lunes, 23 de noviembre de 2015

Reseña Serie Animada: La Guerra de los Clones (2006)


SERIE ANIMADA: LA GUERRA DE LOS CLONES (2006)

Fecha de emisión: Octubre 3, 2008 – Marzo 7, 2014
Temporadas: 6
Episodios: 121
Creadores: George Lucas, Dave Filoni
Cadena televisiva: Cartoon Network/ Netflix
Reseña: Ñoño Cool

Terminada la revisión de la micro-serie animada 2D “Clone Wars”, nos movemos a la serie 3D “The Clone Wars” (que al contrario de la otra, si es CANON en este nuevo universo) en nuestro Camino a “The Force Awakens”. La serie animada digitalmente ocurre entre las películas “Episodio II: El Ataque de los Clones” y el “Episodio III: La Venganza de los Sith”, siguiendo a los Jedi y Clone Troopers en su guerra contra los Separatistas a lo largo de la Galaxia.

Tal como en las precuelas nuestro protagonista es Anakin Skywalker, pero el show es mucho más que historias sobre él y Obi-Wan Kenobi, pues hay episodios donde se enfocan mucho más o completamente en otros Jedi que aparecieron brevemente en las precuelas para expandir sus roles y desarrollar sus personajes, sigue a los Clone Troopers para entregarnos una perspectiva mucho más cercana de la vida en las trincheras, o tener a Padme Amidala como centro para explorar los temas de relaciones políticas interplanetaria, a la padawan de Anakin llamada Ahsoka Tano, para conocer cómo es el camino a volverse un Jedi, R2D2 en misiones de espionaje o incluso algunos villanos de la Saga Galáctica como Assajj Ventress, el Conde Dooku o Darth Maul toman el centro de atención y les seguimos en sus intentos de dominar el cosmos.

Desde un inicio les diré: ME GUSTA MUCHO ESTE SHOW, no es perfecto pero vaya que lo disfruto. Pero no puedo negar que alejado de los pros y contras que normalmente comenzaría a listar ahora, tuvo 2 problemas algo notorios antes de siquiera comenzar a emitirse y un 3ro en sus primeros episodios que le perjudicaron y que incluso hicieron que la gente se alejase de ella en vez de darle una chance y conocer el buen nivel de la misma.


El primer problema fue en qué formato querían presentarla, partiendo con la película “The Clone Wars”, que nunca debería haber sido puesto en cines en primer lugar, ya que estaba destinada a ser los primeros episodios de la serie, y se sintió tal como eso, pues iban a que ser episodios para televisión, pero el propio George Lucas dijo que no y que se hiciese un film en muy poco tiempo para cambiar lo hecho ya ... y luego los responsables de la serie hicieron todo lo posible para transformar 3 episodios de show a una película, pero terminó siendo sólo un comercial gigante para la serie y sinceramente fue pésima como película, y algunas personas se basaron en la calidad de ese desastre para juzgar el show... pero tengo que decir que mientras el film es muy malo, la serie al contrario es buenísima.

El segundo problema fue el inexplicable horrendo desorden en el cuál los capítulos fueron emitidos. Para darles un ejemplo, el primer capítulo del show es realmente el nº16 de la 2da temporada, el segundo el 16 de la primera temporada y el 3 es el primero de la 3ra temporada… y así sigue. Esto obviamente causó un enredo en el cómo entender lo que estaba pasando, que iba primero y qué después y confundió a los espectadores. Y otra vez, si la vez en orden cronológico su calidad sube mucho.

Y por último los primeros 5 episodios de la primera temporada fueron otro drama antes de comenzar a ver el potencial de “The Clone Wars” como serie animada. Si bien mostraron desde un comienzo que poseía algunos elementos realmente muy buenos, bien desarrollados y manejados, poseían también algunos bastante pobremente manejados como era el uso de humor en el show, ya que este estaba demasiado enfocado a niños pequeños cuando tocaba escuchar hablar a los droides de batalla o ver su slapstick mal manejada, cosa bastante frustrante y que te dejaba claro que esas cosas como amenaza real jamás funcionarán.

Lo bueno es que en el episodio 5 la cosa cambió para bien centrándose en un equipo de clones luchando por sobrevivir trayendo el material tenso, oscuro, más maduro, interesante y arriesgado que es por lo que ahora se conoce la serie, cambiando el tipo de humor, y desde ahí salió del hoyo en que estaba para subir y subir de calidad. Como dije antes, a pesar de que llegó a un punto alto no es perfecta incluso ahí y tiene errores, pero son menores comparados con estos 3 temas mencionados.


Ahora, entrando en materia una de las cosas que mejor hizo este programa fue la representación de los Clone Troopers como personajes genuinos, soldados en medio de la guerra, que han desarrollado su propia personalidad y características, a pesar de compartir la misma cara es perfecta. Tenemos un par de personajes regulares como el Capitán Rex, Fives y el Comandante Cody para mostrar estos rasgos, pero también episodios que nos permitieron conocer a otros clones y ver lo diferentes que podrían ser unos de los otros.

La representación más completa y entendible de los soldados clones es un gran aspecto de la serie. Todos sabemos que la Orden 66 se acerca y que ellos matarán a los Jedi, como la temporada 6 ya comienza a mostrarle. Pero por atreverse a mostrarles como más plenamente desarrollados personajes, algunos que no quieren ser soldados sino formar una familia o simplemente sentirse como personas no perros de guerra, y otros que tienen una relación muy estrecha con los Jedi, pone los Clones en una nueva luz y hace que sus acciones eventuales aún más trágicas.

Los enemigos mecánicos por otro lado jamás me presentaron demasiado miedo o impresión alguna, eran meras cosas robóticas disparando y ya… claro, cuando teníamos un villano a su mando como Grievus o Ventress, las cosas si se sentían muy tensas y peligrosas, pero sin ellos no eran demasiado… digo, si los droides eran tan estúpidos e inservibles que R2D2 los hackeo y controló. Y un robot no humanoide como R2 tuvo MUCHO mejor desarrollo como personaje, si proveyó gran humor y momentos de lujo.


En el caso de nuestro protagonista Anakin Skywalker, su desarrollo comparado al de las precuelas es del cielo a la tierra, mientras en los films el diálogo y escenas que le dan son muy carentes, aquí sí que se siente como alguien real, con una verdadera personalidad: Arriesgado, impaciente, con conflictos con obedecer las órdenes ciegamente dado su pasado como esclavo, primando sus instintos, con un verdadero respeto por su maestro Obi-Wan, a quien realmente más que como un profesor ve como un hermano, y que con padawan Ahsoka se apega más de lo que cualquier otro Jedi debería, pues más que alumna la siente como una hija. Estas formas de transformar la gente cercana en familia demuestran su necesidad de cariño desde que fue separado de su madre y esta murió.

Y su caída eventual hacia el lado Oscuro es desarrollada a lo largo de todas las temporadas. Comenzamos a ver cómo su temperamento se le sale de las manos cuando sus seres queridos están en peligro como en el episodio de “Brain Invaders” donde ahorca a un prisionero con la Fuerza (mientras el tema musical de Vader suena de fondo), cuando lidia contra un planeta de esclavistas, no puede tener una relación con su esposa Padme, ve a Ahsoka en peligro, se da cuenta de la poco efectiva forma de los Jedi de lidiar con la guerra cuando habla con Tarkin en los capítulos sobre la Ciudadela (también mostrando su futura relación como colegas del Imperio) y mucho más, avanzando su tragedia personal y hundiéndolo en la oscuridad de muchísima mejor manera que las películas… aunque para ser justos, tuvieron 6 temporadas en vez de 2 films para ello.

Obi Wan por su parte también es gratamente mejor desarrollado, cosa que si bien en los films si se logró de buena manera, en la serie se hace mejor. Él es alguien sabio, inteligencia y un temperamento mucho más controlado que su antiguo discípulo, muy ingenioso aunque sin perder su lado juvenil. Pero también vemos las tentaciones a las que se enfrenta cuando conocemos a una ex novia que lo ama pero no puede estar con él al ser duquesa de un planeta y a la que él ama pero como Jedi no puede entregarle el cariño que se merece a pesar de que le dice que con una palabra de ella abandonaría los Jedi para estar a su lado. Y luego le vemos experimentar tragedias como muertes de gente muy cercana y el regreso de Darth Maul. Obi-Wan es otro acierto del show.

Ahsoka es por su parte un personaje polarizante. Muchos la encuentran un personaje algo insufrible cuando comienza, quejándose siempre y desobedeciendo órdenes cada vez que puede PERO a mi gusto ese fue una introducción acertada cuando vemos como a lo largo de las temporadas va creciendo como Jedi, aprendiendo de Anakin, tomando algunos de sus rasgos de personalidad gracias a su influencia, madurando como persona, y básicamente al final de la temporada 5 es casi un personaje totalmente diferente de cómo la vimos en la 1. Los episodios que la incluyen se ponen mejor y mejor dado a las lecciones que va aprendiendo y su arco argumental final es LEJOS uno de los mejores de la serie y explica el odio progresivo que Anakin tendrá por los Jedi en Venganza de los Sith dado el golpe emocional tan poderoso que los envolvió a los 2.

El Consejo Jedi también recibió un gran desarrollo, con capítulos centrados en algunos de los más prominentes, enfocándose en las difíciles decisiones que tendrían que afrontar, como su manera de pensar es tan opuesta a lo que se ven forzados a hacer en la guerra, como algunos planetas neutrales prefieren unirse a los separatistas por miedo a ellos y más. Les vemos como seres no mecánicos en cuanto a personalidad como en las precuelas, sino que todos tienen algo que les distinguen, una virtud y defecto que les diferencia de otros y les hace interesantes.

Los Padawans también tienen más caracterizaciones, los capítulos que les incluyen (en los que participa Ahsoka) son muy buenos explicando sus pruebas para convertirse en futuros protectores, enfrentándose a sus miedos e inseguridades y usarles para poder comprender mejor el funcionamiento de la Orden.


La serie le trató también de dar alguna prominencia y hacer menos aburrido el tema del Senado Galáctico y los tratados de comercio… cosa que lograron a medias. Si bien tal como los otros le quitaron lo mecanizado y les entregaron más humanidad usando a Padme Amidala como protagonista de los capítulos centrados en ellos, nunca despegaron en calidad y nivel de cuidado como con los otros. Padme resultó mucho mejor definida como una luchadora incansable por la paz, pero las tramas que le entregaron nunca se destacaron por ser buenas.

Los Cazarrecompenzas tuvieron así mismo su rol espandido, explorando los bajos mundos de los planetas controlados por los señores del crimen, dándonos personajes totalmente cool y fríamente mortales como Embo, un asesino basado en los monjes chinos que usaba un sombrero de metal como arma; y Cad Bane, quien es básicamente la versión del Hombre sin Nombre de Clint Eastwood en el “Bueno, el Malo y el Feo” si viviera en el universo Star Wars.

Y hablando de bajos mundos, conocimos a piratas espaciales asaltando sin miedo a Jedis y Siths por igual, encarnados principalmente en el carismático y genial Hondo, un hombre con un ingenio sin igual que lo sacaba de cualquier aprieto ya sea traicionando, perdonando traiciones o actuando como héroe o villano dependiendo de lo que le convenga, a veces siendo ambos con una diferencia de meros minutos si la situación cambiaba. Hondo sin duda es uno de los personajes que mejores momentos de humor entregaron.

Y por supuesto, los villanos también tuvieron grandes apariciones. Dooku fue una verdadera presencia a tener en cuenta, inspiraba mucho miedo con su mera voz sin perder su elegancia, siendo su mente y frialdad para pensar y tratar a sus cercanos su mejor arma; Grievus fue básicamente lo que veríamos en episodio III y lo que vimos en la serie 2D de Clone Wars: una presencia abrumadora y que rara vez podía ser detenido.

Assajj Ventress por su parte fue una fantástica nueva inclusión desarrollándola muchísimo más que en su aparición en la serie 2D, pasando de ser una mera asesina a un alma perdida que no tenía claro su destino. Era letal y fría usando el Lado Oscuro, pero siempre estaba llena de confusión y cuando Dooku la traicionó perdió su sentido de pertenencia y huyó a Darthomir para encontrarse con las Hermanas de la Noche, una secta de brujas que usaban la Fuerza para sus siniestros planes y posteriormente se hizo cazarrecompenzas y ayudó a los “buenos” en más de una ocasión. Ventress sin duda era una mujer muy torturada que solo quería que la aceptaran, y haría lo que sea para lograr eso.

 Darth Maul y su triunfal regreso, sumado a su hermano y personaje original de la serie Savage Opress también dieron mucho jugo. No solo hicieron cosas geniales visualmente y malignamente viles como masacrar una aldea llena de niños, sino que Maul sobretodo resultó en un sith mucho más fascinante más allá de su simple apariencia y doble sable laser, más profundo que eso, ambicioso e inteligente, planeador y cruel; y su relación con su hermano demostraba el cariño que se tenían, pero al ser Señores Oscuros también se basaba en miedo y respeto… y claro, cuando Darth Sidious en persona - quien como personaje se mantuvo en las sombras gran parte del show - vino a bajarle a ambos los humos y recordarles su lugar, fue fenomenal.

Al personaje que la serie no consiguió mejorar realmente sin embargo, fue Jar Jar Binks. Siguió siendo una cosa molesta con una voz castrante que empantana las escenas, pero a veces logró sacarme algunas sonrisas y más avanzado en las temporadas encaja cada vez mejor… aunque nunca a un buen nivel, solo aguantable. Se nota por esto que lo concibieron en Amenaza Fantasma como una caricatura, y por ello funciona mejor en un show animado que en una película live action.

En cuanto a la estructura, hay capítulos auto-conclusivos, así como arcos que toman 3, 4 y hasta 5 episodios. Lo que ayuda a tener más libertad creativa y poder cambiar los estilos de narración que quieran, dándole más tiempo a algunas historias de respirar y desarrollarse, pero cuando dicha historia no es muy buena, termina sintiéndose demasiado larga y cansa, aunque estos son los menos.

La trama si bien tiene un arco general que abarca todas las 6 temporadas, puede jugar con distintos tipos de ritmos, estilos y personajes para crear situaciones tipo western, tensiones políticas, comedia, puro sci-fi, horror, escapes de prisiones, acción y por supuesto: GUERRA, poniendo “Wars” en Star War. Y además jamás se alejan de lo oscuro, mostrando presos torturados a muerte, gente siendo acribillada desarmada, gente forzada a matar a sus amigos, rostros explotados, decapitaciones, y mucho más definitivamente alejándose del estilo que los primeros 5 episodios y la películas auguraban.

En el caso de las coreografías en las luchas de sable láser son algo disparejas, la gran mayoría están llenas de tensión, grandes movimientos que explotan todo el potencial de la capacidad de batalla de los personajes, acompañadas de desarrollo de personajes y todo, pero a veces la animación los hace ver demasiado como cut-scenes de un videojuego que les quita mucho el peso. Eso y que los... llamémosles “niveles de poder” nunca quedan bien claros, digamos que X personaje vence fácilmente a dos, pero luego el mismo personaje tiene muchos problemas para luchar contra uno solo de los que venció. Dejando eso de lado las luchas son parte destacada de la serie. Mi preferida siendo Savage Opress y Darth Maul vs Darth Sidious.

 Una cosa que este show tuvo también fue el expandir la mitología de Star Wars, y como la serie es canon, también dichas decisiones. Por ejemplo, hacer canon a Darth Bane del ex Universo Expandido (actual Legends), o mostrar el proceso de cómo Yoda aprendió la técnica secreta que se creía imposible: Volverse un Fantasma de la Fuerza, cosa que luego le enseñó a Obi-Wan, y la forma en la que tuvo que aprenderla fue un arco FANTÁSTICO para Yoda, donde definitivamente brilló como Jedi, demostrando también todo a lo que deben renunciar para ser uno con la Fuerza.

Y por supuesto, los 4 capítulos dedicados a los Overlords de Mortis donde los mitos de Star Wars literalmente exploraron los mitos de Star Wars. Pudimos ver que existían 3 seres cuasi omnipotentes, una Hija que representaba el Lado Luminoso de la Fuerza, un Hijo que representaba el Oscuro, y su Padre que era la Fuerza Viva y para controlarles desterró a los 3 a un planeta en un universo de bolsillo que creó. Aquí supimos que Anakin al ser el “Elegido” estaba destinado a reemplazar al Padre como carcelero y así balancear la Fuerza.

Este arco expande mucho el Universo de SW, y SPOILER -cuando Skywalker se niega a tomar la responsabilidad el Hijo Oscuro le tienta y le muestra su futuro como Vader, y todas las muertes que traerá, y como luego le borran la memoria para que cumpla dicho destino pues todo ese dolor si traerá balance a la Galaxia condenándolo a un sufrimiento gigantesco como Darth Vader – FIN SPOILER simplemente nos entrega el que tal vez es el mejor arco de la serie; y claro tenemos “Padre, Hijo e Hija… pero no Madre” por lo que el misterio hacia ellos se queda permanente.

La animación es tal como las luchas de sable láser, a veces muy buena entregándonos grandes momentos, emoción, acción, tensión y diseños de planetas cuyas atmósferas se sentían totalmente atrapantes; y por el otro lado hay momentos donde los movimientos se sienten muy mecánicos y los rostros muy tiesos y plásticos a la hora de expresar un emoción… es generalmente buena, pero tiene sus tropiezos.

Una cosa que la serie dejó inconclusa fue qué pasó con Darth Maul el Capitán Rex o Ahsoka Tano antes de “Venganza de los Sith”, y se tuvieron que escribir libros y comics para lo de Maul, y la otra serie animada “SW: Rebels” tomó los destinos de los otros dos para cerrar dichos arcos; pero que se haya solucionado después no le quita que haya sido un problema con el show. Si se le puede buscar una razón para justificarlo, sería que le quitaron el presupuesto a la serie cuando se movió a Netflix y los arcos de dichos personajes quedaron eliminados junto con 10 episodios de la temporada 6.

The Clone Wars definitivamente ha demostrado que todavía había material que valía la pena explorar durante este tiempo en la historia de Star Wars. En general, The Clone Wars tiene una tonelada de gran acción y aventura, desarrollo de personajes, algunos momentos emocionales sorprendentemente eficaces y mucha exploración del universo que creó George Lucas. Tiene sus problemas obviamente, pero ha demostrado que realmente puede ofrecer genialidades la mayoría del tiempo. Creo que si se comen los primeros 5 capítulos y encuentran el orden real de los episodios para entender el desorden en el que los estrenaron, tendrán un gran tiempo disfrutando este show.

7.8/10

Enlace Externo:  Serie Animada Guerras de los Clones (2006)






No hay comentarios. :

Publicar un comentario