viernes, 27 de noviembre de 2015

Reseña Película: Star Wars Episodio V El Imperio Contraataca


STAR WARS: EL IMPERIO CONTRAATACA

Fecha de estreno: 1980
Director:  Irvin Kershner
Guionistas: Lawrence Kasdan, Leigh Brackett
Productora: Lucasfilm
Duración: 2 horas 4 minutos
Reseña: Ñoño Cool

  Es una época oscura para la  
  Rebelión. Aunque la Estrella  
       de la Muerte ha sido           
        destruida, las tropas           
   imperiales han obligado a las 
  fuerzas rebeldes a dejar sus     
  sus bases secretas y las han     
   perseguido a través de la        
                    galaxia.                   
 ...............................................
 En una fuga de la temida Flota 
 Imperial, un grupo de guerreros
  rebeldes liderado por Luke        
  Skywalker ha establecido una   
    nueva base secreta en la          
    remota tierra congelada de      
                        Hoth.                     
 ..............................................  
   Darth Vader, Señor del mal,    
   Obsesionado con encontrar      
     al joven Skywalker, ha            
   despachado al lejano espacio   
   miles de sondas a control         
                     remoto…                 

Y nuestra siguiente parada en las reseñas de Starwarsmania camino a “The Force Awakens” es MI PELÍCULA FAVORITA DE TODOS LOS TIEMPOS. La considero no solo el mejor film de la saga Star Wars jamás hecho (por ahora, ya veremos en Diciembre) sino que también una de las mejores películas jamás hechas, al punto de estará a mi gusto entre el TOP 10 o 20 mejores films en la historia del cine.

La primera Star Wars cambió la industria del cine por siempre y fue un fenómeno sin predecentes tanto técnico, social, cultural, y un enorme etc. Todo el mundo y su madre en los 70 querían saber en qué consistiría la secuela, y por primera vez en la historia del cine la gente comenzó un fenómeno que sigue hasta el día de hoy: tener tanta expectativa que comienzan a crear falsos spoilers, intentar buscar toda la información posible buscando entrevistas con cualquiera que trabajase en los sets, o directamente colarse en ellos como paparazzis amateur.

George Lucas se encontró con el éxito de golpe, demasiado éxito realmente y no quiso que le encasillaran como “el tipo ese que creó Star Wars” (aunque décadas después todavía sea conocido por eso) y para eso buscó alejarse de la silla de director y poner a alguien a quien consideraba lo suficientemente capaz de tomar su puesto en la forma de Irvin Kershner, un antiguo profesor de cine que le había hecho clases a Lucas cuya filmografía actual está llena de secuelas como Robocop 2 o James Bond: Nunca digas nunca jamás mientras él era como el Darth Vader en el set, desde las sombras controlando todo al detalle para que nadie cometiese el más mínimo error.

Para el guión buscó a dos personas, primero a una veterana del cine llamada Leigh Brackett, una maestra de la narrativa que había trabajado en el guión de Río Bravo bajo el ala del director Howard Hawks entre otras cosas, pero ella murió justo al acabar el primer boceto. Al quedarse sin opciones George llamó a su segunda opción, un chico relativamente nuevo llamado Lawrence Kasdan (si, el MAESTRO Kasdan era un “nuevito” en esta época), alguien que había impresionado a Lucas por su trabajo en su guión para “Indiana Jones: En busca del Arca perdida” y con las sugerencias de Lucas y lo que había dejado Brackett, Lawrence creó un guión argumental de calidad obra maestra, que sería el pilar principal para crear una de las mejores películas jamás realizadas y que para sorpresa de todos, superó en todos los aspectos lo que se creía insuperable: La primera y revolucionaria Star Wars.

Lucas podrá ser una fuente de imaginación sin fondo, pero fue Lawrence quien reguló esta y Kasdan quien lo puso en las direcciones correctas, buscando quitarle los intentos infantiles y encaminar la película a su máximo potencial. Una vez que Kasdan se fue en la segunda mitad de Retorno del Jedi, por eso tuvimos Ewoks para apelar a los niños pequeños y una segunda Estrella de la Muerte copiando el hilo argumental de la primera porque el público quería verlo... y cuando dejaron a Lucas solo, tuvimos las precuelas. Pero aquí, aquí los 3 hombres funcionaban como una máquina perfectamente aceitadas


Luego de la alegre space opera que había sido la película original, aquí todos tomaron el riesgo de arruinar toda la popularidad de la futura saga al hacerla mucho más oscura, llena de desespero y misterio, priorizando la fuerza de las emociones a los climax vistosos y explosivos; y su riesgo valió la pena pues le entregó una mítica inolvidable.

 “El Imperio Contraataca” continúa semanas después del final triunfal de la primera SW, donde vemos que a pesar de acabar con la Estrella de la Muerte, los rebeldes se encuentran por lejos en una peor situación que antes pues todas las fuerzas militares de Vader les siguen para exterminarles. Liderados por Leia y con Han y Luke de figuras centrales en ella, han huido a un planeta congelado llamado Hoth pero son rápidamente descubiertos por Vader quien personalmente les ataca para dar caza a Luke Skywalker, un joven que le ha sorprendido por la conexión con la Fuerza y le ha recordado algo que le causa mucha molestia.

Luego de que el ejército imperial los golpee con todo lo que tiene en su base, Leia y Han deben huir urgentemente de los cazas y destructores imperiales para salvar sus vidas, mientras Luke y R2D2 siguen la voz de Obi-Wan Kenobi y aterrizan en un planeta conocido como Dagobah en una simple misión: encontrar a un ser llamado Yoda para que continúe con su entrenamiento Jedi. Separándose todo el equipo y enfrentándose a peores y peores situaciones que les pondrán al límite.

Se nota que el presupuesto ha cambiado mucho comparado a la original pues se vuelve un agasajo visual y uno de los films mejor filmados de las últimas décadas. ¿Y lo mejor? Es que lo visual solo sirve a la historia y caracterización de personajes en vez de que estos sirvan a los efectos visuales como debió ser tan tentador de hacer. Por esto Luke, Han, Leia e incluso Darth Vader se enfrentan a posiciones emocionales que nunca antes habían experimentado.

La película toma todo el universo de la primera entrega y lo expande, 35 años después de su estreno la magia y mística sigue tal como antes y no se ha avejentado nada pasando la dura prueba del tiempo con elegancia, gracias a su sentido épico, oscuro y cruel pero bañado en mucho humor y sentido de aventura y asombro logrando un gran balance.

El comienzo en Hoth es interesante porque tuvieron que justificar la herida que Mark Hamill se hizo en la cara manejando como loco ya que la recién encontrada fama lo había vuelto un despreocupado. Por esto llegó al set con una enorme cicatriz que le abarcaba todo el rostro, y Lucas no tuvo más opción que añadir una escena en el guión para explicarlo… ¡Y VAYA QUE ESCENA!

Un Wampa ataca a Luke, le captura y este se comienza a congelar mientras lucha por su vida. No solo esta secuencia está inspirada en la película Dersu Uzala de Kurozawa sino que muestra el comienzo de esa mezcla de humor y tensión a lo largo de todo el film; tenemos a Luke demostrando por primera vez su uso físico de la Fuerza al rescatar su sable laser, además de mostrarnos que aún tiene MUCHO que aprender en una secuencia bañada en nerviosismo; y luego Han yendo a su rescate montado en un Tauntaun – una mezcla de caballo y cabra montés – e ignorando todas las advertencias de la gente como un badass total entregando algunas de sus mejores diálogos en la trilogía completa y después encontrándose con Leia y fanfarroneando, y ella le paga con el doble.

Ahora, el truco en esta escena pasa más allá del diálogo y los personajes, pues la cinematografía es magnífica, la manera en cómo está todo grabado, el uso de las tomas largas, los close ups, todas intercaladas en perfecto ritmo, con una iluminación y uso de paleta de colores perfecta. La magia visual de esta película sin duda viene no de los efectos especiales sino de cómo están compuestas las escenas, y esto está presente durante todo el film.

Y cuando aparece el Imperio, este no es ahora representado como un conjunto de troopers iguales nada más, pues vemos a los snowtroopers, walkers, artillería pesada y muchas más tropas especializadas entregando un sentido de variedad y enormidad a esta organización, todo bajo el puño de Vader, ya no tienes a Tarkin para controlarle, sino que la bestia salió de su jaula y va a masacrarles a todos. Nuestra Alianza igual luce mucho mejor, ya no son gente desesperada como campesinos espaciales tratando de sobrevivir nada más, sino que ahora si lucen como un ejército en toda regla con rangos, instalaciones, artillería, todo eso, ponen el “Wars” en Star Wars; y aún así a pesar de derribar algunos Caminantes, les derrotan en Hoth de manera terrible marcando aún más su tono de peligro, pasandoles por encima como si fueran de trapo.

La atención de detalle es también extremadamente alta, pues por ejemplo cuando la batalla de Hoth está en su apogeo, y cada vez que hay una explosión y luego vemos 2 o 3 tomas después a dicho lugar, el hielo se sigue derritiendo por el calor, y así cada escena.

Darth Vader se ha vuelto aquí una presencia aún más imponente y aterrador si cabe. Mucho más misterioso, mirando las estrellas por las ventanas de su Destructor Imperial como si su vista pudiese atravesar las estrellas, nadie le dice que no a nada - ¿El Emperador de dio un asenso? -, e incluso sus hombres esta vez le tienen terror pues puede ahogar a la gente que le falla con su mente, no se qué clase de contrato tienes que firmar que incluye la posibilidad de que si molestas a tu jefe este te ahorcará usando la Fuerza, pero no me gustaría trabajar para el Imperio sinceramente.

Es Vader aquí quien a mi gusto se roba la película, no entendemos sus intenciones reales hasta que es muy tarde, tiene un aire brutal, aterrador y jamás le muestran el rostro, de hecho apenas y vemos la parte de atrás de la cabeza antes de cambiar de casco y esta está hecha pedazos, llena de cicatrices, dejándonos ver que es un hombre con un pasado altamente trágico y necesita este traje. Además persigue a Luke incansablemente, no sabemos por qué lo hace realmente hasta que le vemos revelar esas terribles palabras que cambian todo “… ehm…” algo sobre familia… no me acuerdo como iba.

Y por supuesto, lo que lo hace sentirse como un monstruo a tener en cuenta es la mítica “Marcha Imperial”, la cual es de lujo y mi pieza musical favorita de la película, Star Wars y el cine “Tan tan tan tararan tararan, tan tan tan tararan tararan ¡tan tan! Tararara rara tarara tararara tara rarara ra ra ra”… la leyeron cantando, lo sé. En el primer film el Imperio no tenía música y acá le entregaron el que sería uno de los más famosos en la existencia de la cultura popular, la tarareo cuando puedo y hace sentir a todo el Imperio como una criatura llena de maquinaria imparable para la que los rebeldes son meros mosquitos. De hecho con la canción de Yoda, la melodía de la secuencia de asteroides y la Marcha Imperial, el soundtrack de John Williams rivaliza el que creó para la primera película.

Volviendo a la trama, como dijese antes tenemos al Halcón Milenario con nuestros héroes escapando del Imperio mientras que Luke busca a Yoda; y las dos líneas argumentales son de lujo, no se entorpecen al permanecer separadas, se potencian entre sí y finalizan en un clímax espectacular, nuevamente demostrando lo fantástico que es el guión.

Por el lado de Han y Leia nuestros héroes se sienten vulnerables al máximo, el Halcón Milenario realmente demuestra ser demasiado viejo para confiarle mucho ya que se vive echando a perder y es la habilidad de Solo como piloto que hace que este se destaque tanto en batalla; atrás quedó ese incómodo beso entre Luke y Leia – que creo que en sus momentos más íntimos después de eso deben haberse acordado de eso y les entró un escalofrío de asco – para sacarle celos a Han, aquí el mercenario y la princesa demuestran el inicio de sus intenciones románticas tan espontáneamente que se siente muy real; y la forma en cómo entran al campo de asteroides es de lujo, la música de Williams le entrega un peso enorme, tensión que te hace morderte las uñas y siempre me hace caer en el nerviosismo.

No me puedo creer que esos asteroides sean meras papas en alambres y que aún así supere 10 a 1 a la secuencia que intenta lo mismo con efectos especiales ultra modernos en Ataque de los Clones. Y por supuesto, escapan saliendo de la boca del gusano gigante llamado exogorth… no era necesario a la trama pero nuevamente, sirve para expandir la vida en la galaxia y entregarnos otro momentazo para el recuerdo.

Luke por su parte llega a Dagobah y este planeta se siente tan genuino que sientes que estás en un lugar remoto en vez de un set de película, la forma en cómo filmaron esto usando efectos prácticos y construcciones reales para darle un peso y atmósfera densa fantástica. Y claro, la introducción de Yoda - uno de los mejores personajes de SW y del cine - es de clase maestra pues finge primero a ser una criatura anfibia que le gusta juguetear y robar comida para probar a Luke y ver qué tanto se deja guiar por su vista, juzgar por las apariencias y el nivel de paciencia que tiene antes de revelar que es el sabio maestro que él busca cambiando de apariencia totalmente con una simple mirada.


Yoda es un personaje muy gracioso, magistralmente sabio y un badass total; su forma de hablar ya es parte imborrable de la cultura popular, y le enseña una y otra vez lecciones de humildad a Luke como cuando mueve el X-Wing con sus dedos, un maestro comprensivo y estricto, que siempre tiene algo que enseñarte ¡Y es una marioneta! Una obra maestra artesanal que puede hacerte sentir emociones, verle como alguien sabio y que quieres conocer, a pesar de no ser real. En este film funciona PERFECTO pero tengo que admitir que entre todo el CGI de Amenaza Fantasma esta marioneta no encajaba para nada; ¿aquí sin embargo? puede ser uno de los mejores actores de la película.

Su química con Luke y todo el curso intensivo Jedi por el que le lleva para realmente dejar atrás a este chico de Tatooine y forjarlo en un verdadero guerrero es uno de esos momentos que quedaron por siempre en mi memoria, y una de las secuencias mejor logradas en el género de fantasía. Podemos entender mejor las capacidades de los Jedi, cómo funciona realmente la Fuerza y el poder real del Lado Oscuro.

La parte donde Luke Skywalker es enviado a una cueva en un bosque oscuro para que enfrente a su destino es de lujo. Está filmada a perfección, con cortes de escenas hacia R2 para mostrar su nerviosismo, a Luke para mostrar su fingida valentía, y luego al rostro de Yoda que entrega una enorme gama de emociones al sentir el fallo de su pupilo, todo perfectamente manejado. Y cuando Luke corta el casco del falso Vader y ve su propio rostro en él, tenemos de golpe una experiencia emocional con imágenes metafóricas que solo entenderás en las escenas finales cuando luche contra el Vader real. Simplemente para los que querían encontrarse con otro film super divertido y chocaron con esto debió ser sorpresivo, pero fue un toque magistral.

Otro elemento que es expandido desde lo que meramente se mostraba un poco en la forma de Greedo, eran los cazarrecompenzas de la galaxia. En este caso son enviados por Vader para dar caza a los rebeldes y Han Solo, tenemos reptiles, humanos e incluso droides en este trabajo en la forma de Dengar, IG-88, Zuckuss, 4 Loom, Bossk y por supuesto Boba Fett. La mejor parte es cuando Darth Vader individualiza a Fett de todo el grupo y le dice “sin desintegraciones”, demostrando que este mandaloriano tiene tal reputación como cazarrecompensas que el mismo Vader la conoce y tuvo que detenerse a hablarle, y como era de esperar, es el único de ellos que da con Solo en Cloud City.

Bespin, también conocida como “Cloud City” es un lugar bastante especial en la saga. Su diseño arquitectónico, ubicación, el tipo de colores más suaves que usan para diseñarla y construir las toma son bastante diferentes al lente con luz blanqui-azulada que ocuparon generalmente en el film. En este sitio encontramos a Lando Carlissian quien gobierna el lugar, es otro contrabandista como Han Solo, un mujeriego y el dueño original del Halcón Millenario, su personalidad es muy parecida a la de Solo, pero aún más "suave", y otro personaje que quedó en la memoria de muchos. El problema es que Lando les traiciona porque Vader le ha hecho alguna amenaza tan terrible que le hizo traicionar a su amigo.


Las escenas en Cloud City son fantásticas y míticas. Primero Han al encontrar a Vader hace lo mismo que con Greedo: DISPARA PRIMERO, no le pregunta nada sino que ve una amenaza y le dispara… claro que Vader no es Greedo y le hace un bitchslap a los tiros, le quita el blaster y le toma prisionero. El Lord Sith toma a Han prisionero y le tortura solo porque sabe que Luke tendrá visiones de esto y lo atraerá hacia él, y aunque Obi-Wan aparece como Fantasma de la Fuerza y Yoda le dice que no pues podría significar su muerte o su traspaso al Lado Oscuro; el plan de Vader da resultado, Skywalker abandona el entrenamiento y va en su busca. Vader realmente lo quiere tener cara a cara.

Esto es interesante porque la edición especial lo arruina un poco. Si bien es tan buena que el mismo George “le cambio todo a los films que ya hice” Lucas apenas y le hizo retoques en comparación con la SW original, agregando nada más que el rostro del wampa y las ventanas de Cloud City; también le cambió el rostro original del Emperador por el de el actor de la trilogía de precuelas… lo que no sería malo si es que no le hubiese cambiado el diálogo. Es la escena donde por primera vez conocemos al hombre detrás de Vader, quien secretamente lo mantiene con una correa, una escena genial donde el Jedi caído le dice a su maestro que quiere transformar a este chico que ha seguido obsesivamente en otro sith, pasarlo al Lado Oscuro como un aliado PERO en la edición especial Darth Sidious recién ahí le dice que este tipo fue quien voló la Estrella de la Muerte y debe capturarlo… ¡Pero si en el texto de inicio amarillo decía que Vader ya le conocía y lo buscaba con ganas! ¡Y lo buscaba porque sabía que eran familia! Y este cambio diálogo arruina todo eso al quitarle un enorme pedazo de motivación a nuestro villano.

Luego tenemos la parte donde Han Solo es atrapado en carbonita. Chewie y Leia se volvían locos de miedo y nuestro contrabandista favorito conservando su estilo les pide que se calmen, se dan cuenta que sería probablemente la última vez que se vean así que Leia le dice “te amo” y Han nuevamente para mantener su estilo de chico malo le dice “lo sé”; línea que Harrison Ford improvisó. Esta escena es mítica y me encanta porque tiene un núcleo emocional muy fuerte, la manera en cómo las tomas están compuestas, la iluminación, el juego de colores fríos y cálidos chocando entre sí, y por supuesto Vader rodeado de humo aterradoramente y sientes sus ojos viéndote incluso cuando tiene puesta una máscara, es una de las mejores representaciones del personajes en todo el film. Y otra vez, la atención al detalle es recompensada aquí, pues es cosa de notar como Lando mira a Vader y se toma el cuello de miedo, dándonos una pista de qué es lo que podría haberle hecho el Lord Sith para forzarlo a traicionar su gente, eso o el tipo le lanzó un pequeño ahorque para recordarle que se portase bien ahora que su amigo estaba en carbonita… te dejan a ti para decidir eso.

Y por último, el clímax de la película. No es una lucha intergaláctica como en la primera, sino que algo muchísimo más intimo, personal y emocionalmente devastador: La lucha de Vader contra Luke usando sables láser. Nuevamente la técnica con la que esto es filmado es magistral, el silencio del inicio, la tensión, la iluminación, la música, todo eso lleva a una de las mejores confrontaciones en la historia del cine.

Luke se lanza lleno de confianza mal puesta en si mismo ya que Vader le responde jugando con él como si estuviese en una lucha contra un niño pequeño, este maestro del Lado Oscuro simplemente lo supera en todo aspecto y le demuestra su dominio de la Fuerza lanzándole objetos solo para verlo defenderse y probar su potencial, es solo una prueba más para conocer cuánto vale su oponente. Esta lucha es 1000000 veces mejor que la entre Obi-Wan y Vader en la primera película no solo porque la coreografía es enormemente superior o el uso de los sets sorprendentes que le entrega un sabor épico total, sino porque la emoción puesta en cada golpe aumenta y aumenta hasta que llegamos a esa revelación final.

Luego de que Vader cortara la mano de su hijo le lanza la bomba que dejaría a todos locos. Si hay una frase más famosa en todo Star Wars que el “No, I am your father” no la conozco, pues tiene una mística e importancia gigantesca siendo el punto realmente culminante de las 6 películas. Esta frase cambia completamente el panorama y hace que todo cobre sentido, deja un enorme vacío en el alma de quien lo mira pues todos gritan “Nooooooooo” junto con Luke y lo niegan, te hace ver al héroe y al villano de manera diferente, entiendes la metáfora en la cueva de Dagobah, la desesperación de Vader por encontrarlo y perdonarle la vida para pasarlo a su lado en vez de solo eliminarlo, es magistral. Creo que supera giros argumentales como el de Primal Fear, Soylent Green, The Crying Game o la original Planeta de los Simios… y está al nivel de los giros en Psycho, Usual Suspect o el Sexto Sentido porque tal como esos, una vez que conoces el giro y ves la película por segunda vez, se vuelve algo muy diferente cuando comienzas a encajar las piezas. Es nada más que una FRASE MAESTRA.

Y después viene el enorme acto de valentía por parte de Luke. No quiere “gobernar la galaxia como padre e hijo” con este monstruo, así que mira hacia abajo y se lanza al vacío; no sabe que hay un sistema de tuberías que le salvará, solo sabe que prefiere caer a su muerte que ser el hijo de Vader. Por eso no me gusta el estúpido grito de miedo que Lucas le puso cuando se caía, digo Luke estaba tan decidido a morir ahí que no tenía miedo, lo había abandonado para hacer este sacrificio… así que 1000 veces la escena original.

Y todo termina en una horrenda nota de vacío y desesperación cuando Leia usa la Fuerza para conectar con Luke y rescatarle dando pistas de que ella sería “la otra” de la que Yoda hablaba. Han ha sido llevado lejos por Boba Fett, el villano se revela como el padre del héroe, los rebeldes han perdido batalla tras batalla… si quieres saber que sigue, espérate 3 años a que llegue Retorno del Jedi en 1983. Manera de crear un “cliffhanger.”



El Imperio Contraataca es pura y dura intensidad, a cada momento esto esta tan presente ya sea en batallas en el espacio, huídas por asteroides, entrenamiento Jedi, luchas con sable laser, o una simple frase demoledora. El tono es por lejos más oscuro pero sin perder nada de su humor y sentido de la aventura, con dos líneas argumentales de lujo, un ritmo tan rápido que transforma las 2 horas de película en 30 minutos para el espectador; actores mucho mejor puestos en la piel de sus personajes, efectos especiales y sets de lujo, una mano magistral para componer las tomas y escenas, desmintiendo con “Fuerza” el dicho de que las segundas partes no son tan buenas como las primeras, pues supera en prácticamente todo a la original.

A mi gusto Star Wars: Una Nueva Esperanza revolucionó el cine y nos trajo un mundo cautivante, y El Imperio Contraataca consolidó dicho mundo, transformó en legendarios los personajes y trasformó a este Universo en algo mucho más grande que sus actores, guionistas, directores y creadores mismos, algo que duraría por las décadas por venir. Es no solo la mejor película de la saga y la más adulta sino que al ser la más completa en cuanto a caracterización e historia se ha vuelto una de las joyas del cine en general. Sé que les doy puntaje en una escala del 1 al 10 a las cosas que reseño pero estoy malditamente tentado a darle un 12 a este film… pero para mantener la "profesionalidad" ejem... será un
10/10 aunque en mi mente sea un 12

Enlace Externo:     Star Wars V El Imperio Contraataca



No hay comentarios. :

Publicar un comentario