucho que aprender.

El aplauso se inicia en algún punto de la parte trasera del salón. Bill se va... pero vuelve a la semana siguiente, decidido a no cejar. Mientras tanto, ha escrito un cuento titulado "Lo oscuro", sobre un niño que descubre un monstruo en el sótano de su casa. El niño se enfrenta al monstruo, lucha con él y acaba por matarlo. Bill siente una especie de exaltación sagrada mientras lo escribe; hasta le parece que no está escribiendo sino que el relato fluye a través de él. En cierto instante deja el bolígrafo y saca su mano, acalorada y dolorida, al frío del invierno, donde sus dedos casi echan humo por el cambio de temperatura. Se pasea por un rato, con sus botas verdes cortadas, que chirrían en la nieve como diminutas bisagras sin aceitar. El cuento parece abultarle la cabeza. Le da un poco de miedo el modo en que necesita salir. Siente que, si no consigue salir a través de su mano apresurada, le hará estallar los ojos en su urgencia por escapar y convertirse en algo concreto. "Ahora sí lo hago polvo", confiesa a la ventosa oscuridad invernal y ríe un poco... una risa estremecida. Se da cuenta de que, por fin, ha descubierto cómo hacerlo. Después de intentarlo por diez años, de pronto ha hallado el botón de arranque en esa gran excavadora muerta que tanto espacio ocupa dentro de su cabeza. Y se ha puesto en marcha. No estaba hecha para llevar a los bailes a las chicas bonitas. No es un símbolo de estatus. Es algo serio. Puede acabar con todo. Y si él no se anda con cuidado, acabará también con él.

Corre dentro y termina "Lo oscuro" como si estuviera al rojo. Después de escribir hasta las cuatro de la madrugada, por fin se queda dormido sobre la carpeta. Si alguien le hubiera sugerido que, en realidad, estaba escribiendo sobre George, su hermano, se habría sorprendido. Hace años que no piensa en George... Al menos eso cree, honestamente.

El cuento vuelve con un insuficiente garabateado en la página del título. Abajo, el tutor ha garabateado dos palabras en letras mayúsculas. "Basura", chilla una. "Mierda", aúlla la otra. Bill lleva el manuscrito de quince páginas a la estufa de leña y abre la portezuela. Está a punto de arrojarlo al interior cuando capta, de pronto, lo absurdo de lo que está haciendo. Se sienta en su mecedora, contempla un póster de Grateful Dead y se echa a reír. ¿Mierda? ¡Pues que sea mierda! ¡El mundo está lleno de ella!

-¡Que el mundo se venga abajo! -exclama Bill y ríe hasta que le brotan lágrimas de los ojos.

Vuelve a mecanografiar la página del título para reemplazar la que exhibe la opinión del instructor y envía el cuento a una revista para hombres, llamada White Tie (aunque, por lo que Bill puede apreciar, debería llamarse Mujeres desnudas con cara de drogadictas). Su manoseado catálogo de editores dice que aceptan cuentos de terror. Los dos números que ha comprado contenían, por cierto, cuatro relatos de ese tipo entre las mujeres desnudas y la publicidad de películas pornográficas y productos para la potencia sexual. Uno de ellos, escrito por alguien llamado Dennis Etchison, es bastante bueno.

Envía "Lo oscuro" sin grandes esperanzas (ha ofrecido varios cuentos a diversas revistas sin conseguir otra cosa que notas de rechazo), pero queda asombrado y en la gloria cuando el editor de White Tie lo compra por doscientos dólares, pagaderos en el momento de su publicación. El hombre agrega una breve nota diciendo que es el mejor cuento de terror desde que Ray Bradbury publicó "El frasco". "Es una lástima que sólo vayan a leerlo unas setenta personas de costa a costa", agrega, pero a Bill Denbrough no le importa. ¡Doscientos dólares!

Se presenta a su tutor con una nota de renuncia al seminario de literatura creativa. Su tutor la firma. Bill Denbrough pega la nota a la elogiosa carta del editor y clava ambas cosas en el tablón de anuncios, junto a la puerta de su tutor. En la esquina del tablero hay una historieta antibélica. Y de pronto, como moviéndose por cuenta propia, sus dedos sacan el bolígrafo del bolsillo y cruzan la tira cómica: "Si la ficción y la política llegan, alguna vez, a ser intercambiables, voy a suicidarme, porque ya no sabré qué hacer. La política cambia siempre, ¿se dan cuenta? Los cuentos, jamás. -Hace una pausa, sintiéndose un poco bajo, pero sin poder evitarlo, agrega-: Creo que ustedes tienen mucho que aprender."

Tres días después le vuelve, por correo su nota de renuncia. El tutor la ha firmado. En el espacio designado para calificación en el momento de dejar el curso, no ha puesto el "incompleto" o el "regular" que habría correspondido por las notas obtenidas. Hay, en cambio, un furioso "insuficiente" plantado sobre la línea. Abajo, el instructor ha escrito: "¿Usted cree que el dinero demuestra algo, Denbrough?"

-Bueno, en realidad, sí -dice Bill Denbrough a su apartamento vacío."

***

Idioma: Español.
Editorial: Varias
Escritor: Stephen King
Archivos: 41
Tamaño: 55.3 MB
Formato: Epub y PDF




Orden de Lectura de Daredevil


Por la exitosa serie de televisión de Daredevil emitida en Netflix, muchos han solicitado este Orden de Lectura que les entrego hoy. El del Hombre sin Miedo de Marvel.

Daredevil es un personaje ficticio de la editorial Marvel Comics, creado por Stan Lee y Bill Everett, que tuvo su primera aparición en el comic-book Daredevil #1, publicado en 1964. El nombre del personaje significa temerario en español, pero en España Vértice lo publicó como Dan Defensor para justificar las dos "D" sobre su pecho, mientras que en algunos países de Hispanoamérica recibió el nombre de Diabólico. Hoy en día se publica con su nombre original en inglés, Daredevil. Tanto antes como ahora se le añade el sobrenombre de "El hombre sin miedo".

La colección regular ha pasado por momentos memorables en la historia del cómic de superhéroes, como la etapa de Frank Miller en los 80, con líneas argumentales cómo la de "Born Again". Más recientemente, también cabe destacar la etapa de Brian Michael Bendis y Maleev, la de Ed Brubaker con Michael Lark al dibujo, o la última, con Mark Waid y Paolo Rivera.

Daredevil experimentó un cambio en los años ochenta, convirtiéndose en un personaje más oscuro, e incluso dirigido a un público más adulto, lo que le convirtió en una especie de personaje de "culto" dentro de las colecciones de Marvel, aunque es uno de sus personajes más populares.

El siguiente es un orden resumido recomendado del personaje, para una guía más detallada de cada una de las apariciones del personaje en las revistas de la editorial les recomiendo revisen este link.


Orden de Lectura Recomendado x Negativo

  1. Daredevil #1 – #11
  2. Daredevil: Battlin’ Jack Murdock
  3. Daredevil #12 – #25
  4. Daredevil #158 – #191
  5. Daredevil: Love and War 
  6. Daredevil: Born Again
  7. Daredevil: The Man Without Fear
  8. Daredevil #319 - #380
  9. Daredevil: Guardian Devil
  10. Daredevil, Vol. 1: Yellow
  11. Daredevil Marvel Knights (Vol. 1)
  12. Spider-Man / Daredevil
  13. Daredevil Vol. 3: Wake Up Daredevil #9 – #15
  14. Daredevil Vol.3 #16-60
  15. Daredevil 2099
  16. Bullseye: Greatest Hits
  17. Daredevil: Father (MK Vol.2 #1-#5)
  18. Daredevil #66-119,#500
  19. Daredevil & Captain America: Dead on Arrival
  20. Daredevil Noir
  21. Shadowland
  22. Daredevil Reborn
  23. Daredevil End of Days
  24. Daredevil Marvel NOW #1-10, 10.1; Amazing Spider -Man 677
  25. Daredevil #11 – #21, Avenging Spider-Man #6, Punisher #10 
  26. Daredevil #22 – #36
  27. Daredevil: Dark Knights
  28. Daredevil Volume 1: Devil at Bay
  29. Superior Iron Man #1 – #5



Kevin Smith (Comics de sus Películas)

3365717-7488448712-Jay--

Kevin Patrick Smith (nacido el 2 de agosto de 1970) es un guionista, director de cine de Estados Unidos y el fundador de View Askew Productions. También es conocido como escritor de cómics y como actor, aunque él mismo ha criticado su manera de actuar.

Las películas de Smith suelen estar protagonizadas por los mismos actores, que incluyen a Jason Lee, Ben Affleck, Ali Larter, Jason Mewes y Matt Damon. También han participado en sus películas otros actores famosos, como Salma Hayek, Chris Rock, Jason Biggs, Shannen Doherty, George Carlin, Shannon Elizabeth, Ethan Suplee, Joe Quesada, Eliza Dushku, Stan Lee y Alanis Morissette. Kevin Smith aparece en la mayor parte de sus películas (a excepción de Una chica de Jersey y Zack and Miri Make a Porno), y siempre haciendo el mismo papel; el de Bob el Silencioso (Silent Bob).

Es un conocido autor de cómics. Escribió para Marvel Comics historias de Daredevil y Spider-Man / Black Cat, y para DC Comics, y además tiene un cameo en la película Daredevil (2003) protagonizada por Ben Affleck. Hace de un forense que se llama Kirby, como Jack Kirby, una leyenda del cómic. Joe Quesada es el dibujante que le acompañó en su etapa de guionista del cómic de Daredevil. Quesada actualmente es editor en jefe de Marvel Comics.

Él también ha hecho cómics sobre sus propias películas, incluyendo tres cómics: Clerks, Persiguiendo a Dogma, que tiene lugar entre las películas Persiguiendo a Amy y Dogma, y Bluntman y Chronic, el cómic creado por Banky y Holden en Persiguiendo a Amy. Kevin ha dicho durante años que escribiría otros cómics basados en sus películas, incluyendo Mallrats 2, una secuela de Mallrats, y Bartleby y Loki, basada en los personajes de Dogma, aunque no han sido publicados. En 1999 ganó un Harvey, concebido por sus logros en los cómics. Ha recibido numerosas críticas sobre la tardanza en la que completa sus historietas.


an-evening-with-kevin-smith-produced-by-wizard-world-10

jay y bob comic
Idioma: Español.
Editorial: Varios 
Guion: Kevin Smith  
Dibujo: Jim Mahfood, Michael Avon Oeming, Varios 
Escaneador: UltronXII, Keysersoze, Merlinda (CRG)
Archivos: 3 Tomos 
Formato: CBR   
Tamaño: 123 Mb


CLERKS
Clerks_WadeWilson_001

PERSIGUIENDO A DOGMA
Persiguiendo a DOGMA[HMERL]-001_1

BLUNTMAN & CHRONIC
000

Descarga:

comic-book-men-kevin-smith1