lunes, 14 de diciembre de 2015

Reseña Comic: Watson y Holmes - Un Estudio en Negro


WATSON Y HOLMES - UN ESTUDIO EN NEGRO

Editorial: New Paradigm Studios
Fecha de Publicación: 2013
Guionista: Karl Bollers
Dibujantes: Rick Leonardi, Larry Stroman
Coloristas: Paul Mendoza, GuruEFX, Archie Van Buren, Jay David Ramos
Reseña: Ñoño Cool

Todo en esta era está recibiendo un reboot o remake, ya sean los Cazafantasmas, Memento, Evil Dead, Poltergeist, Hannibal, The Thing, King Kong, Godzilla, True Grit, Robocop, Terminator,  y un etc. de un kilómetro. A veces el cambio se siente tan inútil porque no cambian absolutamente nada del original y le quitan la razón de haber sido rebooteado, o son tan malos que te da pena que hayan tocado lo genial del clásico para traernos esta cosa, otras simplemente entregan algo mediocre; hay veces claro, donde el remake funciona a la perfección, está a la altura del original o le supera y hace que todos aplaudamos. Y por último están las propiedades intelectuales que no solo tienen un remake, sino que decenas de ellos cada tanto, tomen por ejemplo Batman... o Sherlock Holmes.

Para poder lograr una buena adaptación de cualquier cosa y cualquier género, necesitas lograr hacer olvidar a la gente que existió otra anterior y que se sumerjan en la tuya, debe ser lo suficientemente única y refrescante para que no comiences a comparar y solamente disfruten de este mundo. Así que si tu mundo no se siente lo suficientemente real o atrapante y a medida que lo lees o miras sigues pensando en otra versión que te gustó más, fallaste tu misión. Esto es especialmente difícil con personajes legendarios como Batman, Superman y claro, Sherlock Holmes y su inseparable compañero Watson.

Los personajes han tenido mil y una encarnaciones, incluyendo versiones donde son mujeres, adolescentes, ratones antropomórficos (en “Basil ratón superdetective” que es una de mis versiones favoritas), cazadores de vampiros y zombies, una donde Watson era el genio y Holmes un idiota, pasando por el género de dramas, comedias, acción, horror, y más. Las versiones modernas más recientes son comics donde cooperan con Houdinni, 2 películas llenas de explosiones donde Robert Downey Jr. hace de Tony Stark en la era victoriana, un film protagonizado por Sir Ian McKellen donde un anciano Holmes regresa a sus casos, y claro 2 series de tv donde mueven al personaje a la era moderna, “Elementary” lo pone en USA, y “Sherlock BBC” en la actual Inglaterra (de la cual soy gran fan).

Como ven… hay y habrá MUCHAS versiones distintas de estos personajes de aquí a las décadas por venir, reimaginándolos de las formas más diferentes pero familiares posibles, pero el comic “Watson y Holmes” toca una encarnación que nadie antes había intentado, y no solo atrae por la novedad, sino que por la calidad de la obra.


En esta encarnación Watson no es un simple compañero que sigue ciegamente a Holmes mientras se queja, aquí es un interno médico de un hospital de casi 2 metros de alto y tan musculoso que parece un pequeño Hulk, su pasado también incluye haber luchado en la Guerra de Afghanistan, pero esto no solo le hace bueno con armas de fuego como al Watson más clásico, sino que su fuerza y habilidad de combate son tales que podría arrancarte la cabeza de un puñetazo, y tiene una mente bastante inteligente.

Holmes por su parte tiene dreadlocks y una capucha permanentemente en su cabeza, con un traje blanco y un sombrero para coronar su estilo, y es tan ferozmente brillante y lleno de recursos como cualquiera de los previos Sherlocks, y no tiene miedo de romper las reglas si esto le permite resolver el caso.

Ambos ahora son de raza negra y viven en los barrios bajos de Harlem, USA. Por esto el contexto se hace mucho más urbano, hay actividad de pandillas por todos lados como una forma de vida y la muerte por balazos o puñaladas de la gente que camina por estas calles son pan de cada día. En este lugar los inocentes y culpable viven lado a lado, y gracias a las circunstancias muchas veces los inocentes se ven forzados a hacer cosas ilegales para sobrevivir, así que la línea de lo que es la justicia está muy difuminada. Y claro, por el miedo que siente la gente al vivir ahí, no tienen intención de buscar dicha justicia o ayudar testificando sobre cualquier cosa, todo para alejarse de los problemas.

“Watson y Holmes” aparecieron primero como un comic digital financiado casi en su totalidad por una campaña de Kickstarter, pero luego de que se comenzase a leer y la gente empezase a esparcir la palabra, logró hacerse un hueco entre los tebeos más conocidos y fue nominado a 2 Premios Eisner el 2014 para Mejor Nueva Serie y Mejor Número Único.

Un caso sobre una ola de bebes recién nacidos siendo dejados en basureros por todo Harlem tiene a todos conmocionados. Cuando un pequeño infante llega a emergencias en el hospital donde Watson trabaja también llega un hombre apaleado y sufriendo una sobredosis de droga. Es en el hospital donde Holmes conoce a su compañero y estos dos casos aparentemente sin relación les unen y comienzan a investigar. Ambos tienen una razón para seguir juntos: uno porque este caso es una vía de escape del complejo periodo de la vida en la que se encuentra, y el otro porque necesita una nueva perspectiva de la vida para explorar el mundo.

Esto les llevará a sumergirse en el crimen organizado, los secuestros, traiciones y más muerte.  Habrán muchos giros y sorpresas en el camino que nos y les tomarán desprevenidos en más de una vuelta dado que en este barrio nadie quiere hacerse responsable de un crimen o ayudar a resolverlo. Cada número simplemente mejora, siendo el 6 LEJOS el mejor.


Las historias están maestramente escritas, la trama es muy interesante, hay gran exploración de personajes y claro, nos muestran la cruel sociedad que existe en los barrios bajos que sabemos que existen pero que rara vez queremos dar por reales; la trama no es un drama gigantesco o épico sino que un caso relativamente común en Harlem lo que refleja lo duro que es vivir por ahí.

 Los personajes secundarios como Lesley Stroude (equivalente a Lestrade) o el hermano de Sherlock llamado Mike (obviamente una versión más callejera de Mycroft) pueden poseer guiños a la obra original, pero la transformación que le entregan aquí y la forma en cómo les desarrollan es genial; usan el mismo vocabulario del Harlem y con personalidades distintas pero similares al mismo tiempo con sus contrapartes inglesas, esto los hace sentir mucho más reales que si se hubiesen mantenido con el toque inglés original.

Para ser un comic pequeño de una editorial minúscula, el dibujo también es bueno, las escenas se mueven a un muy buen paso, hay energía en toda la narrativa y los rostros son muy expresivos, además me encanta que Holmes a pesar de ir vestido en blanco prefiera mantenerse en las sombras para darle un toque a misterio. Solo el tema de que en el inicio cada 2 o 3 palabras estén enfatizada en negrita me causo problema para leer, me recordó al horrendo "All Stars Batman & Robin" por ese aspecto; pero dejando eso de lado el aspecto visual es muy bueno.

El comic se mueve de gran manera y el lector más astuto puede seguir las pistas y tratar de adelantarse a nuestros protagonistas; te puedes conectar emocionalmente con los personajes y con su buena cuota de acción; es un gran comienzo para una interesante colección que sinceramente se destaca entre las muchas adaptaciones de Sherlock y su amigo, y te deja con ganas de seguir leyendo más y más. Creo que “Watson y Holmes” es una muy digna nueva versión de un clásico que todos los fans de estos entrañables detectives deberían leer.

9.4/10





No hay comentarios. :

Publicar un comentario