viernes, 19 de junio de 2015

Reseña: Spiderman Blue


SPIDER-MAN: BLUE

Fecha de Publicación: 2002 - 2003
Escritor: Jeph Loeb
Dibujante: Tim Sale
Colorista: Steve Buccellato
Reseña: Ñoño Cool

Y añoro una época en la que una chica que conocía, y que tenía una sonrisa increíble y un corazón inmenso me hizo pensar que… la vida puede ser fabulosa
- Peter Parker

La muerte de la primera novia de Peter Parker durante las épocas más tiernas del comic, Gwen Stacy es uno de los momentos más claves en la historia del tebeo, así como uno de los más conocidos incluso por los no lectores; y como no serlo si su peso se siente hasta el día de hoy más de 40 años después.

Los lectores de la época de plata del comic (que comienza en 1961 con el nacimiento de la primera familia Marvel) veían como las grandes cabezas pensantes de Marvel (Jack Kirby, Steve Ditko y en menor medida Stan Lee) dejaban sus amadas creaciones en manos de la nueva sangre que llegaba a la empresa, y pensaban que dicho intercambio de plumas y tinta no afectaría mucho la linea editorial más que tener historias nuevas con el mismo tono… garrafal error que los tomó a todos por sorpresa. La “Época de Plata del comic” murió en el puente George Washington en el año 1973 en el momento en que Gwen Stacy dejó de respirar colgada por su cuello de una red de telaraña en una situación maquinada por Gerry Conway y Gil Kane. Esto era una brutal forma de anunciar que la gente nueva traía consigo también ideas y caminos nuevos… rumbos más oscuros.

Su asesinato era el capítulo final de una de las más bonitas historias de amor presentes en un tebeo de superhéroes. El amor entre el chico tímido, nerd e inseguro que era el Hombre Araña bajo su máscara y la chica hermosa, tierna y valiente que conquistó su corazón era algo salido de los cuentos de hadas, una relación idílica y hermosa jamás tocada por la maldad del mundo real,  podíamos ver a Peter y Gwen casados y con spider-babies más adelante… y un giro del destino quebró literalmente cualquier futuro en esa relación.

Y lo peor es que la muerte de Gwen ni siquiera fue un asesinato en toda regla como lo fuese posteriormente otros bastante comentados como fueron los de Elektra o Jason Todd, no. Aquí si bien era el Duende Verde quien creó la mortal situación, nunca ha quedado claro si fue el “shock de la caída” le rompió el cuello a la rubia, si Osbourne la lanzó muerta para jugar con la mente de Spidey, o la posibilidad más sombría de todas… Peter al apresurarse en salvarla fue su accidental ejecutor.

Esto dejó a Peter sumido en una enorme culpa, destrozado por el dolor no solo de haber perdido la primera mujer que había amado sino porque tal vez ella pereció por su propia mano; e incluso si eso no fuese así, fue él quien la puso en esa situación al ser su novio sabiendo que tenía muchos enemigos al acecho. Es toda esa pena y rabia sobre sí mismo la desata sobre el Duende Verde en sangrienta venganza pero el destino lo salva de volverse un asesino consiente y es el deslizador dañado de Osborn el que lo mata (aparentemente) clavándosele en el pecho.

Todo esta situación creó un cambio de actitud en las historias para el futuro, ya no solo morían los padres millonarios o los tíos de buen corazón baleados por un maleante sin que el héroe pudiese evitarlo al no estar presente o ser demasiado joven, no… ahora moría la novia del protagonista principal y él era incapaz de salvarla no importa lo entrenado que estuviese y los poderes de los que fuese dueño. Esta muerte tuvo un peso tal como si DC hubiese matado a Lois Lane ante la mirada impotente de Superman que había movido cielo y tierra para salvarla (como se vio décadas después en Injustice: God Among Us)

Era algo que no se supone debía suceder, pues no importa cuanto sea el peligro en que estaba la doncella, el caballero en armadura siempre la rescataba del dragón, esto acabó con la garantía de los finales felices; el tono de las historias cambió de la noche a la mañana tanto en Marvel como en las compañías rivales y el mundo del comic entraba en una nueva era… una oscura, peligrosa e incierta.

El mundo cambio a expensas de Gwen, y a expensas de Peter también. Pudieron pasar muchas décadas pero el recuerdo de ese amor adolescente sin preocupaciones y el dolor de la brutal pérdida siguen grabados a fuego en la memoria de Parker, y tuvo que aprender a llevarlos a cuestas como una pesada mochila y transformó la personalidad de Spider-Man a un punto que solo la muerte del Tío Ben había hecho antes. La vida ya no era solamente “Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad” sino que “por grande que sea tu poder, a veces no será suficiente”.

Es para explorar esta melancolía que se escogió al arácnido como personaje a participar en el proyecto “Marvel: Colors” unas miniseries que buscaban explorar un momento clave en la vida de cada personaje elegido. No realmente reimaginaciones, sino que pretendían expandir el impacto y consecuencias que una situación que ocurrió en las páginas desde un punto de vista distinto al originalmente presentado. El dúo de Jeph Loeb y Tim Sale (Batman: Long Halloween & Dark Victory, “Superman: For All Seasons) estaba a cargo de estas originalmente 4 miniseries que esperaron eternamente por la quinta de Iron Man Golden. Y es este último a mi gusto el mejor del cuarteto de Colores. La alta calidad de los “Marvel: Colors” y en especial “Spider-Man: Blue” son la razón de porque Jeph Loeb no es desterrado de escribir comics de por vida luego de cosas como “Ultimates 3” y la horrenda “Ultimatum”.

Este tebeo pretende enseñarnos una nueva mirada a uno de los momentos más dolorosos del arácnido en una historia llena de tristeza y melancolía haciendo alusión al “azul” del título, pero también llena de nostalgia del pasado, en especial para los lectores que vivieron la etapa tierna de Peter y Gwen donde todo indicaba que tendrían un hermoso y longevo futuro, esa relación de cuento de hadas que es el primer amor, que luego del primer beso la inocencia te dice que todo es posible. Todo eso se revisa con un Parker más maduro y ya casado con la hermosa Mary Jane Watson mirando hacia atrás esos momentos y sopesando su responsabilidad en lo ocurrido mientras nos entrega algunos pasajes de su relación hasta entonces desconocidos para nosotros.

Esta historia podría ser resumida en un tres palabras: “bellísima y nostálgica”. Su historia, diálogo, dibujo, y el color todo es simplemente hermoso en una forma bastante personal tal como la era pasada que se evoca en sus seis números. Los lápices suaves de Sale con los colores minimalistas de Buccellato traen la historia a la vida, una verdaderamente brillantemente escrita, lo que es aun más impresionante cuando te das cuenta lo poco que dice, pues en su estado más puro es una colección de momentos simples con una fuerte conexión emocional que nos permiten sumergirnos en la mente de un chico joven que mantiene su sentido del humor incluso en los días más oscuros.

Un tebeo sin momentos para hacerte reír a carcajadas, llorar, gritar de miedo, cuestionarte cosas filosóficas ni nada de eso, “Spider-Man: Blue” es una historia minimalista donde la atmósfera es lo que prima y emana de las páginas, donde la nostalgia, el romance y los recuerdos son el hilo conductor; y creo que no es necesario que alguna vez estuvieses enamorado(a) para entenderla ya que los lectores empatizaremos con Spider-Man gracias al trabajo de Loeb, pues Peter navega por las mismas experiencias de vida que el resto de nosotros, está alerta de que en su vida siempre luego de algo bueno viene algo malo y el andar balanceándose por la ciudad y su sentido del humor son formas para mantenerse animado, tomarse un descanso de todos sus problemas.

La historia está narrada por Peter Parker años después de la muerte de Gwen Stacy en el día de San Valentín, la introducción nos entrega el tono depresivo que vive ahora, contrastando con la felicidad en sus años de escuela. Nuestra trama se centra en recordar y recontar los primeros años de Romita Sr en la colección “Amazing Spider-Man” (#40-49). El Green Goblin se mueve entre las sombras, pero el “villano principal” del conjunto es el Buitre. En esta época la Tía May sigue viva (se insinúa que ha muerto en la época donde el ya casado Peter cuenta la historia) y Peter quiere irse a vivir con Harry Osborn como compañeros. Una trama simple y básica tal como los mejores años de la fórmula de la “Edad de Plata” pero cuyo foco real es la vida romántica de Peter.

El romance entre Peter y Gwen está fantásticamente desarrollado, nada muy profundo ni mucho menos pero tan llena de dulzura que se siente como una canción. Y nos presenta no solo a Gwen sino que también a Mary Jane como otro interés romántico, creando un triángulo amoroso que sorprende a todos los secundarios porque no saben cómo diablos hace Peter para atraer mujeres de ese calibre… ¿nada más para un “ñoño perdedor” no?

Loeb diferencia perfectamente a los dos amores de Peter. Gwen es coqueta pero tierna mientras que Mary Jane es totalmente osada y sin reparos, y ambas están hermosamente dibujadas en una manera bastante poco convencional y tan minimalista como la historia, lo mismo los fondos y paisajes. Se elimina cualquier pretensión de sombreado, delineado y texturas para que los colores de Buccellato sean los que hablen. Estos se mezclan y contrastan entre ellos en la cantidad perfecta transformándose en bellas piezas de arte que destacan cada detalle de los lápices de Sale, creando esta atmósfera simplemente perfecta para la historia. Buccellato y sus colores están al mismo nivel de importancia para la efectividad del conjunto como el guión de Loeb, incluso algunos dirán que son aún más importantes y de mayor calidad que la trama... y no me atrevería a contradecirlos.

Hay escenas donde las viñetas transmiten muchísimo más que los diálogos, como por ejemplo cuando Gwen le lee “Huckleberry Finn” a Peter cuando está enfermo, libro que su tío Ben le  leía cuando él era un niño. Este libro le recordaba a Spidey toda la culpa de la muerte de su tío, y esto se refleja muy patentemente en el rostro de culpa que pone al estar acostado en la cama. Muchos otro doloroso rostro de culpa dibujado magistralmente por Sale es cuando Peter se arrepiente con fuerza el ser Spiderman y perdido la posibilidad de haber tenido más citas con Gwen por andar ahí balanceándose con las telarañas, pudo haberle dado más besos y abrazarla más a menudo antes de perderla si hubiese pensado más en ella y menos en él.

Una de las mejores partes y más maestramente dibujadas donde la mayor emoción se demuestra es una escena donde Peter está con su Tía May. Sin dar mucho contexto muestra una gama completa de emociones, desde miedo, dolor, amor, aceptación y humor con solo una Splash Page seguida por tres viñetas. Toda esta escena se siente como un trocito del día a día en un otoño cualquiera, en una casa vieja y con las cortinas gastadas donde May le hace té a Peter mientras este come su cereal. No hay palabras en esta interacción, todo es transmitido a través de imágenes y lo que estas provocan en el lector mientras vemos como termina la infancia y se abren nuevos caminos.

Cada dibujo en las viñetas y cada frase tienen un propósito, ya sea para construir la amistad y relación de Peter con Mary Jane y Gwen, o tal vez para luego golpear con la fuerza de la culpa, y puede tener más de una lectura en su significado. Incluso hay algunos posters de “Faster Pussycat! Kill! Kill!”, “2001: A Space Odyssey" y Bob Dylan además de una vieja máquina de tocadiscos que sirve como un cuidadoso homenaje a la década de los 60, la cual vio nacer a nuestro amigable vecino Spiderman. Tenemos que poner mucho cuidado en los detalles para poder entender los variados simbolismos que pueden encontrarse en una simple iluminación de cabello o la proximidad entre dos personajes; me gusta uno en particular, que sin revelar que es, demuestra que la perdida de Gwen en la vida de Peter también significó la pérdida de su inocencia. Simplemente el trio Loeb-Sale-Bucellato trabaja en una simbiosis especial y cuentan con esa “magia” entre escritor/artistas que ocurre pocas veces en la vida.

Nuestra historia termina con Peter después de enfrentarse al Buitre y Kraven en Cazador descansando en su pieza pensando en lo sucedido cuando Gwen entra y comparten un pequeño momento que da pie al inicio de su relación… y después avanzamos a lo que aparentemente son décadas después de la muerte de Stacy, con Peter usando una grabadora para recordar esos años de felicidad. Todo el ambiente del pasado es lleno de colores vivos mientras que el presente está sobrecargado de azul para demostrar el cambio enorme en la vida de Parker. Luego llega su esposa, Mary Jane y vemos que ella también ha cambiado mucho en cuanto a su personalidad dejándonos un final que calza perfecto para todo lo visto en los seis números.

“Spiderman: Blue” es una carta de amor al personaje en una época más simple, una reflexión a la inocencia de un pasado feliz y tranquilo, antes de que Kraven lo buscase para una Última Cacería, antes de que tuviese un dilema inentendible con sus clones. En los seis números lo vemos madurar y crecer, y vemos los mejores años de sus dos amores Gwen Stacy y Mary Jane Watson, vemos cambiar a Flash Tompson y Harry Osborn y como los golpes del destino pueden cambiar nuestras visiones de vida.

La miniserie no termina en una nota feliz, ya que el viaje de pérdida y dolor (físico y mental) nos deja a un Peter diferente, sigue positivo y con humor pero una parte de él ya se rompió, dejando claro que los peores golpes no son a tu cara o costillas sino que son siempre los más personales que te afectan el corazón, pues los héroes son tan humanos como nosotros, luchando con sus propios fantasmas mientras salvan el mundo. Pero ante tantas lecciones dolorosas también aprendemos que las memorias de los que se fueron hace mucho siempre vivirán con nosotros y que se puede continuar avanzando, más nunca olvidando. Y lo mejor de todo es que esta historia se corona con un final que sólo puede ser descrito - si se me permite la expresión - como “hermosamente depresivo” que te deja un perfecto sabor agridulce en la boca y añorando un pasado mejor.

Sinceramente un cómic fantástico, de los más destacados en la historia del arácnido, que a pesar de lo que puede parecer no es un simple enredo sensiblerero barato y cursi, sino que una de las mejores revisiones a un personaje que tras una sonrisa y un comentario ingenioso oculta enorme una historia de dolor y pérdida.

9/10
Post: Spiderman: Blue


jueves, 18 de junio de 2015

Black Market

P00001 - Black Market #1

Ray Willis es un genio cientifico infeliz, un médico forense en desgracia quien trabaja en la preparación de cadáveres en una funeraria.

Pero todo está apunto de cambiar cuando su hermano se presenta frente a su puerta, proponiendo una alianza única en la vida que cambiaría para siempre la medicina moderna, ¡el truco! el ADN de los "Supers"

Idioma: Español.
Editorial: BOOM!
Año: 2014 
Guion: Frank J. Barbiere 
Dibujo: Victor Santos 
Tradumaquetadores: Astile, Shinji, Markiller [PRIX]
Archivos:
Formato: CBR   
Tamaño: 70.9 Mb

P00002 - Black Market #2P00003 - Black Market #3P00004 - Black Market #4

Descarga:

Reseña: Blacksad - Un Lugar entre las Sombras


BLACKSAD: UN LUGAR ENTRE LAS SOMBRAS

Editorial: Norma.
Fecha de publicación: Noviembre del 2000.
Guión: Juan Díaz Canales.
Dibujo: Juanjo Garnido.
Reseña: el buen Ñoño Wise.

Debo empezar confesando algo: nunca me ha gustado mucho la novela negra. Las historias policiales suelen agradarme a un nivel promedio, y las narraciones detectivescas que más disfruto son las clásicas de Conan-Doyle y su prodigioso investigador. Igualmente, viene a mi memoria un relato llamado “Los asesinatos de la rue Morgue” (o “los crímenes de la calle Morgue” en otras traducciones) de un tal Edgar Allan Poe, cuyo protagonista -el Sr. Dupin- contaba con características similares a las de Holmes: una mente capaz de lograr razonamientos hipotético-deductivos increíbles, que lo vuelven un agente milagroso y profundamente admirable cuando se trata de resolver un misterio. Me es imposible no citar una parte magistral de esta historia que representa perfectamente el motivo de mi fascinación:

Errábamos una noche por una calle larga y sucia, en la vecindad del Palais Royal. Sumergidos en nuestras meditaciones, no habíamos pronunciado una sola sílaba durante un cuarto de hora por lo menos. Bruscamente, Dupin pronunció estas palabras:

-Sí, es un hombrecillo muy pequeño, y estaría mejor en el Théâtre des Variétés.
-No cabe duda -repuse inconscientemente, sin advertir (pues tan absorto había estado en mis reflexiones) la extraordinaria forma en que Dupin coincidía con mis pensamientos. Pero, un instante después, me di cuenta y me sentí profundamente asombrado.
-Dupin -dije gravemente-, esto va más allá de mi comprensión. Le confieso sin rodeos que estoy atónito y que apenas puedo dar crédito a mis sentidos. ¿Cómo es posible que haya sabido que yo estaba pensando en…?

Aquí me detuve, para asegurarme sin lugar a dudas de si realmente sabía en quién estaba yo pensando.

-En Chantilly -dijo Dupin-. ¿Por qué se interrumpe? Estaba usted diciéndose que su pequeña estatura le veda los papeles trágicos.

Tal era, exactamente, el tema de mis reflexiones. Chantilly era un ex remendón de la rue Saint-Denis que, apasionado por el teatro, había encarnado el papel de Jerjes en la tragedia homónima de Crébillon, logrando tan solo que la gente se burlara de él.

-En nombre del cielo -exclamé-, dígame cual es el método… si es que hay un método… que le ha permitido leer en lo más profundo de mí.
-El frutero -replicó mi amigo- fue quien lo llevó a la conclusión de que el remendón de suelas no tenía estatura suficiente para Jerjes et id genus omne.
-¡El frutero! ¡Me asombra usted! No conozco ningún frutero.
-El hombre que tropezó con usted cuando entrábamos en esta calle… hará un cuarto de hora. Se lo explicaré -me dijo Dupin, en quien no había la menor partícula de charlataneria- y, para que pueda comprender claramente, remontaremos primero el curso de sus reflexiones desde el momento en que le hablé hasta el de su choque con el frutero en cuestión. Los eslabones principales de la cadena son los siguientes: Chantilly, Orión, el doctor Nichols, Epicuro, la estereotomía, el pavimento, el frutero.

Pocas personas hay que, en algún momento de su vida, no se hayan entretenido en remontar el curso de las ideas mediante las cuales han llegado a alguna conclusión. Con frecuencia, esta tarea llena de interés, y aquel que la emprende se queda asombrado por la distancia aparentemente ilimitada e inconexa entre el punto de partida y el de llegada. ¡Cuál habrá sido entonces mi asombro al oír las palabras que acababa de pronunciar Dupin y reconocer que correspondían a la verdad!

-Si no me equivoco -continuó él-, habíamos estado hablando de caballos justamente al abandonar la rue C… Éste fue nuestro último tema de conversación. Cuando cruzábamos hacia esta calle, un frutero que traía una gran canasta en la cabeza pasó rápidamente a nuestro lado y le empaló a usted contra una pila de adoquines correspondiente a un pedazo de la calle en reparación. Usted pisó una de las piedras sueltas, resbaló, torciéndose ligeramente el tobillo; mostró enojo o malhumor, murmuró algunas palabras, se volvió para mirar la pila de adoquines y siguió andando en silencio. Yo no estaba especialmente atento a sus actos, pero en los últimos tiempos la observación se ha convertido para mí en una necesidad.

Mantuvo usted los ojos clavados en el suelo, observando con aire quisquilloso los agujeros y los surcos del pavimento (por lo cual comprendí que seguía pensando en las piedras), hasta que llegamos al pequeño pasaje llamado Lamartine, que con fines experimentales ha sido pavimentado con bloque ensamblados y remachados. Aquí su rostro se animó y, al notar que sus labios se movían, no tuve dudas de que murmuraba la palabra “estereotomía”, término que se ha aplicado pretenciosamente a esta clase de pavimento. Sabía que para usted sería imposible decir “estereotomía” sin verse llevado a pensar en átomos y pasar de ahí a las teorías de Epicuro; ahora bien, cuando discutimos no hace mucho este tema, recuerdo haberle hecho notar de qué curiosa manera -por lo demás desconocida- las vagas conjeturas de aquel noble griego se han visto confirmadas en la reciente cosmogonía de las nebulosas; comprendí, por tanto, que usted no dejaría de alzar los ojos hacia la gran nebulosa de Orión, y estaba seguro de que lo haría. Efectivamente, miró usted hacia lo alto y me sentí seguro de haber seguido correctamente sus pasos hasta ese momento. Pero en la amarga crítica a Chantilly que apareció en el Musée de ayer, el escritor satírico hace algunas penosas alusiones al cambio de nombre del remendón antes de calzar los coturnos, y cita un verso latino sobre el cual hemos hablado muchas veces. Me refiero al verso:

Perdidit antiquum litera prima sonum.

Le dije a usted que se refería a Orión, que en un tiempo se escribió Urión; y dada cierta acritud que se mezcló en aquella discusión, estaba seguro de que usted no la había olvidado. Era claro, pues, que no dejaría de combinar las dos ideas de Orión y Chantilly. Que así lo hizo, lo supe por la sonrisa que pasó por sus labios. Pensaba usted en la inmolación del pobre zapatero. Hasta ese momento había caminado algo encorvado, pero de pronto le vi erguirse en toda su estatura. Me sentí seguro de que estaba pensando en la diminuta figura de Chantilly. Y en este punto interrumpí sus meditaciones para hacerle notar que, en efecto, el tal Chantilly era muy pequeño y que estaría mejor en el Théâtre des Variétés.”

***

Delicioso, ¿verdad? Ni caso tiene mencionar que el narrador amigo de Dupin cagó 20 ladrillos después de eso XD.

Quizá por esto mismo, por esta altísima vara que daba lugar a una suerte de prejuicio, nunca le puse el ojo a esas historias oscuras alrededor de un crimen en que el detective suele emplear su mente pero sus armas de preferencia son la fuerza, la violencia y a veces hasta la extorsión para resolver el embrollo. Nunca hubo en ellas nada atractivo para mí, así que cuando me recomendaron “Blacksad” la miré en menos, hojeé unas 5 páginas y la apilé junto a otras víctimas en la sección de pendientes.

Craso error. Menos mal, uno corregible.

Al igual que muchas veces, decidí confiar en el gusto de mis amigos más experimentados que yo en las lides de la novela gráfica que me recomendaron esta con ahínco, y además confié en cuánto me conocen. Así, volví a abrir el primer volumen titulado “Un lugar entre las sombras” con más recelo que entusiasmo, pero también con ese candor que entrega la experiencia: nuestra intuición se equivoca mucho, especialmente a la hora de dejar de lado una obra cuando en realidad esta esconde tesoros ocultos para todo amante de las buenas historias. Ya me ha pasado muchas veces, y esta no iba a ser la excepción. Entonces sólo me dejé llevar.

Lo primero que impacta es el color y el arte prolijo al extremo por parte de Juanjo Garnido. Pensé que iba a encontrar algo más ad-hoc al que yo pensaba era el tono de la obra, del tipo de insignes dibujantes del estilo como Ben Templesmith, quizá algo cercano a lo que Frank Miller hizo en Sin City (y de hecho pensaba yo que “Blacksad” era en blanco y negro) o tal vez hasta un estilo difuminado y sombrío como el de Dave McKean. Al final, resultó que no andaba nada cerca, pero tampoco tan perdido como para pensar que algo no cuadraba. El estilo de Garnido es tremendamente  colorido, definido y muy agradable a la vista. Su composición es impecable, usa la paleta con una sabiduría pasmosa para adaptarse a los hechos del relato y tiene algo más que en lo personal me encanta: la sucesión cuasi-cinematográfica de viñetas. En un momento te topas con una en blanco y negro, y resulta que al alejarse la vista, la siguiente viñeta te muestra que uno de los personajes sostiene una vieja fotografía en la mano. Un detalle sútil del cual no abusa, pero ahí está para el lector atento que disfruta de cada arista de un cómic.

Aparte de eso, y por si no lo sabían, nuevamente los personajes son animales antropomorfos. Garnido aquí los trae a la vida casi en un sentido literal, dotándolos de formas, posturas, movimientos y expresiones faciales tan vívidas y humanas que terminan comunicando muchísimo, incluso antes del primer diálogo informativo. Eso por sí sólo hace de esta una gran novela gráfica.

Al grano con esta historia. “Blacksad: Un lugar entre las sombras” nos presenta a John Blacksad, un gato detective que usa su respectiva gabardina café, y que se nos revela taciturno, ágil, misterioso y astuto, como buen felino. De entrada lo vemos lidiar con un cadáver, el asesinato de una famosa y bella estrella del cine con la cual compartió algo más que una relación profesional. Hasta aquí, exuda Noir por cada poro, y no flaqueará. Con narración en off, lo acompañaremos en sus cavilaciones detectivescas a cada paso que da, ya que no hay mayor placer que presenciar in situ el trabajo de un detective, que se lleva a cabo en su mente. Finalmente, averiguaremos si las pistas reunidas no con poco esfuerzo le conducen a donde él esperaba.

Así, “Blacksad” es una estupenda novela del género, y logró capturarme sin remedio. Ya conté lo mucho que me costó vencer mi prejuicio, pero una vez el estupendo arte me atrapó la historia remató lo que había empezado. No voy a decir que es la mejor novela de serie negra que he leído, ya que me impresionó cierta sencillez del guión que evoca fácilmente a otras obras en otras artes (especialmente el séptimo) y tampoco guarda mucha sorpresa en el desenlace, aunque sí contiene ese elemento exploratorio tan agradable que un relato debe tener para cautivar, especialmente si estamos acompañando a un detective que busca una verdad. Eso sí, se guarda una guinda en el final que al menos a mí me agradó bastante porque decantó definitivamente la balanza hacia el lado adulto, que había estado no tan inclinada por las ilustraciones magníficas pero casi “Disney” de Guarnido. Igualmente, me agradó que John no fuera un matón que obtuviera toda su información a punta de golpes, y que demostrará una agudeza sardónica que calza tan bien a un gato humanizado y detectivesco.

Y eso es lo otro: la riqueza dialéctica que constituye otro tesoro más de esta historia, y que se ve representada en la correspondencia minuciosamente estudiada entre los animales y su rol dentro de la narración. En la segunda página nuestro gato ya está interactuando con el jefe de policía, y cuando vi que dicho rol lo ocupaba un perro ovejero alemán entendí rápidamente lo que los autores me estaban tratando de comunicar. Y fue un verdadero lujo. ¿Qué animal será un soplón? ¿Cuál el sucio dueño de una taberna de cuarta? Las elecciones parecen obvias, y es encantador confirmarlas.

Inevitablemente me lancé a su secuela: “Arctic Nation”, y aquí sí encontré que el guión mejoró incluso más, y estuvo a la altura del dibujo. Sin embargo, eso quedará para una próxima reseña, y lo único que resta decir es que “Blacksad: Un lugar entre las sombras” es una lectura totalmente recomendable, muy fiel a su estilo. Y que aunque John Blacksad no es Dupin ni Sherlock, tampoco es Charles Bronson. Vale la pena probar la mixtura.

7.6/10


Post:  Blacksad

miércoles, 17 de junio de 2015

PARA

P00001 - PARA #1 (de 6)

¿Alguna vez os habéis preguntado que es lo que mueve el Universo? 

¿que misterioso proceso subatómico subyace debajo de cada acción, desde un hombre que tropieza hasta la explosión de una estrella nova? 


Todo eso está a nuestro alcance si podemos llegar a entenderlo. Y el viaje al conocimiento comienza aquí­.

Desde la muerte de su padre en 1983, Sara Erie se ha embarcado en un largo viaje para averiguar las causas del terrible desastre que se produjo en el interior del superacelerador de parti­culas en el que trabajaba este, y que se llevo la vida del dr. William Erie, y de varios de los mas renombrados ingenieros nucleares de la nación.

Ahora, tras mas de 20 años conviviendo con dolorosos recuerdos y con una insoportable sensación de perdida, Sara consigue convencer al mejor amigo de su padre, el físico nuclear dr. Jonas Andersen, para que le permita acompañar a un equipo de búsqueda que va a adentrarse en el interior del abandonado superacelerador, una vez que ha desaparecido la radiación, para averiguar que es lo que salio mal.

Pero lo que Sara descubre supera todas las reglas de la fí­sica y lanza al equipo hacia un terrorífico viaje a través de un mundo poblado de muchos demonios, tanto reales como imaginarios.

Idioma: Español.
Editorial: Penny Farthing Press
Año: 2004 
Guion: Stuart Moore 
Dibujo: Pablo Villalobos, Federico Zumel 
Tradumaquetadores: Daredevil, Darkseid [CRG]
Archivos:
Formato: CBR   
Tamaño: 87.8 Mb

P00002 - PARA #2 (de 6)P00003 - PARA #3 (de 6)P00004 - PARA #4 (de 6)P00005 - PARA #5 (de 6)P00006 - PARA #6 (de 6)

Descarga:

Reseña: Chosen


AMERICAN JESUS VOL.1: CHOSEN

Editorial: Dark Horse
Año: 2004
Guion: Mark Millar
Dibujo: Peter Gross
Reseña: Nyarlathotep

¿Recuerdas cuando tenías doce años?,  ¿todo lo que hacías?, ¿lo que te gustaba?,  ¿Cómo era tu vivir diario?..... Bueno a esto añádele, que de un día para otro dentro de tu cotidianidad, (en la cual sólo habían comics, cintas de video, salidas con amigos); descubres que eres el hijo de Dios, vivo en la actualidad y que por lo tanto tendrás un papel principal en el Apocalipsis.

Bueno, esa es la principal premisa de este comic, en la cual conocemos a Jodie Christianson, un niño normal de doce años, quien luego de tener un accidente, en el cual un camión, después que se desviara de la carretera, lo terminase aplastando; acabaría con una extraña consecuencia para el protagonista, pues este joven termina extraordinariamente ileso luego del accidente, de tal forma, sin tener explicación alguna para dicho fenómeno las personas lo comienzan atribuir a un milagro. De esta manera nuestro protagonista sin comprensión alguna de lo sucedido y sin respuestas acerca de por qué sobrevivió; deberá continuar  con su vida normal, en la cual en su rutina diaria se le comenzaran a manifestar poderes divinos que lo llevaran a hacer milagros como por ejemplo: curar a las personas, transformar el agua en vino, revivir a los muertos, entre otros. De esta manera cuando su madre se percata del inicio de estos dones, le da a conocer un secreto que tenía guardado y que estaba esperando para decírselo; el cual era que Jodie  es el hijo de Dios. De esta forma sorprendido el joven, con el fin de corroborar lo revelado, va a hablar con el padre del pueblo Tom Ohiggins; el cual termina renegando el papel de Mesías de Jodie. Lo que hará que nuestro protagonista no contento con la incredulidad del párroco, se embarque en una disputa con el objetivo que lo acepte como el hijo de Dios y por lo tanto acepte el plan divino. Lo cual finalmente nos llevara a que en el desenlace de la historia veamos los cuestionamientos que el padre tiene en torno a su fe y la aceptación de Jodie en su papel de hijo de Dios; lo cual tendrá un punto culmine cuando el párroco tenga un “problema” que lo obligara acudir al protagonista; y a la vez este terminara entendiendo que toda su vida estuvo predestinada para asumir su papel en el Apocalipsis.

En relación al guión podemos decir que cumple con entretener y mantenernos interesados en la historia; pero está muy lejos de llegar a ser espectacular, pues en general el contenido se enfoca en mostrarnos la vida de este mesías moderno en relación a cómo se van desarrollando sus poderes divinos, mientras que a la par nos da a conocer las implicancias que estos tienen en torno a las relaciones de Jodie con sus amigos, familiares y conocidos, aún sabiendo que es el hijo de Dios. De esta forma podría decir que el desarrollo del guión en general (especialmente los dos primeros números) se da de forma lenta y en una misma línea, en la cual no hay mayores sorpresas en su transcurso, pero sin embargo será el desenlace, el cual nos dejara una grata sensación de haber leído un buen comic y principalmente será lo que más recordaras esta historia, pues te sorprenderá.

Con respecto al arte podemos decir que no es una maravilla; pero posee una estética bastante atractiva, el cual aporta a la hora de complementar el guion, pues principalmente el dibujo (ya sea de los personajes o los paisajes), es bastante simple, y posee muy pocos detalles, el cual termina por verse un poco infantil en relación al propio contenido de la obra, pero sin embargo dentro de esta simplicidad se esconde una estética llamativa, que si bien no es perfecta, termina cumpliendo dentro de lo acometido.

Finalmente es importante destacar que American Jesus iba a ser una trilogía, en la cual hasta el día de hoy solo se ha publicado su primer volumen, Chosen, del cual les puedo decir que es un comic bastante recomendable, (obviamente no va hacer el mejor que lean en su vida) en especial si quieren leer una historia entretenida y  de forma rápida; pues en general una vez que la lean les dejara una buena sensación de que disfrutaron con una historia original, cautivadora e interesante.

7.6/10


Post: Chosen

martes, 16 de junio de 2015

Reseña Serie de Televisión: The Flash Temporada 1


THE FLASH: TEMPORADA 1

Fecha de emisión: 7 de Octubre 2014/ 19 de Mayo de 2015
Episodios: 23
Creadores: Greg Berlanti, Andrew Kreisberg, Geoff Johns
Cadena televisiva: The CW
Reseña: Ñoño Cool

- PRECAUCIÓN - FUERTES SPOILERS ADELANTE -

“Mi nombre es Barry Allen y soy el hombre más rápido del mundo. Cuando era niño, vi a mi madre ser asesinada por lo imposible. Mi padre fue a la cárcel por su asesinato. Y después un accidente me convirtió en lo imposible. Para el resto del mundo, soy un científico forense corriente, pero en secreto uso mi velocidad para luchar contra el crimen y encontrar a otros como yo. Y un día, encontraré a quien mató a mi madre. Y conseguiré justicia para mi padre. Yo soy... Flash.”

En la segunda temporada de Arrow nos presentaron al alegre Barry Allen, un joven investigador forense que trabajaba como miembro del cuerpo policíaco de Central City quien tiene un pasado extraño y tormentoso. Cuando era niño su madre fue asesinada en su casa y ante sus ojos por un hombre dentro de un relámpago amarillo, y como nadie en su sano juicio podría creer algo como esto fue al padre de Barry a quien la policía culpo del crimen y lo condenó a cadena perpetua en la cárcel de la ciudad. Dado este hecho Barry fue acogido por uno de los mejores amigos de su padre, el detective Joe West y vive con él desde entonces junto a su hija Iris de la que está enamorado.

El objetivo en la vida de Barry es limpiar el nombre de su padre y encontrar a este “hombre de amarillo” quien es el verdadero responsable del crimen y a eso ha dedicado cada momento que puede. Pero la vida de Allen cambiará completamente cuando en la inauguración del nuevo acelerador de partículas de STAR labs sufre un fallo catastrófico y explota dando origen a una tormenta eléctrica de taquiones, y uno de estos relámpagos golpea de lleno a Barry y lo sume en un profundo coma por seis largos meses.

Al despertar lo hace dentro de las instalaciones de STAR labs acompañado de los que serán los personajes secundarios para esta temporada y que formarán una suerte de “team Flash”, Cisco Ramón, Caitlin Snow y el profesor Harrison Wells, un genio científico responsable por el Acelerador de Partículas que está en una silla de ruedas. Si los dos primeros nombres les suenan, es porque son las identidades civiles del superheroe Vibe y la supervillana Killer Frost respectivamente, pero por ahora solo son unos amigos incondicionales dispuestos a ayudar a Barry en lo que puedan. Y en todo caso el más interesante de los 3 sería el Doctor Wells… pero me estoy adelantando.

Barry saldrá de los laboratorios para ponerse al día con su padre adoptivo y es ahí cuando se da cuenta de que se ha transformado en el hombre más rápido vivo, que sin entrenamiento puede superar la velocidad del sonido y es solo el comienzo. Por lo mismo regresa a STAR para que lo ayuden a entender cómo funcionan estas nuevas capacidades, las que tendrá que poner a prueba cuando un metahumano que manipula el clima, y el hermano del futuro Weather Wizard, aterra la ciudad. Con esto nos introducen el concepto de que Allen no es el único con superpoderes, sino que el acelerador de partículas le ha entregado habilidades superhumanas a decenas, o tal vez cientos de personas a lo largo de Central City.

Viendo sus nuevas capacidades decide que en él recae la responsabilidad de combatir al villano de clima y a todos estos metahumanos que son mucho para que la policía pueda manejar. Cisco le entrega un traje prototipo que se adapta a su velocidad y va a enfrentarle, pero es en esa batalla donde Joe descubre la identidad de Barry y sus nuevas habilidades transformándose también en parte del “team Flash”.

Con el apoyo de Joe y la gente de STAR labs Barry comenzará a desarrollar más y más sus habilidades mientras lucha contra un nuevo metahumano por episodio, entre ellos Mist, Multiplex, Girder, Plastique, Peek-A-Boo y más; como el formato de los fenómenos del meteorito en la serie Smallville, pero el formato episódico solo durará los primeros episodios ya que el arco principal pronto aparece y se desarrolla a lo largo de los episodios.

Lo que no puede faltar en una serie de la CW es la trama romántica que tanto me molestaba en “Arrow”, y que si bien en “The Flash” es mejor manejada igual sigue siendo uno de los elementos que hunde feo el avance de la trama principal y las subtramas más interesantes. Esta vez tendremos al interés romántico de nuestro héroe representado en la forma de Iris West quien sale con Eddie Thawne, el compañero de Joe en la CCPD mientras Barry estará atrapado en la “friendzone”. Una esperanza surge para el chico cuando Iris se obsesiona más y más con el velocista escarlata que realiza buenas acciones en la ciudad y ella se encontrará con él noche tras noche para colaborar mientras escribe un blog sobre este nuevo superhéroe al que ella termina nombrando “The Flash”.

Esta trama romántica igual tiene sus tira y afloja cansinos que aburren como en Arrow e Iris es a veces tan molesta como lo era Laurel Lance en la serie del arquero esmeralda, pero cerca de mitad de temporada se le da mucho menos tiempo en pantalla y se priorizan las cosas más interesantes, como son desarrollarla a ella como personaje (lo que aún no se hace totalmente bien) y enfocarse en la carrera superheróica de Flash, y cuando se regresa a esto encaja perfectamente en lo que la trama requiere por lo que no llega a cansar.

En temas de estructura “The Flash” no ocupa el recurso de Flashbacks que usa “Arrow” sino que elije utilizar una escena post créditos casi siempre involucrando al Doctor Wells que nos deja ver que Harrison es mucho MUCHO más de lo que aparenta y tiene un secreto bastante grande que se irá develando a lo largo de la temporada. Ejemplo de eso es que si puede caminar y tiene una habitación secreta que se comunica con el futuro y contiene información sobre el año 2024 donde una CRISIS que puso los cielos rojos (¿Antimonitor? ¿cruce de cine y TV?) se relaciona directamente con Flash.

Otra diferencia con Arrow son los villanos, no solo porque estos si pertenecen a la galería de villanos de Flash y no son prestados por otro héroe (cof cof Batman cof cof) sino que porque los representan lo más cercanos al comic posible, sin “hacerlos realistas” sino que respetando sus superpoderes y exageradas personalidades, lo que funciona muy bien a veces y otras falla dependiendo de la calidad actoral de quien sea el villano de turno. Tenemos versiones más modernizadas del Raimbow Rider, y veremos a los clásicos Rouges comenzando por el Capitán Cold, Heathwave (interpretados por Wenthworth Miller y Dominic Purcell de Prison Break) y más tarde a la Golden Glider quienes a diferencia de los metahumanos usan armas que crean el Cero Absoluto y la Temperatura de Planck respectivamente.

Otros rouges que hace su debut son el Pied Piper y el Weather Wizard, y solo el segundo se ve las caras con Cold y los otros en el penúltimo episodio de la temporada en una corta interacción. Todos estos actores son… bastante exagerados en sus interpretaciones y esto puede molestar a más de un espectador más exigente en cuando al apartado actoral de sus series.


Punto aparte merecen Gorila Grodd y Mark Hamill como el Trickster. El primero porque no es un actor en si, sino que construido a partir de CGI bastante bueno para televisión, e hizo un gran trabajo como un personaje intimidante con el que había que tener cuidado; y Mark porque… bueno… él fue el Trickster en la serie de Flash en los 90 y aquí pseudo-reeinterpreta su rol, además de que en los 90 y parte de los 2000 fue la voz del Joker animado y dicha voz y manierismos los usa aquí, y tercero fue Luke Skywalker en la trilogía original de Star Wars y aquí suelta una referencia a la saga galáctica; osea Mark Hamill reemplaza su rol de los 90 en la serie moderna de Flash usando su icónica voz del Joker mientras suelta un “Yo soy tu padre” a un Trickster más joven… puede que no te guste Flash pero para mi este capítulo justifica toda la existencia de la serie… un nerdgasmo de nivel titánico.

A lo largo de la temporada tenemos un crossover de Flash vs Arrow para dar pie a continuas colaboraciones entre los personajes de ambas series; un arco con el origen del superheroe Firestorm que involucra al Ronnie Raymond, el novio desaparecido de Caitlin que ocupa varios capítulos y sirve como presentación del personaje para su propio futuro Spin-off en conjunto a White Canary (Sarah Lance), Chica Halcón, Rip Huntet, Capitán Cold, Heatweave y The Atom; la aparición en las sombras del Gorila Grodd, menciones a Green Lantern que pueden o no hacerse más concretas (yey!!) y un mini arco con el Pied Piper y Cisco Ramone que deja pequeñas pistas sobre su transformación futura en Vibe.

Además el concepto del viaje al pasado comienza a explorarse más y más en la serie de manera bastante inteligente, donde cada vez que cambias un mal de la línea temporal el universo se encarga de reemplazarlo por otro, por cada pequeño cambio existen grandes consecuencia, si salvas una vida otra estará destinada a morir en su lugar. Aquí nos enteramos que el día del asesinato de la madre de Barry, él estaba ahí como Flash luchando contra el Reverso llegados desde el futuro y está destinado a perder esa batalla si desea mantener el curso de la historia como se debe. A sabiendas de eso Barry intentará hacerse más y más veloz para poder vencer al Reverso, aún con el conocimiento de que si lo hace toda su vida como la conoce, familia, amigos y sus poderes estarían en riesgo de no existir más.
Además el profesor Wells crece más y más ambiguo como personaje pues tiene planes ocultos y mata sin pensarlo dos veces pero protege a Barry a toda costa; y esto se cruza con el antagonista principal de esta temporada: el hombre del traje amarillo, conocido como el Flash Reverso, responsable de la muerte de la madre de Barry y quien ahora se le aparece a Flash para golpearlo y presentársele como una poderosa amenaza que lo forzará a hacerse más y más rápido para poder combatirlo.

El introducir el viaje en el tiempo es un movimiento arriesgado, claro está en la historia de Flash desde sus inicios, pero perfectamente ser fácilmente mal usado y caer en los mismos sobreusados clichés que este recurso trae consigo, pero los guionistas apoyándose en esto crearon muy buenos puntos argumentales,e incluso buenos golpes emocionales con esto

Volviendo a la historia, es aquí cuando se nos revela que el Flash Reverso es el propio Harrison Wells cuyo nombre real es Eobard Thawne, un enemigo encarnizado de Flash del futuro atrapado en el presente y que protege a Barry solo para que el pueda ser lo suficientemente rápido para viajar por el tiempo y él pueda volver a su época.

Este es el punto de inflexión de la temporada, pues dicha revelación rompe todas las confianzas en el grupo al enterarse que el hombre que fue su mentor, protector y amigo es también el asesino de la madre de Barry y ejecutor de muchos de los “cabos sueltos” que quedaban en el camino. Nuestros héroes comienzan un juego del gato y el ratón contra Flash Reverso, donde él siempre estará varios pasos por delante y se verán forzados a hacer alianzas con supervillanos por la esperanza de atraparle, pero nada da resultado, pues él es demasiado listo. En lo que parecía una movida inesperada Barry en conjunto con Firestorm y Arrow logran vencer y capturarlo... pero es solo el comienzo, pues esta "victoria" era también parte del plan de Eobard desde un inicio.

Una vez capturado Barry y Eobard se ven cara a cara para conversar - ¿Por qué mataste a mi madre? - Le dice Allen - “Porque te odio” - responde el Reverse Flash y en ese momento Thawne deja las pretensiones y le ofrece una forma de volver al pasado y salvar a su madre. Y es aquí donde Barry se enfrenta al gigantesco dilema: “¿vuelvo al pasado y cambio las cosas destruyendo todo mi futuro incluyendo mis relaciones con mis amigos, mi nuevo padre adoptivo (Joe) y mi mejor amiga a quienes jamás conoceré si la dejo vivir… o dejo todo como está?” Y es el mismo Joe quien lo insta a tomar la decisión de salvar a su madre en unas interacciones que casi sacan lágrimas.

¿Cómo viajará al pasado entonces? Superando el Match 2 y colisionando contra un átomo de hidrógeno para crear un agujero de gusano, teniendo solo 1 min 50 para cambiar el pasado, tiempo que usará el Reverse Flash para irse al pasado… si Flash no es lo suficientemente rápido morirá y el agujero de gusano se comerá el planeta.

Obviamente Barry viaja al pasado y mientras está en la SpeedForce podemos ver una docena de easter eggs sobre el futuro de Flash, de la serie en sí, del MULTIVERSO, TIERRA 2, otros velocistas, un guiño a Superman y más. Y cuando llega al momento del asesinato de su madre su versión futura – QUE PORTA EL TRAJE ORIGINAL para los que se quejan de el traje que usa en la serie – le pide que no intervenga… y Barry para su enorme dolor no lo hace, recordando esa frase “"acepta las cosas que no puedes cambiar, cambia las cosas que puedes y ten la sabiduría para conocer la diferencia"… y utiliza el tiempo en cambio para despedirse de su madre en otra de las varias escenas emotívamente fuertes

Gracias a no intervenir Flash puede regresar a su tiempo y detener a Eobard, y cuando Reverse F. está a punto de matarlo, Eddie Thawne, el ancestro de Eobard, se suicida para borrar al villano de la existencia en una movida totalmente sorpresiva. Pero no tenemos tiempo de llorar a nuestro héroe caído pues el agujero de gusano se abre y comienza a destruir la Tierra y Barry tiene que pararlo saltando directamente al centro. ¡Y AHÍ TERMINA! ¡MALDITA SEA! Hace años que una serie no me dejaba con este tipo de cliffhanger en un capítulo lleno de comedia, drama, emoción y mucha acción. Y como en toda historia de Flash en los comics deja muchas, MUCHAS preguntas en el aire sobre las varias paradojas temporales que se crearon en este momento para que las exploremos más adelante.

Tras el éxito de la primera temporada de Arrow – por tibia que fuese actoral y argumentalmente – se anunció que en su segunda introducirían a Barry Allen en el mundo del arquero para luego dar paso a un spin-off y que Flash tuviese serie propia. Movimiento más que lógico dado que el corredor escarlata es lejos uno de los personajes más populares de DC Comics y perteneciente a la cultura popular desde hace décadas… pero no se sabía que harían con él luego del tono que Arrow planteo para el tv-verso de DC

El mundo de Flash tiene viajes temporales, villanos temáticos y exagerados además de un alto grado de ciencia ficción y muchas más cosas que en el tono “realista” de Arrow no se veían posibles, cosa que nos tenía a muchos aficionados con las dudas en cómo diablos lo harían encajar en este nuevo universo manteniendo su esencia… y todas las dudas fueron disipadas al ver los primeros capítulos de la serie.

La aparición de los superpoderes aquí son mucho mejor explicados que en Arrow a pesar de que aún se hace con un tono totalmente comicbook que nos pide algo de pasar por alto los razonamientos y solo ir con la corriente. E incluso se moderniza el mismo origen de Flash con esto ya que a los químicos y el rayo se le suma el bullado acelerador de partículas, logrando darle un grado de mayor credibilidad y actualización al mismo, respetando al mismo tiempo a los fans del personaje.

Además toda esta tormenta de partículas nos dio la perfecta justificación para los llamados meta-humanos y dio pie a que tuviésemos la dinámica que Smallville tuvo con sus Meteor-freaks, con la diferencia en que mientras la serie del joven Superman abusó profundamente de este recurso, en Flash se ocupó de manera correcta para los primeros episodios y algunos más adelante sin sobre utilizar este tema.

Quedó patente que los tonos de Flash y Arrow son totalmente diferentes, e incluso cuando Flash juega a meter cierto nivel de oscuridad no deja de seguir con el humor presente o el “corazón” en sus historias. Además su mayor diferencia es la calidad actoral, pues mientras Amell como Arrow sigue siendo más tieso que momia con lumbago, Grant Gustin ES Barry Allen, realmente tiene un carisma enorme que hace que te compres su versión de Flash como la real todo el tiempo.

El resto del cast también es bastante más sólido que los de Arrow, con Jesse L. Martin como Joe West como el padre preocupado y policía dedicado; Carlos Valdes como Cisco Ramone, el geek que la gran mayoría de nosotros seríamos si supiéramos que uno de nuestros amigos tiene superpoderes pero sobretodo Tom Cavanagh como Harrison Wells que consigue crear una enorme ambigüedad en su personaje con sólo una mirada o una frase… y consigue transmitirnos el dolor, decepción, miedo y furia contenida de tal manera, que parece que sale de la pantalla (hablo de entrados al final de temporada claro). La frialdad con la que actúa al revelarse como Flash Reverso en contraste con lo cálido que se mostraba con todos especialmente con Cisco a quien aparentemente veía como un hijo demuestran su calidad actoral. Además la forma de matar, vibrando su mano a través del cuerpo es un buen guiño a los comics, específicamente cuando Eobard Thawne mata a Iris West atravesándola, pero en vez del pecho como vemos en pantalla, ahí lo hace por la cabeza. Tom Cavanagh es un villano de temer.

Un punto a destacar es que John Wesley Shipp, el Barry de la serie de los 90 interpreta a Henry Allen, el padre de Barry, celebrando totalmente el legado de DC en la pantalla chica, y su interacción con Mark Hamil retomando su rol del trickster es un golpe nostalgico bastante fuerte.  Este legado DC es algo que las series continuarán haciendo aparentemente con la serie “SUPERGIRL” donde la madre terrestre de Kara es interpretada por Helen Slater quien fuese Supergirl en la película de 1984, y el padre terrestre de Kara es Dean Cain, actor que interpreto a Superman en la serie "Lois Y Clark: The New Adventures Of Superman" de 1993. Volviendo a Flash, el resto del cast cumple pero no destaca mucho realmente y los villanos pueden sobre-exagerar con algunas de sus interpretaciones, pero en general los miembros del cast de Flash están varios niveles por sobre los de Arrow ¿la clave? SON ACTORES REALES Y NO SUPERMODELOS LEYENDO DIÁLOGOS como en las otras series de la CW, noo aquí si bien no son Marlon Brandos y Meryl Streeps, hay calidad actoral en su justa medida.

Podríamos hacer el argumento de que mientras Daredevil es la serie live action oscura de Batman que siempre quisimos, donde un hombre torturado con ciertas habilidades detectivescas trata de salvar una ciudad corrupta con fuerza bruta e inteligencia, mientras trata de reconciliarse con el problema filosófico de entregarse a su lado oscuro en un esfuerzo de seguir un estricto código de justicia; The Flash, es la serie de Spider-Man que siempre quisimos, algunas veces oscura pero siempre entretenida, Con villanos temáticos y algo ridículos pero amenazantes, con personajes que realmente comienzan a agradarnos, personajes que tienen que aprender a lidiar que con un gran poder viene una gran responsabilidad… y que las compañías que en el cine se destacan por lo contrario a lo mejor que ofrecen en la tv (DC Oscuridad y Marvel alegría) es cuando menos ligeramente simpático al hacer la comparación. Pero tanto Flash como Daredevil con MUCHO MÁS que los meros paralelos con los otros héroes y cada una de las series tiene elementos para poder pararse por sí misma y hacerle justicia a quien las protagoniza.

Y hablando del capítulo final de la temporada, es la manera perfecta de terminarla, y de todas las series basadas en comics es mi preferida, lo siento Matt Murdock, pero a pesar de que me gusta más tu serie en Netflix, el final de Flash fue altamente superior. Y es gracias a que los capítulos mejoraban uno tras otro hasta llegar este punto que dicho episodio golpeó con tanta fuerza.

Tanto los diálogos como los efectos especiales se superaban episodio a episodio, y los elementos que no funcionaban en un inicio fueron rápidamente descartados para dar paso a lo que si lo hacía, volviéndose una de las mejores series sobre comics que tenemos actualmente, y de ciencia ficción que tenemos actualmente. Y su segunda temporada promete mucho… desde más viajes en el tiempo, a TIERRA 2 Y JAY GARRICK hasta el MUTIVERSO y más velocistas dando vuelta.

Una primera temporada que deja en vergüenza a lo que Arrow fue y más aún en lo que se convirtió en cuanto a adaptaciones de personajes DC; es una serie que mezcló todos los ingredientes que los lectores de cómics echaban en falta en una serie de televisión: un guión interesante, personajes que se hacen empáticos, tienes un villano complejo e interesante, y termina con un desenlace inesperado y un cliffhanger de los de que te dejan gritando por más. Y todo ello, armado de una manera que agradará a los fans seguidores del comic así como a aquellos otros que se hayan enganchado al personaje por la serie, y no son capaces de captar todos los guiños… lo único que me falta decir es queda decir es ¡¡CORRE BARRY, CORRE!!

8/10


Enlace Externo:  The Flash  Temporada 1

lunes, 15 de junio de 2015

Reseña Película: X Men Days of Future Past


X-MEN DAYS OF FUTURE PAST

Fecha de Estreno: 23 de mayo de 2014
Director: Bryan Singer
Guionistas: Simon Kinberg, Matthew Vaughm, Jane Goldman 
Productora: 20th Century Fox
Reseña: Ñoño Cool

Veamos, “X-Men: Days of Future Past” es una de mis 4 historias favoritas de los mutantes en el comic (las otras siendo “Gods loves, Man Kills”, “Atracciones Fatales”  y "Age of Apocalypse"); "X.Men 3: La Batalla Final" es una de las peores películas de la saga mutante, y "First Class" definitivamente la mejor. Así que ¿Qué pasa si unimos estos tres elementos en una gigantesca producción?

Bryan Singer logró borrar los errores de la franquicia en el pasado y rehacer las cosas nuevamente, gracias a que hizo que Wolverine volviese al pasado en la película y rehiciera las cosas nuevamente. Se responden varias preguntas sobre la continuidad, pero igual muchas quedan en el aire; lo que si queda clarísimo First Class si pasó, pero el viaje en el tiempo borró  "X-men 3", "X-Men Origenes Wolverine" y "Wolverine Inmortal "(incluyendo a las muertes de personajes en estas) completamente de la existencia… y teóricamente como Wolverine se une antes al team de los Hombres X que en X-Men 1, puede que esta y su secuela también fuesen completamente borradas

Un pequeño resumen de la trama para quienes no han leído el comic: Luego del asesinato de un senador anti-mutante, la humanidad crea un ejército de robots llamados Centinelas para darles cacería y exterminarlos, lo que crea un futuro distópico donde los mutantes y los humanos que simpatizan con ellos son asesinados o mandados a campos de concentración. Los X-men sobrevivientes envían a Kitty Pride al pasado para evitar ese asesinato y borrar el futuro donde los Centinelas son creados.

En el film, Kitty Pride es reemplazada por Wolverine (pero aún es ella quien es la pieza clave para mandar a garritas Jackman al pasado) otro cambio es que el senador Robert Kelly (ya saben, el que convirtieron en esa criatura de agua en X-Men 1) es reemplazado por Peter “Tyrion” Dinklage, en el papel del creador de los Centinelas, Bolivar Trask. Y por último el pasado no es 1980, sino que 1973 en pleno auge de controversias por la Guerra de Vietnam. Y los cambios funcionan muy, muy bien. 

Ellen Page lo hace genial como Kitty Pride, pero como su personaje en las películas nunca fue realmente nada más que una secundaria, no era lógico que fuese ella la encargada de “salvar el mundo” (y la dignidad de la franquicia cinematográfica) como en los comic, además Kitty no estaba viva en 1973 como para mandar su mente al cuerpo del pasado… Jackman por otro lado, bueno Wolverine es el X-men más conocido del comic y el cine y con el cameo en First Class dejan claro que los personajes lo conocían en esa época, por lo que su presencia se justifica 

Al ubicar la historia en el 73 con todo el conflicto en USA para esos años, hace que el ambiente rodeando al conflicto que los X-Men enfrentan sea mucho más tenso y creíble desde un punto de vista narrativo e histórico. Y si bien el comic ponía al futuro como eso, años en el futuro, y el “pasado” era el presente de la época; en el film el futuro es “nuestro presente actual/años en el futuro” y el pasado es literalmente el pasado (1973); esto sirve para que se pueda conectar de mejor manera con First Class, y crear tensión en ambas líneas temporales.

Peter como Bolivar Trask es excelente, en un inicio lo ves sólo como el clásico odia-mutantes, pero bajo a superficie existe una ideología que puede transformarlo en un fantástico villano. Si bien es un inventor con hambre de poder que odia a los mutantes, también es un hombre que ha visto miles de sus compatriotas morir en una sangrienta e injustificada guerra que no para de crear tensión en esta llamada “Guerra Fría”, si le sumamos a eso los eventos de First Class con los mutantes y los misiles en Cuba y todo lo que eso causó en términos de armamento de guerra y más muertes, pues bueno… ahora entiendes un poco de porque odia tanto a los X-Men. 

El Magneto de Michael Fassbender es un badass y un imbécil. El personaje al igual que Bolivar Trask tiene a un gran actor que lo interpreta maravillosamente, con esas intenciones y motivos ocultos mientras el mundo se sale de control. La interacción con Charles Xavier (McAvoy) siguen siendo fantásticas, y cuando finalmente se enfrentan es cuando más brillan ambos. Y es uno de los 3 pilares del film, siendo los otros Wolverine y el Profesor X, sep son ellos 3 los protas, no sólo el garritas, aunque claramente hay dos que tienen más pantalla que el tercero. 

Esta película nos muestra al Profesor Xavier de McAvoy en su peor momento, con todos sus sueños aplastados y usando un suero hecho por Beast para poder caminar pero cada uso le destruye sus poderes mentales un poco más,… es un drogadicto tal como se vio en el tráiler, (igual es un poco ridículo ver a este personaje reaccionar así ante los problemas vistos, pero que más da, funciona bien) lo hacen ser un tipo muy molesto, ya no es idealista siquiera, es un hombre roto, acabado y le toca a Wolverine arreglarlo…. Y eso igual funciona.  Recordemos que Logan siempre vio a Charles como su roca donde afirmarse en sus propios momentos difíciles, tanto en X-men 1, 2 y 3 y luego de los hechos de Wolverine Inmortal (los borre el viaje en el tiempo o no), ya ha conseguido una especie de paz mental consigo mismo; está en un lugar ideal para ayudar a su amigo en problemas.

Patrick Stewart e Ian McKellan lo hacen bien como siempre, pero Stewart tiene un que otra línea de diálogo y Sir Ian apenas y habla en el film. Pero bueno, la historia se enfoca en los problemas de sus versiones del pasado y ellos solo hacen un acto de presencia para crear cohesión con la historia y algunas escenas interesantes.

De los X-Men presentes puedo decir que muchos están para un simple cameo nada más como era de esperar, lo que es una pena, pero dan buenas escenas de pelea. De los nuevos X-Men, pues Warpath… ¡simplemente apesta!, Blink es visualmente impresionante y tanto Sunspot como Bishop cumplen lo suyo. Mystique igual tiene su turno de brilar, pero mi problema es que demasiado contorsionista para pelear (lo que es poco práctico en una lucha real) y se enfoca mucho en mostrar los pies (te apuesto que Tarantino dirigió esa coreografía de lucha) pero eso ya es como buscar problemas con el film por el hecho de buscar problemas con el film. Quicksilver fue realmente algo inesperado, claro su diseño no puede ser más estúpido y ridículo (Ramona Flowers… ejem) pero el actor logró darle carisma al personaje y hacerlo funcionar bastante bien. Se sintió como un elemento totalmente necesario en el film. Y los Centinelas… pues aunque antes bromee llamándoles Sauron-Bots o Nimrods, pues son realmente amenazas muy a tener en cuenta, y poderosos, tal vez un poco demasiado poderosos… además de visualmente impactantes también. 

La historia ocasionalmente se pone lenta y se estanca, pero en lo general tiene buen ritmo que contiene bastante drama y acción en esas dos horas y poco más de duración. Cuando una escena comienza a aburrirte hay un pequeño diálogo que arregla dicha escena, o por último aparece una escena de acción para salvarte. Dichas escenas de acción están bien ejecutadas y son de lo más variadas, desde manos a manos en espacios cerrados a una batalla campal contra robots asesinos. El drama con Charles y sus fallos personales, además de las interacciones con aliados y enemigos frente a la crisis que podría acabar con todos los mutantes y crear un futuro infernal son muy buenas. 

X-Men: Days of Future Past, si bien tiene algunos errores en lo cinematográfico donde se nota que su director tiene camino por delante para mejorar, y deja también muchas dudas de continuidad en el aire… no es mala, por el contrario es muy buena y disfrutable. No es perfecta pero ¿qué película de los X-Men lo es? Está al nivel de "X-Men: First Class" como una de las mejores películas de la serie. Llena de acción, tensión, y algunas escenas emocionantes también. Si te gustan los X-Men debes verla. EN SABAH NUR! EN SABAH NUR! EN SABAH NUR!

8/10



Enlace Externo: X Men Days of Future Past (Castellano)X Men Days of Future Past (Latino)

domingo, 14 de junio de 2015

Los Libros de Stephen King


Actualización 04/08/2015: Tatto Cucu actualiza el post con un enlace extra en Mega con 90 PDF de Libros de Stephen King.

El primer aporte de Ñoño Wise al blog, los Libros del famoso autor Stephen King.

“El Resplandor”, “Cujo”, “Carrie”, “Cementerio de Animales”, “It”… Sin duda conocemos algunos de estos títulos, y quizá todos ellos.

La popularidad de Stephen King no es menor. Mucha gente que sólo ha tomado un libro para detener la puerta conoce igualmente su nombre, o al menos le suena un poco. Muy probablemente eso sea porque su llamativo apellido sale por ahí en carátula y créditos de esas películas de terror tan extrañas que descubrimos en la infancia, especialmente algunas que marcaron época cuando un director de cine que sabía más o menos qué hacer decidió llevar esas historias al celuloide. Brian De Palma, Stanley Kubrick y otros.

Así, puede que nuestra idea de Stephen King esté más cerca de un guionista de terror con una fórmula exitosa que de un escritor realmente talentoso. Si a eso le sumamos su éxito económico resultante a dicha popularidad, pues el estereotipo se refuerza. Y quizá por eso hay muchos que consideran que Stephen King, el maestro del terror, es más bien una especie de Arjona de la literatura fantástica, cuya proporción talento/éxito no es justa.

Nada que ver.

Basta dejar un poco atrás lo que el cine ha presentado de él y tomar uno de sus libros para empezar a sumergirse en su particular estilo, en sus descripciones de personajes y situaciones, en su construcción de situaciones dramáticas y por sobretodo en su creatividad desbocada y al mismo tiempo bajo control que da a luz novelas y cuentos mágicos, sobrecogedores, aterradores y brillantes. Muy probablemente el maestro King no sea TODO lo que dicen de él, ya que hay seguidores fanáticos y esa misma palabra describe un juicio subjetivo que deja poco lugar a un análisis justo. Sin embargo, Stephen King es popular debido a lo bueno que es, y no por otra razón anexa a sus habilidades narrativas.

Sí. Aunque cueste creerlo, a veces las masas no se equivocan. Por eso mismo, es menester que nuestro blog reúna algunas de sus obras más conocidas y las presente aquí para que todos disfrutemos de ellas y armemos nuestro propio juicio. Vale la pena invertir tiempo aquí, y luego comentarlas con otros que también hayan entrado a este universo único, delicioso y cautivador.

Nota final: ¿Quieren leer “La Torre Oscura”? Esperen un poco, que pronto vendrán reseñas de Ñoño Wise de los libros más conectados a esta macrosaga en un excelente orden de lectura. Intenten no leerla de los libros 1 al 7 si realmente desean la experiencia completa.


***

Cuando Bill se pone de pie, toda la clase lo mira. Es alto y tiene cierta presencia. Hablando con cuidado, sin tartamudear (hace más de cinco años que no tartamudea), dice:

-No comprendo esto en absoluto. No comprendo nada de todo esto. ¿Es forzoso que un cuento deba ser socioalgo? Política... y cultura... historia... ¿no son ingredientes naturales de cualquier relato, si está bien contado? Es decir... -Mira en derredor, ve ojos hostiles y comprende que lo consideran una especie de ataque. Tal vez lo sea. Están pensando que quizá tengan a un sexista mercader de la muerte entre ellos-. Es decir... ¿ustedes no pueden permitir que un cuento sea, simplemente, un cuento?

Nadie responde. El silencio sale como el hilo de una rueca. Bill sigue allí, de pie, pasando la vista de un par de ojos indiferentes al otro. La muchacha cetrina lanza bocanadas de humo y apaga los cigarrillos en un cenicero que ha traído en su mochila. Por fin, el instructor dice suavemente, como si hablara con un niño en medio de un berrinche inexplicable:

-¿Te parece que William Faulkner no hacía otra cosa que contar cuentos? ¿Te parece que a Shakespeare sólo le interesaba hacer dinero? Vamos, Bill, dinos qué opinas.

Después de una larga pausa en la que estudia la pregunta, Bill contesta:
-Opino que eso está bastante cerca de la verdad.
-Creo -dice el instructor, jugando con su bolígrafo y sonriendo a Bill con los ojos entrecerrados- que aún tienes mucho que aprender.

El aplauso se inicia en algún punto de la parte trasera del salón. Bill se va... pero vuelve a la semana siguiente, decidido a no cejar. Mientras tanto, ha escrito un cuento titulado "Lo oscuro", sobre un niño que descubre un monstruo en el sótano de su casa. El niño se enfrenta al monstruo, lucha con él y acaba por matarlo. Bill siente una especie de exaltación sagrada mientras lo escribe; hasta le parece que no está escribiendo sino que el relato fluye a través de él. En cierto instante deja el bolígrafo y saca su mano, acalorada y dolorida, al frío del invierno, donde sus dedos casi echan humo por el cambio de temperatura. Se pasea por un rato, con sus botas verdes cortadas, que chirrían en la nieve como diminutas bisagras sin aceitar. El cuento parece abultarle la cabeza. Le da un poco de miedo el modo en que necesita salir. Siente que, si no consigue salir a través de su mano apresurada, le hará estallar los ojos en su urgencia por escapar y convertirse en algo concreto. "Ahora sí lo hago polvo", confiesa a la ventosa oscuridad invernal y ríe un poco... una risa estremecida. Se da cuenta de que, por fin, ha descubierto cómo hacerlo. Después de intentarlo por diez años, de pronto ha hallado el botón de arranque en esa gran excavadora muerta que tanto espacio ocupa dentro de su cabeza. Y se ha puesto en marcha. No estaba hecha para llevar a los bailes a las chicas bonitas. No es un símbolo de estatus. Es algo serio. Puede acabar con todo. Y si él no se anda con cuidado, acabará también con él.

Corre dentro y termina "Lo oscuro" como si estuviera al rojo. Después de escribir hasta las cuatro de la madrugada, por fin se queda dormido sobre la carpeta. Si alguien le hubiera sugerido que, en realidad, estaba escribiendo sobre George, su hermano, se habría sorprendido. Hace años que no piensa en George... Al menos eso cree, honestamente.

El cuento vuelve con un insuficiente garabateado en la página del título. Abajo, el tutor ha garabateado dos palabras en letras mayúsculas. "Basura", chilla una. "Mierda", aúlla la otra. Bill lleva el manuscrito de quince páginas a la estufa de leña y abre la portezuela. Está a punto de arrojarlo al interior cuando capta, de pronto, lo absurdo de lo que está haciendo. Se sienta en su mecedora, contempla un póster de Grateful Dead y se echa a reír. ¿Mierda? ¡Pues que sea mierda! ¡El mundo está lleno de ella!

-¡Que el mundo se venga abajo! -exclama Bill y ríe hasta que le brotan lágrimas de los ojos.

Vuelve a mecanografiar la página del título para reemplazar la que exhibe la opinión del instructor y envía el cuento a una revista para hombres, llamada White Tie (aunque, por lo que Bill puede apreciar, debería llamarse Mujeres desnudas con cara de drogadictas). Su manoseado catálogo de editores dice que aceptan cuentos de terror. Los dos números que ha comprado contenían, por cierto, cuatro relatos de ese tipo entre las mujeres desnudas y la publicidad de películas pornográficas y productos para la potencia sexual. Uno de ellos, escrito por alguien llamado Dennis Etchison, es bastante bueno.

Envía "Lo oscuro" sin grandes esperanzas (ha ofrecido varios cuentos a diversas revistas sin conseguir otra cosa que notas de rechazo), pero queda asombrado y en la gloria cuando el editor de White Tie lo compra por doscientos dólares, pagaderos en el momento de su publicación. El hombre agrega una breve nota diciendo que es el mejor cuento de terror desde que Ray Bradbury publicó "El frasco". "Es una lástima que sólo vayan a leerlo unas setenta personas de costa a costa", agrega, pero a Bill Denbrough no le importa. ¡Doscientos dólares!

Se presenta a su tutor con una nota de renuncia al seminario de literatura creativa. Su tutor la firma. Bill Denbrough pega la nota a la elogiosa carta del editor y clava ambas cosas en el tablón de anuncios, junto a la puerta de su tutor. En la esquina del tablero hay una historieta antibélica. Y de pronto, como moviéndose por cuenta propia, sus dedos sacan el bolígrafo del bolsillo y cruzan la tira cómica: "Si la ficción y la política llegan, alguna vez, a ser intercambiables, voy a suicidarme, porque ya no sabré qué hacer. La política cambia siempre, ¿se dan cuenta? Los cuentos, jamás. -Hace una pausa, sintiéndose un poco bajo, pero sin poder evitarlo, agrega-: Creo que ustedes tienen mucho que aprender."

Tres días después le vuelve, por correo su nota de renuncia. El tutor la ha firmado. En el espacio designado para calificación en el momento de dejar el curso, no ha puesto el "incompleto" o el "regular" que habría correspondido por las notas obtenidas. Hay, en cambio, un furioso "insuficiente" plantado sobre la línea. Abajo, el instructor ha escrito: "¿Usted cree que el dinero demuestra algo, Denbrough?"

-Bueno, en realidad, sí -dice Bill Denbrough a su apartamento vacío."

***

Idioma: Español.
Editorial: Varias
Escritor: Stephen King
Archivos: 41
Tamaño: 55.3 MB
Formato: Epub y PDF




Orden de Lectura de Daredevil


Por la exitosa serie de televisión de Daredevil emitida en Netflix, muchos han solicitado este Orden de Lectura que les entrego hoy. El del Hombre sin Miedo de Marvel.

Daredevil es un personaje ficticio de la editorial Marvel Comics, creado por Stan Lee y Bill Everett, que tuvo su primera aparición en el comic-book Daredevil #1, publicado en 1964. El nombre del personaje significa temerario en español, pero en España Vértice lo publicó como Dan Defensor para justificar las dos "D" sobre su pecho, mientras que en algunos países de Hispanoamérica recibió el nombre de Diabólico. Hoy en día se publica con su nombre original en inglés, Daredevil. Tanto antes como ahora se le añade el sobrenombre de "El hombre sin miedo".

La colección regular ha pasado por momentos memorables en la historia del cómic de superhéroes, como la etapa de Frank Miller en los 80, con líneas argumentales cómo la de "Born Again". Más recientemente, también cabe destacar la etapa de Brian Michael Bendis y Maleev, la de Ed Brubaker con Michael Lark al dibujo, o la última, con Mark Waid y Paolo Rivera.

Daredevil experimentó un cambio en los años ochenta, convirtiéndose en un personaje más oscuro, e incluso dirigido a un público más adulto, lo que le convirtió en una especie de personaje de "culto" dentro de las colecciones de Marvel, aunque es uno de sus personajes más populares.

El siguiente es un orden resumido recomendado del personaje, para una guía más detallada de cada una de las apariciones del personaje en las revistas de la editorial les recomiendo revisen este link.


Orden de Lectura Recomendado x Negativo

  1. Daredevil #1 – #11
  2. Daredevil: Battlin’ Jack Murdock
  3. Daredevil #12 – #25
  4. Daredevil #158 – #191
  5. Daredevil: Love and War 
  6. Daredevil: Born Again
  7. Daredevil: The Man Without Fear
  8. Daredevil #319 - #380
  9. Daredevil: Guardian Devil
  10. Daredevil, Vol. 1: Yellow
  11. Daredevil Marvel Knights (Vol. 1)
  12. Spider-Man / Daredevil
  13. Daredevil Vol. 3: Wake Up Daredevil #9 – #15
  14. Daredevil Vol.3 #16-60
  15. Daredevil 2099
  16. Bullseye: Greatest Hits
  17. Daredevil: Father (MK Vol.2 #1-#5)
  18. Daredevil #66-119,#500
  19. Daredevil & Captain America: Dead on Arrival
  20. Daredevil Noir
  21. Shadowland
  22. Daredevil Reborn
  23. Daredevil End of Days
  24. Daredevil Marvel NOW #1-10, 10.1; Amazing Spider -Man 677
  25. Daredevil #11 – #21, Avenging Spider-Man #6, Punisher #10 
  26. Daredevil #22 – #36
  27. Daredevil: Dark Knights
  28. Daredevil Volume 1: Devil at Bay
  29. Superior Iron Man #1 – #5



Kevin Smith (Comics de sus Películas)

3365717-7488448712-Jay--

Kevin Patrick Smith (nacido el 2 de agosto de 1970) es un guionista, director de cine de Estados Unidos y el fundador de View Askew Productions. También es conocido como escritor de cómics y como actor, aunque él mismo ha criticado su manera de actuar.

Las películas de Smith suelen estar protagonizadas por los mismos actores, que incluyen a Jason Lee, Ben Affleck, Ali Larter, Jason Mewes y Matt Damon. También han participado en sus películas otros actores famosos, como Salma Hayek, Chris Rock, Jason Biggs, Shannen Doherty, George Carlin, Shannon Elizabeth, Ethan Suplee, Joe Quesada, Eliza Dushku, Stan Lee y Alanis Morissette. Kevin Smith aparece en la mayor parte de sus películas (a excepción de Una chica de Jersey y Zack and Miri Make a Porno), y siempre haciendo el mismo papel; el de Bob el Silencioso (Silent Bob).

Es un conocido autor de cómics. Escribió para Marvel Comics historias de Daredevil y Spider-Man / Black Cat, y para DC Comics, y además tiene un cameo en la película Daredevil (2003) protagonizada por Ben Affleck. Hace de un forense que se llama Kirby, como Jack Kirby, una leyenda del cómic. Joe Quesada es el dibujante que le acompañó en su etapa de guionista del cómic de Daredevil. Quesada actualmente es editor en jefe de Marvel Comics.

Él también ha hecho cómics sobre sus propias películas, incluyendo tres cómics: Clerks, Persiguiendo a Dogma, que tiene lugar entre las películas Persiguiendo a Amy y Dogma, y Bluntman y Chronic, el cómic creado por Banky y Holden en Persiguiendo a Amy. Kevin ha dicho durante años que escribiría otros cómics basados en sus películas, incluyendo Mallrats 2, una secuela de Mallrats, y Bartleby y Loki, basada en los personajes de Dogma, aunque no han sido publicados. En 1999 ganó un Harvey, concebido por sus logros en los cómics. Ha recibido numerosas críticas sobre la tardanza en la que completa sus historietas.


an-evening-with-kevin-smith-produced-by-wizard-world-10

jay y bob comic
Idioma: Español.
Editorial: Varios 
Guion: Kevin Smith  
Dibujo: Jim Mahfood, Michael Avon Oeming, Varios 
Escaneador: UltronXII, Keysersoze, Merlinda (CRG)
Archivos: 3 Tomos 
Formato: CBR   
Tamaño: 123 Mb


CLERKS
Clerks_WadeWilson_001

PERSIGUIENDO A DOGMA
Persiguiendo a DOGMA[HMERL]-001_1

BLUNTMAN & CHRONIC
000

Descarga:

comic-book-men-kevin-smith1