miércoles, 9 de septiembre de 2015

Strange Fruit

Strange_Fruit_1_01_Floyd_Wayne.Arsenio.Lupín.HTAL
Otra miniserie tradumaquetada por Floyd Wayne y Arsenio Lupín, con guiones de J.G Jones y Mark Waid (Irredeemable - Incorruptible, Kingdom Come, Empire) y dibujo de J.G Jones (dibujante entre otras cosas de Wanted).

Strange Fruit es una miniserie que en principio destaca por los dos autores que tiene involucrados: Mark Waid y J.G. Jones. Dos estrellas del panorama comiquero estadounidense que rara vez defraudan en sus respectivas lides de guión y dibujo, sin duda. Pero lo cierto es que la temática y ambientación de la miniserie en sí tienen un punto de interés difícil de ignorar.

El relato se desarrolla en Mississippi, durante las grandes inundaciones que asolaron la zona en 1927. Estamos ante un entorno norteamericano sureño de la primera mitad del siglo XX, con una de las implicaciones que eso nos sugiere como punto focal de la historia: la segregación racial. No parece tampoco que las cosas hayan cambiado todo lo que debiesen desde entonces considerando que el infame Klu Klux Klan -que por supuesto se asoma por Strange Fruit– sigue existiendo y realizando apariciones públicas.

En ese interesante contexto, algo venido del espacio con enormes poderes y aspecto de hombre de color (recordándonos un poco, cierto es, al personaje Icon del sello Milestone) llega al lugar, y su aparición promete sacudir toda esa estructura social.

Waid genera una atmósfera que se siente real, que parece genuina y fiel a cómo posiblemente fuese la realidad de aquel contexto. Parece ser que en Estados Unidos se ha levantado cierta polémica porque dos autores blancos tratasen un tema tan delicado. Este redactor no acostumbra a ponerse de parte de aquellos que hacen de menos a las reivindicaciones de las minorías tratando de deslegitimarlas metiéndolas en el saco de eso que viene en llamarse corrección política. Ojalá, como dicen algunos, esta fuese el mal del siglo XXI. Ojalá. Sin embargo, en esta ocasión no puedo apoyar a quienes han sugerido que Waid y Jones al ser dos personas blancas sureñas no pueden empatizar con quienes han sido históricamente los desfavorecidos de ese entorno. Por supuesto ni ellos dos ni yo mismo hemos experimentado de primera mano las lamentables condiciones que han sufrido y sufren los afroamericanos de esta y más zonas de los Estados Unidos, pero no creo que eso deslegitime la obra ni la haga en absoluto ofensiva para los que allí sufrieron y sufren de forma injusta.

También ha habido quien ha encontrado ofensivo que el superhombre alienígena de color, para cubrir su desnudez, use una bandera sudista, alegando que de ese modo parece que éste quede arropado por ella. La respuesta de Waid no ha podido ser más rotunda y clarificadora de su postura: si hay que buscar una lectura a ese hecho, es que el protagonista se pasa dicha enseña por sus partes.

Al margen de polémicas, el arranque de la serie promete. Y el aspecto gráfico, pictórico que despliega J.G. Jones es simplemente grandioso. Posiblemente nos recuerde mucho a Alex Ross, afirmación que no puede tomarse a la ligera pero que está totalmente justificada. Jones siempre ha demostrado ser un magnífico artista, pero al mostrar esta vez cómo quedan sus lápices coloreados por él mismo de este modo, da un salto de gigante. Respecto a la similitud de estilos con Ross, probablemente lo que suceda sea que ambos artistas tomen en cierta medida como referencia a un mismo inspirador, el pintor norteamericano Norman Rockwell, autor de algunas de las más icónicas estampas del costumbrismo de su país. En cualquier caso, el resultado gráfico solo puede calificarse de soberbio [Sinopsis gracias a la Zona Negativa].

Para agregar condimento al asunto, el título tambien tiene toda una connotación sobre la obra, nos dice la Wikipedia:
Strange Fruit (Fruta rara, en español) es una pieza musical de 1939 de la cantante afroamericana Billie Holiday que se hizo mundialmente famosa. Compuesta y escrita por Abel Meeropol, la canción fue una de las obras de arte que predicó con más fuerza en contra de los linchamientos en los estados del sur de los EE. UU. y uno de los primeros lemas del movimiento por los derechos civiles estadounidenses. La expresión Strange Fruit se estableció como símbolo de los linchamientos.
En la canción se habla del cuerpo de un negro que cuelga de un árbol. La letra obtiene su fuerza emocional de confrontar la imagen bucólica del sur tradicional con la realidad de los linchamientos. En la segunda estrofa, por ejemplo, se dice: Pastoral escena del galante sur/los ojos abultados, la boca torcida/el aroma de las magnolias, dulce y fresco/y de pronto el olor de la carne quemada.

Idioma: Español.
Editorial: Boom!
Año: 2015
Guion: Mark Waid y J.G. Jones
Dibujo: J.G. Jones
Traduce: Floyd Wayne
Maqueta: Arsenio Lupín
Archivos: 4 de 4
Tamaño: 50.4 MB
Formato: CBR.

Strange_Fruit_1_03_Floyd_Wayne.Arsenio.Lupín.HTALStrange_Fruit_1_04_Floyd_Wayne.Arsenio.Lupín.HTALStrange_Fruit_1_05_Floyd_Wayne.Arsenio.Lupín.HTAL
Strange_Fruit_2_01_Floyd_Wayne.Arsenio_LupínStrange_Fruit_3_01_Floyd_Wayne.Arsenio_LupínStrange_Fruit_4_01_Floyd_Wayne.Arsenio_Lupín

Descargar:

No hay comentarios. :

Publicar un comentario