lunes, 11 de mayo de 2015

Reseña: Yo maté a Adolf Hitler



YO MATÉ A ADOLF HITLER


Editorial: Fantagraphic Books.
Guión y dibujo: Jason.
Color: Hubert.
Fecha de publicación: Junio de 2007.
Reseña: el Buen Ñoño Wise.

Ni siquiera sé por dónde empezar. A veces pienso que esta reseña tendrá más palabras que el mismísimo comic, y ni de cerca tendrá tanto contenido. Es una genialidad lo de Jason, y sólo tiene 52 páginas: si alguna vez confiaron en mí al recomendar un snack gráfico, este es el momento de hacerlo más que nunca. Lean y vuelvan a probarme equivocado o correcto.

Ya, allá voy. No sé qué puedo decir de una obra tan escueta y tan potente. Esto va a ser como la descripción botánica de una rosa, casi llevándola a sus partes que no son el todo, pero haré un intento de acercarme a sus detalles desde una perspectiva cuasi poética, a fin de no volverla anodina.

“Yo maté a Adolf Hitler” tiene un título descriptivo, pero si creemos que sabemos lo que va a pasar estamos rotundamente equivocados. De entrada, los protagonistas de este mundo al cual Jason nos lleva son animales no humanos antropomorfizados, al más puro estilo Spiegelman. Logramos ver fundamentalmente mamíferos tipo perro y gato, más aves tipo pato, con notoria ausencia de otros colegas de categoría. Encima de esto, nuestro protagonista -que nunca es nombrado- trabaja como sicario, asesinando gente a diestra y siniestra, mientras su relación de pareja ya no es la misma de antes.

Aquí viene lo divertido: el asesinato es tan común que nuestro sicario tiene hasta oficina con una repleta sala de espera, y las muertes son encargadas por los motivos más nimios: aburrirse de la pareja actual, un jefe que le da el ascenso prometido a otro compañero de trabajo, un vecino bullicioso, etc. Así, un día cualquiera, acude un extraño viejo quien le pide a nuestro personaje principal que asesine a… Hitler. Para esos efectos construyó una máquina del tiempo hace ¡50 años! Y no la ha usado antes porque ese es el tiempo que toma en ser cargada. La paga es buena, puede volver de inmediato (la carga dura para la ida y la vuelta) y nuestro sicario decide embarcarse en la aventura.

No quiero contar más, pero estoy seguro que se están imaginando al protagonista haciendo uno y mil planes para acercarse a Hitler y matarlo. Nada más lejos de lo que Jason nos tiene preparado. Lo que se viene es una cadena de situaciones que rayan lo absurdo, pero tratadas con tal ligereza y simplicidad que no podemos hacer más que seguir y seguir leyendo y sorprendiéndonos a cada avance de página. Un delirio magistralmente tratado, con un mundo bien construido y presentado, al que se suman personajes que cumplen su cometido, en una historia tan incoherentemente impredecible pero al mismo tiempo tan entretenida en toda su simpleza que lo devorarán.

Una papita: los viajes en el tiempo y los escenarios increíbles que producen necesariamente me llevan a recordar vagamente el enredo de “Back to the future”. Nada más diré.

El dibujo y el color de Jason no son nada especial. Sus personajes son bastante inexpresivos y así y todo (y tal vez por eso mismo) funcionan. Seguro aquí somos varios quienes dibujamos mejor, pero hay una increíble complementariedad entre el arte y la historia: ambos son de una sencillez pasmosa, lo que luego permite una sorpresa abismante cuando nos dejamos llevar por la trama viajera. Los diálogos nos son entregados en la dosis mínima requerida, y eso permite que el relato planee por corrientes narrativas con la gracia de una pluma. Este comic es el aleteo de un colibrí, es un ojo funcionando, es un mecanismo de relojería, sencillo en su desglose y de una complejidad ligera, atractiva y única en su desempeño. Es, además, la piedra angular de un estilo que, en mi escasa experiencia literaria dentro del mundo de los tebeos, jamás había visto. Espero que estas letras los hagan visitar otros trabajos de Jason de gran calidad, los que yo espero reseñar para ustedes en un futuro cercano.

Una genialidad, ni más ni menos. No esperen a leerla.

9/10


Post:   Jason - Varios


7 comentarios :

  1. Yo lo he leído y es BUENÍSIMO, y para como es de apretado Wise con las notas, que le ponga un sólido 9 debería despejar toda duda sobre porque deben darle una oportunidad a esta genialidad

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla de principio a fin y se lee en apenas 10 minutos porque apenas tiene diálogos... la gran mayoría están vaciós de diálogos!

    ResponderEliminar
  3. De nada! Cuéntame que te pareció despues :3

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  5. Gran libro, gran aporte

    ResponderEliminar
  6. joel david Castrillon28 de mayo de 2015, 12:13

    la tendre en cuenta. gracias por la reseña

    ResponderEliminar