domingo, 4 de octubre de 2015

Reseña Comic: Scalped


SCALPED


Editorial: Vertigo (DC Comics)
Fecha de Publicación: Enero 2007 - Agosto 2012
Guionista: Jason Aaron
Dibujante: R. M. Guéra
Colorista: Lee Loughridge
Entintado: R.M. Guéra
Portadas: Mark Simpson Jock
Reseña: Ñoño Cool

Antes de siquiera comenzar la reseña creo que necesitamos un poco de contexto para que cuando comience a analizar esta obra todos estemos en iguales condiciones de conocimiento sobre cómo llegó a ser el lugar donde todos los hechos toman lugar y los hechos que formaron con el paso de los siglos las personalidades de toda nuestra gama de personajes.

Cuando los europeos llegaron a Norteamérica, trajeron consigo la viruela, esta enfermedad a la que nunca habían estado expuestos y no tenían defensas naturales diezmó brutalmente a los nativos americanos y tras la Guerra de la Independencia en USA los colonos comenzaron a invadir y ocupar las tierras de las tribus ahora más vulnerables. Por esto algunas tribus se pasaron al lado de los británicos terminaron siendo acribillados en continuas masacres y coacción los nuevos norteamericanos empujaron a los “indios” a menos y menos espacio en su propio hogar y con los menos derechos posibles. Esto terminó creando las Guerras Indias donde los nativos quisieron retomar sus tierras y modo de vida, pero el ejército de USA casi los extinguió por completo.

Pasado el tiempo los nativos americanos tuvieron dos caminos, integrarse como ciudadanos de USA o quedarse en las llamadas “Reservas Indias”, terrenos con una especie de pseudo-soberanía y leyes federales propias donde podían vivir “en paz”. Con más de 300 reservas y más de 560 tribus viviendo en ellas, autogobernados y con su propia policía; pero tribus como Navajos, Cherokees o Siux – a la que pertenecen los Ogala Lakota del tebeo – viven llenos de pobreza y endogamia, lo que ha desencadenado en una tasa de enfermedades, analfabetismo y alcoholismo altísimas, donde el crimen organizado y común reinan supremas. Traficantes de droga y prostitución están a la orden del día y la corrupción de los jefes tribales les permite ganar BILLONES de dólares al año mientras el resto se pudren en la miseria. Para combatir esto el FBI creó una división especial para combatir esta mafia tribal, y es esta fuerza de la ley la que está presente durante todo el comic.

Para poder conservar su identidad como pueblo, inició a finales de los 60 un movimiento llamado Red Power, similar a las Panteras Negras que buscaban de maneras pacíficas o violentas recuperar sus derechos e identidad cultural como pueblo, recurriendo desde manifestaciones y marchas a ocupaciones armadas. Y son este grupo uno de los que juega como uno de los principales jugadores para avanzar la trapa de “Scapeld”. El tebeo realmente está profundamente arraigado en todos estos elementos e incluso hay leyendas Sioux, o dialecto Lakota en la mezcla, entregando un profundo sentido de realismo crudo que impulsa poderosamente toda la crítica social presente en esta obra.

Ok, una vez hechas las aclaraciones contextuales e historias podemos comenzar a analizar este comic que duró por casi 5 años como un proyecto que buscaba ser el nuevo gran referente del género negro más puro a la medida que también devolvía la voz a un tema que ha sido permanentemente callado como es la dura vida de los indios norteamericanos en las reservas. Y aunque las ventas jamás la acompañaron, su éxito entre los lectores fieles y la crítica especializada le han valido ser considerada como una adaptación  en forma de serie de televisión.

Scalped fue planeada primero como una revitalización de una vieja y olvidada serie de DC conocida como “Scalphunter” tal como ya se había planeado hacer con Sandman en el pasado, pero tal como la obra de Neil Gaiman, de deshizo de los planes originales y fue derecho a crear algo nuevo y propio. Esto porque Jason Aaron consideraba esta obra demasiado sumergida en una época donde los indoamericanos aún eran caricaturas de sí mismos en las obras hechas por los caucásicos. No quería héroes mestizos o de raza blanca criado por indios que buscaban ayudar a los indios a ver “lo bueno del hombre blanco” como se había visto demasiadas veces, sino que sencillamente explorar el corazón sangrante de los nativo americanos mediante los ojos de uno más de ellos.

El resultado es una serie criminal centrada en las reservas actuales en USA, llena de diferentes miradas entre sus habitantes de las cosas, ya sea los protestantes buscando restablecer su raza, algunos que apoyan a los americanos y quieren ser más como ellos, casinos de juego, granjas de animales, mucha droga, enfermedad y muerte, todo bañado por un gran miedo de perder la identidad cultural y corrupción. Es en este panorama donde un asesinato ocurre en las filas de la gente de Poder Rojo y el FBI tiene que entrar a investigar a esta nación del Tercer Mundo dentro de Estados Unidos, y a medida que avanza la trama descubrimos más y más sobre las vidas y pesares de la gente que aquí habita.

Nuestro protagonista es Dashiell Caballo Terco, quien después de abandonar la reserva hace 15 años regresa a su viejo hogar, la reserva india de Prairie Rose ubicada en Dakota del Sur. Una de las reservas más estancadas, pobres y destrozadas por la miseria en todo USA, donde la vieja y orgullosa tribu Ogala Lakota en la práctica totalidad de sus miembros malviven en condiciones lamentables. Liderados por una minoría de políticos que lucra a base de negocios ilegales como la manufacturación y venta de droga y legales en la forma de casinos y el hombre blanco exclusivamente es visto en la forma de la autoridad federal y los métodos que ocupan son casi equivalentes a la de los mismos criminales.

Al regresar sabe que no lo hace en los mejores términos, reencontrándose con su madre con quién nunca se llevó bien pues ella era una ex activista de Poder Rojo que actualmente no es más que una vieja que poco y nada le importa a la gente por la cual luchó; con su ex novia Carol Ellroy quien ahora es una drogadicta alcohólica que se acuesta con quien se le ponga en frente; y todo aquel al que antes llamó amigo ahora lo miran con recelo. Solo uno de los viejos conocidos ahora es alguien exitoso, otro viejo activista de Poder Rojo que acompañaba a su madre en las correrías de antaño llamado Lincoln Cuervo Rojo caracterizado por su extrema violencia, quien es también el padre de Carol, ahora es el presidente del consejo tribal y está a la cabeza de la Reserva como el dueño de casinos y más negocios legales e ilegales, amo y señor de la policía y todo en el lugar; es para que se hagan una idea, una versión Lakota del Padrino Corleone.

Cuervo Rojo apenas ve a Dashiell en el lugar lo contrata como otro más de sus matones en la fuerza de seguridad de la Reserva porque necesita a alguien que mantenga la paz. Gracias a esto Caballo Terco tiene un trabajo en este nuevo lugar mientras se re-ambienta en su viejo hogar. Pero ni el jefe Cuervo Rojo ni Dashiel son lo que realmente parecen, y cada uno tiene más de un motivo oculto, una razón secreta para que uno ofreciese el trabajo a alguien externo del lugar y el otro aceptase estar cerca de este peligroso hombre.

Scalped como obra es género negro puro y duro, con esos elementos policiacos sucios y crudos pero también tiene momentos de western y mucho MUCHO drama y crítica social. Además de que nos muestra toda una historia sobre redención donde la pregunta clave es ¿Crees que es posible que la gente cambie? Y todas las decenas de personajes a lo largo de los 60 números de duración se hayan frente a esta interrogante una o más veces durante el tebeo cada uno con su propia respuesta. En el camino por encontrar su propia solución a la encrucijada terminan siendo heridos o hiriendo, equivocándose constantemente y como no, tratando de luchar por sobrevivir en este asfixiante entorno. Algunos si cambian, otros no, unos sobreviven y otros se quedan en el camino como otro cadáver más en una historia condenada a repetirse.

A lo largo de la trama queda más y más claro que todos tratamos de cambiar pero no todos somos exitosos en esto, y que una sola persona jamás podrá cambiar las cosas si no es capaz siquiera de cambiar por si mismo primero. Todos seguimos un camino individual y al final de esta travesía encontramos nuestra propia respuesta.


Dashiel como protagonista es lo que Aaron quería evitar, ese blanco criado indio o mestizo que viene a salvar a los indios gracias a su visión de mundo diferente; pues aunque Caballo Terco sea un Lakota, vivió 15 años entre blancos y su perspectiva ahora está con la de ese ambiente. Pero podemos obviar esto gracias a la manera en cómo está construido, es un personaje totalmente despreciable gracias a las cosas que hace o cómo las hace, pero sin embargo lo sigues no solo porque la trama es interesante sino porque él a su manera es alguien que atrapa tu interés.

Es como aquellos policías gruñones y con una actitud podrida hacia la vida que vez en las películas gangsteriles que tan famosas fueron décadas atrás, pero traducido a la vida indoamericana, alguien quien realiza actos despreciables pero que luego se redime con una buena acción hacia alguien que usualmente significa que otro sangrará por ello. Un protagonista al que apoyas no porque sea alguien “bueno” realmente, sino porque es el “menos malo” en todo el conjunto.

En el aspecto de drama y crítica social se cuestiona el tema de la identidad cultural, ya sea la pérdida de esta o las medidas que se usan en estos grupos para mantenerlas. Ver que tradición vale la pena realmente conservar a pesar del choque cultural que se produzcan con los que poseen una idiosincrasia predominantemente occidental. Podemos tomar esta situación y compararla con cualquiera de las comunidades extranjeras, inmigrantes o de los nativos indígenas en cada país en el que vivan ustedes queridos lectores y podríamos sacar las mismas conclusiones o al menos muy cercana a las vistas.

Y como no, también se toca el problema de la corrupción presente en la gente que se supone debe repartir la riqueza o decidir quién debe y quien no ser ayudado, el tebeo deja claro que no todos los empresarios son malos o todos los ricos corruptos, sino que de hecho son una pequeña minoría, pero es esta minoría la que más daño es capaz de hacer cuando tienen en sus manos la capacidad de ayudar. Además también nos muestra como la pobreza, enfermedades y más nacen en estos mundos depresivos y terminan creando círculos viciosos eternos e inescapables para quienes lo componen.

En el caso del arte, tenemos una narrativa visual muy ágil, veloz y variada, creando siempre tensión en todas las múltiples situaciones que crea. El trazo de R.M. Guéra es enormemente expresivo, jugando con la tinta como solo él sabe hacerlo para crear un ambiente sucio, crudo, feo y cruel; usando un trazo realmente bruto y con poco detalle transmite la atmósfera de la Reserva con toda la fuerza posible. Su trabajo con la tinta y el color acompañado de Lee Loughridge y su paleta de colores en los flashbacks le entregan un sabor a las texturas y juego de luz y sombra pariendo un mundo opresivo, depresivo e indecente ante la mera mirada del lector en una página cualquiera.

Las portadas que Jock creó para la serie TIENEN que ser experimentadas, si bien son bastante simples en su diseño y colores utilizados, el conjunto es demasiado potente y entrega toda la fuerza de la esencia presente en la obra. Simplemente en el apartado visual como un todo “Scalped” toca un punto altísimo y que perfectamente complementa la narrativa.

“Scalped” es una obra completísima y muy seria, además de ser dueña de una alta calidad que hace tiempo se le había ido escapando al sello Vertigo. Desde la fallida 100 Balas que comenzó bien pero a medio camino bajó su calidad y aumentó la pretenciosidad en un 200%; o la MAGNÍFICA Y BRILLANTE Fables que se desinfló a medida que salía un nuevo arco argumental en los últimos años de publicación; Scalped es un tebeo perfectamente escrito, con un gran guión y que se coronó con un final que reafirmaba todas las temáticas tratadas en el comic a lo largo de sus 60 números. Una maldita pena que fuese tan castigado en las ventas.

Una obra eficaz e imperdible del género negro que les da nueva voz a los indios estadounidenses en una historia de crimen y drama con un dibujo de altísima calidad; es sin duda de lo mejor que ha pasado por el sello Vertigo en MUCHO tiempo. Yo les recomiendo esta serie, creo que si son fans de la novela policial o de historias de crimen y esperan algo novedoso, una muy buena idea es sumerjirse en el mundo torcido de la reserva regida por Cuervo Rojo.

 9.5/10 



Post: Scalped


No hay comentarios. :

Publicar un comentario