miércoles, 21 de octubre de 2015

Reseña Comic: Urban Monsters


URBAN MONSTERS

Editorial: Image
Año: 2008
Creado por: Andrew Stroscher
Guion: Will Wilson y Joanne Moore
Dibujo: Tone Rodriguez y Rick Ross
Reseña: Nyarlathotep

Los monstruos del cine son un referente cultural que se ha definido y perpetuado a través del tiempo en todo el mundo; estos han logrado hacerse un espacio tanto dentro como fuera de la pantalla. Lo cual ha llevado a que las personas conozcan y aprecien su existencia; de esta manera han surgido un sinfín de criaturas, muy variadas entre sí, con diversos características que los hacen únicos y distintivos, entre los cuales podemos encontrar los clásicos monstruos como los vampiros, zombis, hombres lobos, alienígenas, y otras bestias; que nos han hecho aterrarnos, divertirnos y sorprendernos con las historias que se entretejen sobre ellos, las cuales reconocemos que todas no son perfectas, ni dignas de haberse creado, pero siempre encontramos un pedazo de historia clásica que atesoramos, recomendamos y amamos por considerarlas piezas de culto. Como veras estas no son grades producciones, pues más bien cuentan con un presupuesto muy ajustado, en el cual sus actores y directores comúnmente en sus inicio no son conocidos (otros nunca llegan a serlo) sin embargo, las ganas de contar una historia o cumplir un sueño, no impide que se realicen estos films, los cuales generalmente catalogamos como “cine clase B”; debido a las cualidades y particularidades que poseen; pero dentro de estas cintas, a pesar de no ser dignas de un Oscar, han logrado en el caso del cine de terror que muchos de sus personajes tengan trascendencia hasta el día de hoy en diversos medios, otorgándoles un valor en la historia del séptimo arte.

Pero, qué pasa cuando sacamos a estos monstruos del cine y los traemos al noveno arte, posiblemente surja una trama tan amigable como la de este comic, el cual nos cuenta la historia de diferentes monstruos, los cuales salieron de los bosques, para vivir en la ciudad, de tal manera que ahora deberán convivir junto con los humanos ya sea en sus mismo hábitat así como también en sus mismas actividades diarias. De esta forma conoceremos a un hombre pez, llamando Randy, quien es un repartidor de pizza, el cual sueña con salir de su vida de perdedor que ha llevado hasta el momento y llegar a ser como su ídolo de cine Roger Fishman (un monstruo que alcanzo el estrellato). De esta manera nuestro protagonista una vez que sabe que hay audiciones de monstruos en los Ángeles, partirán junto a sus amigos: Eddie, (quien es un zombi policía), Arnaud, (un sátiro cantante) y Bert (una especia de pie grande mujeriego) en un viaje hacia dicha ciudad, la cual deben llegar en tres días con el objetivo de cumplir su sueño. De esta forma estos simpáticos amigos vivaran muchos obstáculos en el camino que se les interpondrán, tales como policías que los buscan, un encuentro con el chupacabras y un secuestro de un grupo de hombres lobos, entre otros. Lo cual llevara a que Randy y su grupo deban hacer frente a las adversidades y el tiempo para cumplir con su objetivo.
De manera general el guion es muy simple, lineal y directo en lo que se da a conocer, no es para nada algo espectacular o innovador, pues la historia del personaje que intenta cambiar su vida, y para eso debe llegar hasta cierto lugar encontrándose un montón peripecias en el camino, es algo sumamente estereotípico en cualquier medio que se utilice; sin embargo luego de leer este comic y considerando sus temática lo pude asociar con la historia del cine de terror clase B y el surgimiento de alguno de sus personajes, pues al fin y al cabo, estos comenzaron con una popularidad escasa (o más bien nula), y en su camino para llegar a la fama con el objetivo de hacerse conocidos tuvieron que pasar un montón de desventuras. Considerando esto podría decir que es un lindo homenaje utilizar personajes pertenecientes a un mismo género para ilustrar su propio desarrollo de manera metafórica, sea intencional o no de sus creadores. Además conviene destacar que esta no es una trama para nada profunda, pues su único objetivo es entretener al lector de manera superficial, sin embargo la simpatía de sus personajes y el humor que tienen es un punto a favor de esta obra.

Con respecto al arte, podemos decir que es bueno, adecuado y acorde con lo que expresa el comic, podría ser mejor obviamente, pero dentro de su acometido cumple con la simpleza del guion; en general, el dibujo no es nada sobresaliente, pero destaca el buen diseño de los personajes junto con escasas escenas de acción, que terminan por llamar más la atención por sobre otros hechos que suceden. Y con respecto al color diría, que en momentos las tonalidades más oscuras tanto en lo escenarios como en los personajes, terminan por darle un muy “leve” aspecto de película de horror, el cual a medida que transcurre la lectura se pierde completamente, volviéndose un comic que ocupa a personajes representativos del genero para contar solamente una historia divertida.

En conclusión, Urban Monsters, no es un título necesario a tener en tu lista de prioridades, sin embargo, si quieres leer algo de manera rápida, sencilla, directa, entretenida y superficial, te lo podría recomendar, pues como te dije no es un historia que posea mucho contenido, pero divierte en las situaciones que presenta. Con respecto a si eres un seguidor del género de terror en el cine tipo B, no te garantizo que esto sea necesario de leer, pues es más bien una especie de comedia, la cual ocupa ciertos personajes reconocibles de una manera amigable y divertida, con el fin de cautivar al lector; de esta manera a menos que te agrade ver esto, quizás te interese; pues el humor, simpatía, y la diversión que destila esta obra es la parte más llamativa y agradable que posee esta trama.
 
5.9/10    

Post:    Urban Monsters




No hay comentarios. :

Publicar un comentario