jueves, 11 de junio de 2015

Reseña: Superman Tierra Uno Volumen 2


SUPERMAN TIERRA UNO - VOLUMEN 2

Fecha de Publicación: Octubre 2012
Escritor: J. M. Straczynksi
Dibujante: Shane Davis
Reseña: Ñoño Cool

Cuando comienzas a escribir una reseña siempre hay dos factores que juegan un rol: lo que dice tu cerebro y lo que dice el corazón, y estas opiniones en tu cabeza muchas veces son completos opuestos, pero esta es una de esas ocasiones donde ambos opinan lo mismo. Desde las primeras línea de esta reseña voy a decir claro mi pensamiento sobre este tebeo: es uno de los mejores comics jamás publicado sobre Superman, mínimo Top 5 para mi gusto. La explicación en los párrafos que siguen esta arriesgada declaración.

El primer número de “Superman Earth One” fue realmente buenísimo, y a pesar de dejar ciertas cosas en el aire gracias a ser un comic de introducción nos mostró una reimaginación novedosa, fresca y moderna de un personaje que ha sido reinventado decenas de veces sólo en los últimos 10 años. Se nos presentó a un joven Clark transformándose lentamente en Superman, algo que no fue nada fácil al poder hacerse millonario de cientos de formas diferentes usando sus habilidades para su bien personal. Aunque al final eso elige, ser un héroe y salvar la Tierra de un grupo de alienígenas con los que su planeta natal tenía una guerra ancestral.

Luego de ese numerazo todas las miradas estaban en Straczynski y Davis, y como serían capaces de avanzar la historia manteniendo la calidad y explorando un lado nuevo de Superman más allá de simplemente hacerlo más joven, y bueno, fueron capaces de hacerlo y superaron con creces las expectativas que yo tenía en ellos.

Este segundo volumen nos pone algunos días después del final del primero, con un Clark  comenzando a trabajar en el Planet mientras Lois Lane sospecha de él y lo comienza a investigar por la envidia que le produce este chico nuevo. Kent comienza a integrarse a un barrio pobre de Metrópolis para seguir manteniendo un perfil bajo, y sus vecinos son gente de lo más común y corriente en esos lados; y dos en especial serán vitales para esta historia: un drogadicto muy alegre y amante de la música de Bob Dylan que vive en las escaleras del edificio y la que será su interés romántico, Lisa Lasalle (Clark tiene algo por las chicas con doble ele en sus nombres… que fetiche más raro si me preguntan) su sensual y pelirroja vecina, la cual muy a su pesar tiene que ejercer de prostituta.

El Clark Kent en este volumen está muchísimo mejor construido que en el anterior, dueño de un sentido del humor interesante y es sin lugar a dudas la versión más corriente y normal del personaje, una persona más del montón al que le suceden cosas como a ti y a mí… pero la única diferencia es que tiene superpoderes. Con esta clase de Clark podemos tocar temas que hace muchas décadas se habían dejado en el tintero, como por ejemplo el sexo - que da las escenas más graciosas del tebeo - y tocar otros desde una nueva perspectiva, como por ejemplo que haría este Superman cuando un dictador le prohíbe ayudar a la gente se su país cuando están siendo ahogados por un tsunami…

La respuesta a esa interrogante es una dulce – y muy controvertida – venganza, donde le entrega armas a los rebeldes para que derroquen al dictador… una manera de ayudar a los que sufren a vencer la causa de su sufrimiento bastante poco ortodoxa para un Superman clásico que no se “moja” en temas de política y siempre aparece como baluarte moral, pero entendible si lo ponemos en el contexto de ESTE Superman en particular que es más impulsivo y menos preocupado de lo que piensen de él mientras haga lo que considere correcto, este es un Superman que actúa. Y la forma de actuar es algo que puede levantar discusión ¿Qué habrían hecho ustedes si un dictador asesina a su gente sin misericordia día a día solo porque puede y tienen los poderes de Superman para tratar con este dilema? ¿Cuántos le volarían la cabeza con visión calorífica? (como pensó hacerlo Supes en un punto) ¿Cuántos harían la vista gorda y dirían “no es mi problema”? ¿Y cuántos harían lo que hace Clark en este comic al dejar que el pueblo decida su propio destino, sabiendo que implica esto para el dictador y sus hombres? He ahí las preguntas que cada uno deberá hacerse al leer este comic, y dependiendo de su pensar condenarán o entenderán porque ESTE Superman en particular de “Tierra Uno” hizo lo que hizo.

Otra de las partes memorables que tienen que ver con el azuloso, esta vez no por controversia sino por emotividad, es la historia de Fuzzbal la gata. Una historia tan tierna de compañerismo que me llegó de golpe en el alma, ya que yo al igual que mucha gente ahí afuera, fui alguien muy solitario en un punto muy duro de mi vida (y no por opción precisamente) y sólo una mascota muy querida me servía de amiga, por lo que su muerte me dolió tanto como le dolió a Clark lo de Fuzzbal, y si tuviese sus poderes igual la hubiese enterrado en la Luna para tenerla siempre a la vista.

El Parásito es nuestro villano de turno pero tal como nuestro héroe es sometido a una reimaginación que le entrega un trasfondo que lo humaniza bastante más que cualquier otro entregado al personaje anteriormente. Ahora es Raymond Maxwell, un psicópata desde la niñez que tiene una hermana a la que ama y protege con todas sus fuerzas; en su adultez es un asesino a sueldo que ha perdido contacto con ella pero continúa guardando dinero para algún día reencontrarse y darle una vida decente. Accidentalmente es transformado en esta bestia que absorbe energía vital y superpoderes cuando se cruza con una cámara experimental con neutrinos y su reencuentro con su hermana en ese estado es realmente descorazonador, dejándonos un villano más humano que en el vol. 1 de "Earth One". Pero es su aspecto lo que me choca, tal como en el volumen pasado, el look de nuestro antagonista es bastante poco imaginativo y estereotipado, y cuando aparece es medio molesto verlo sabiendo que el equipo creativo de estos tebeos podría fácilmente salir con un aspecto mejor trabajado.

Párrafo aparte merece Lisa Lasalle y su relación con Clark. Ella es a pesar de no pertenecer a la continuidad DC, mi interés romántico actual favorito para Superman, está perfectamente escrita, sus interacciones con Clark se sienten normales, su sentido del humor es genial y exuda carisma por sus sexys poros. Además de ser una prostituta no por opción sino por la necesidad, y su enorme vergüenza y sufrimiento por ese aspecto de su vida que se esfuerza en ocultar, le agrega tridimensionalidad y humanidad a ella y a Supes al tratar con ese delicado tema; Lisa es alguien genial con la que compartir los días y además otra una fuente de crítica social de parte de Straczynski, a mi gusto una versión más realista de la también pelirroja Mary Jane Watson para este Clark Kent con todo el sabor de Peter Parker.

Porque este Superman se siente bastante como una mezcla de Clark Kent y Peter Parker; viviendo en un barrio pobre, llevándose la paliza ocasional a manos de los villanos, con gente que le teme y lo admira por igual, un chico solitario que a pesar de saber su rol en el mundo le cuesta poder llevarlo a cabo y que tiene una sexy pelirroja a su lado; semejanzas que se hacen obvias si pensamos que Straczynski trabajó por un largo tiempo en la cabecera del arácnido… pero a mi gusto, los elementos que lo hacen Superman están lo suficientemente balanceados para que no luzca como una copia de Parker, sino que como una genial y novedosa mezcla entre ambos.

Otra subtrama que no he mencionado aún es el miedo que el gobierno de USA le tiene a Superman, a pesar de que él no hace nada más que ayudar una y otra vez ellos lo ve como un  peligro inminente, y utilizan al derrotado Parásito para crear una arma lo suficientemente poderosa para asesinar al kriptoniano. Y cuando lo militares se dan cuenta que es una tarea que le queda grande llaman a Luthor… o debería decir los Luthors. En el mundo de “Tierra Uno” el calvo y ególatra Lex está reimaginado como un matrimonio donde ella (Alexa) es la malvada y él solamente es un científico dedicado. Esta subtrama queda como un “cliffhanger” al terminar este volumen 2, y será desarrollado a más profundidad en el volumen 3 unos años más tarde.

El arte nuevamente está a un muy buen nivel, Shane Davis es un monstruo del dibujo, donde cada viñeta está trabajada con tiempo, esfuerzo y me atrevería a decir cariño. El trabajo de iluminación, sombras y colores te dejan una sensación extraña de realismo; y el regreso del calzón rojo por sobre los pantalones me produjo una enorme nostalgia y no desencajaba para nada con el tono de la historia, demostrando que aunque quisieses modernizar a Superman no tienes porque eliminar esa prenda de ropa.

Si tengo que buscarle un lado negativo sería que Lois, Perry y Jimmy Olsen no tienen un rol tan predominante como en el volumen uno, y son usados solo para seguir explorando el pasado de Kal; pero no es un problema demasiado grande en esta historia que está tan bien escrita.

Un comic realmente de altísima calidad, donde se exploran los aspectos de la vida de Clark y su relación con sus secundarios de gran manera, hay un tono realista en cómo reaccionaría el mundo con la llegada de alguien como el kriptoniano, y se tocan temas controversiales y actuales sin medias tintas, como es el tema del “Hombre de Acero” y el dictador; este Superman interviene y actúa, creando controversia pero también dotándolo de una actitud más cercana a la realidad.  Además su relación con Lisa es fantástica y ayuda a crear no solo un interés romántico de turno sino que también a explorar el lado más humano de Superman. Este Clark es completamente realista y sin perder su lado alegre, más humano que nunca y que vive situaciones completamente cotidianas que podrían pasarle a cualquiera, y en mi caso recordé mi época donde fui tan alienado como lo es Kal en esta historia, y me apenó verlo vivir tan reprimido y avergonzado solo por ser diferente.

Este comic es FANTÁSTICO y disfrutable de principio a fin, hace muuuucho que no leía algo tan bueno dedicado a Superman, y sin duda lo considero entre el Top 5 de lo mejor escrito del personaje, superando con creces a su primer número y dejando dolorosamente patente el mal trabajo que New 52 hizo al reimaginar al kriptoniano. Un tebeo que leo y releo cuando puedo y que demuestra que no existen los personajes “aburridos” (como se le tilda al Hombre de Acero) sino que todos están a la espera del guionista correcto para hacer resaltar sus virtudes; ya le tocó una vez hace unos años con Grant Morrison y su perfecto All Star Superman y ahora J. M Straczynksi lo hace nuevamente con su “Tierra Uno”.

9.5/10



Post: Superman Tierra Uno Volumen 2


17 comentarios :

  1. Sinceramente es LEJOS lo mejor que he leído ultimamente sobre Superman, abajo New 52!! arriba Tierra Uno!!!

    ResponderEliminar
  2. Brillante comic! yo le hubiese entregado un 10 cerrado!!

    ResponderEliminar
  3. Aplaudo de pie a los creadores de Superman: Tierra Uno, porque ellos se han ganado un lugar en el podio de los dioses comiqueros con esto

    ResponderEliminar
  4. Aplausos a J. M. Straczynksi y Shane Davis por crear esta MARAVILLOSA obra, y a Ñoño Cool por aportar su granito de arena y hacer la review para que más gente lo conozca

    ResponderEliminar
  5. Manuel moreira jubeira11 de junio de 2015, 12:50

    Tierra Uno es lejos, lejos, lejos, leeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeejooooooooooooooos mejor reimaginación de Supes que New 52, y a este comic yo le hubiese entregado un 10 cerrado!

    ResponderEliminar
  6. Tierra Uno, y en especial Superman Tierra Uno (aunque Batman Tierra Uno no se queda atrás) son obras de altísima calidad; son los "All Stars" modernos

    ResponderEliminar
  7. Yo me sumo a los aplausos para los creadores de este comic, creo yo está a la altura de obras como Superman for All Seasons o incluso la supera!!!

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas Gracias Floyd Wayne, k0ala y howtoarsenio.blogspot

    ResponderEliminar
  9. Le voy a dar una oportunidad, por más que me duela leerme a Shane Davis.

    ResponderEliminar
  10. Parodontax Dental Corps12 de junio de 2015, 04:35

    De verdad que es el comic más emotivo de Superman que he leído en los últimos años, y Ñoño Cool tiene razón: la historia de Fuzzbal......creo que es de mis mejores recuerdos de este comic, en pocas viñetas los autores nos cuentan una historia soberbia y el epílogo, con Clark mirando hacia la luna es simplemente hermoso.

    ResponderEliminar
  11. Amo todo lo que hace Straczynski en estos volúmenes, es lo que todos hubiésemos deseado ver en el reinicio de los New 52 de Supes, más incluso que lo que hizo Morrison en sus Action Comics... pero qué lentitud en sacar cada número. Eso lo afectó mucho.


    Lo que sí no me gusta para nada el estilo de dibujo de Davis, me encanta su narrativa y encuadres, pero ensucia mucho cada dibujo... no es para nada atractivo. Quizás eso mismo le da un toque indie, que lo beneficia a la larga.

    ResponderEliminar
  12. ohh yeahh parece que alguien tendra un poco de vendetta newyorkina

    ResponderEliminar
  13. Hola wilfreezze! Sí, en HTAL lo puedes encontrar recién hecho, cada 2 semanas, más o menos. Cuando se alcance a USA, cada 4.

    La bola azul es el Halo que genera la "Sangre de Odín" en los cuerpos genéticamente resistentes. Pocos lo aguantan.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Capitán. Lo malo es que es un cómic que es difícil que lo pongan a la venta en la mayoría de países. En USA ya le dieron un toque al guionista, que al parecer ha servido para enfurecerle, jejeje.

    ResponderEliminar
  15. maldicion otra vez a esperar otro mes -.-

    ResponderEliminar
  16. Mein Führer! Esta espera es insoportable.
    Gracias por el nuevo número.

    ResponderEliminar
  17. Ese Mega.co.gz se pone de rejego pero después de unos palazos se deja... bueno a veces hay que darle un tiempecito e intentar nuevamente y listo.

    ResponderEliminar