lunes, 31 de agosto de 2015

Reseña Película: Superman vs The Elite


SUPERMAN VS LA ÉLITE

Fecha de Estreno: 12 de Junio, 2012
Director: Michael Chang
Guionista: Joe Kelly (basado en su propio comic Action Comics #775, del 2001)
Productora: Warner Bros. Animation
Reseña: Ñoño Cool

Ciudad de Metrópolis. La Calavera Atómica está atacando a los ciudadanos causando destrozos y muchas muertes, con el solo propósito de llamar la atención de su protector. Superman llega a la escena y después de un cansino combate que causa mucha destrucción a los edificios y calles colindantes, el kriptoniano logra ponerlo bajo control, y el villano es enviado a la prisión de máxima seguridad en la Isla Stryker.

Debido a que lo apresó en vez de ponerle un final definitivo a la amenaza, las Naciones Unidas y la gente común comienzan a enojarse con Superman porque no es más severo y no asesina a sus enemigos para que estos dejen de matar inocentes cuando se liberen nuevamente de cualquiera sea la prisión en las que acaben encerrados.

Es en medio de todo ese contexto cuando los homólogos de Israel y Palestina de DC, Bialya y Pokolistán, se enfrascan en otra batalla de su contante guerra, pero esta vez entre sus armamentos incluyen criaturas monstruosas creadas mediante ingeniería genética. Superman interviene pero no parece lograr mucho, y no es sino hasta que un grupo de seres súperpoderosos comandados por alguien que se hace llamar Manchester Black entran a escena que el combate da un giro. Con su ayuda el hombre de acero puede poner fin a todo el conflicto, pero a pesar de que está a gusto con su ayuda los métodos usados por Black y los suyos no son muy del gusto por el azuloso.

En las semanas por venir, Supes y estos nuevos héroes trabajan juntos nuevamente, esta vez para poder salvar a la gente dentro de un tren objetivo de unos ataques terroristas. Lo consiguen salvando centenares de gente y en el proceso Clark les enseña una cosa o dos en cómo trabajar en equipo y sacarle el mayor partido posible a sus capacidades. El problema es que Manchester se enfurece e intenta asesinar a los dos terroristas a cargo del golpe, siendo detenido por Supes.

Posterior a todo eso, y a través de una emisión global vía televisión, Manchester Black presenta al planeta entero al grupo que comanda llamados ahora “La Élite” compuesta por The Hat, Menagerie, Coldcast y él como el líder. Su mensaje es simple, la violencia se combate con violencia, los criminales que se atrevan a enfrentarlos o causar algún daño al inocente, morirán por sus manos sin remordimientos. Y para sorpresa de Clark, toda la Tierra reacciona con un abrumador entusiasmo.

De regreso en Bialya, Superman es golpeado de lleno por un Impulso Electromagético proveniente de Coldcast (cuya potencia según él es la equivalente a varias Supernovas) y sin poder hacer mucho observa como La Élite asesina sin piedad a un gran grupo de soldados. Y el mundo nuevamente aplaude rabiosamente de alegría. Esto hace que Superman comience a cuestionarse si sus ideales son adecuados para los tiempos que corren, y va a Smallville a pedir consejo a su padre.

Con todo eso encima, la Calavera Atómica escapa de la prisión – gran sorpresa – y vuelve a Metrópolis sembrándola de un río de cadáveres antes de que Superman y la Élite lo detengan. La diferencia con sus otras colaboraciones con el azuloso es que Manchester no se contiene y con el apoyo del público ejecuta públicamente al villano entre los vítores de todos los que observan. Clark no puede hacer nada sino que cubrir a Calavera Atómica con su capa para que no sigan humillando sus restos.

Al otro día Superman quiere ir a poner final al conflicto entre Pokolistan y Bialya sin causar más bajas, pero sus esfuerzos son en vano puesto que La Élite ya se ha encargado de asesinar a las dos cabezas de estado de ambos países. Furioso por esto Clark le da un puñetazo a Black y este le declara la guerra a Superman, con el apoyo de la Tierra. La lucha será al día siguiente, y Superman ve que tiene pocas a ninguna oportunidad de vencer a un grupo que está dispuesto a ir a lugares morales donde él jamás soñaría.

A principios de siglo, la moda de los antihéroes descarados y sin limitaciones que no dudaban en emplear fuerza letal a la hora de detener a las amenazas que pusieran en peligro a la humanidad estaba en su punto máximo: “Sean buenos o mueran”. Lo que hizo que la gente - y los fans lectores de comics - se cansase de personajes “demasiado buenos” como Superman y se preguntasen  ¿Están los ideales de verdad y justicia pasados de moda?¿Es mejor un héroe que es juez, jurado y verdugo? ¿Cuál es la importancia de Superman en una era como esta? Y ese es el punto de la película, y el tebeo en el que se basa.

El comic es aplaudido por mucha gente como uno de los mejores del kriptoniano, y yotengo que decir que nunca le vi la verdadera gracia. La historia tiene a unos análogos muy blandos de The Authority (quienes son a su vez imitaciones de la Liga de la justicia) apareciendo y anunciando que matarán villanos. Esto hace que Superman tenga una crisis moral sobre si está pasado de moda en la época del GTA, Call of Duty y películas de Rápido y Furioso o las de Jason Statham. Y no solo no es una idea nueva, pues se ha hecho ya de magistral manera en Kingdom Come y Watchmen, sino que la historia juega toda como una extraña trama confrontacional que cree que la moral de Superman NECESITA ser defendida, y yo creo que las mejores historias sobre el personaje no se basan en discursos y discursos sobre por qué el personaje hace lo que hace, sino que las mejores dejan que sus acciones hablan por sí solas. Y el comic original es solo un gigantesco sermón a esta imitación de The Authority y los fans que leen sus comics, siendo a mi gusto un pobre intento de dejar bien parado a Supes. Y para colmo de los colmos, “The Elite” no desaparecieron después de eso, sino que les sacaron comic propio como una versión oscura de la Liga de la Justicia, se transformaron en lo que parodiaban… haciendo que este comic fuese totalmente vacío e innecesario.


La película por otro lado, es MUY SUPERIOR. Si bien mantiene la misma pregunta que no creo necesite ser contestada, la responde en una manera muchísimo mejor construida, tanto en la presentación de los personajes, el centro emocional, el desarrollo de la historia y la conclusión final. Si nos damos cuenta que la persona a cargo del guión del film es el mismo que escribió el comic en primer lugar, podemos argumentar que es todo una cuestión de espacio. 1 hora y media de película funciona mucho mejor para tratar este tema que 38 páginas de un tebeo.

Para empezar, los villanos son mucho más interesantes. Partiendo por los diseños “La Élite” en el tebeo eran claramente unas versiones blandas DC de Jenny Sparks, Jack Hawksmoor, Angela y Jeroen Thornedike. En la película sin embargo Manchester Black es una mezcla de John Constantine, Jenny Sparks y Spider Jerusalem; Coldcast ahora también tiene un toque muy Rob Liefeld y Milestone, Menagerie una híbrido entre Witchblade y Morrigan de los Dark Stalkers y The Hat bien podría ser el hermano perdido de The Drummer, además no tenemos la copia de Engineer. Esto de partida les da visualmente un toque más fresco que en el comic y se aprovecha de "parodiar" aún más antiheroes en un espectro que va desde Wildstorm, Image, Vertigo y Top Cow.

Y en cuanto a las personalidades y manera de introducirse en la trama, bueno ellos no aparecen y lanzan ultimatums al mundo y listo, sino que esta vez los ves trabajar con Superman primero en buenos términos, buscando su código moral, y aceptando concejos del azuloso en cómo hacer mejor las cosas, sabes que tienen buenas intenciones. Y el hecho de que veamos que no son solo malos – como en el comic – sino que solo más oscuros, osados y determinantes que los superhéroes clásicos, y que experimentemos la transición de su pensamiento los hace ser antagonistas mucho más complejos que antes.

Hay momentos donde incluso puedes estar de acuerdo con su actuar, donde sus acciones se ven casi totalmente justificadas y sin entrar a cuestionar la fe que nosotros, como una audiencia estamos destinados a tener en la moral de Superman. Esto permite que inclusive al final del film no exista una respuesta clara sobre quién tiene razón, claro Supes los vence – Spoilers! – y demuestra su punto de vista, pero eso no desestima el debate que aquí se propone sobre si La Élite son o no los héroes que necesitamos ahora, y si Superman es o no el dinosaurio que muchos claman o realmente su punto de vista es el más válido. El final te puede dejar apoyando al héroe kriptoniano como a los anti-héroes británicos.

Superman por su parte igual queda mejor construido que en el tebeo. Tiene interacciones con el hijo del miembro de las Naciones Unidas  planteando preguntas éticas y morales que Clark no puede responder, mostrándolo como un ser falible en vez de volverlo un sabelotodo; así como Lois Lane quien aunque ausente en el comic, aquí es quien más juega en el rol de humanizar la trama. Ella aporta momentos graciosos pero igual está llena de duda, llegando a pensar incluso si lo que necesita el planeta Tierra es realmente la Élite. Por eso con la gente que protege así como los cercanos a él perdiendo la confianza en sus métodos Superman debe casi sacrificar su propia vida para intentar demostrar su punto, no es un tarado moralista con todas las respuestas y que todo lo puede, sino que como cualquier humano – a pesar de ser alien - también duda de si mismo y no sabe desde un comienzo como reaccionar ante este nuevo contexto. Eres capaz de ver la forma en que reacciona a la Elite en las diferentes situaciones, desde su simpatía inicial a su decepción, y finalmente a su ira y resignada determinación en el clímax de la película. Por desgracia, es una película en la que Superman no puede salvar a un montón de gente de ser asesinada por los antagonistas como la Calavera Atómica y la misma Élite, pero era un problema necesario para poder construir la premisa.

En el caso de la animación del film, cosa que es lo que más destaca en estos proyectos animados DC, aquí es… “ok” no pésima, no excelente, solo “ok”. Los diseños de los personajes son versiones más exageradas del estilo que Bruce Timm usó para la serie animada de la Liga de la Justicia y está llena de acción, desde la escena inicial contra Calavera Atómica hasta la pelea en la Luna, o una escena donde Superman inutiliza un grupo de aviones que están a punto de lanzar bombas nucleares, salvando también a los pilotos que es fantástica. El problema es que parece que no contaban con el mismo presupuesto que tienen los otros films, pues las mismas escenas de acción están algo “tiesas” comparadas con otras películas animadas de la compañía, lo mismo el movimiento de personajes. Pero más allá de eso visualmente puede ser disfrutable y no aburre en ningún momento.

Ahora, el toque visual en los títulos de la apertura es genial. Son los créditos de los Super Amigos de los años 70 que ha sido alterado para parecerse a un volante de los Sex Pistols, una MAGNÍFICA forma de sin diálogos y con mero concepto mostrar el conflicto a desarrollar en el film con los viejo vs lo nuevo, lo americano clásico vs lo británico rebelde.

Los actores de voz en la película lo hacen bastante sólido, con George Newbern siendo la voz de Superman - que ha estado haciendo desde los días Justice League en la década de 2000 – entregándole todo el tono alegre, confianzudo pero rudo de Clark. Pauley Perrette como Lois Lane suena graciosa, inteligente y comprensiva; mientras que La Elite están adecuadamente interpretados por varios actores talentosos en este campo, siendo Robin Atkin Downes quien hace la voz del líder del grupo.

En conclusión “Superman vs. The Elite” es una película que transmite un interesante mensaje que pretende plantear una pregunta sin respuesta correcta, que tiene suficientes combates para que nadie se aburra mientras se entrega dicho mensaje. La animación puede no ser espectacular pero sirve de gran manera a una gran historia que vale mucho la pena para que algunos fans se vuelvan a reconectar con el personaje, y que logrará satisfacer de buena manera a los que somos seguidores del personaje hace décadas, demostrando que sus ideales siguen tan vigentes como antes y que todos estamos en necesidad de un héroe que inspire y proteja y que no sea un asesino sin piedad tan brutal como aquellos a los que combate… o al menos ese es el lado del debate con el que yo me estoy alineando. ¿A quién apoyan ustedes? ¿La Élite o Superman? ¿Qué clase de héroe creen nos merecemos en estos tiempos?

8/10




Post Recomendado:   La Liga de la Justicia Elite


No hay comentarios. :

Publicar un comentario