domingo, 19 de abril de 2015

Camino a la Perdición

Perdicion - 000a

Gracias al trabajo de jbabylon5 para el 15 aniversario de La Mansión del C.R.G., hoy les podemos traer dos continuaciones.

 

Obra en la que se baso la película del mismo título Road to Perdition, dirigida por San Mendes y protagonizada en la gran pantalla por Tom Hanks y Paul Newman.

Rock Island, Illinois, 1929.

Michael O’Sullivan es un buen padre y un hombre de familia… pero también un asesino a sueldo de John Looney, el padrino irlandés que domina la ciudad.

Como “El Ángel de la Muerte” de Looney, O’Sullivan ha trabajado para gangsters de Chicago como Al Capone y Frank Nitti.

Pero cuando una ejecución entre mafiosos hace estallar la tragedia en la familia O’Sullivan, un padre afligido y su hijo adolescente se ven abocados a tomar un camino lleno de perdición, venganza y revelación.

 

Camino a la Perdición 2: En su incesante viaje en pos de venganza, Michael O’Sullivan y su hijo devuelven el golpe a la banda de Capone, sin saber que se dirigen en trayectoria de colisión contra los Dos Jacks, los cazarrecompensas más letales de la América de la Gran Depresión. En el camino, el Ángel de la Muerte deberá asaltar en solitario una comisaría de policía de Kansas City, transformar una iglesia de pueblo en un fortín y arriesgar la vida de un amor del pasado para salvar a su hijo de una muerte segura.

Camino a la perdición 2: En la carretera da continuidad a la mítica saga criminal escrita por Max Allan Collins, quien forma equipo creativo con José Luis García-López, Steve Lieber y Josef Rubinstein para narrar un nuevo capítulo de esta historia de violencia, venganza y redención, adaptada a la gran pantalla por Sam Mendes.

 

Regreso a Perdicion: El nieto de Michael O’Sullivan emprende un camino pedregoso a la perdición desde un campo de prisioneros de Laos hasta la locura del Hollywood de los años setenta. Ajeno a su legado, Michael Satariano Jr. se sume en el espionaje y el asesinato cuando intenta vengar la muerte de su padre, su madre y su hermana. ¿Lo cambiará o lo destruirá el amor de una mujer decente, la sobrina de un blanco clave?

La conclusión de este hito del cómic detectivesco, que empezó con la clásica novela gráfica Camino a la perdición (en la cual se basó la película de Tom Hanks galardonada por la Academia), recorre la autopista más sangrienta de todas con consecuencias aún peores y con la tragedia del alto precio de la venganza. Max Allan Collins y Terry Beatty, vuelven a colaborar en un cómic por primera vez en 10 años.


Idioma: Español.
Editorial: Dolmen, Vertigo 
Año: 2002
Guion: Max Allan Collins 
Dibujo: Richard Piers, José Luis García-López, Steve Lieber, Josef Rubinstein, Terry Beatty
Escaneadores: koolau, jbabylon5 (CRG)  
Archivos: 3 Tomos de 308, 305 y 193 Páginas  
Formato: CBZ, CBR  
Tamaño: 131 Mb

Perdicion - 007Perdicion - 008Perdicion - 009
perdicion2-000perdicion3-000

Descarga:


Reseña Cómic: Tortugas Ninjas / Cazafantasmas
































TORTUGAS NINJA/CAZAFANTASMAS
Editorial: IDW
Fecha de Publicación: Octubre 2014
Escritores: Erik Burnham and Tom Waltz
Dibujantes: Dan Schoening, Luis Antonio Delgado
Reseña: Ñoño Cool

Nuevamente me voy a poner personal con esta reseña pues los personajes involucrados tienen un peso nostálgico que golpea cerca de casa. Cuando era un niño y a pesar de tener un hermano menor y algunos amigos, además de vivir en el sur de Chile donde podía recorrer cuando quisiese hectáreas de campo abierto con el compañero inseparable que era mi perro, y al ser lector ávido desde temprana edad (aprendí a leer a los 3 años) vivía rodeado de libros que atesoraba, mucha de mi infancia se movió en torno a la televisión y películas (de ahí que mi trabajo esté involucrado con estos medios) pues encontraba en ella un mundo de imaginación que me sorprendía constantemente.

Las caricaturas como Thundercats, Gárgolas, el Laboratorio de Dexter, Los Simpsons, Ren & Stimpy, Dragón Ball Z,  las versiones animadas de Spiderman, los X-Mens Batman, Superman y la Liga de la Justicia, Animaniacs, Tom & Jerry, Johnny Bravo y un largo etc ocupaban un buen poco de ese tiempo libre de preocupaciones que es la infancia. Pero uno de los programas que más me llamaban la atención eran las Tortugas Ninja, el concepto en papel podría sonar como una ridiculez enorme ¿reptiles mutantes que aprendieron artes marciales japonesas con nombres de pintores renacentistas que combatían el crimen en Nueva York? Y aún así dejaba la lógica tras la puerta y me sumergía en las alcantarillas a comer pizza (les juro que de niño esto sonaba de manera positiva) y las apoyaba en su lucha contra el temible Destructor.

Me gustaban tanto que vi las películas y luego de haber conocido el mundo de los comics comencé a leer la colección Mirage de los personajes y me di cuenta el abismo de diferencia entre las encarnaciones de la tv, cine y los tebeos. ¿Eso me detuvo? Naa, simplemente me fascinó más y más cómo un concepto tan alocado como lo eran Rafael, Miguel Angel, Donatello y Leonardo podían funcionar en contextos, estilos y tonos tan dispares, por lo que hasta el día de hoy me doy tiempo de ver lo que salga de estas, y he disfrutado mucho el run que llevan los mutantes en IDW hasta ahora.

Los Cazafantasmas por otro lado no fueron una obsesión tan grande, pero si veía sus caricaturas. El día que me enteré que estas estaban basadas en una película lo primero que hice fue ir a la tienda de VHS en la esquina (cuando todavía existían) y arrendé el film con Bill Murray, Dan Aykroyd y Harold Ramis. Y instantáneamente se volvió hasta el día de hoy una de mis películas favoritas, por el humor sutil, sarcástico y seco que recorría a este mundo donde un grupo de cuestionables profesionales combatían fantasmas. Hasta hace unos meses aún tenía el VHS de este film y su secuela bien guardados en mi repisa. Así que si no lo han notado aún, este crossover que celebraba el 30vo aniversario de ambas franquicias para mí fue más que un comic, fue un verdadero evento.

Como un tipo fanático de las películas y caricaturas ochenteras/noventeras, realmente había estado esperando poder poner mis manos en esta miniserie crossover de 4 tomos desde el día que se anunció. Cuando por fin pude leerlo, valió completamente la pena, ya que es genialidad pura. Transportadas a un universo paralelo por una invención fallida las TMNT se encuentran en un Nueva York casi idéntico al suyo excepto por una excepción bastante grande: ¡los fantasmas son un abundante problema! Y en el caso de nuestro equipo de cazadores ectoplásmicos ellos encontrarán que un grupo de tortugas parlantes no es lo más extraño y peligroso que acaba de cruzarse a su universo.

El crossover está escrito por dos hombres que son especialistas en estas franquicias Tom Waltz y Erik Burnham. El primero escribe la genial serie de las Tortugas para IDW comic, y era editor de la serie de los Cazafantasmas donde Burnham escribía, el cual también era co-guionista en la serie TMNT: La historia secreta del Clan del Pie ¿Qué más puedes pedir? ¿Qué este crossover sea CANON en la continuidad actual de las Tortugas? ¡Hecho! 






















Durante toda la miniserie se nota que la gente a cargo come y respira ambos mundos y equipos, y los hacen funcionar como un genial team combinado. Los personajes suenan auténticos, las interacciones son fantásticas y ver como cada cual se junta con su contraparte es bastante cool; la comedia está presente en todo momento y aunque nada me hizo reír a carcajadas, hay unas buenas líneas que plantaban una sonrisa en mi rostro. Se nota que el equipo creativo detrás está teniendo tanta diversión creando este comic como yo la tengo leyéndolo y reseñándolo.

Las diferencias entre los dos están patentes, en como los Cazafantasmas se enfocan en tecnología y evitan el combate cercano a toda costa, mientras que las Tortugas Ninja saltan a la acción cercana y personal a patear traseros. En toda esta situación no verás a ningún Cazafantasma usar espadas o sais para luchar, pero podrás ver a cierta tortuga amante de la tecnología usar un equipo de protones en una de las mejores escenas de la miniserie. 

Todo esto casi me hace olvidar que Chi-Yu como villano de turno es más blando que un pan remojado en té y tiene menos carisma que una piedra, lo que al compararlo con los carismáticos o imponentes villanos que los dos equipos han enfrentado hace que la carencia de presencia y personalidad sea más evidente. Al menos es una amenaza tan grande que se necesitan ambos equipos y sus secundarios para tumbarlo.

El dibujo se siente como una caricatura bien retro, las Tortugas son una mezcla de las serie animada de los 90 con el run de Eastman y Laird y los Cazafantasmas lucen mejores que nunca y se nota que se tomó inspiración en la serie animada Real Ghostbusters de los años 80 para su diseño; toda la acción es rápida, el trabajo facial y movimiento está muy trabajado y cada página se siente viva gracias a los vibrantes coloreos de Delgado que hacen que todo luzca fantásticamente animado y cada fantasma demoniaco una atmósfera electrificante que brillan casi saliendo de la página.  

Cuando esta colaboración termina sentí como que estábamos recién empezando y quedaba demasiado por hacer, como que quería un quinto número de todos los personajes simplemente comiendo pizza y charlando un rato; al menos sabes que es signo de calidad que algo te deje pidiendo por más. Lo que me da pena es que ya no existe la colección de comics de Ghostbusters, pero tal vez con el reboot y el universo cinemático que les harán ahora puede que saquen algo… ¿saben qué? Mejor olviden eso… 

Esta miniserie a pesar de que concluye de una manera bien standard y predecible, y cuyo villano nunca terminó de agradarme, está repleta de humor, grandes interacciones y dinámicas, acción, nostalgia y como no, sus buenas dosis de fanservice que celebran con mucho amor los 30 años de ambas franquicias. Tenía unas expectativas enormes acerca de este crossover y creo que no me queda más que aplaudirles de pie a todos los que trabajaron en él pues no solo cumplieron mis expectativas, sino que las superaron con creces y más aún con el hecho de que sea canon en la continuidad actual de las TMNT.

Un comic que lectores de cualquier edad pueden disfrutar, y que yo disfruté de mucha gana. Si son fans de alguno de los equipos o ambos, háganse un favor personal y tomen esta miniserie, ajusten sus equipos de protones, asegúrense de no cruzar los rayos, tomen un pedazo de pizza y Cowabunga!! 

9.5/10