miércoles, 2 de diciembre de 2015

Reseña Comic: Kanan el Último Padawan


KANAN: EL ÚLTIMO PADAWAN

Editorial: Marvel Comics
Fecha de Publicación: 2015 - actualidad
Guionista: Greg Weisman
Dibujante: Pepe Larraz y David Curiel
Reseña: Ñoño Cool

Bueno, mis reviews de Starwarsmania camino a The Force Awakens podrán haber finalizado, pero como todavía hay tiempo antes del estreno del film aprovecharé de reseñar 3 cosas referentes a SW que no tienen mucho que ver con Episodio VII pero que ciertamente valen la pena el tocarlas. Para comenzar con estas me gustaría hablar del comic dedicado a mi personaje favorito de la serie animada “Star Wars: Rebels”.

“Kanan: El Último Padawan” fue el cuarto cómic de Star Wars que Marvel lanzó, y perteneció a la primer ola de nuevo canon por parte de Disney. Esta serie es además la única que no ocurre durante el período comprendido entre Una Nueva Esperanza y El Imperio Contraataca. En cambio, está estrechamente vinculada al show animado "Rebels" y explora el pasado del aspirante a Jedi convertido en contrabandista y uno de los primeros miembros de la Alianza Rebelde, Kanan Jarrus. Con el productor ejecutivo de Rebels Greg Weisman al frente como guionista, este comic es lejos uno de los mejores pertenecientes al universo de SW y un dignísimo complemento a la serie animada pues la empareja en cuanto a calidad.

Después de una primera temporada muy exitosa, “SW: Rebels” logró reafirmar que todavía hay muchas historias que contar entre la caída de la Antigua República y “Star Wars: Una nueva esperanza”. Y era un paso no solo lógico sino que bastante esperado que Kanan obtuviese su propia serie precuela, porque siempre es fascinante ver cómo un Jedi sobrevivió a la Orden 66 cuando muchos no lo hicieron.

En lugar de tocar terreno similar al que cubre la novela sobre Kanan “Star Wars: Un Nuevo Amanecer” que cuenta como él conoció a la tripulación del Ghost, aquí nos vamos a los últimos días Clone Wars. En este período, Kanan era un aprendiz Jedi llamado Caleb Dume recién tomando el gusto de la batalla; la Orden 66 se ejecuta y el pequeño Padawan huye aterrado por la traición de los Clones a quienes consideraba amigos cercanos y ve como su maestra se sacrifica para salvarle la vida.


Seguimos a Caleb y el trauma que debe afrontar mientras sobrevive huyendo del Imperio como un huérfano sin propósito, cómo es acogido por cazarrecompenzas y tiene que aprender del oficio, conocer nuevos códigos de ética, lidiar con traiciones, miedo, asesinatos, desconfianza, y nuevos “valores” necesarios para su supervivencia en esta nueva fría y cruel galaxia, y muchas otras cosas que jamás había conocido en el Templo Jedi.

El enfoque de flashback significa este libro es accesible incluso para aquellos que no están familiarizados con la serie de tv, podrías no haber visto un solo episodio y entender el comic perfectamente. Sólo hay algunas escenas que se centran en la línea de tiempo de “Rebels” para conectar el comic con el show, pero las mantienen al mínimo para que sea más fácil para los nuevos lectores que solo quieran conocer sobre cómo lo haría un padawan para mantenerse con vida en el universo post-Orden 66.

Tanto la Maestra Depa Billaba como Caleb son personajes bastante relacionables y puedes conectarte con ellos mucho más fácil en comparación a los Jedis más genéricos. Ella es sabia pero más relajada que sus pares, y es más cercana a los chicos que no siguen ciegamente la autoridad transformándola en una Jedi bastante diferente. El chico es extremadamente carismático a pesar de sus defectos, con un problema patológico que le hace cuestionar todo a su alrededor - cosa que hace que los demás le miren feo – es de naturaleza alegre, curiosa y confiada; por eso el verle tocar fondo debido a la tragedia es doloroso, y puedes ver los inicios de cómo este tipo tuvo que endurecerse al punto de volverse un Han Solo más que un Obi-Wan en su adultez como Jedi, pero todavía manteniendo su

El dramatismo irónico juega un muy buen rol en la trama y se nota que Weisman escribe también un show de tv, pues todo esto se lee cinemático. Podemos sentir la conexión entre maestra y alumno - en especial cuando comienza el segundo arco y vemos cómo Bilaba y Caleb se conocieron – y la desesperación de nuestro protagonista al quedarse sin nada ni nadie para que le apoye en una Galaxia que le quiere muerto.


Otro elemento bienvenido en este comic es la idea de que la República y los Separatistas eran dos caras de la misma moneda. Para muchos de los ciudadanos de la galaxia simplemente atrapados en medio de esta guerra, no hay héroes verdaderos a los que adorar sino que nuevos régimenes militares a los que atenerse; y nos muestra el paisaje entre las transiciones del orden en la Galaxia desde la más positiva República al cruel y frío Imperio. En muchos sentidos, la transformación de Caleb en Kanan es un reflejo de lo que ocurre con la galaxia en su conjunto.

En el caso del dibujo, este es increíblemente detallado, con un tono nostálgicamente caricaturesco con protagonistas muy expresivos dado el hecho de que es un spin-off de una serie animada, pero sin imitar el estilo angular de modelo de personajes de esta sino que tomando uno más natural que se asemeja a los shows de tv de los 90 que veíamos los sábados por la mañana. Hay varios splash page aquí y allá para darle énfasis a ciertas situaciones y sentir el peso de las mismas, y la acción es vibrante, y se siente mucho como Star Wars desde el diseño de los ambientes y naves, hasta los mismos seres que pueblan este tebeo, cosa que no es tan fácil de hacer como se cree.

 “Kanan: El Último Padawan” es uno de los mejores comics actuales de Star Wars sin duda, nos sirve de respiro de los tebeos que tocan el periodo entre películas de la Trilogía Original (que básicamente son todos los otros comics de SW que publican ahora) y el núcleo emocional es profundo dado lo fácil que es encariñarse con el personaje. Entendemos su tragedia, queremos que triunfe en este nuevo contexto endureciéndose más y más y abandonando poco a poco su lado Jedi para sobrevivir y madurar hasta volverse el personaje que conocemos y queremos en la serie animada “SW: Rebels”. Si son fans del show este comic es un imperdible, y para los que no, es una aventura que fácilmente les puede atrapar como fans de Star Wars, totalmente recomendado.

8/10





No hay comentarios. :

Publicar un comentario