sábado, 19 de diciembre de 2015

Reseña Comic: Batman Noel


BATMAN: NOEL

Editorial: DC Comics
Fecha de Publicación: Noviembre 2, 2011
Guionista: Lee Bermejo
Dibujantes: Lee Bermejo
Coloristas: Lee Bermejo
Reseña: Ñoño Cool

Siguiendo con las revisiones navideñas, hoy le toca el turno a un comic de un tono radicalmente diferente al de Lobo, y que personalmente me lo leo todas las navidades desde que conocí su existencia. Es la versión Batman del famoso “Cuento de Navidad” (Christmas Carol en el original ingles) de Charles Dickens.

La historia de Scrooge y los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras han sido adaptadas no decenas, sino cientos de veces a muchos formatos distintos y con cast de personajes bastante dispares; con películas live action y de animación, series de tv, animadas, en comics, musicales e incluso juegos de video, versiones desde los Muppets, Mr. Magoo, los Picapiedra y Disney hasta incluso Star Trek, Doctor Who o los Simpsons, de comedia paródica o Sci-fi al horror y fantasía; ha llegado a ser la historia más popular asociada a la época navideña después de Santa Claus y el Nacimiento de Cristo. Así que no era raro que el más huraño y amargado de los combatientes del crimen tuviese su propia versión de la historia.

¿Qué tal si tuvieses que morir para aprender cómo vivir? Eso es básicamente la trama básica del Cuento de Navidad de Dickens, y en la novela gráfica “BATMAN NOEL” a cargo de Lee Bermejo tanto en dibujo como guión es donde aplicamos esta premisa que cambia la visión de vida de Scrooge al Caballero Oscuro.

La idea es poder explorar la humanidad de Batman así como toda su historia como personaje usando el famoso cuento. Estos dos conceptos que si no se manejasen bien podrían haber resultado en cosas desastrosas por si solas, y aún peor combinados, pero Bermejo sabe lo que hace y puede moverse por el pasado, presente y futuro del murciélago en una brillante e inteligente revisión del clásico navideño.

En un inicio puedes pensar que es el Joker quien parodia a Scrooge haciendo sus locuras en estas épocas, una suerte de muy oscura y psicótica parodia eso si ya que este payaso es el mismo que vimos en la sangrienta y realista novela gráfica “Joker” del mismo Bermejo; pero rápidamente comprendes que es Bruce Wayne el millonario gruñón quien debe hacer un cambio fundamental en su actuar.



 Bob Cratchit en este tebeo es representado por un criminal de poca monta que trabaja encubierto para Batman/Scrooge quien le usa para atraer al Joker, y vive constantemente aterrorizado por su jefe como parte de este trabajo. Bat-Scrooge no tiene miedo en apalear a Cratchit o incluso poner al Pequeño Tim en la línea del peligro si es necesario para que el payaso caiga. Este criminal también trabaja para Industrias Wayne y a pesar de eso es miserablemente pobre y no puede alimentar a su hijo - esto fue lo que le empujó al crimen en primer lugar - dejándonos la sensación de que no solo Batman se ha vuelto abusivo y egoísta, sino que Bruce Wayne les paga un ínfimo sueldo como su jefe laboral haciendo que pasen hambre y frío. Por lo que todo parece indicar que el Caballero Oscuro ha llegado a un punto de no retorno, en el que solo 3 fantasmas podrán salvarle y ayudar a que encuentre redención.

La narrativa es muy interesante, ya que quien relata la historia nunca habla de Batman en ella sino que solamente se dedica a contar la versión más clásica de Cuento de Navidad con Scrooge de memoria a su pequeño hijo, y mientras el hombre cuenta esto el dibujo nos muestra a la situación de Batman en paralelo ¡Y qué intensos paralelos son estos! No tendremos cosas supernaturales como fantasmas claro, pero si exploramos tal como con Ebenizer, el pasado de Bruce Wayne y como alguien tan alegre - vestido de murciélago en azul y gris que era el mentor de Robin - se volvió un duro, egoista y cruel hombre.

Es fascinante ver que dos cosas con parecidos tan superficiales y que uno podría decir rebuscados como son Batman y la obra de Dickens tienen realmente en común y lo natural que se siente todo al progresar y ser comparado. Hubo un tiempo – representado por el show de los 60 con Adam West – donde su vida estuvo llena de alegría y esperanza; pero cuando su compañero Robin, tal como Jacob Marley, muere en manos del Joker y deja un vacío en la vida de Scrooge impidiendo que su espíritu pudiese mantenerse positivo. Ahora el Caballero Oscuro se ha vuelto amargado, excesivo, temerario con su propia humanidad, o falta de ella.

Uno a uno los espíritus se aparecen para regresarle al buen camino, pero no son fantasmas sino que personajes más conocidos. Tenemos a Jason Todd como Jacob Marley, Catwoman como la encarnación del pasado para recordarle a Batman lo alegre que era y en la bestia que se ha convertido; a Superman como el presente para tener una clásica batalla entre luz y oscuridad pero llena de ese estilo de “World’s Finest” de 1950 mostrándole lo aislado que está no solo de sus aliados superheroes sino que de la misma gente que protege; y por último el más aterrador de los 3 espíritus, el Fantasma de las Navidades Futuras es el Joker. Y todas sus apariciones son una delicia visual y nos permiten saber que aún existe un humano dentro de toda esa masa de rabia, que bajo todos esos músculos cubiertos en un traje de murciélago, aún hay un corazón.


La escena de Superman es lejos la mejor, ya que no solo contrastan sus actuares y la manera en cómo Clark está representado visualmente es fantástica, sino que se aprovecha para mostrarle a Batman que en la forma en cómo opera actualmente no solo ha traído miedo a los corazones de los criminales, sino que a los inocentes que viven en Gotham por igual, quienes desconfían fuertemente de él; lo que es muy bueno e importante de tocar. Y cuando el Joker le noquea luego de eso y deja que Bruce se imagine el horrendo futuro que traerá si continúa con esta locura y que entienda lo lejos que llegará tal como Scrooge pasó de ser ese feliz niño a una bestia llena de odio es básicamente perfecto.

El único pero sería Catwoman como el fantasma del pasado. Creo que una versión que hubiese hecho un impacto mucho más poderoso en el murciélago sería Alfred, ya que él si lo conoció no solo joven, sino que derechamente de niño, y podría haber tocado la vulnerabilidad de Bruce y hablado de su pasado donde aún tenía a sus padres y esto si hubiese sacudido a Batman hasta sus mismos cimientos. El Fantasma del pasado en todas las historias es siempre el que más emocionalmente golpea y por eso Catwoman no era la indicada a mi gusto.

Es una exploración de los 75 y más años de historia del personaje, desde sus aventuras más simplonas y alegres de los años 30 a 60, hasta sus tragedias más oscuras de los 80 en adelante.  Es un personaje que pasó de ser un vigilante asesino que usaba pistolas a un feliz hombre resolviendo casos con una sonrisa en el rostro en la Golden Age hasta un pobre bastardo infeliz, furioso y desconfiado con un Robin muerto en su espalda. Y eso ha hecho que Batman haya durado tanto, su capacidad de adaptarse a los tiempos y mantener siempre su esencia; desde la serie de Adam West a las películas de Nolan, de “Batman: Brave & the Bold” a “Batman: TAS” sy versatilidad siempre lo mantiene a flote.


En esta novela encuentras el peor lado de Batman, el de Frank Miller, ese super agitado, violento, golpeado por el horror y la pérdida, ese que muchos odian porque ya no se siente como un héroe sino que como un anti-héroe tipo Punisher. Un loco que por mirar tanto al abismo perdió la humanidad en este. Y la narrativa de Cuento de Navidad ayuda a reconciliar todas las raíces y versiones del personaje para poder hacerle justicia y demostrar que aún tiene potencial para volver a ser un modelo a seguir y que puede sonreír de tanto en tanto. NOEL es un comic que explora y celebra al murciélago en cada faceta.

Y otra cosa fascinante es el estilo visual de todo el conjunto. El estilo neogótico ultra realista lleno de splash page de dos páginas y párrafos de narración flotando sin encuadres le da un aire fantástico navideño que va totalmente con la obra de Dickens, y por lejos es el mejor comic dibujado de todo el año en el que fue publicado. La atención al detalle es obsesivamente magnífica, con un perfecto juego de luz y sombras, exagerando las cualidades de cada personaje al darle aires mágicos pero manteniendo al mismo tiempo el realismo.

Todo estos elementos transforman a NOEL en un comic con un sabor y estilo único en el extenso repertorio de Batman, lo que es un logro ya por sí mismo, que debe ser experimentado para poder comprenderlo en su totalidad y que con su final deja un cierre perfecto a toda la progresión de la historia de Cuento de Navidad así como la vida de Bruce Wayne. Desde su publicación NOEL se ha vuelto un clásico en sí mismo, una historia para las fechas de fiestas como “Batman #27” (donde conoce a Santa Claus) “Haunted Knight” o “The Long Halloween, y un recomendadísimo para leer en estas fiestas navideñas que se vienen.

9.5/10

Post:    Batman  Noel




No hay comentarios. :

Publicar un comentario