martes, 21 de abril de 2015

Reseña: Howard the Duck #1


































HOWARD THE DUCK #1
Fecha de Publicación: 10/03/2015
Escritor: Chip Zdarsky
Dibujantes: Joe Quinones, Rico Renzi
Reseña: Ñoño Cool 

Cuando fui al cine y vi a Howard asomar su emplumada cabeza en la escena post créditos de Guardians of the Galaxy, mi sentido arácnido me avisaba de su inevitable regreso a los comics. No puedo negar que este regreso no fue requerido por nadie, y es solo una nueva propiedad a la que Marvel quiere sacarle dinero aprovechando que salió 10 segundos al final de la película más popular del 2014 (el poder del MCU sobre los comics es cada vez más titánico, es cosa de ver los cambios y retcons que se han hecho) pero eso no significa que el producto necesario o no, no sea de muy alta calidad y totalmente bienvenido, una verdadera sorpresa.

La trama es totalmente simple, Howard comienza en una celda junto a cierto prisionero que lectores familiarizados del pato reconocerán como Large Marge en un cameo genial, y luego de eso descubrimos que nuestro gruñón emplumado de alguna forma se ha vuelto un detective privado salido de los años 20 al menos en su estilo de vestir, y debe investigar un misterio. Lo que da paso a a muchas situaciones hilarantes, desde una relación tensa pero muy graciosa con cierta abogada de color verde que no quieres hacer enojar a una serie de cameos de héroes y villanos, pasando por una genial relación con su ayudante Tara, una tatuadora de profesión y una unión a su aparición en Guardianes de la Galaxia. Podríamos pensar que tanta gente podría hacer que el comic se sintiese demasiado atestado y que esto le quitaría protagonismo al pato aplastándolo entre tanto secundario, pero es Howard quien se lleva la mejor parte en todas esas interacciones gracias a sus líneas irónicas e ingeniosas.

El mejor de los cameos absolutamente es el de Spider-Man, quien tal como en el primer número #1 de Howard allá por los años 70, me encantó como Zdarsky manejó al personaje, para ser alguien al que yo lo tenía solo como dibujante de Sex Criminals y no había leído como guionista, me sorprendió con su gran entendimiento de el arácnido y sobretodo del mismo Howard el pato.

Para los fans más antiguos del personaje tengo que aclarar que este Howard no es el de Steve Gerber, lo que es inevitable con cada guionista nuevo tomando el mando de un personaje icónico de un escritor particular, no tenemos el nivel de sátira que acostumbrábamos ver asociados al pato (por ahora al menos) sino que está más enfocado a un humor irónico, slapstick, comedia situacional, gags visuales y giros inesperados (como la broma del cine, esperas algo y sale una cosa totalmente distinta). Aunque la esencia de la creación de Gerber está ahí, pues el Howard de Zdarsky se mueve en la línea de gruñón y carismático, continua siendo una de las pocas criaturas cuerdas en un mundo donde gente con superpoderes de pasea con pijamas y las sábanas de su madre, sigue luchando contra la discriminación contra los patos antropomórficos y viviendo una vida aburrida y monótona interrumpida por ciertos periodos de aventuras. 

Por el lado del dibujo Joe Quinones se luce completamente pues casi todas las viñetas causan una sonrisa, ya sea con gags visuales, bromas ocultas que solo seguidores del personaje entenderán, y un trabajo en las expresiones y gesticulaciones que hacen lucir al comic como algo salido de las viejas caricaturas (como en la mejores épocas de Deadpool), y la paleta de colores vibrantes de Rico Renzi aumenta esta sensación, pero además esas expresiones realmente muestran emociones, lo que le añade mucho carisma a todo este número por completo.

Solo resta decir que Howard está de vuelta y con mucha fuerza, con diálogos hilarantes, situaciones extrañas, chistes obvios y sutiles, inteligentes y ridículos y a pesar de que sea un Howard fresco y moderno, sigue con su esencia de antaño. Aunque su retorno fuese gracias a un cameo de 10 segundos (que fue 200, no, ¡¡500 veces mejor que su horrenda película live action!!) es un regreso que aplaudo de pie, realmente prueba que aunque no notásemos su ausencia, su presencia era necesaria en este universo Marvel. Es una serie que deben leer 

8/10



Post Recomendado: Howard el Pato

Solanin



Un nuevo aporte manga de Superboy Prime, la profunda historia de "Solanin" de Inio Asano.
Con la reseña del mismo Superboy Prime:

Obra escrita por Inio Asano, uno de los mangakas más interesantes de la actualidad en Japón y que se dedica principalmente a lo que se llama slice of life (retazos o cosas de la vida) y que trata sobre eso mismo, cosas que nos podrían pasar a cualquiera de nosotros en algún momento nuestras vidas.

El manga trata sobre dos jóvenes de 24 años, Taneda y Meiko, esta última se convierte en la protagonista y narradora de la historia, que viven en la inmensidad de la monstruosamente gigante capital japonesa. Los dos tienen sus propios traumas o paranoias que de a poco van apagando los últimos restos de la (casi extinta) energía adolescente, todo mientras ambos se cuestionan su vida: él con un trabajo mediocre como ilustrador de medio tiempo en una revista y alternandolo con su banda de rock and roll, amén de ser una persona melancólica e insegura (fundamental para lo que viene después) y ella trabajando en algo que la agobia. Todo esto cambia de manera dramática cuando un hecho violento sacude a los protagonistas y a sus amigos, que también llevan vidas muy parecidas a las de los mencionados Meiko y Taneda.

Reflexiones sobre el amor, la amistad y la vida se ven siempre en la obra de Asano y la literatura en general, pero en esta manga la pregunta fundamental es: ¿Qué quiero para mi vida? ¿Quedarme en el trabajo que odio, pero que me da estabilidad económica? O por el contrario ¿Seguir el sueño de toda mi vida, pero que, probablemente, me tendrá muerto de hambre y con los bolsillos vacíos permanentemente? Preguntas trascendentales que tal vez todos nos hemos hecho alguna vez en nuestras vidas, sin importar la edad, estrato social o país de nacimiento.

Una de las cosas a destacar de Asano como dibujante es que, en su afán de darle un realismo brutal a las historias que dibuja, sus personajes no tienen los ojos gigantes ni los peinados estrafalarios, musculaturas inverosímiles o personas que lanzan rayos con las rodillas a lo que nos tiene acostumbrados el manga en general, sino que sus personajes son “japoneses” (valga la redundancia): personas delgadas, esmirriadas, ojos achinados o de cabello muy liso, incluso los pocos animales que aparecen en la obra realmente parecen animales.

También a recalcar de este mangaka, es su genial manejo de los fondos y los paisajes, dejan sin aliento. Pareciera que toma fotos reales, las photoshopea y posteriormente dibujara sobre ellas. Es la única explicación para tan logradas perspectivas y detalles de todo lo urbano, tanto interior como exterior, de los lugares trazados en esta magistral manga (otro que explota así los fondos y los personajes “japoneses” es ese monstruo Katsuhiro Otomo, un desconocido).

Advertencia: Si tienes depresión, estas entrando en fase depresiva, has tenido una semana difícil, algún quiebre amoroso o perdiste a algún ser querido, abstente de leer esta obra, ya que la profundidad de sus reflexiones podrían hacer que tu pena y/o tristeza se profundicen aún más. Y no es broma.

Aun así, es un manga que debe ser leído.

solanin-manga-02
Idioma: Español.
Editorial: Japon Shogakukan, español Norma Editorial 
Año: 2005-2006
Guion: Inio Asano
Dibujo: Inio Asano
Tradumaquetadores y/o Escaneadores: al inglés http://www.entropy-manga.com, al español  www.indiescanlantion.wordpress.com (IHM, Pronak)
Cantidad de archivos: 4 con 7 capítulos cada uno (14 capítulos por tomo)


solanin-group

Descargas:

    meiko_crowd