sábado, 28 de septiembre de 2013

Muse

000  

Terry Dodson es muy conocido en el mundo de los superhéroes (mundo que yo desconozco profundamente), y eso es algo que se nota en cuanto se pone a dibujar figuras femeninas. Tiene un problema con ese academicismo industrial del cómic norte americano, y es que en cuanto pretende representar la sensualidad y el erotismo en determinadas posturas voluptuosas, obtiene algo que en ocasiones parecen más bien posturas de super heroína a punto de echar a volar, o lo que es peor, de ir a darnos unos mamporros, con lo cual, ese momento intenso de excitación entre el lector y el dibujo, se queda en la apariencia de que Coraline, la protagonista de esta historieta, nos a va dar un buen para de puñetazos en vez de seducirnos con la sutileza requerida para la ocasión. Ojo, que también lo consigue, pero con cierta rigidez.

No es que cuestione yo el trabajo de este gran dibujante, entre otras cosas porque no lo merece, pero es algo que me llamó mucho la atención cuando leí la obra. Si hubiera sido un dibujante europeo, habría conseguido perfectamente representar la sensualidad y lo erótico en los gestos y movimientos de Coraline. En Europa no hay industria propiamente dicha, así como tampoco la hay en América del Sur. Pero un dibujante norteamericano, que se pasa el día dibujando para su industria héroes y heroínas, tiene viciado el trazo. Inevitablemente. Repito no es un reproche hacia Dodson, es una reflexión que quería compartir con vosotros.

Dicho esto, Muse es una gran obra para adultos que combina muy bien a Julio Verne con el Little Nemo de Winsor McCay, y el Little Ego de Vittorio Giardino. Todo ello con una estética estilo Modernismo, y batido en una batidora Steampunk.

Nos introducimos en un mundo muy particular, en el que un niño superdotado hace y deshace a su antojo en su lujosa y sofisticada mansión. Entre inventos y lecturas, fórmulas matemáticas y elixires exóticos, Vernère, el joven inventor, se encuentra demasiado absorto en su trabajo, y está desperdiciando su infancia. Decide, por lo tanto, pedir la ayuda de una institutriz. Es entonces cuando la muy sensual Coraline hace aparición, y todo comienza a cambiar en la misteriosa y aparentemente monótona vida del muchacho.

La relación de Coraline con el muchacho es totalmente cándida, pero no así con el mayordomo de la casa, que cae rendido a sus pies, ni con el lector, que asiste a los momentos íntimos de la institutriz, y a sus extrañas y eróticas pesadillas.

¿Es una obra para adultos?... Sí. Hay algunas viñetas que quedarían inevitablemente grabadas fuego en las tiernas mentes de los niños.

En España ha sido publicada por Dolmen en dos volúmenes llamados “Sueños: Coraline” y “Sueños: Celia”, ambos con una estética muy modernista en todo su concepto editorial. Pero yo he preferido traducir y maquetar la versión USA porque tiene un mejor escaneo que la versión que rula por la red en Castellano.
   
Idioma: Español (traducido del Inglés). 
Editorial: humanoids
Guion:  D-P Filippi
Dibujo: Terry Dodson.
Traducido y Maquetado: Hunterwasser (final del enlace). 
Archivos:  1 rar. 
Formato: CBR. 
Tamaño:  75,2 Mb. 


Descargar comic:
009017

5 comentarios :

  1. Felicitaciones!!
    Me encanta este comic. Aunque cuando yo lo le{i hace siiiglos se llamaba "Coraline", una vez lo busqué y encontré el otro Coraline que es más conocido y premiado... que nada que ver con esta historia.


    Yo sí soy un tremendo seguidor del mundo de los superhéroes, y conozco desde hace raaato los trabajos de Terry Dodson y su esposa. He visto su evolución y mejoría contínua, tiene la gracia de ahber estado en las dos grandes editoriales y haber dibujado a casi todos los personajes de ambos universos, y por otro lado encuentro que es muy prolífico, ya que no deja colecciones botadas a medio camino y además hace encargos de los fanáticos.
    Su estilo es una evolución del de Adam Hughes, y hace una mejor diferencia entre los personajes masculinos y femeninos, y claramente su fuerte va por la sensualidad de sus mujeres.


    Este "Coraline" fue un proyecto personal al que le dedico mucho tiempo y yo encuentro que le quedó de maravilla, esa cantidad de detalles florencianos y fondos no se los había visto antes, y la historia es muy atractiva, prometiendo una segunda parte que nunca floreció.
    No es erótica a niveles de Manara ni Serpieri, pero emite una sexualidad que me encantó.
    Una historia cortita que recomiendo de sobremanera.


    Gran post Hunterwasser!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Negativo. Tu comentario enriquece el post de sobremanera ;-D


    Es cierto que al Steam Punk le sienta de maravilla mezclarse con el Modernismo y viceversa, y que Dodson maneja ambos estilos con mucho amor. Acerca los dos mundos conceptuales artísticos, estadounidense y europeo, de forma muy especial. Por eso me atrapó esta obra.


    ¡Cuanto sabéis de cómic los que lleváis las riendas del blog! Me siento liliputiense al lado vuestro... jajaja... ;-D

    ResponderEliminar
  3. No es de mi estilo pero le daré un oportunidad, pero si no me gusta creo que no entrara en mi colección . gracias!

    ResponderEliminar