miércoles, 22 de julio de 2015

Reseña: Superman - La Última Familia de Krypton


SUPERMAN: LA ÚLTIMA FAMILIA DE KRYPTON

Año de Publicación: 2010
Guionista: Cary Bates
Dibujante: Renato Arlem
Reseña: Ñoño Cool

Finalizando esta "saga" de reviews temáticas dedicadas a la difunta linea "Elseworld" de DC Comics, tomaré una que a mi gusto es lejos de las mejores y más arriesgadas en toda su publicación, y que es especial por algo más allá de su mero contenido pues este tebeo fue elegido como el vehículo el año 2010 para resucitar los Elseworlds de DC cancelados el año 2005. Una historia en un mundo paralelo que parte como todas las reimaginaciones de estos "Otros Mundos", con una simple pregunta, pero esta vez dicho cuestionamiento es de aquellos llenos de potencial oculto:¿Qué hubiese pasado si los padres de Superman hubiesen viajado con él y llegado todos juntos a la Tierra?

Como he recalcado hasta cansarlos a ustedes en mi serie de reviews dedicadas al kritponiano – que son las más habituales – Supes no es solo un personaje sino que un ícono, dentro del mundo del comic y fuera de él en la llamada “vida real”. Es virtualmente imposible conocer a alguien que no haya leído un comic, visto una película, serie animada o por último el símbolo del personaje en algún punto de su vida, el primer superheroe moderno es conocido por todos. Su mitología, personajes secundarios, ambiente donde se mueve, superpoderes, pero por sobretodo su origen es ampliamente parte de la cultura popular a pesar de haber sufrido cien y más modificaciones con el paso de sus 7 décadas y media de vida.

Y el origen tan brillante es lo que transforma al personaje en lo que es, el último de su especie, comenzando como un triste solitario, tiene poderes titánicos que le permiten hacer cualquier cosa, pero los usa para el bien gracias a la humildad que le enseñaron sus padres adoptivos. Y lo que plantea este Elseworld es ¿Qué tal si le quitamos el dolor de ser el último de su raza, la soledad de sentirse diferente a otros y le agregamos valores kriptonianos desde el comienzo en vez de los de dos amorosos campesinos de Kansas? Es más, ¿Qué pasa si le quitamos su destino de convertirse en superheroe ya que su padre es quien se encarga de sobreproteger la Tierra y le agregamos dos hermanos menores que se destacan mucho?

Esta vez Jor-El sí tuvo el tiempo necesario para salvar a su hijo, a él y su esposa y cambia todo… o casi todo, lo que hace de Superman el ícono que es. Por eso esta es una historia realmente arriesgada de plantear, y sobre todo porque hay decenas de formas en cómo podría resolverse esto, muchísimas formas en cómo se podría responder a la pregunta “¿Qué hubiese pasado si los padres de Superman hubiesen viajado con él y llegado todos juntos a la Tierra?”… y créanme, creo que Cary Bates encontró tal vez una de las mejores y más atrayentes de todas.

Tenemos a 3 kriptonianos y vemos sus diferentes formas de convivir no entre, pero con los humanos. A diferencia de Kal en su versión clásica, la familia al aterrizar no pasa desapercibida a los terrícolas, quienes los reciben con mucha hostilidad en un comienzo, pero gracias a mostrar que sus intenciones son realmente “venir en paz” y ayudar a los humanos, terminan siendo recibidos de muy buena manera y se vuelven celebridades instantáneas. El trío se establece en Metrópolis para poder conocer y entender a los humanos, y así poder ayudarlos de mejor manera.

Cada personaje tiene una personalidad bien definida desde un comienzo, Jor-El tiene una obsesión con su fallo de salvar a Kryptón y por ello no dejará que nada NADA pueda hacerle daño a la gente de la Tierra y al planeta mismo de ninguna manera tomando una serie de medidas que algunos gobiernos considerarán invasivas; Lara se aleja junto con su hijo de él por ese motivo y comienza a escribir libros de autoayuda ganándose rápidamente fama especialmente entre las mujeres siendo como una Oprha kriptoniana, y termina por fundar una religión que existía en su planeta natal ahora en su adoptivo.


Además para evitar que el pequeño Kal-El sea consumido por la fama y el abuso de los paparazis, y que no se críe alejado del mundo humano deciden entregárselo a una pareja humana – a la que tendrán permanentemente vigilada - para que se críe como otro miembro de su raza adoptiva sin la presión que ellos tienen encima. Los elegidos son la familia Kent, quienes serán a pesar del cambio enorme en el origen de Clark su brújula moral, y lo ayudarán a buscar su propio camino mientras el chico desesperadamente busca por la aprobación de su padre Jor-El.Y por último Jor-El y Lara en un intento para mejorar su relación y ser más cercanos hacen crecer la familia con dos mellizos llamados Valora y Bru-El, medios hermanos de Kal.

Y a pesar de las intenciones solo se separan más y más, Jor-El se obsesiona hasta el punto insano por ayudar a la humanidad a progresar y superarse y su esposa se transformará totalmente en la figura religiosa central de lo que predicaba. Mientras los mellizos crecerán con problemas propios, ella AMA poderosamente el conocimiento de todo tipo, odia sus superpoderes y quiere destacar por su cerebro y capacidades, cosa que el poder volar y mover montañas se lo imposibilita transformándose en una maldición más que una ayuda; y él se sentirá un verdadero inútil por no ser tan listo como su hermana y padre, carismático como su madre, ni poderoso como Clark. Y por último el miedo que ellos provocarán en la gente que teme a lo desconocido, racistas y fanáticos religiosos católicos, protestantes y demases terminará por crear un grupo de gente llamados "Doomsday" que protestan cuanto puedan para que ellos abandonen la Tierra.

Esta dinámica será la base para una gran historia nada normal. Me refiero a que no es un comic donde no se resuelven las cosas a golpes contra un villano, sino que se basa en las dinámicas familiares y la evolución de cada miembro de dicha familia cada uno tan interesante como el otro de seguir. Es un estudio de personajes en el que aparece la mitología de Superman pero donde él y sus dilemas son solo una parte del foco en la que la narrativa se desenvuelve.

No hay un villano evidente presente en nuestra historia, lo que transforma al relato en algo aún más interesante. Nuestra familia con superpoderes esforzándose por dar el máximo en este nuevo mundo y luchando contra sus propios demonios distanciándose más y más entre ellos transformándose en seres lleno de matices y profundidad, los vuelven héroes y villanos al mismo tiempo. Y el problema de capturar el interés del lector al no tener un antagonista claro por la gran parte del tebeo se reemplaza con una caracterización de personajes y diálogos realmente cuidados y genialmente construidos.

Un punto interesante… o decepcionante dependiendo de a quién le preguntes, es que las vidas, motivaciones y los caminos Superman y Lex Luthor a pesar de cambiar en este nuevo punto en un comienzo, terminan en casi el exacto punto que sus versiones más clásicas, sobretodo Supes. A pesar de todo este altamente ingenioso planteamiento Clark se cría con los Kent dejando de lado la posibilidad de ver una real divergencia en la personalidad del personaje si fuese criado derechamente en una familia kriptoniana con una enorme separación entre los padres, criado en un mundo con poco amor y distanciamiento.

En vez de eso se reemplaza por un punto de vista más cercano al común que nos dice que el “destino” le tenía preparado volverse Superman. Dicho “destino” juega un rol clave en especial en una escena con Jor-El y los Guardianes en Oa donde le habla que al impedir que la humanidad se desarrolle truncó los destinos de personajes como Batman – al salvar a sus padres del asesinato -, Linterna Verde – al sanar al moribundo Abin Sur – o Flash – ya que los mellizos interrumpieron el relámpago que lo conectaría con la Speedforce – por ejemplo. Así que si te gustan o no te molestan estos planteamientos deterministas del héroe puedes disfrutar este punto que Cary Bates decidió seguir, pero si eres como yo y hubieses preferido arriesgarte en ver qué tal funcionaría el cambio más drástico te quedarás algo decepcionado.

Dejando eso de lado, la mitología de Supes está muy presente, hay referencias a la edad dorada, de plata y moderna, y a pesar de que toca los lugares comunes como antes mencionaba, este Supes es uno de los más humanos en todas sus versiones, ya que gracias a que su familia tiene sus mismos poderes y su padre sobretodo salva al mundo constantemente, nuestro Clark es alguien siempre presionado por ser mejor, por ser aceptado ante los ojos de su padre sobreexigente, y sentirse inútil cuando él lo regaña por no ser un héroe perfecto y desaprueba su apego a las costumbres humanas.

Y es por eso que este comic es tan bueno, puede ser más clásico de lo que yo pensaría podríamos ir con el concepto, pero su contenido es dinámico, actual, con personajes interesantes en cada subtrama, con las relaciones entre ellos siendo realistas y muy creíbles, simplemente hay mucho que encontrar aquí. Valora por ejemplo podría ser una perfecta protagonista para un comic en solitario, pero como de la mano de una editorial como Image, donde podamos verla lidiar con el odio de ser superpoderosa y querer destacar por sus propias capacidades de personalidad y cerebro y como renuncia a poder mover montañas y volar al centro del sol por algo de real reconocimiento.

El dibujo está en las manos del brasileño Renato Arlem, y es definitivamente el punto débil de todo este Elseworld. Hay una pasmante poca variedad en los rostros, en especial en cuanto a las mujeres pues Lois Lane, Lara, Valora y varias más tienen las facciones idénticas; y los hombres sufren en ese aspecto también pero en menor grado, pues al menos Clark luce como Tom Welling de la serie Smallville – allá ustedes si eso es bueno o malo – y podemos diferenciarlo. Y en la parte de dibujar las escenas de acción, estas no son nada claras, y muchas veces no entiendes qué diablos pasa. Creo que para una historia TAN Interesante era necesario elegir a un Jurgens o Byrne, gente con verdadera calidad y experiencia con el personaje, en este caso creo que Gary Frank hubiese calzado perfecto y elevado el material mucho más.

En conclusión “Superman: La Última Familia de Krypton” es un Elseworld que si bien no está exento de sus problemas, es algo que se presenta con contenido, que plantea preguntas, crea personajes y relaciones que vale la pena seguir y sumergirte en ella, algo que recomiendo si son fans de Superman o de los elementos que he venido listando desde el comienzo de la reseña, que nos presenta un Superman clásico aunque diferente y que es 10, no 20, no 350 veces mejor que el New 52!!! . Una pena que su objetivo de resucitar la difunta línea “Elseworld” no diese resultado, porque de tener más cosas como estas yo habría recibido su regreso con los brazos abiertos; al menos Tierra Uno y Multiversity de Morrison pueden suplir esta carencia de “Otros Mundos”.

 8.5/10




Post Recomendado: Superman - Last Family Of Krypton

11 comentarios :

  1. Lautaro Nahuel Perucca Jover22 de julio de 2015, 13:04

    Muy interesante. Lamentablemente no encuentro el link de descarga en el blog.

    ResponderEliminar
  2. Ya con esta subida me levanto y les aplaudo desde mi asiento. Howtoarsenio "The Inmortal" Lupin. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Es un muy buen elseworld

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tengo en físico versión hardcover

    ResponderEliminar
  5. Es GENIAL este comic, solo el dibujo me molesta un poco, en especial la cara de Tom Welling en Superman; el resto es fantástico

    ResponderEliminar
  6. Me uno a la petición de Lautaro - ¿alguien puede poner el link de descarga? Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  7. Muchas Gracias Keanu y equipo howtoarsenio.blogspot

    ResponderEliminar
  8. Gracias, igual me uno a la peticion.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  10. gracias .. eso si puedes revisar el link punisher-painkiller-jane nuevamente gracias por tremendo aporte.

    ResponderEliminar