miércoles, 24 de junio de 2015

Reseña: Daredevil Yellow


DAREDEVIL: YELLOW

Editorial: Marvel Comics
Fecha de Publicación: Agosto de 2001 y Enero de 2002
Escritor: Jeph Loeb
Dibujante: Tim Sale
Reseña: Ñoño Cool

Querida Karen, tengo miedo. Cuando empiezo a creer que voy a superarlo, cierro los ojos y te veo entre mis brazos. Es como si tuviese un boquete en mitad del pecho. Al cabo del tiempo empieza a cerrarse y…veo a alguien con una risa parecida a la tuya o con un perfume que huele como el tuyo…y el boquete vuelve a abrirse.”

Matt Murdock como personaje ha sido un caso triste, no por sus historias pues tiene algunas realmente muy buenas en el periodo de Miller y posterior a ese, sino por la escasa popularidad de la que ha gozado en Marvel desde sus comienzos con poca y nada de publicidad, una sola aparición especial en la serie live action de Hulk en los 70 y uno o dos capítulos en la series animadas en los 90 de Spider-man y X-Men nada más, incluso Wasp tuvo más importancia en el Marvel animado que Murdock. Ni hablar del periodo que paso luego de la película en 2003 con Ben Affleck, que terminó sumiendo en una maldición al hombre sin miedo en cuanto a publicidad y popularidad, quedando solo las reimpresiones tapa dura su etapa de Marvel Knights como algo destacable fuera de algunas colecciones individuales, no hablo de calidad porque la tiene, sino que de promoción.

Esto vendría a cambiar hace sólo uno o dos años con la llegada de Marvel Now, pero sobretodo con el estreno de una nueva serie perteneciente al proyecto Defenders de Marvel Studios en Netflix. Una serie FANTÁSTICA, muy oscura y realista donde un hombre torturado trata de salvar una ciudad totalmente corrupta con fuerza bruta e inteligencia, mientras intenta reconciliarse con el problema filosófico de entregarse a su lado oscuro en un esfuerzo de seguir un estricto código de justicia; con actores de alto calibre que incluye al mejor Kinping jamás puesto en live action y el mejor villano del MCU a mi gusto, diálogos, trama, desarrollo de personajes y escenas de acción muy bien trabajadas que con razones suficientes propulsó al personaje a popularidades nunca antes pensadas… simplemente podría escribir una reseña completa sobre lo genial que es esta serie.

Ahora, hay una razón por la que solo hasta su serie la gente que no pertenece al mundo comiquero no tomó atención al personaje como lo habían hecho con Spider-Man o los X-Men. Y es porque Daredevil nació en los años 60 como un personaje bastante mal concebido para ser sincero, sólo diferenciándose de otros héroes del medio por su discapacidad visual que lo definía casi totalmente, y con una personalidad bien Peter Parker de segunda en toda la etapa de Stan Lee, moviéndose en historias completamente absurdas como personalidades triples y cuádruples, triángulos amorosos y dueño de una galería de villanos que incluiría gente de la talla del Matador, el Hombre Zancos o la Rana Saltarina… bien patético realmente.

No es hasta que Frank Miller 20 años más tarde pone sus manos en el personaje que lo transforma en lo que es ahora y lo dota de una identidad clara transformándose en uno de los primeros nombres que se te vienen a la cabeza cuando te preguntan sobre héroes “nivel callejero”, con historias oscuras, buena carga de influencia asiática, tomando riesgos en un camino mucho más adulto que antes, y aún así no fue sino hasta los últimos años donde el vigilante ciego de Hell's Kitchen ha comenzado a hacerse un lugar más notable fuera de los círculos comiqueros hacia el público general. Osea, el inicio de la carrera de este afamado vigilante no es algo que realmente querríamos mirar hacia atrás con muchas ganas ni mucho menos creer que una miniserie con un tono como aquellos podría ser fruto de una de sus mejores aventuras ¿cierto?

En el afán de poder lograr esto es que Marvel toma a una de las mejores duplas de DC Comics y los pone a trabajar en este cometido. Para quien no conozca a los autores, ellos son la gente detrás de obras como “The Long Halloween” y “Batman: Dark Victory”, “Batman: Haunted Knight”, “Catwoman: When In Rome” y “Superman: For All Seasons”, todas historias de estudio de personajes que condensaban las características principales de sus protagonistas - Batman, Catwoman y Superman - sus virtudes, defectos, problemas y cuestionamientos situándoles en unas historias que hicieran brillar lo mejor de ellos… así que Loeb y Sale eran la pareja perfecta para la tetralogía de “Marvel: Colors”, donde se pretendía hacer básicamente lo mismo con Daredevil, Hulk, Capitan America y Spider-Man, solo que añadiendo el factor nostalgia al transportar las historias a las épocas más tempranas de los íconos de Marvel en una nueva luz actual. La primera entrega sería el comic al que le dedico la reseña de hoy: “Daredevil: Yellow”, una de las historia más aclamadas del personaje tanto la crítica como fans por igual.

La miniserie de 6 números fue originalmente publicada bajo el sello Marvel Knights entre Agosto de 2001 y Enero de 2002, donde revisita algunos de los momentos más significativos en la vida del Hombre sin Miedo: sus años en la universidad, el asesinato de su padre, su elección de transformarse en un vigilante, la inauguración del bufete de abogados Nelson & Murdock, el inicio de su relación con Karen Page y más. La historia está narrada en primera persona por el propio Matt en la forma de una carta escrita a la difunta Karen Page como una forma de desahogar el dolor que le oprime y no deja descansar después de su asesinato en manos de Bullseye, carta donde recuerda un pasado más alegre del que vive ahora, y está cargada de momentos emotivos, gran desarrollo de personajes y mucho respeto y cariño hacia Daredevil, su historia y la huella que dejó en las páginas.

Si son de los que gustan de leer batallas “super-ultra-splashpage-pow-wow” con “el enemigo más poderoso del universo-multiverso-raargh-malo maloso” mejor dejan esto de lado. Tenemos luchas y hay supervillanos presentes pero el núcleo de esta obra son los conflictos internos del nuestro protagonista - como el peso de la muerte de su padre - y su relación con Foggy y sobretodo con Karen, observado en una luz diferente y novedosa la química presente en el trío. Se toca también la muerte de ella, pero esto no es algo explorado activamente dentro de esta historia en sí, sino que todo el foco es la historia de amor entre Karen y Matt, y Matt y Daredevil; en esos primeros días donde él está divirtiéndose con ser un héroe y enamorado de la adrenalina que le produce antes de que la realidad lo golpease.

Karen Page como personaje realmente me gusta, es una chica que se siente real y humana, con gran sencillez e incluso algo de testarudez en ella; la secretaria del despacho de “Foggy & Nelson” no es una damisela en peligro sino alguien tan capaz que salvó a Daredevil en más de una ocasión, y que tuvo una relación intensa con el abogado ciego. Antes de que Frank Miller la trajese de vuelta como una prostituta drogadicta que destruye la vida de Matt al traicionarlo (lo que daría paso a otro de los mejores comics sobre Daredevil: “Born Again”) Karen era un genial interés romántico para nuestro protagonista y una genial mujer en sí misma, por lo que le añade una capa de realismo a la pena de Daredevil al recordar ese pasado alegre, y es un golpe emocional a la mandíbula mientras avanzamos página a página en esta conmovedora historia.

Ahora, quien siempre se luce más que cualquiera en estas colecciones es Tim Sale y su espectacular dibujo, un trazo con mucha fuerza, gran trabajo tanto en las viñetas donde ocurre acción como en la narrativa visual de los momentos más silentes, hay un perfecto trabajo en el uso de luz-sombra, los fondos y expresiones faciales, dotando de gran vida todo el libro y un fuerte contenido emocional. Logra además entregarle un tono muy retro a este mundo con la ayuda de los brillantes colores digitales de Matt Hollingsworth - en especial el amarillo como indica el título – donde nuestros héroes lucen como héroes y los villanos como villanos, y con solo mirarlos sabemos cuál es cuál;  y a pesar de eso sigue teniendo una vibra moderna cuando se dan pistas visuales sobre la oscuridad que se le viene encima a Daredevil - técnica que re usarían en una manera aún más efectiva en su “Spider-Man: Blue” un corto tiempo después – contrastando la inocencia inicial de nuestro Daredevil aún muy lejos de lo que Miller le haría llover sobre si más tarde, un personaje alegre y simpático con un luminoso traje amarillo para los tiempos luminosos antes de que la oscuridad del presente donde usa el apagado traje rojo conocido por todos que demuestra el cambio en su mundo.

Otra cosa en donde los colores cumplen un gran rol es que mientras los personajes principales son siempre brillantes y están vestidos con colores vibrantes y detallados, los fondos son a menudo de color gris y muy apagados ayudando a crear una calidad de ensueño congruente con el hecho de estos eventos se están viviendo a través de los recuerdos de Matt Murdock mientras re-narra esta historia en sus cartas. No soy un experto en dibujo, es más, si te dibujo un mono con palitos sería un logro para mí, pero puedo reconocer un gran artista cuando lo tengo en frente y Tim Sale lo es, su mera presencia en este comic justifica que lo lean e incluso compren, ya quisieran muchos de los que trabajan actualmente tener su talento. Y esto es algo aún más interesante si recordamos que la época a la que se le hace homenaje no eran los guiones o los diálogos lo que hacían interesantes esas historias sino que sus grandiosos dibujantes.

Además la reimpresión que colecciona los 6 números contiene un prólogo por el creador de Daredevil y cara conocida de Marvel, Stan Lee, quien escribe muy apasionadamente sobre el personaje que ayudó a crear Daredevil así como sobre el Universo Marvel en sí; y también viene con un sketchbook narrado que examina paso a paso la creación de “Daredevil: Yellow” sus personajes y temas de manera bastante exhaustiva. Ambos son excelentes adiciones, pues estos exámenes emocionales e introspectivos del libro inteligentemente reflejan la naturaleza emocional e introspectiva en como toda la historia de Daredevil: Yellow es contada.

Pues a pesar de repetirme, tengo que recalcar que es la estructura emocional lo que sustenta el argumento y hace a "Daredevil: Yellow" excelente. Es algo más que una historia de amor, o una re-narración de los comienzos de Daredevil, es una historia acerca de como Matt Murdock tiene que aceptar la muerte de su padre, y perdonarse a sí mismo por el asesinato de Karen.

“Daredevil: Yellow” además tiene que ser considerado en el contexto más amplio del Universo Marvel; la muerte de Karen es referenciada a lo largo del libro y es la razón por la que Matt escribe las cartas a través del cual cuenta esta historia, pero nunca se muestra en este comic. Está claro también que el "amarillo" del título no sólo se refiere al traje original de Daredevil sino también al color miedo, como bien sabe Parallax. Aunque Daredevil es el “Hombre sin Miedo”, Matt no lo es, y tiene que superar sus propios miedos y tristesa, para finalmente llegar a un nivel de aceptación con lo que sucedió a su papá y Karen. En su conjunto “Daredevil: Yellow” es un viaje emocional, que termina con una nota de esperanza cuando Daredevil, con su traje rojo, encuentra una forma de perdonarse a sí mismo por la muerte de su novia y una manera de honrar a su padre.

 La primera entrega en la serie de “Marvel: Colors” (seguido por “Spider-Man: Blue” y “Hulk: Gray”), el comic además funciona como una perfecta introducción a la gente que es ajena tanto a Daredevil como a Marvel. Hay un aire retro e inocente que imita los primeros días de Marvel, esos 60 donde Matt no despegó bien por su inicio tan tibio y mal construido y ponerlos a una luz mucho más humana, aunque no se va a lo demasiado anticuado y posiblemente desagradable para los lectores más jóvenes o más recientes. Además cuenta con una estructura más moderna en la  forma de crear narrativa de los momentos clave que hicieron de Daredevil post ochentero el héroe se ve hoy.

Si eres nuevo en el Universo Marvel, o conociste a Daredevil solo por su película (pobre de ti) o por su FANTÁSTICA serie live action, te recomiendo tomar esta colección y darle una buena leída pues mejor punto de partida para adentrarte en el personaje no creo que exista.

8.5/10





10 comentarios :

  1. Es de lujo este tebeo

    ResponderEliminar
  2. Uno de mis favoritos de Daredevil, junto con Diablo de la Guarda y Born Again

    ResponderEliminar
  3. Con esta reseña me dieron ganas de leerlo de nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Magnífico, de lo mejor del Hombre sin Miedo

    ResponderEliminar
  5. Es fabulantástico como diría Bart Simpson! me gusta muchísimo, y por esa razón yo me lo compré en físico

    ResponderEliminar
  6. Manuel moreira jubeira24 de junio de 2015, 13:20

    Comicazo!

    ResponderEliminar
  7. Yo lo recuerdo con cariño este, lo leía y releía en mis idas por el metro de Santiago cuando vivía por allá, siempre con Matt Murdock de acompañante, y ahora creo que voy a volver a desempolvar Yellow para darme un buen trago de nostalgia

    ResponderEliminar
  8. Excelente!! Muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Vi la serie y me partió la cabeza.
    Bajé este comic... es una maravilla.
    Gracias por subirlo.

    ResponderEliminar