jueves, 3 de diciembre de 2015

Reseña Libro: Star Wars - The Lost Stars


STAR WARS: THE LOST STARS

Editorial: Disney-Lucasfilm Press
Fecha de Publicación: 4 de Septiembre, 2015
Autor: Claudia Gray
Ilustración de portada: Pilot Studio
Número de Páginas: 551
Reseña: Ñoño Cool

Continuando con las “reseñas perdidas” si se quiere, de Starwarsmania le toca el turno a un genial libro. No hablé de este en las reviews principales camino a The Force Awakens por lo poco que toca dicho periodo – aunque si lo toca – pero ahora que aún hay tiempo antes del estreno de la película, es una perfecta oportunidad de tocar uno de los mejores libros por lejos del nuevo canon.

Star Wars es en su núcleo una space opera que maneja a partes iguales amor y tragedia, desde la pérdida del planeta de Leia y sus padres por la Rebelión en la que cree, Luke y la aceptación de Vader y el amor nacido entre padre e hijo momentos antes de su muerte, el cariño en tiempos de guerra entre Han y la princesa, o Padme y la caída de Anakin. El amor y tragedia siempre ha sido un elemento que se ha mantenido ahí siempre presente entre toda la acción y cargas morales y filosóficas. Y Claudia Gray y su libro “Lost Stars” le agregan una nueva capa a este conjunto ya que la misma alma de esta obra es sobre dos amantes que se encuentran en el filo del caos y la tragedia… pero a diferencia del resto de historias, ellos son parte del maligno Imperio Galáctico.


Para ser honesto, de todos los libros, comics y demases sobre Star Wars y el nuevo canon este libro era justo la pieza que “no pensaba leer”. ¿Por qué? Bueno, porque tenía la clasificación engañosa de “Adulto Joven” como Mace Runner, Percy Jackson, Divergente, o la infame Crepúsculo. Y la descripción la ponía como una “novela que da a los lectores una visión macro de algunos de los eventos más importantes en el universo de Star Wars, desde el surgimiento de la rebelión a la caída del Imperio. Los lectores experimentan estos importantes eventos a través de los ojos de dos amigos de la infancia que se volvieron amantes y terminaron en lados opuestos de la guerra”. Al leer esta descripción no solo pensé en Romeo y Julieta sino que al pensar en “Adulto Joven” me decía… dios, esto será Crepúsculo en el espacio… espero que no me desmaye de aburrimiento leyéndolo.

Así que por eso leí primero los comics de SW, el fantástico libro “Lords of the Sith”, las novelas individuales dedicadas a Luke, Han y leia así como “Aftermath”; diablos incluso leí los libros para niños y busque los de colorear solo para evitar leer esto. Y cuando me terminé eso y me quedé sin excusas para abordar “Lost Stars” y lo leí… vaya que me llevé una sorpresa, porque definitivamente este libro es una joyita en toda regla.

No es una novela escrita para adolescentes como su clasificación lo sugiere, sino que es muy apropiada para adultos también o lectores de toda edad realmente. Tiene romance y emociones fuertes asociadas con la juventud, pero también traiciones, violencia, sexo, masacres y dilemas morales poderosos que resultan en una lectura rápida y atrapante y apelan bastante al fan de la Trilogía Original de Star Wars.

En la repisa de Adulto Joven no está al lado de Mace Runner, Divergente o Crepúsculo que van para gente de 13 a 17 años, sino que más cerca de las magníficas novelas de Harry Potter situadas para cualquier tipo de lector; dado el profundo núcleo emocional de amistad en él y la sensación de realismo a pesar de estar en un ambiente tan poco común como el espacio profundo lleno de naves o planetas poblados por razas alienígenas. Y además toca los dilemas morales complejos que explican cómo la gente buena termina ayudando a hacer el mal bajo las órdenes del Imperio Galáctico.


 Sinceramente mis expectativas respecto a esto fueron aplastadas y superadas por el tamaño de una Estrella de la Muerte. Si vemos cómo el Imperio sintió los efectos de los sucesos ocurridos en la Trilogía Original desde los ojos de dos amigos de la infancia vueltos amantes en lados opuestos del conflicto, ambos perfectamente desarrollados como personajes al punto que quieres que los dos triunfen al final en sus metas a pesar de ser fuertemente contrapuestas, y mientras más juntos estaban por cariño y emociones, sus sentidos de la moral y conjunto de valores éticos les apartaban más y más el uno del otro.

Otra de las cosas principales que hacen a Star Wars esa obra atemporal, son sus personajes. Todos y cada uno de los de la Trilogía Original tienen una personalidad única e interesante. Y en este libro tenemos eso desde el mismo comienzo de los primeros párrafos. El prólogo nos introduce a nuestros dos protagonistas, Ciena Ree y Thane Kyrell, a través de vistazos en sus vidas desde niños a adolescentes mientras su amistad crece con la motivación de alguna vez volverse los mejores pilotos de naves para el Imperio. En el prólogo están construidos de tal manera que cuando comienzas a leer el primer capítulo ya sientes que los conoces muy bien y te has encariñado con ellos con solo un par de páginas.

Tanto Ciena como Thane son dos niños de un planeta apartado en la Galaxia de muy poca importancia llamado Jelucan, y el lugar tiene una división clarísima entre dos clases sociales; los “Primer Llegados” que son pobres, viven de la cosecha y tienen un altísimo concepto del honor y lealtad que les motiva a todo a los que pertenece Ciena, y los “Segundos Llegados” quienes son mucho más aristocráticos, adinerados y amantes de la tecnología, de los que Thane es miembro. Ambas clases odian a la otra, pero en el gran esquema galáctico los aristócratas Jelucanos no son más que pobres sin influencia en comparación a los otros planetas y la diferencia entre ambos es casi nula aunque estos se nieguen a verla.

Ambos chicos se juntan inocentemente a aprender a pilotar naves usando simuladores viejos y otros artefactos a pesar de que reciben reprimendas o hasta palizas monstruosas en el caso de Thane por hacerlo; todo para ser parte de la Academia Imperial. Todas las posibilidades están en su contra pero no se rendirán, son amigos y se apoyarán hasta el final.

Y una persona será clave para mostrarles que les tiene fe y quiere que sigan sus sueños de unirse a las filas imperiales: Tarkin. El duro hombre a la hora de hablar con los niños se vuelve un hombre cálido y hasta alegre cuando interactúa con ellos, pues su idea es que no todo debe ser logrado a través del miedo – lo dice el tipo a quien se le ocurrió crear una Estrella de la Muerte – pero también usando refuerzos positivos para alcanzar corazones idealistas. Te muestra un lado de Tarkin que no habíamos explorado antes. Y las palabras de Tarkin serán las esenciales para que ellos encuentren las fuerzas faltantes y moverse en su cruzada.


Ciena Ree es a mi gusto la más fascinante del libro. Tiene un sentido moral muy fuerte y su lealtad la hace obedecer no ciegamente al Imperio, pero si idealizándole demasiado y justificando sus decisiones para que así su juramento no tenga que verse ensuciada; pero también tiene su lealtad hacia otra persona, su amigo Thane, quien tiene visiones hacia el Imperio muy diferentes a ella e incluso termina antagonizándola al unirse a los Rebeldes; lo que hace que tenga un interesante conflicto interno muy personal y nunca puedes predecir a quien terminará ella apoyando.

Thane Kyrell por otro lado tiene asco y desconfianza por cualquier figura de autoridad debido a que sufrió tanto maltrato infantil y abuso psicológico en su hogar de niño, y por eso a pesar de que se une al Imperio jamás deja de cuestionarlo. Y eso tampoco significa que apoye a los Rebeldes de la República y aun como miembro de ellos se ríe de su idealismo, pero se une a ellos solo cuando ve que el Imperio ha llegado a un punto tan asquerosamente maligno que cree que es su deber detenerlo dado que por mucho tiempo les apoyó. Mientras que Ciena prioriza su deber dado su lealtad y honor antes que sus deseos personales y por eso se queda con el Imperio, Thane solo se quedó en el Imperio por tanto tiempo solo por el cariño que le tenía a ella, y al tener que combatirla con los Rebeldes se siente extremadamente acobardado, no por el poder de la tiranía galáctica, sino por miedo a matarla en batalla sin saber que lo ha hecho.

El romance entre ellos se siente extremadamente natural dado que comenzó como amistad de la niñez, y no se hace molesto, sino que les quieres ver triunfar a pesar de que eso sea imposible pues ninguno abandonará sus deberes por sus sentimientos no importa cuánto lo deseen, ella por su lealtad, él por su necesidad de ponerle un alto al esclavismo, masacres y genocidios.

Es un libro que se lee rapidísimo pero que cubre mucho terreno. Ciena y Thane no son de ninguna manera grandes jugadores en el mundo de Star Wars y su trama comienza años antes de eso cuando se enlistan en la Academia Imperial y se vuelven pilotos, después exploran los eventos vistos en la Trilogía Original en el resto del Libro. Vemos su perspectiva de la Batalla de Yavin, lo que opinan de la construcción de la Estrella de la Muerte, la destrucción de Alderaan, los sucesos del Imperio Contraataca – en específico la Batalla de Hot – y luego lo que pasa en Endor y El Retorno del Jedi… y un poco más allá después de la derrota del Emperador Palpatine entregándonos un buen vistazo de cómo funcionará la Galaxia en The Force Awakens.

Al poder ver la galaxia a través de sus ojos, y tener nuevas perspectivas y reacciones emocionales inesperadas en las filas del Imperio con lo que este hace, en específico qué opinan ellos de Darth Vader y la destrucción de Alderaan. Esto será lo que destroce el alma de muchos cadetes que creían que el Imperio era esta fuerza de paz, en especial Nash Windrider, un chico nacido en ese planeta, que amaba e idealizaba su planeta con un amor enorme por su familia… y al ver todo destrozado y tener que seguir sirviendo al Imperio luego de que el láser de la Estrella de la Muerte entrega un golpe emocional interesante.

Alderaan será el elemento clave que haga que Ciena comience a cuestionar su lealtad al Imperio y comience a racionalizar la necesidad de hacerlo para detener la guerra antes de que empiece y asustar a los malditos “terroristas” conocidos como los Rebeldes y luego que su fe en el Imperio se endurezca más cuando vea que estos asesinos destruyen la Estrella de la Muerte con tantos de sus amigos dentro; mientras que Thane por su parte ve lo de Alderaan como lo que es, la ejecución de miles de millones de inocentes solo para mostrar el poder imperial, y su desilusión hacia ellos hace que tenga que luchar en su contra y se vea muy complicado para seguir siendo amigo y amante de Ciena cuando ella sigue siendo leal a estos monstruos.

En el caso de los personajes secundarios, pues sus caracterizaciones son consistentes y muy bien manejada, todas sus acciones y diálogos se ven naturales y reales, y los personajes femeninos brillan bastante en este aspecto; toman decisiones como algo que percibes que va en orden con sus personajes, no como algo que la trama necesita para avanzar. Y tal como nuestros protagonistas, todos viven la caída del Imperio como algo fuera de su control y por esto les ves dañados y cuestionando su mundo, cada uno sacando sus propias y dispares conclusiones entregándole un buen sentido de la impredictibilidad.


Claudia Gray hace un gran trabajo al meterse dentro de la continuidad de Star Wars y entregando nuevas perspectivas a momentos clásicos, dos perspectivas de hecho. Ya que cada protagonista posee monólogos internos cargados con sus propios sets de ideas y moral muy distintivos y grandiosamente escritos. Notas las raíces Jelucanas de Ciena y Thane en su actuar, y como las reglas, rituales, religión y sistema de clases les siguen pesando a pesar de vivir en un contexto infinitamente más amplio. Con la historia progresando y verles partir caminos mientras siguen queriendo lo mejor para el otro, y su cariño y amistad siempre se mantiene honesto y real. E incluso el final no es algo que creo podríamos haber predicho desde el comienzo… ¿será feliz donde terminarán juntos, ambos morirán en la línea del deber o algo al medio de los dos caminos?

Para entender este libro necesitarás estar familiarizado con la Trilogía Original dado que se come muchos detalles y deja eventos en el aire porque ya sabemos quién los causó y como resultaron dado lo visto en las películas, priorizando las reacciones de los personajes a estas en vez de describirlos en profundidad. Y por supuesto les pone en medio de escenas que habíamos visto antes como la llegada del Emperador a la segunda Estrella de la Muerte, pero como estaban en uniforme y les hacen hacer gestos que X actor desconocido en ese instante hizo para que luego al revisitar los films digas: ¡Ahí estaban Ciena y Nash! Añadiendo otra capa de genialidad a las ya fantásticas películas.

Y de hecho gracias a como configura al Imperio, sientes que cada Stormtroopers, cada piloto y todos esos uniformados en cascos siguiendo a los Rebeldes eran una persona que vino de algún lugar, que tuvo una vida antes y probablemente soñaba con algo más; que unirse al Imperio no fue solo en ansias de masacrar gente disidente, esos eran por lejos los menos, sino que muchos lo hicieron para pertenecer a algo más grande, para poder volar en sus naves, obtener una educación y transformarse en alguien. Después de leer este libro ojalá veas a los que componen las filas más bajas y gruesas del Imperio como gente tal como los Rebeldes, son miembros del Imperio haciendo lo que creen correcto, pero no por eso son todos malvados.

Lost Stars es un buen lugar para comenzar con el nuevo canon de SW, y además se conecta en las últimas páginas del último capítulo a The Force Awakens, nada enorme o drástico pero si para mostrarnos el panorama a futuro, cómo reaccionó el Imperio luego de Retorno del Jedi y cómo cierta cosa muy vistosa y promocionada en los trailers llegó a aparecer ahí; entregándonos relativamente poco, pero MUCHÍSIMO en comparación al libro Aftermath.

Y esto es lo que nunca entenderé ¿Por qué diablos Lucasfilms y Disney le dieron casi nula promoción a Lost Stars y concentraron toda en Aftermath y las otras novelas? Creo que este libro merecía que se le conociese más y se le promocionase más… en el único lugar donde vi que si hablaban de él era en “Collider Jedi Counsil” un show de Youtube… imagínate eso, si yo… un fan acérrimo de SW que sigue mucho las noticias de este nuevo canon recién supo algo de promoción en un programa X de youtube en vez de de la mano de las fuentes oficiales es porque no daban ni dos tarros de bacta por este libro… una lástima ya que en cuanto a novelas del nuevo canon es por LEJOS la segunda mejor de ellos, solo detrás de “Lords of the Sith” (al que igual le hice reseña hace tiempo) y debería haber sido mejor publicitada.

Es una historia compleja pero simple, atrapante, con dilemas morales por doquier, que explora SW desde el lado del Imperio y le quita el velo de maldad absoluta para mostrarlo como una organización corrupta liderada por un déspota pero llena de gente que cree que está haciendo lo correcto y solo quieren ser felices. Explora temáticas como qué mueve nuestras creencias y qué tan lejos estaremos dispuestos a apoyar a algo que es incorrecto, y dónde dibujamos la línea en cuanto a nuestras lealtades, con una narrativa rápida, mucha diversión y personajes casi instantáneamente carismáticos. Sinceramente léanlo cuando puedan, no se van a arrepentir, no importa si Lucasfilms le tiene poca fe, ya que es una historia que si vale la pena.

 8/10 





No hay comentarios. :

Publicar un comentario