sábado, 4 de julio de 2015

Reseña: Liga de la Justicia - Shogun de Acero

LIGA DE LA JUSTICIA: SHOGUN DE ACERO

Fecha de Publicación: Abril, 2002
Guionista: Ben Raab
Dibujo: Justiniano
Reseña: Ñoño Cool

La reseña con la que me presenté en el blog inaugurando mi participación fue el maravilloso Elseworld “Superman: Red Son”, y ha pasado mucho tiempo desde aquella vez, he hecho más de 50 reviews, me he expandido desde comics a series de tv, películas, e incluso una parodia entre medio. Además he armado un pequeño grupo de fieles seguidores, y lo agradezco muchísimo, me siento privilegiado por ser este pequeño aporte a un blog tan genial en contenido como en lectores. Por lo que después de más de 5 decenas de reseñas creo es hora de volver a lo que me abrió las puertas a este pequeño espacio, revisar el baúl de los recuerdos y hurgar nuevamente en las páginas de la tristemente difunta línea editorial de DC Comics.

Ah, el mundo de los “Elseworlds”. Siempre he sido un gran fan de este concepto, one shots fuera de continuidad donde los personajes más populares de la compañía eran puesto en variadas situaciones que iban de lo interesante y sutil a lo simplemente descabellado, donde se buscaba ponerlos en contextos muy diferente a lo acostumbrado pero siempre manteniendo su esencia.

Eran un pase libre para que los escritores dieran rienda suelta a su creatividad, donde puedes encontrar desde una mezcla de El Señor de los Anillos con la Liga de la Justicia, superheroes en el viejo Oeste o transformados en piratas, un Batman al servicio del Papa católico o al contrario, como un vampiro chupasangre, un mundo donde los géneros están revertidos, Superman criado por Darkseid o en este caso específico donde la Liga de la Justicia existiese en ese Japón feudal lleno de samurais, damios y ronins.

Y tal como sus conceptualizaciones, su calidad varia en muchos niveles, desde los verdaderamente excelentes como “Kingdom Come” o “Superman: Red Son”, a los entretenidos, los pasables, malos y finalmente derechamente pésimos. Tristemente los últimos dos niveles eran en los que se encontraban gran parte de los tebeos, dejando solo curiosos pero olvidables mundos, y esto se tradujo en ventas, poniendo a lo Elsewordls a dormir hace ya más de 15 años. Siendo lo más parecido que tenemos a aquellas historias el día de hoy la maravillosa Multiversity de Gran Morrison, la cual dejó solo gloriosas reimaginaciones dignas de los mejores Elseworlds de antaño, pero también hace poco dio por terminado su publicación.

Sin embargo, el comic que nos ocupa: “JLA: Shogun de Acero” es uno de los más originales en todo el montón, al menos en cuanto a los que yo he leído, pues se sitúa en el Japón feudal, específicamente el periodo Edo que tanto ha inspirado decenas de películas, series, cientos de mangas, animes y más. El periodo más célebre del Japón, donde samurais, ronin, ninjas y conflictos de poder se movían libres por esta era medieval.

Un comic que inmediatamente entra por la vista, con ese trazo muy elaborado para lucir como un cuadro japonés del Edo, o un libro del mismo periodo. Hay un gran trabajo de sombras, tomando la técnica del manga para trabajar con los rostros y miradas intensas gracias a la iluminación o falta de esta en específicas situaciones y gestos para crear énfasis. Todo el Japón feudal está realmente muy bien detallado, con mucho detalle en cuanto a los bambúes, hogares, rostros y armamento sintiéndose casi como estar en dicho lugar. Donde falla para poder crear una experiencia realmente completa es en las ropas, muchas de ellas sin los clásicos estampados que deberían tener, además de poseer más colorido del acostumbrado en esos años.

Dejando de lado esa carencia, este comic es hermoso, en especial cuando Hoshi (Superman) se para junto a un árbol por 4 paneles, cada uno representando una de las estaciones del año, muy bien dibujado, atmosférico; o cuando su padre adoptivo relata como un dragón desde el cielo - la nave kriptoniana - dejó un huevo y así nació nuestro Hombre de Acero; y al menos por un momento sentías que estabas en el Japón feudal.


Y en el caso de la historia, esta igual tiene un inconfundible sabor japonés. Tenemos nuestra versión de la Liga de la Justicia compuesta por 7 integrantes, Hawkman, un ninja Batman - o Bat-woman en este caso - , Flash, Aquaman, Flecha Verde y Superman. Y los nombres civiles de cada uno son los pertenecientes a los de la clásica película “7 Samuráis” del gran Kurosawa. Y ellos al igual que en ese film son ronins sin señor que protegerán una aldea de un gran grupo de enemigos, en este caso comandado por el poderoso y temido Shogun.

Ahora, mientras sus nombres civiles son japoneses y hacen homenaje a su cultura, los que toman como héroes enmascarados son los típicos en inglés, cosa que te saca de golpe del mundo que estaban construyendo. Digo, si pusieron tanto detalle en cambiar algunas cosas para construir esta genial atmósfera ¿por qué dejar esta tal cual? En esa época Japón - los 1600 -ni siquiera había tenido real contacto con Inglaterra más allá de unos insipientes tratados comerciales y sus encuentros positivos y negativos entre naciones no se establecerían más firmemente sino hasta pasada la mitad de los 1800, y el idioma inglés tardó aún más en hacer mella en la cultura nipona como para poder adoptar dichos nombres. A pesar de su reimaginación, visualmente y por sus poderes y habilidades seguían siendo muy identificables, por lo que una aceptación total a los nombres japoneses no hubiese dejado al lector sin saber quiénes eran realmente.

Al menos en la edición que yo tengo en español por suerte sus nombres si fueron traducidos y Green Arrow pasó a ser “Dokuya” (Flecha envenenada); Bat-Woman "Komori” (Murciélago Vengativo); Flash es Inazuma (Corre como el viento y golpea como el rayo); Hawkman “Taka" (Halcón)  y así. Lo que ayuda SUSTANCIALMENTE a hacer la experiencia más inmersiva y sumergirte con la fantasía que presenta con mucho mayor agrado.

Nuestra Liga aquí son conocidos “terroristas”, concepto que no nació sino hasta inicio de los 1800 en la Revolución Industrial y que nuevamente te saca de lo fantástico del relato, pudiendo ser un simple grupo de bandidos, ladrones o cualquier otro término mejor aplicable a la época. Pero dejando de lado mis palabrerías sobre un tema que al 99% de ustedes no se les haría problema a la hora de leer el tebeo, entremos en lo importante: La historia.

Tenemos varios elementos orientales inyectados en el relato que se separan de lo visto en los tebeos norteamericanos aparte del dibujo. Por ejemplo Hoshi – Kal El – fue adoptado de niño por un humilde pescador y ahora es un vagabundo que viaja por todo el territorio del Shogun como un budista que no gusta de la violencia, pero la abraza si es necesario. El grupo de héroes al verlo se sorprenden por las grandiosas habilidades del Superman nipón y lo reclutan rápidamente, pero estos “héroes” son muy diferentes a los de capa y mallas de USA; no son de esos que se preocupan por el otro dejando sus necesidades de lado, sino que todos y cada uno de ellos están embarcados en un viaje de venganza personal contra el malvado Shogun, quien le hizo daño a sus seres queridos.

Es la venganza lo que los motiva, y como consecuencia también la opresión a la que el país está sometido desaparecería con su muerte… pero ese es solo el motivo secundario, la gente no les interesa realmente, nunca tuvieron un código real de honor gracias a su vida y solo la sed de sangre les mueve. Y aún así no son realmente "grises" en su concepción sino que siempre los ves como los chicos buenos.

La lucha contra el Shogun cuya identidad es una sorpresa hasta el final del número es entretenida, y se siente bastante diferente a cualquier otro Elseworld por ahí, con batallas intensas, muy buena ambientación y creación de atmósfera. A pesar de que siento que hubo potencial oculto que no se exploró, en el caso del desarrollo de personajes específicamente, Hoshi ocupó largamente el foco, seguido de lejos por Dokuya, Komori, lo que sería perfecto si este fuese un comic sobre Superman, pero el nombre dice “Liga de la Justicia” y debería haber un balance más parejo en la participación de cada personaje en el todo.

La trama de samurais buscando venganza es simple y sencilla de seguir, sumado a un gran dibujo tipo pinturas del Edo, con las escenas contemplativas infaltables en cualquier producto literario nipón, guiños a Kurosawa, el misterio del Shogun, y el final violento; todo da fruto a algo original que sobresale en cuanto a lo que Elseworlds se trata, no siendo uno de los excepcionales pero si estando en un lugar digno más arriba del montón, y si les insto a leerlo si quieren probar DC Comics desde un nuevo ángulo.

7/10



Post Recomendado:   Elseworlds por Cyberpatito

14 comentarios :

  1. Tengo que leerlo!!

    ResponderEliminar
  2. ¿50 ya? pues felicidades!


    Y en el caso del comic, es de esos elseworlds poco populares y poco conocidos pero que valen la pena leer

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por las 50! Y ya me pondré a leer este que no conocía

    ResponderEliminar
  4. Manuel moreira jubeira4 de julio de 2015, 17:52

    Este comic es una joya olvidada!!

    ResponderEliminar
  5. Este comic es de los buenos

    ResponderEliminar
  6. Felicitaciones Diego! digo... Ñoño Cool por tus reseñas!!

    ResponderEliminar
  7. Este comic es MUY bueno!!

    ResponderEliminar
  8. Muy buena reseña, Ñoño Cool!!!! Ustedes que siempre se quejan de que no hay feedback más allá de "se cayeron los link" y "gracias", me motivaste a tratar de participar con algunas reseñas que se me ocurrieron de obras que quizás pocos recuerden o ignoren y que realmente están interesantes. Tampoco quiero que sean repetidas con ya existentes. Ahora se me ocurren: 1) un elseworld que nadie menciona casi y fue uno de los primero que lei scaneados, cuando descubri el tema de los comics tradumaqueteados y escaneados: "JLA: The Island of Doctor Moreau", donde los miembros de la Justice League eran los anihombres del Dr. Moreau; 2) el manga "Yu yu Hakusho", creo que el primero que pude leer completo, que empieza con unos dibujos emocionantes y termina con dibujos apenas abocetados, que por suerte en el anime todo eso pudo ser mejorado; 3) "Secundaria de Superhéroes", este es un cómic argentino de dos números que estaba bastante interesante; la película "El piso 13" y "Dark City", que si bien son pelis, tienen muchos elementos cyberpunk y de misterio que hoy en día son muy frecuentes y recurrentes en los cómics más que nada independientes... Aparte de infinidad de cómics que gracias a esta maravillosa página pude tener acceso, como "Paraíso Perdido" y "1963" de Alan Moore, que veo que nadie menciona, a pesar de que muchos lo lean... Moore es muchísimo más que "Watchmen" y "V de Vendetta"... y como me gusta escribir y quiere algun día poder reseñar algo, creo que si me dejan y avisan, con gusto me encantaría colaborar con algo... ¡GRACIAS!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. muchas gracias gran reseña, pero no veo el link de descarga

    ResponderEliminar
  10. Abajo de la calificación te dan el link del post de Ciberpatito, donde puedes descargar el comic

    ResponderEliminar
  11. Pues aunque es un muy bien argumentado análisis, no le veo digno ni de un 6/10. Se aprovecharon del hype de la época con el manga y lo japonés... y bajo esa óptica tan poco objetiva se le juzga ahora.

    ResponderEliminar
  12. Leído ya, y creo que es bastante bueno, tiene sus fallas pero es un comic que vale la pena darle una buena leída por esa reimaginación y recontextualización que realiza. Es mucho más cercana en espíritu a una película japonesa que a un manga, y si bien tienen errores creo que un 7/10 es una calificación muy baja, yo le hubiese dado más

    ResponderEliminar
  13. superman llego en un avion de papel =D

    ResponderEliminar
  14. Nicolás Muñoz Diaz6 de julio de 2015, 01:29

    No, ahí no está el de Shogun de acero.

    ResponderEliminar