sábado, 28 de marzo de 2015

Reseña: Locke & Key


LOCKE & KEY

Guión: Joe Hill.
Dibujo: Gabriel Rodríguez.
Editorial: Panini, Arcano IV
Reseña: El Buen Ñoño Wise

Desde hace un tiempo he estado decidiendo si reseñar todo junto o cada volumen de los siete que componen la novela gráfica “Locke & Key” por separado. Finalmente, decanté por la opción resumida, ya que el propósito de estas reseñas es hacerlos morder un anzuelito, picar su curiosidad y que luego se adentren a comprobar si las palabras del autor de esta reseña se acercan a la realidad. Así, comentaré brevemente lo que pienso de esta novela gráfica creada por Joe Hill en el guión y llevada al papel gracias al dibujo del chileno Gabriel Rodríguez.
Locke & Key es un comic que mucha gente me recomendaba (ok, no MUCHA) y no me decidía por tomarla. Siempre estaba ahí eso que no leí de Batman y que tiene tanto fanboy hablando maravillas, o lo último de Marvel que me obligaba a releer comics del principio para entender la actualidad. O el libro en el velador. Y la novela se veía postergada una y otra vez.
Un día, quién sabe por qué razón, me decidí a tomarla y me puse a leer. De ahí en más, no pude soltarme, y me vi atrapado por un relato muy bien construido, envolvente, con un rico equilibrio entre el desarrollo de la trama y la caracterización de los personajes. A medida que nos adentramos de la mano de Hill y Rodríguez en la vida de Lovecraft, Massachusetts, pareciera que realmente viajamos a ese pueblo, y llegamos a conocer tan bien a sus muchos personajes que varios de ellos lograrán despertar el amor, la amistad, el odio y el desprecio en nosotros.
Si alguno de ustedes ha leído alguna novela de Stephen King, que para elegir hay muchas (o si al menos han disfrutado de alguna película basada en sus obras como “Carrie”, “The Mist”, “The Green Mile”, “The Shawshank Redemption” o “The Shining”), han de saber que Joe Hill es en realidad el pseudónimo de Joseph Hillstrom King, segundo hijo de Stephen. Y diría que heredó al menos una buena cantidad del talento de su padre.
Así, en este comic oscuro y sobrenatural, que circula libremente por el terror, la fantasía y el suspenso con una soltura deliciosa -entregando bellas pinceladas complementarias de romance, amistad y familia-, lograrán ver el legado de King. Es decir, construcción de personajes y sus relaciones dinámicas y realistas, desarrollo implacable de una trama cautivadora y, por supuesto, lo que no puede faltar en una narración del estilo: la formación lenta pero inclemente y aguda de dos caras de una misma moneda, la luz y la oscuridad, el bien y el mal.
Esta dualidad fantasiosa pero muy verosímil da cuerpo a cada volumen de Locke & Key. Entre muchas maravillas incluye un número completo en homenaje al gran Bill Waterson, con una sub-trama que casi me arranca un lagrimón. El dibujo y el color de Rodríguez, de trazo firme, luminoso, vivo y con énfasis en las expresiones faciales, puede inicialmente impresionar demasiado contrastante a la historia, pero luego se evidencia equilibrante, dando un exquisito balance que se luce con fuerza durante el desenlace de la saga. Además, mucho de lo ocurrido sucede en una locación que al menos a mí me llena de nostalgia por mis años infantiles: Keyhouse, una casa enorme, repleta de puertas con extrañas cerraduras. Bien vale la pena tomar el manojo de llaves completo, dejarse de excusas y empezar a abrir las más extrañas puertas. Se hallarán llegando al último volumen igual que yo, sin ganas de que se acabe, y pensando por qué no lo leyeron antes.
Quizá hasta pensando en por qué se decidieron a tomarlo en tan extraño momento. Tal vez un eco, una voz salida de un pozo, los llevó a decidirse.
8.5/10
Links:

No hay comentarios. :

Publicar un comentario